Última hora

Análisis de categorías: las finalistas a Mejor Montaje

By Juan Sanguino - 28 de febrero de 2016 6 Comments

Hay directores que no repiten actores, otros prefieren contratar diferentes compositores según el acompañamiento musical que necesite cada historia, pero si hay una colaboración emblemática entre un director y un técnico esa es la de montaje. Scorsese y Thelma Shoonmaker, Spielberg y Michael Kahn o Almodóvar y José Salcedo llevan más de 35 años trabajando juntos. Esto se debe a que la comunicación entre el director y su montador debe ser perfecta, creando una sinergia consciente de que ambos necesitan saber exactamente qué está pensando el otro. Un mal montaje puede hundir una buena dirección y por eso muchos directores se han metido en la sala de montaje para intentar salvar una película que se les estaba yendo de las manos.

La categoría es, además, el equivalente a ganar Ohio en las elecciones presidenciales americanas. Todos supimos que 'Argo' ganaría mejor película en cuanto ganó mejor montaje y la deblace de 'Brokeback Mountain' en realidad comenzó cuando se quedó fuera de esta categoría. El año pasado, sin embargo, 'Birdman' ganó mejor película sin estar nominada a montaje rompiendo una estadística de 35 años (desde 'Gente corriente'). La importancia de esta categoría es una muestra del respeto que tiene Hollywood a la labor de los montadores.

'La gran apuesta', de Hank Corwin (1ª nominación)


Colaborador habitual de Oliver Stone desde los 90 (no trabajó en la ganadora 'JFK'), Corwin fue también el montador de 'El árbol de la vida' pero esta es su primera distinción en los Oscars. El montaje de 'La gran apuesta' bebe del cine de David O. Russell, aunque aquí el caos es ficticio. Tiene un ritmo frenético y yuxtapone sin parar las 4 tramas de la película de forma equilibrada: apabulla cuando la historia se desboca pero respira en los momentos clave o más íntimos de los personajes. El montaje de 'La gran apuesta' es en realidad su mayor arma narrativa y lo que le da más personalidad a la película, más aún que su guión o su dirección, de ahí que sea una de las favoritas en la categoría.

A favor: la película tiene defensores, y el voto podría dividirse entre las otras 4 nomindas.
En contra: existe la impresión generalizada de que el bastión de la película es el guión. Si ninguna película de O. Russell ha ganado en esta categoría, quizás sea por algo.

'Mad Max: Furia en la carretera', de Margaret Sixel (1ª nominación)


Sixel ha trabajado con George Miller en 'Babe 2, un cerdito en la ciudad' y 'Happy Feet'. Su labor en la primera película de acción pura nominada a mejor película en toda la historia es portentosa. En un Hollywood con tendencia a saturar las escenas de acción de docenas de planos confusos que impiden que nos enteremos de qué demonios está pasando (heredando el estilo de Michael Bay), 'Mad Max' ha triunfado gracias a una excesiva puesta en escena en la que todo está claro y sabemos de dónde viene cada personaje. Aunque las persecuciones sean una locura, Sixel no deja que las imágenes dejen de contar al detalle qué está sucediendo.

A favor: 'Mad Max' ha arrasado en nominaciones técnicas y su probable derrota en las categorías principales puede llevar a los académicos a querer compensarla. El cine de acción ha ganado varias veces en esta categoría ('Matrix', 'El ultimatum de Bourne').
En contra: Esta puede ser una oportunidad para hinchar la victoria de la gran favorita de la noche, sea cual sea.

'El renacido', de Stephen Mirrione (3ª nominación, 1 victoria)


Ganador del Oscar por 'Traffic', Mirrione es colaborador habitual de Soderberg, Clooney e Iñárritu (fue nominado por 'Babel'). En 'El renacido' realiza un trabajo contemplativo al servicio del lucimiento del director, el actor y el director de fotografía. El montaje de esta película es menos llamativo que en otras nominadas pero sin duda solvente: los (falsos) planos secuencia resultan inmersivos, los brotes de violencia se proponen entrar dentro del dolor del personaje en vez de darnos una visión amplia de la escena y la épica enriquece una película que, al margen de filias y fobias, es uno de los mayores logros técnicos y artísticos del año.

A favor: no hay duda de que los fans de 'El renacido' van a concentrar todos sus votos en fotografía y montaje para encumbrar la película.
En contra: es demasiado obvio que los que han odiado la película saben que 'Mad Max' es el voto adecuado para hundir 'El renacido'

'Spotlight', de Tom McArdle (1ª nominación)


Curtido en el cine indie (incluídas todas las películas de Tom McCarthy), McArdle realiza un trabajo tan invisible como el de su director. Todo está al servicio de la historia, luciéndose únicamente en los tres caleidoscopios narrativos que ponen final a cada uno de los actos de la película. En ellos, la música de Howard Shore se vuelve prominente y el montaje de McArdle expone las diferentes formas en las que la investigación está afectando a los personajes. No hay avance narrativo, solo emocional, y McArdle lo expone con una eficiencia tan discreta como poderosa.

A favor: algo tiene que ganar 'Spotlight', si es la gran película de la noche.
En contra: ha coincidido con 4 rivales muchísimo más lucidas y muchísimo más de sacársela para impresionar al público. Técnicamente, 'Spotlight' parece una obra de teatro de instituto al lado de las otras cuatro. Pero simplemente tiene un estilo mucho más sobrio.

'El despertar de la fuerza', de Maryann Brandon y Mary Jo Markey (1ª nominación)


Ambas son las montadoras del cine de J.J. Abrams, pero su relación viene de la televisión: Brandon trabajó en 'Alias' y Markey en 'Felicity' y 'Lost', gracias a la cual ganó un Emmy. Cuando Maryann vio 'Star Trek', no dio crédito al abuso de lens flare e intentó borrarlo creyendo que era un error de fotografía sin saber que su jefe/compañero Abrams es adicto a los destellos. La comunicación entre ellos, no obstante, claramente funciona. El espíritu nostálgico y tradicional del carácter visual del 'Episodio VII' se beneficia de un montaje relajado, clásico y ante todo muy efectista emocionalmente. En la película, todo sucede exactamente cuando tiene que suceder, con un sentido de la mesura que requiere organización y estudio por parte del montaje.

A favor: el dineral que ha recaudado la película, reconciliando a los fans decepcionados con las precuelas, ha llevado a 'EL despertar de la fuerza' a ser la primera entrega de 'Star Wars' en ser nominada a mejor montaje desde el 'Episodio IV', votarla sería una palmadita en la espalda de JJ y su equipo, que sin duda han hecho exactamente lo que tenían que hacer. Hollywood en plena forma.
En contra: no está nominada en mejor película, a diferencia de las otras cuatro, y en el fondo los Oscars piensan que el dinero ya es un premio y que ellos están para reivindicar otro cine.

Ganará: 'Mad Max: furia en la carretera'
Podría ganar: 'La gran apuesta'
Debería ganar: 'Mad Max: furia en la carretera'
Debería haber estado nominada: nuestro corazón está dividido entre 'Creed' (la evocación de una fórmula solvente pero ejecutada con más rabia gracias al montaje) y 'Misión imposible 5', que demuestra que a pesar de Bay, Snyder y Marvel el cine de acción aún puede rodarse con clase.

6 comentarios to ''Análisis de categorías: las finalistas a Mejor Montaje"

ADD COMMENT
  1. Sí TBS pierde aquí, adiós su oportunidad para película. En este premio ya sabremos si The revenant se lleva el premio gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que lo sabremos antes si Hardy gana actor secundario (uno de los primeros premios). Ojalá pase.

      Eliminar
    2. Olvidate, Hardy nada. Montaje es decisivo

      Eliminar
  2. Me gustaría Mad Max o Spotlight. Al carajo con The Big Short.

    ResponderEliminar
  3. Debería estar nominada Room, me gustan sus planos de la primera parte

    ResponderEliminar