Última hora

Análisis de categorías: Mejor Guión Adaptado

By Daniel Martínez Mantilla - 2 de febrero de 2015 4 Comments

Cuántas vueltas ha dado la categoría de Mejor Guión Adaptado en unas semanas. Lo que prometía ser un duelo entre 'The Imitation Game' y 'Perdida' se fue al traste cuando la segunda fue incomprensiblemente ingorada por la rama de guionistas de la Academia. Esta situación podría haber dejado fácilmente el camino libre a la producción de The Weinstein Company, pero el fenómeno de 'El francotirador' y el tardío cambio de emplazamiento del guión de 'Whiplash' insuflan de emoción una categoría mucho más abierta de lo que parece. Este es nuestro análisis de los cinco libretos nominados:


 Graham Moore, 'The Imitation Game' (1ª nominación)

Graham Moore estrena su carrera por la puerta grande con la versión cinematográfica del desciframiento del código Enigma por parte del genial matemático Alan Turing. Antes de que 'The Imitation Game' llegase a la gran pantalla, el joven escritor norteamericano sólo había escrito un episodio de la versión televisiva de '10 razones para odiarte' y dos cortometrajes que pasaron sin pena ni gloria por el circuito de festivales. A pesar de su inexperiencia, Moore es capaz de crear un sólido y entretenido thriller que sabe jugar con el espectador en tres líneas temporales: la infancia de Turing, la Segunda Guerra Mundial y el presente, cuando el protagonista es detenido por un furtivo encuentro sexual en un callejón.

Más cuestionable y cuestionada es la aproximación de la película a la homosexualidad del matemático: para jugar descaradamente la carta del mártir gay durante la temporada de premios, el guión se resiste a ahondar en los aspectos más sórdidos y deprimentes de la caída a los infiernos de Alan. Juzgar a una película por lo que uno considera que debe ser en lugar de lo que realmente es quizás sea injusto, pero no cabe duda que contar con letreros algunos de los episodios más traumáticos e importantes en la vida de Turing es desaprovechar el potencial del relato. Y un acto de cobardía, ya venga del lado de los productores o del escritor. Tampoco ayuda la vergonzosa (y extrañamente construida) "A veces la persona que nadie imagina capaz de nada es la que hace cosas que nadie imagina", uno de los 'catchphrases' más obvios en los últimos años. A lo largo de la película aparece hasta en tres ocasiones. En ninguna de ellas su uso es natural.

La ausencia entre las adaptaciones de las grandes películas de la carrera la convierte en la favorita por defecto, aunque la falta de un enfrentamiento directo con 'Whiplash' en toda la carrera puede acabar dándole un disgusto.

A favor: 'The Imitation Game' es una de las películas del año. La categoría musical y de guión son sus mayores opciones para rascar premio, especialmente después de que la película que se ha llevado todos los premios en su categoría ('Perdida') se haya quedado fuera de los Oscar.

En contra: Por más que The Weinstein Company esté ejecutando una campaña desesperada que vende a Alan Turing como un mártir gay, hay voces en contra de la película que cuestionan la forma en la que se aborda el tema de la homosexualidad en el guión. Parece la favorita por defecto, pero no tiene grandes avales tras ella. El año pasado 'La gran estafa americana' acabó cediendo el guión a pesar de estar multinominada.


Jason Hall, "El francotirador" (1ª nominación)

Hollywood es una montaña rusa en la que un día puedes estar en lo más alto y al siguiente tocar fondo. O al revés, como es el caso de Jason Hall. Un año después de que 'El poder del dinero' fuese nombrada como uno de los mayores fiascos económicos del cine norteamericano en 2013, el actor reconvertido en guionista ha logrado la primera nominación de su carrera con 'El francotirador', la adaptación al cine de las memorias del francotirador Chris Kyle: 'American Sniper: The Autobiography of the Most Lethal Sniper in U.S. Military History'.

La aproximación a la historia del hombre que mató oficialmente a 160 hombres durante la guerra de Irak dio varios tumbos en la fase de preproducción. Cuando Steven Spielberg se interesó por el proyecto quiso introducir elementos a la película que no aparecían en el libro de Kyle, destacando sobremanera la inclusión de un francotirador enemigo que nos mostrase el otro lado de la contienda. Numerosas ideas del cineasta se incorporaron al libreto, pero finalmente se dejaron de lado cuando Spielberg dejó el proyecto al considerar que Warner Bros. no quería invertir suficiente dinero en ella.

El sustituto del director de 'La lista de Schindler' no fue otro que Clint Eastwood, famoso por no tocar ni una coma de los libretos de su película si estos han conseguido atrapar su interés. 'El francotirador' ha sido considerada por sus detractores como una oportunidad perdida para analizar un problema tan desconocido para el gran público como el estrés postraumático en situaciones de guerra. El estreno de la película en España dos días antes de los Oscar nos impide analizar más concretamente el trabajo de Hall, aunque la mayoría de la crítica coincide en que es un trabajo eficaz y que no brilla particularmente. El 'momentum' de la película en pleno proceso de selección de los nominados parecer haber sido fundamental en su presencia entre las finalistas.

A favor: El temible 'boom' de la película. Con unas históricas recaudaciones, la película está en su gran momento en pleno proceso de votaciones y no sería tan raro verla arañar un par de premios. Las películas más fuertes del año compiten por el premio al Mejor Guión Original.

En contra: El guión no ha sido necesariamente el foco de los mejores comentarios que ha recibido 'El francotirador'. El montaje y la dirección se elevan por encima del guión.


Paul Thomas Anderson, 'Puro vicio' (4ª nominación como guionista, 2 más como productor y direcor)

El heredero de Robert Altman se aleja temporalmente de los grandilocuentes temas de sus últimos trabajos para viajar hasta los años setenta y llevar al cine el psicotrópico noir del escritor de culto Thomas Pynchon. A partir de una narración confusa y un conjunto de personajes que entran y salen de las investigaciones del excéntrico detective Doc Sportello.  'Puro vicio' es la cuarta nominacion de Paul Thomas Anderson. El cineasta ha encontrado aquí su gran filón, siendo 'The Master' la única de sus grandes películas que no fue reconocida por la rama de escritores de la Academia. Llama la atención las declaraciones del cineasta, que no dudó en quitarse los méritos de la adaptación al afirmar que él ha hecho "poco más que transcribir los diálogos de Pynchon".

La decisión de Warner Bros. de estrenar la producción en nuestro país casi un mes después de los Oscar ha impedido que veamos a tiempo la película, así que no podemos comentar la película en detalle.

A favor: Está considerado como uno de los grandes del cine norteamericano del siglo XXI. Es cuestión de tiempo que acabe ganando el Oscar, aunque sea en calidad de guionista -tal y como le ha pasado en dos ocasiones a otro autor total como Quentin Tarantino-.

En contra: Es el único de los candidatos que no tiene a su película competiendo por el premio a Mejor Película. 'Puro vicio' no es 'Pozos de ambición'. La adaptación del relato de Pynchon es una rareza que, si bien puede ser salvada por los guionistas en el periodo de nominaciones, no tiene opción alguna de ganar la estatuilla con más de 6.000 votos en juego. Mal que les pese a algunos, aquí el premio es sumar una nueva nominación al currículum de Paul Thomas Anderson. Otro año será.


Anthony McCarten, 'La teoría del todo' (1ª nominación)

La trayectoria de Anthony McCarten es cuanto menos interesante. Neozelandés de nacimiento, este cineasta y escritor afincado a medio de camino de Los Angeles y Londres ha trabajado como director, guionista, novelista y dramaturgo. 'La teoría del todo' es su primer gran proyecto, un intenso viaje que se remonta hasta el año 2004, cuando McCarten descubrió y se enamoró del libro de Jane Hawking. Durante dos años estuvo convenciéndola de que le vendiese los derechos, pero la mujer se negó sistemáticamente hasta que en 2006 le dio permiso en exclusiva para intentar mover en el proyecto. Encontrar financiación para una película en la que había física y problemas de discapacidad fue un reto aún mayor. Tras años de dedicación, llegó el final feliz: Anthony McCarten está doblemente nominado al Oscar, en calidad de productor y guionista. Actualmente el guionista está escribiendo la nueva película como director de George Clooney, titulada provisionalmente como 'Hack Attack'.

La audaz decisión de películas como 'Truman Capote' y 'Lincoln' de renunciar a la mayoría de detalles y episodios jugosos de la vida de sus personajes para centrarse en episodios concretos que marcaron su persona nos hizo pensar -por poco tiempo- que los tradicionales biopics que abarcaban (casi) toda la vida de su protagonista habían quedado atrás. La primera película de ficción del documentalista James Marsh recupera la fórmula (sólo nos falta ver la infancia del protagonista) para contarnos treinta años en la vida de Stephen Hawking. Lamentablemente, los logros profesionales del científico quedan en un segundo plano en la película para favorecer un relato romántico que, si bien es efectivo y por momentos emotivo, en todo momento da la impresión de no estar explotando sus posibilidades. Es como si 'La teoría del todo' -recordemos, una versión de la historia escrita por uno de sus dos protagonistas- estuviese cuidadosamente ejecutada para que los dos protagonistas tengan retratos particularmente agradables y la película mantenga esa esencia de 'feel good movie'. Stephen y Jane tropiezan por momentos, ambos en el terreno sentimental, pero es inevitable pensar que hay algo más detrás de la película que no nos están contando.

A favor: Nada, realmente. La película ha conseguido estar viva durante toda la temporada y no se ha perdido casi ninguna cita en los premios de guión (los Globos de Oro), pero el guión no es precisamente su fuerte.

En contra: La fórmula de película biográfica que ocupa varias décadas en la vida de su personaje funciona mejor en las categorías interpretativas que en las de escritura. La adaptación al cine de la vida y obra de Alan Turing le ha ganado la batalla de los 'biopics'. Si gana una película de estas característica, será 'The Imitation Game'.


Damien Chazelle, 'Whiplash' (1ª nominación)

Sólo tiene 30 años, Damien Chazelle puede presumir de haber visto cómo cuatro de sus guiones se convertían finalmente en películas. Su filmografía se divide en dos grupos claramente diferenciados: dos thrillers de encargo que juegan con el terror ('El último exorcismo 2' y 'Grand Piano') y dos películas musicales que acabó dirigiendo. Para desarrollar 'Whiplash', Chazelle se inspiró en su propia vida: el personaje del profesor Fletcher surge a partir de la influencia de un intenso profesor de música que le dio clase en el instituto. Damien ha contado en entrevistas que él siempre supo que en realidad no tenía el talento suficiente para ser un gran músico y acabó optando por centrarse en su primer gran amor: el cine. En su siguiente película como director, Chazelle volverá a unir sus dos pasiones: cine y música. Emma Watson y Miles Teller serán sus protagonistas.

Cuando Sony Pictures Classics empezó su campaña promocional en septiembre, quedaron claras las intenciones de Chazelle y la distribuidora. A pesar de que en 2013 se produjese un corto llamado 'Whiplash' con el mismo punto de partida, la película lanzó todos sus "For Your Consideration" pidiendo la nominación como mejor guión original. La razón es sencilla: el corto no era más que una secuencia de una película (aún) no producida llamada 'Whiplash' y que rodaron con la misión de conseguir financiación para hacer el largometraje. Funcionó. Sindicato de Guionistas, BAFTA, asociaciones de críticos... Todos aceptaron el libreto como original. Todos menos la Academia. Días antes de iniciarse las votaciones a las candidatas al Oscar, se anunció que Chazelle tendría que competir con las adaptaciones. Por un momento se desató el pánico: ¿provocaría el tardío cambio que la película no apareciese en ninguna de las dos categorías? Por suerte, no fue el caso.

La segunda película como director del cineasta es un clásico relato americano sobre la ambición, una especie de continuación de muchos de los temas que se planteaban ya en 'La red social'. El precio del éxito y la búsqueda de la genialidad están presentes en cada secuencia de un libreto cuya mayor virtud es empezar en un punto elevado de tensión que no deja de crecer hasta el explosivo final de la película. No hay descanso alguno para el espectador ni para su personaje protagonista. El nivel de detallismo de cada escena y el excelente desarrollo de los dos arquetipos sobre los que está construido el relato convierten a 'Whiplash' en un trabajo sorprendentemente maduro y sólido para un (casi) debutante. Lástima del exceso de casualidad que lastra la historia por momentos: en ocasiones, los conflictos entre Andrew y Fletcher vienen dados más por factores externos (la pérdida de las baquetas) que por la relación entre maestro y alumno desde un punto de vista musical.

A favor: Es obvio que 'Whiplash' ha gustado en casi todas las ramas de la Academia. Si quieren reconocer a Chazelle como nueva promesa del cine norteamericano, tienen la oportunidad perfecta aquí. La rama más independiente de la Academia y los votantes hartos de las argucias de Harvey Weinstein puede concentrar su voto en la película.

En contra: La nominación como Mejor Director de Chazelle podría haber sido letal en la categoría, pero al final no pudo quitarle la nominación a Morten Tyldum o Bennett Miller. 'Dioses y monstruos' (1998) fue el último premio de la categoría que no contaba con la candidatura de su director. El montaje, las interpretaciones, el sonido o la propia dirección han dejado en un segundo plano al guión en la recepción del filme.

Ganará: 'Whiplash'
Quién podría ganar'The Imitation Game'
Debería ganar: 'Whiplash'
Debería estar nominado: 'Perdida'. Llevar al cine la complicada estructura del best seller original no era precisamente tarea fácil. Tampoco saber trasladar las complejas personalidades de Amy y Nick sin el uso de la voz en off. En su primer trabajo para cine, Gillian Flynn fue capaz de hacer algo cinematográfico sin perder la esencia de su novela. Gran construcción de personajes, golpes de giro bien ejecutados, diálogos brillantes... y todo sin perder ese tono culebronesco con el que se ríe y juega. Más allá de que la película gustase más o (claramente) menos dentro de la Academia, el guión debería haber sido nominado.

4 comentarios to ''Análisis de categorías: Mejor Guión Adaptado"

ADD COMMENT
  1. Ojalá gane Whiplash, pero creo a la hora de repartir votos la academia se va a decantar por The Imitation Game por miedo a que se vaya de vacío, al fin y al cabo Whiplash tiene seguro el Oscar de J.K. Simmons.

    ResponderEliminar
  2. Que gane Inherent Vice (que aunque no la he visto seguro que el guión es cojonudo), o que gane Whiplash.

    ResponderEliminar
  3. Mejor Guión Adaptado: Whiplash.

    ¿Por qué va a ganar?: Porque si la intención de la Academia este año es reconocer producciones que analicen el espíritu triunfalista americano, y tras la inexplicable, absurda, desconcertante ausencia de "Gone Girl" (elijan el adjetivo que quieran), es el libreto firmado por Chazelle el que hace más evidente esa premisa.

    ¿Quién podría dañarlo todo?: Tal vez el esquemático guión de "The Imitation Game" consiga el respaldo de los académicos más conservadores.

    En un mundo justo: "Enemy", la adaptación libre de la novela "El Hombre Duplicado" de José Saramago, habría recibido la nominación.

    ResponderEliminar
  4. Argo NO tuvo a su director nominado, no es necesario remitirse a Dioses y monstruos.
    Saludos

    ResponderEliminar