Última hora

Actores para el Oscar (I): Julianne Moore

By Juan Bautista - 17 de septiembre de 2014 13 Comments

PremiosOscar inaugura, un año más, la sección Actores para el Oscar donde haremos un alto en el camino para zambullirnos en las biografías de los que están llamados a monopolizar la temporada de premios en las categorías de actores protagonistas. De este modo, cada artículo estará dedicado a un intérprete, centrándonos en sus comienzos, los éxitos pero también los batacazos que jalonan sus filmografías, así como sus tentativas previas ante la estatuilla dorada.

Y comenzamos con Julianne Moore, llamada a ser 'la actriz' de este año tras su victoria en Cannes con "Maps to the Stars" y la ovación que recibió en la presentación de "Still Alice" en Toronto, siendo, automáticamente propuesta por analistas como Scott Feinberg como frontrunner de la categoría. ¿Puede soñar con el Oscar a cinco meses vista de la ceremonia?

Julie Anne Smith nació el 3 de diciembre de 1960 en la base militar de Fort Bragg, cerca de Fayeteville, Carolina del Norte, siendo la primogénita de los tres hijos del matrimonio entre Peter Moore Smith, coronel y juez militar, y la escocesa Anne Love, psiquiatra y trabajadora social. Debido a la profesión de su padre,  la infancia y adolescencia de nuestra protagonista transcurrió por diferentes ciudades de EE.UU. y en varios países como Panamá, Francia o Alemania, graduándose de secundaria en el American High School de Frankfurt y licenciándose en Bellas Artes, en la modalidad de Teatro, por la Universidad de Boston.

Acabada su formación, en 1983 se trasladó a Nueva York donde buscó su primera oportunidad sobre los escenarios en producciones off-Broadway, trabajando de modo esporádico como camarera. Entre 1985-1988 participó en la longeva telenovela de la CBS “As the World Turns”, con un personaje doble, lo que le reportó un premio Emmy Daytime.

Es en esta época cuando adopta su nombre artístico debido a la existencia previa de “Julie Smith” y “Julianne Smith” en el registro del sindicato de actores (SAG). Para ello, unificó sus dos nombres, tomando como apellido el segundo nombre de su padre, surgiendo de este modo Julianne Moore. También en estos primeros años de su carrera, concretamente el 3 de mayo de 1986, contrajo matrimonio con el también actor John Gould Rubin, unión que acabaría en divorcio (y sin hijos) el 25 de agosto de 1995.

Sin desvincularse totalmente de la televisión, en la que siguió trabajando en miniseries y telefilms de dudosa calidad, Moore debutó en el cine en 1990 con “Tales from the Darkside: The Movie”, de John Harrison, a la que siguió “The Hand That Rocks the Cradle” (1992), de Curtis Hanson. En 1993 estrenó cuatro títulos todos ellos en papeles secundarios, comenzando con “Body of Evidence”, de Uli Edel, protagonizada por Madonna, Joe Mantegna y Willen Dafoe que fue un rotundo fracaso a todos los niveles; “Benny & Joon”, de Jeremiah S. Chechik, con Johnny Deep encabezando el reparto; la fantástica “Short Curts”, de Robert Altman, por la que fue nominada a la Mejor Actriz de Reparto en los Independent Spirit; y, sobre todo, “The Fugitive”, de Andrew Davis, adaptación de la célebre serie de televisión de los años 60, con Harrison Ford y Tommy Lee Jones, nominada a siete Oscars que le valió su primer éxito en la taquilla internacional.

El aclamado cineasta francés Louis Malle le dirigió en la que sería su última película, “Vanya on 42nd Street” (1994), basada en la célebre obra del dramaturgo ruso Antón Chéjov “Tío Vania”. Al año siguiente, un inexperto Todd Haynes le regalaba su primer papel protagonista en “Safe”, donde interpretaba a Carol White, una mujer aquejada de un extraña enfermedad. Su interpretación fue alabada por la crítica, siendo considerada, a día de hoy, como el primero de sus grandes papeles en el cine. “Roommates”, de Peter Yates; “Nine Months”, de Chris Columbus, junto a Hugh Grant y Robin Williams; y “Assassins”, de Richard Donner, donde se codeaba con Antonio Banderas y Sylvester Stallone, completaron su cosecha de 1995.

La alternancia de propuestas arriesgadas e independientes con producciones para el gran público donde apenas se explotaba su talento será una constante no sólo en esta primera etapa de su filmografía, sino en su trayectoria posterior.

El británico James Ivory se fijó en ella para que encarnase a Dora Maar en el biopic “Surviving Picasso” (1996), que fue vapuleado por la crítica quedando relegado en el olvido inmediatamente. 1997 sería su año gracias a dos genios del séptimo arte que la colocarían en el ojo del huracán: por un lado, Steven Spielberg le fichó, tras la renuncia de Juliette Binoche, para “The Lost World”, la secuela de “Jurassic Park” que, hasta la fecha, se ha convertido en su película más taquillera con más de 600 millones de dólares recaudados en todo el mundo. Por otra parte, Paul Thomas Anderson contaba con ella para su segundo largometraje, convirtiéndose en una actriz porno en la batalla legal por la custodia de su hijo en “Boogie Nights”, obteniendo su primera nominación al SAG, Globo de Oro y Oscar, aunque poco pudo hacer ante una imparable Kim Basinger que lo ganó todo con “L.A. Confidential”.

En lo personal, Moore inició una relación sentimental con el director Bart Freundlich, diez años más joven que ella, al que conoció en 1996 durante el rodaje de “Myth of Fingerprints”, y con quien tuvo el 4 de diciembre de 1997 su primer hijo, Caleb. Debido a este embarazo, la actriz solamente estrenaría en 1998 “The Big Lewoski”, de Joel Coen, que fue menospreciada por la crítica del momento y que con el paso del tiempo ha ocupado su merecido lugar en la memoria cinéfila; y el innecesario remake del clásico hitchcockiano “Psicosis”, de Gus Van Sant.

En 1999 brilló en los cinco títulos: desde su reencuentro con Robert Altman en la simpática “Cookie’s Fortune”; pasando por la sensiblera “A Map of the World”, de Robert Elliott, donde compartía cartel con Sigourney Weaver; la adaptación de la obra teatral de Oscar Wilde “An Ideal Husband”, llevada a cabo por Oliver Parker; la estupenda “The End of the Affair”, de Neil Jordan, basada en la novela homónima de Graham Greene, que la unía en un amor imposible junto a Ralph Fiennes; y finalmente, la coral “Magnolia”, su reencuentro con Paul Thomas Anderson, que la metamorfoseó en una lunática atormentada por los remordimientos. Por todos estos trabajos disfrutó de la doble nominación en los Globos de Oro y la triple en los SAG, llegando a los premios de la Academia con el film de Jordan.

Recién cumplidos los cuarenta, Julianne comenzó el nuevo milenio como una de las actrices más codiciadas de Hollywood, siendo la elegida para encarnar a la agente Clarice Starling, tras la renuncia de Jodie Foster, en la secuela de “The Silence of the Lambs”, por recomendación de Anthony Hopkins al director Ridley Scott, con quien había trabajado en "Surviving Picasso" (para el papel se barajaron los nombres de Cate Blanchett, Angelina Jolie, Hilary Swank o Helen Hunt). “Hannibal” (2001) fue recibida de manera desigual por la crítica, convirtiéndose en un éxito mundial, con casi 400 millones de dólares en taquilla. Ese mismo año se pondría bajo las órdenes de su pareja en “World Traveller” y se uniría a la decepcionante "The Shipping News", de Lasse Hallström, y a la disparatada “Evolution”, de Ivan Reitman.

Si 1997 y 1999 fueron grandes fechas en la vida nuestra actriz, en 2002 llegaría a la cima gracias a dos trabajos de una belleza y calidad inmejorables: ”Far from Heaven”, su segunda película con Todd Haynes, era un sabio homenaje al cine de los años 50 y con él, Julianne nos regaló una actuación memorable, considerándose su Cathy Whitaker como una auténtica lección frente a las cámaras. Fue recompensada con multitud de premios, como la Copa Volpi en el Festival de Venecia, el Independent Spirit, y diversos premios de la crítica, amén de su cuarta nominación al Globo de Oro (Actriz Drama). “The Hours”, de Stephen Daldry, fue la otra joya que nos brindó aquel año: junto a Meryl Streep y Nicole Kidman, elaboró uno de los dramas más aplaudidos del joven siglo XXI y su actuación fue recompensada con el Oso de Oro en el Festival de Berlín (ex aequo con sus compañeras) y nominada por 2ª vez al Bafta, en esta ocasión en Mejor Actriz de Reparto. Por ambos trabajos, disfrutaría de la doble nominación al Oscar y, de nuevo, la triple en los SAG. Para colmar la satisfacción, el 11 de abril de este mismo año dio a luz a su segundo hijo, una niña llamada Liv.

2003 fue un año sabático en su carrera, formalizando su relación con Freundlich, con quien contrajo matrimonio el 25 de agosto. Su regreso, al año siguiente, dejó un sabor agridulce: “Marie & Bruce”, de Tom Cairns, adaptación del la obra teatral homónima del Wallace Shawn, pasó desapercibida; y tanto “Laws of Attractions”, de Peter Howitt, y “The Forgotten”, de Joseph Ruben, eran productos pensados para el cine de palomitas, sin mayor finalidad. Sin duda, Moore había decidido ralentizar la máquina, con dos hijos en casa y a punto de cumplir los 45 años, su vida estaba entrando en una nueva etapa.

Por tercera vez fue dirigida por Freundlich en la comedia romántica “Trust the Man” y estrenó “The Prize Winner of Defiance, Ohio”, de Jane Anderson, un film que no dio mucho de que hablar. Se aventuró al cine de crimen y acción con “Freedomland” (2006), de Joe Roth, y “Next” (2007), de Lee Tamahori. A partir de aquí, tuvimos ocasión de verla en títulos tan diferentes como “Children of Men” (2006), de Alfonso Cuarón; “Savage Grace” (2007), de Tom Kalin; “I’m Not There” (2007), su 3ª colaboración con Todd Haynes; y “Blindness” (2008), de Fernando Meirelles. A la vez, tuvo tiempo para debutar como autora de libros infantiles con “Freckleface Strawberry” (2007) al que siguió “Freckleface Strawberry and Dodgeball Bully” (2009), "Freckleface Strawberry: Best Friends Forever" (2011) y, más recientemente, "My Mom Is a Foreigner, But Not to Me" (2013).

En septiembre de 2008 presentaba en el festival de Toronto las fallidas “The Private Lives of Pippa Lee”, de Rebecca Miller, y “Chloe”, de Atom Egoyan y regresaba a la Mostra de Venecia con la pequeña gran película “A Single Man”, la opera prima de Tom Ford, quedándose a las puertas de su quinta nominación al Oscar, logrando, eso sí, la quinta al Globo de Oro (sin compensación final en detrimento de Mo’Nique por “Precious”).

Al año siguiente, la directora indie Lisa Cholodenko la convirtió en la pareja de Annette Bening y con ellas se fue a Sundance donde “The Kids Are All Right” recibió el beneplácito de la crítica. Eclipsada por su compañera de reparto, Focus Features falló al proponer a ambas en la categoría de Protagonista, entrando, eso sí, en los Bafta (3ª nominación) y los Globos de Oro (6ª nominación), pero no en los Oscar.

En lo personal, el fallecimiento repentino de su madre -de origen escocés- el 29 de abril de 2009, le motivó para pedir la nacionalidad británica, siendo tramitada dos años después.

HBO la fichó para el telefilm "Game Change", adaptación del libro de Mark Halperin donde se analizaban los pormenores que rodearon la candidatura de la republicana Sarah Palin a la vicepresidencia del gobierno de los EE.UU. en las elecciones de 2008. Su aplaudida transformación en uno de los personajes más populares de la sociedad norteamericana se saldó con el Globo de Oro, el EMMY y el SAG en la temporada de premios 2012-2013.

Sus últimos trabajos en la gran pantalla se han centrado en pequeñas producciones como "What Maisie Knew?" (2012), de Scott McGehee y David Siegel o "Don Jon" (2013), el debut en la dirección de Joseph Gordon-Levitt; la comedia coral al estilo "Crazy Stupid Love"  (2011), de Glenn Ficarra y John Requa, y productos comerciales como "Carrie", de Kimberly Pierce, y "Non-Stop", de Jaume Collet-Serra, ambas de 2013.

El pasado 3 de octubre, inauguraba su estrella en el paseo de la fama de Hollywood y en mayo se unía al selecto grupo donde sólo figuran Jack Lemmon, Sean Penn y Juliette Binoche y que reúnen la peculiaridad de ser los únicos actores que han ganado en los tres festivales más importantes de cine: la Copa Volpi de Venecia por "Far from Heaven" (2002), el León de Plata de Berlín por "The Hours" (2003) y el premio a la mejor interpretación femenina de Cannes por "Maps to the Stars", la controvertida propuesta de David Cronenberg.

Con "Still Alice", Julianne aspira a su quinta nominación al Oscar, diecisiete años después debutar en los premios de la Academia, donde da vida a una profesora de Universidad a la que se le diagnostica un estado inicial de Alzheimer. La película, adquirida en Toronto por Sony Pictures Classics (distribuidora de "Blue Jasmine" el año pasado) se apoya fundamentalmente en la interpretación de la pelirroja para realizar un retrato realista y sutil de la enfermedad, alejado de elementos melodramáticos. Considerado por la crítica uno de sus mejores papeles, será la Academia quien decida si realmente será Alice el papel que le dé el Oro.


Oscar
2 Nominaciones Mejor Actriz: The End of the Affair/ Far from Heaven
2 Nominaciones Mejor Actriz de Reparto: Boogie Nights/ The Hours

Globos de Oro
Mejor Actriz Miniserie/Telefilm: The Game Change
2 Nominaciones Mejor Actriz Drama: The End of the Affair/ Far from Heaven
2 Nominaciones Mejor Actriz Comedia/Musical: A Ideal Husband/ The Kids Are All Right
2 Nominaciones Mejor Actriz de Reparto: Boogie Nights/ A Single Man

BAFTA Film
2 Nominaciones Mejor Actriz: The End of the Affair/ The Kids Are All Right
1 Nominación Mejor Actriz de Reparto: The Hours

SAG
Mejor Actriz Miniserie/ Telefilm: The Game Change
2 Nominaciones Mejor Actriz: The End of the Affair/ Far from Heaven
3 Nominación Mejor Actriz de Reparto: Boogie Nights/ Magnolia/ The Hours
4 Nominaciones Mejor Reparto: Boogie Nights/ Magnolia/ The Hours/ The Kids Are All Right

Critics' Choice
Mejor Actriz: Far from Heaven
1 Nominación Mejor Actriz de Reparto: A Single Man
2 Nominaciones Mejor Reparto: The Hours/ The Kids Are All Right

Independent Spirit Awards
Mejor Actriz: Far from Heaven
1 nominación Mejor Actriz: Safe
1 nominación Mejor Actriz de Reparto: Short Cuts

National Board of Review
Mejor Actriz: Far from Heaven
Mejor Actriz de Reparto: Magnolia-A Map of the World-An Ideal Husband
Mejor Reparto: Magnolia

Premio a la Mejor Interpretación Femenina Festival de Cannes Maps to the Stars

Copa Volpi a la Mejor Actriz Far from Heaven

Oso de Plata a la Mejor Actriz The Hours (ex aequo con Nicole Kidman y Meryl Streep)

EMMY
Mejor Actriz Miniserie/Telefilm: The Game Change

Santa Barbara Int. Film Festival
Montecito Award (2010)

Gotham Awards
Actor Award (2002)
1 Nominación Mejor Reparto: The Kids Are All Right

13 comentarios to ''Actores para el Oscar (I): Julianne Moore"

ADD COMMENT
  1. Grande Julianne Moore. Una segura nominada. Nada más queda saber si le darán la estatuilla dorada. Fingers crossed.

    ResponderEliminar
  2. Yo también creo que es una clara candidata a la nominación tras su por Toronto, donde fue aplaudida por su papel en "Still Alice"... además, los críticos la han votado como la mejor interpretación femenina del Festival, por lo que ratifica las primeras impresiones que aparecieron tras su estreno... la duda estaba si "Still Alice" lograría distribuidora y fecha de estreno... pero Sony Classics ha logrado los derechos de la película y la estrenará, de forma limitada, antes de finalizar el año... eso garantizaba, al menos, la activa presencia de Julianne Moore en los distintos premios de la temporada.

    Sobre si lo ganará, ya hay más dudas ya que habrá que esperar, primero, a ver por donde irán los premios y, a partir de ahí, se podrá decir quien es la clara favorita... al día de hoy, tanto Julianne Moore como Reese Whiterspoon parece un paso por delante del resto de contendientes... pero es pronto asegurar que es favorita al Oscar. Por el momento, es favorita a nominación.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que Julianne sí es favorita para ganar el Oscar. Y espero que lo gane.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo si deseo que lo pierda, la única que recibió criticas positivas en Toronto, fue Kristen Stewart, que le dio una lección actoral a esta veterana actriz

      Eliminar
    2. Mí cielo "yo", aceptalo Moore, es una gran actriz merece eso y mas, mientras Stewart, no tiene ni la mitad del talento de mi bella Moore, besos.

      Eliminar
    3. JAJAJJAJA deja de autocontestarte negra de mierda pelotuda retrasada mental

      Eliminar
  4. Excelente articulo como siempre. Definitivamente Julianne Moore es la candidata a llevarse el Oscar. Lo bueno de todo esto es que sino le dan el Oscar este año por "Still Alice", todavia le queda el año que viene "Maps to the Stars" que si logra una buena fecha de estreno, buena distribucion y promocion, podria colar a Moore en la carrera por el Oscar el año que viene. Y digo esto ademas porque es comun que en los ultimos años haya actores y actrices que repiten nominacion, por ejemplo Judi Dench (1997-1998, tambien 2000-2001 y 2005-2006), Russell Crowe (tres nominaciones en años consecutivos 1999-2000-2001), Renee Zellweger (tambien tres nominaciones en años consecutivos 2001-2002-2003), Nicole Kidman (2001-2002), Johnny Depp (2003-2004), Cate Blanchett (2006-2007), Philip Seymour Hoffman (2007-2008), Meryl Streep (2008-2009), Penelope Cruz (2008-2009), Jeff Bridges (2009-2010), Colin Firth (2009-2010), Michelle Williams (2010-2011), Jessica Chastain (2011-2012), Amy Adams (2012-2013), Jennifer Lawrence (2012-2013), Bradley Cooper (2012-2013).

    ResponderEliminar
  5. Una actriz que cuando elige peliculas de calidad y no las basofias de pelicula que ha actuado (Cómo pudo aceptar Evolution!) es totalmente magnetica, y aunque es una actriz reconocidisima es increible no solo que no haya ganado el Oscar sino que nunca obtuvo un Golden Globe, SAG o BAFTA por una pelicula!

    ResponderEliminar
  6. En la escena de la estación del tren me recordó a Thalia, en María la del barrio, que escena tan profunda

    ResponderEliminar
  7. Tal y como el año pasado todos clamábamos el Oscar protagonista para Cate Blanchett, este será el año en el que esperaremos que Julianne Moore será recompensada de una buena vez con el Oscar que se merece de sobra. Contrario a las oportunidades anteriores, donde fue derrotada por actrices igual de talentosas que ella, no parece existir a la fecha alguna intérprete que represente una real amenaza para un reconocimiento que está en mora desde hace mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  8. Definitivamente hay que tener un cromosoma de mas para decir que Kristen Stewart le dio una lección a Moore, simplemente no sabe lo que paso en Toronto. De acuerdo con la mayoria de ustedes, Moore sera segura nominada, ganadora no lo se, pero bienvenida esta temporada de premios tan interesante.

    ResponderEliminar