Última hora

Adiós a Lauren Bacall (1924-2014)

By Juan Bautista - 13 de agosto de 2014 3 Comments

Semana aciaga para el séptimo arte. Aún en shock por la pérdida de Robin Williams, se ha confirmado en los últimos minutos el fallecimiento de la actriz Lauren Bacall a los 89 años, galardonada en 2009 con el Oscar Honorífico por su contribución a lo largo de siete décadas.

De ascendencia polaca y rumana, Betty Joan Perske fue el nombre con el que vino al mundo esta neoyorkina el 16 de septiembre de 1924 en el seno de una tradicional familia judía. Poseedora de una fotogenia envidiable, tuvo muy pronto interés por la interpretación, aunque fue la publicidad la primera en interesarse en ella, siendo una cotizada modelo con apenas 18 años. Sería Howard Hawks el primero en darle una oportunidad frente a las cámaras de la adaptación de la novela de Ernest Hemingway “To Have and Have Not” (1944), un auténtica joya del cine de los años 40, donde se enamoraba de un marinero con el rostro de Humphrey Bogart en plena II Guerra Mundial. Archiconocida es su frase "si me necesitas, silba..." y como entre los dos protagonistas el amor traspasó la pantalla (a pesar de una diferencia de edad de 25 años), contrayendo matrimonio en 1945, formando hasta la prematura muerte de él en 1957 una de las parejas más celebradas y envidadas del Hollywood de la Segunda Edad de Oro, tanto dentro como fuera de los platós ya que trabajarían juntos en “The Big Sleep” (1946), de nuevo bajo las órdenes de Hawks, considerado, unánimemente, como el mejor trabajo de Lauren por el que se convirtió en icono del cine negro, valiéndole el merecido título de “The Look” (“La mirada”). Tras este título seguirían "Dark Passage" (1947), de Delmer Daves y "Key Largo" (1948), de John Huston, antes de que fueran padres de Stephen (1949) y Leslie (1952).

A lo largo de los años 50, Bacall se especializó en coprotagonizar dramas al lado de galanes de la altura de Gary Cooper ("Bright Leaf", 1950), Kirk Douglas ("Young Man with a Horn", 1950), Richard Widmark y Charles Boyer ("The Cobweb", 1955) o Rock Hudson ("Written on the Wind", 1957) y probar fortuna en la comedia romántica ("How to Marry a Millionaire", 1954, o "Designing Woman", 1957).

Tras enviudar y vivir un breve romance con Frank Sinatra, volvería a contraer segundas nupcias en 1961 con el también actor Jason Robards, con quien tendría a Sam ese mismo año. La pareja acabaría divorciándose en 1969. Es durante esta década en el que comienza a decantarse por la pequeña pantalla y el teatro, estrenando "Cactus Flower" (1965), de Abe Burrows. Aún así, pudimos seguir disfrutando de ella en el cine con la comedia "Sex and the Single Girl" (1964), de Richard Quine, junto a Tony Curtis y Natalie Wood; o el thriller "Harper" (1966), de Jack Smith, donde rivalizaba en mirada con Paul Newman.

Continuó alternando cine, televisión y teatro, aunque a un ritmo mucho más pausado en las décadas siguientes, siendo nominada al EMMY en 1973 por "Applause", donde recuperaba el mismo papel que le había valido 3 años antes el Tony a la Mejor Actriz de Musical. La gran pantalla se benefició de ella sumándose al extraordinario reparto en la adaptación de la novela de Agatha Christie "Murder on the Orient Express", dirigida por Sidney Lumet, o en la última película protagonizada por John Wayne, "The Shootist" (1976), de Don Siegel, por el que sería nominada al BAFTA a la Mejor Actriz.

En 1981 llegaría su segundo Tony, en la misma categoría, gracias a "Woman of the Year", basado en la película homónima de 1942 de George Stevens. El Hollywood de finales del siglo XX recuperó el brillo de su estrella, participando con pequeños papeles en títulos como "Misery" (1989), de Rob Reiner; "Prêt-à-Porter" (1994), de Robert Altman; y, sobre todo, “The Mirror Has Two Faces” (1996), de Barbra Streisand, por el que obtuvo el Globo de Oro o el SAG y disfrutó de su primera (y única) nominación al Oscar, perdiendo ante sorpresa de muchos frente a Juliette Binoche ("The English Patient").

En los últimos años pudimos seguir disfrutando de su talento en "Dogville" (2003) y "Manderlay" (2005), ambas de Lars Von Trier; "Birth" (2004), de Jonathan Glazer; o "The Walker" (2007), de Paul Schrader, antes de recibir el 14 de noviembre de 2009 el Oscar Honorífico que reconocía su papel en la vorágine del Hollywood de los años 40 y 50.

 

3 comentarios to ''Adiós a Lauren Bacall (1924-2014)"

ADD COMMENT
  1. Mis ángeles, esto es increíble como dice la nota en shock total, la semana pasada veía con gran entusiasmo el amor tiene dos caras, y me dejo impresionada, siempre fue talentosa, y la viuda de un magnifico y bello actor, juliette Binoche debe tener un remordimiento por haberle quitado el Óscar a esta gran actriz, que su registro fue impecable, mi lauren Dios te tenga en la gloria al lado de tu gran amor, no quiero mas noticias de este tipo por favor otra y mas no lo soportaré, besos.

    ResponderEliminar
  2. Otra grande que muere, ésta sin Óscar pero al menos la llegaron a dar el honorífico. Yo he visto las dos interpretaciones y me gustó mucho más la de Bacall, pero bueno, también es cierto que no soy un experto y la de Binoche debió ser superior, ya que a la Academia la hubiese costado menos darla un Óscar a un icono de su país (con el GG y el SAG en la mano) que a una francesa, en esos momentos casi desconocida. DEP.

    ResponderEliminar
  3. La actuacion de Bacall, siendo objetivos, era la menos interesante de las cinco de su categoria ese año. Competia con Juliette Binoche, Marianne Jean-Baptiste, Barbara Hershey y Joan Allen. Sin embargo era considerada favorita para ganar por ser una leyenda de Hollywood y el revuelo fue muy grande cuando no gano. Tanto asi que si revisas la transmision de la ceremonia veras que la camara se "queda" con Bacall y demora en enfocar a Binoche

    ResponderEliminar