Última hora

¿Por qué Please Mr. Kennedy de Inside Llewyn Davis no podía optar al Oscar?

By Víctor Muesa - 18 de diciembre de 2013 3 Comments

Kristopher Tapley recoge para HitFix las palabras del músico T-Bone Burnett, ganador del Oscar en la categoría de Mejor Canción Original por “The Weary Kind” (Crazy Heart, 2009), sobre la creación del tema “Please Mr. Kennedy” para la banda sonora de la última película de los hermanos Coen, Inside Llewyn Davis. Burnett también da su opinión sobre las estrictas normas que establece la rama musical de la Academia a la hora de decidir las canciones que pueden optar a la nominación al Oscar como Mejor Canción Original. Os ofrecemos la traducción de sus palabras a continuación.

Hitfix.com: “En una semana ha sido nominada al Globo de Oro y al Critics’ Choice, por no mencionar que es uno de los temas más destacados en el prestigioso ‘musical’ del año y que está producida por el reciente ganador del Oscar, T-Bone Burnett, junto con la superestrella del pop, Justin Timberlake. Con todo eso, se podría pensar que ‘Please Mr. Kennedy’ de Inside Llewyn Davis de los hermanos Coen iba directa al Oscar. Pero debido a las estrictas normas de la Academia, la canción no está presente en la lista de canciones que pueden competir por la nominación al Oscar en la categoría de Mejor Canción Original en los próximos Oscar. Pero eso no le quita el sueño a Burnett.

‘Cuando empezamos la película, no nos dijimos ‘vamos a hacer una canción que nos asegure algo en la Academia’,’ comentaba este icono de la música una tarde en la puerta de una panadería en Brentwood. ‘No es algo en lo que te pares a pensar. Supongo que la conversación es más natural que eso. Tienen normas muy estrictas, pero eso es bueno. Debe haberlas. No tienes que ganar un premio por todo lo que hagas.’

La idea para la canción surgió al reflexionar sobre Tom Lehrer, ‘el gran autor americano de canciones satíricas del siglo pasado’, recuerda Burnett. En 1965, Lehrer produjo una canción titulada ‘Wernher von Braun’, que es una sátira sobre el diseñador de cohetes que da nombre a la canción por su actitud despreocupada ante su trabajo en la Alemania Nazi. Burnett y los Coen querían algo con esa especie de frivolidad y energía para la película. ‘Creo que a Ethan se le ocurrió: ‘por favor, Sr. Kennedy, no me envíe a Vietnam’, que ya era bastante divertido de por sí’, recuerda Burnett. ‘Eso ya es un intento o algo de escribir una canción de Tom Lehrer. Pero estaba basada en una canción nueva totalmente loca titulada ‘Mr. Custer’, que era parte del mundo del Brill Building. Una canción divertida.’

‘Mr. Custer’ era una cancioncilla de 1960 de Larry Verne escrita por Al DeLory sobre la súplica de un soldado al General George Armstrong Custer en la batalla de Little Big Horn para que no le mandase a la batalla. Un año más tarde fue parodiada por Jim Nesbitt con ‘Please Mr. Kennedy’, que trataba sobre un obrero americano pidiéndole al presidente que le echase una mano. En 1962, Mickey Woods también tituló a su tema motown Please Mr. Kennedy’. Su letra contaba la historia de un recluta que le suplicaba al presidente que no le enviase a Vietnam hasta que su novia se casase con él (porque estaba convencido de que se iría con otro mientras él estaba en la guerra).

Todas ellas alimentaron la imaginación de Burnett y los Coen. Así que tomando esa mezcla, con el comentario sobre la carrera espacial de ‘Wernher von Braun’ y esa imagen cómica de los soldados reacios a la batalla, se les ocurrió lo de ‘Por favor, Sr. Kennedy, no me envíe usted al espacio’. ‘El tipo no quiere ir’ dice Burnett riéndose. ‘¡Tiene un mal presentimiento sobre todo eso! Después escribí un par de páginas de letras, como los pareados de Ogden Nash. Gran parte de eso acabó en la canción.’

Sin embargo, ese estribillo que dice ‘I don’t want to go’ (una vuelta a los temas de Verne y Woods), además de la consideración de una mezcla de varios temas, ha hecho que la Academia la rechace. Por otra parte, viendo la originalidad con la que se creó la canción, no deja de parecer un poco injusto. Pero Burnett se justifica. ‘Me gustan y respeto las categorías de la Academia’ dice. ‘Han de protegerlo porque es un arte muy específico. No puedes empezar a llamarlo cualquier cosa, cualquier música en absoluto. Hay dudas sobre la originalidad y lo comprendo. El mundo en el que vivimos ahora es mucho más complejo, así que entiendo que la gente cuestione las categorías. Es un tema interesante en esta época del sampling y el post-modernismo.’ Y, de hecho, la canción surgió del mismo espíritu que se celebra en la película. ‘Había una canción original llamada ‘Mr. Custer’ que fue todo un éxito’ recuerda Burnett. ‘Y luego hicieron una parodia de ‘Mr. Custer’ titulada ‘Please Mr. Kennedy’. Y luego hicieron otra parodia de ‘Mr. Custer’, que podría haber sido una parodia de ‘Please Mr. Kennedy’. Así que esto es una parodia, de una parodia, de una canción satírica. Es algo bastante adelantado al futuro. Pero es popular. Eso es lo que es.’

Con la canción prácticamente escrita, había que ponerle música. Y ahí es donde la contribución de Justin Timberlake se volvió inestimable. La estrella del pop y Burnett fueron al Norm’s Rare Guitars en San Fernando Valley para escoger un instrumento adecuado para el personaje de Timberlake en la película. En cuanto lo compraron, el cantante estaba loco por escribir el tema. ‘En cuanto llegamos a la oficina, empezó a componer’ recuerda Burnett. ‘Ya tenía su guitarra. No había motivo para perder un segundo más, y creó ese ritmo y ese ambiente. Él fue quien le dio ese toque de los Coasters, porque ya sabes que la música folk no tiene ese ritmo. No trata del sexo. Siempre fue música muy convencional, casi de iglesia tal vez, no algo sacado de un burdel. Y Justin llevó esa cancioncita hasta ese burdel, ¡y sirvió!’

¿Todas las locuras que suelta por la boca Adam Driver durante la grabación de la canción en la película? Eso es todo cosa suya y de Ethan. A Ethan en particular no paraban de ocurrírsele ruidos graciosos y sonidos para darle un toque picante al tema. ‘Estaban improvisando con el tema’, dice Burnett. ‘Adam se atreve con todo. A ese tipo le queda cuerda para rato. Estábamos haciendo audiciones…yo aún no había visto la serie Girls, no le había visto en nada. Sabía que había estado en una obra en Broadway. Pero había dos o tres personas que habían cantado realmente bien en la audición, y él llegó y en realidad no cantó nada en absoluto. A ver, cantó, pero se veía que no había cantado en su vida. Pero no le importaba una mierda; llegó a la audición y cantó igualmente. Fue en plan ‘es él’ enseguida. Tal vez sea esa cosa de ser un marine y adentrarse en el fuego o algo’, comenta sobre el estatus de veterano de Driver. ‘Artaud dijo que el actor grita entre las llamas mientras arde en la estaca. Y es él justo ahí.’

Con todos esos elementos y el respaldo del protagonista de la película (Oscar Isaac), Burnett y compañía crearon ‘Please Mr. Kennedy’. Es comprensible que al ser un pastiche quede descalificada, pero estaría bien que todavía hubiera una categoría en la que se reconociera el mérito de trabajos de adaptación como el de esta canción. ‘Marvin Hamlisch ganó un Oscar por la banda sonora adaptada de The Sting’ puntualiza Burnett. Y aún tienen la categoría de banda sonora. Simplemente ya no hay más extensión. ¿Qué es esta canción? ¿Es una partitura? No necesito definirla. Y por cierto, me han reconocido y mucho el mérito de la canción’.”

3 comentarios to ''¿Por qué Please Mr. Kennedy de Inside Llewyn Davis no podía optar al Oscar?"

ADD COMMENT
  1. Una pena, era mi favorita...

    ResponderEliminar
  2. Perdón, no entendí cual era el motivo de la descalificación? Es una imitación? o qué la perjudica?.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante actuación de Oscar Isaac. Una de las interpretaciones más veraces que he visto en mi vida. La línea de la película es inconfundiblemente obra de los hermanos Coen, quienes no vuelven a fallar con sus formas.
    Si es cierto que en ciertos momentos la película se queda sin fuerza, pequeñas escenas que a nivel general no tienen tanta importancia pero sí decae un poco la genialidad de la película.
    Os invito a que os paséis por mi blog para ver una crítica personal, más amplia por supuesto, además de estar complementada con detalles técnicos.
    http://andaresdecine.blogspot.com.es/2013/12/a-proposito-de-llewyn-davis.html

    ResponderEliminar