Última hora

#NoOscarFest2: 'Julieta', de Pedro Almodóvar

By Javier Navío - 23 de abril de 2017 7 Comments

Por undécimo año consecutivo, España volvió a quedarse fuera de la categoría de Mejor Película de Habla No Inglesa en los Oscar. Tras su buen recibimiento en el Festival de Cannes, la Academia del Cine Español decidió que 'Julieta' era la representante idónea para devolver al cine español a un apartado en el que no ha asomado la cabeza desde la victoria de 'Mar adentro' en 2005. Sin embargo, el nombre de Pedro Almodóvar nunca ha sido una garantía de éxito en los Oscar: 'Volver' no logró la nominación en 2007 y 'Julieta' ni siquiera se coló en la polémica lista previa de nueve finalistas.

Tras el coqueteo con el thriller que supuso 'La piel que habito' y la vilipendiada 'Los amantes pasajeros', Almodóvar regresó con 'Julieta' al género por el que siempre ha sentido una especial predilección: el melodrama. En esta ocasión adapta el libro 'Escapada', escrito por la canadiense Alice Munro. Aunque el material de partida no es propio, el manchego logra otorgarle su indeleble sello a cada uno de los tres relatos que conforman el libro: 'Destino', 'Pronto' y 'Silencio' (el título original de la película que tuvo que ser modificado para diferenciarse del film de Martin Scorsese).

La película arranca con Julieta (Emma Suárez) en la actualidad. La protagonista ha logrado rehacer su vida al lado de Lorenzo (Dario Grandinetti) pero vive traumatizada por su pasado. De inmediato, un flashback nos traslada a un momento clave de su vida, cuando la joven Julieta (Adriana Ugarte) conoce a Xoan (Daniel Grao) y se marcha a vivir a la costa gallega. Un tercer episodio nos sitúa en una época intermedia: cuando la protagonista pasa unos días en su pueblo natal y se reencuentra con sus padres. Los tres capítulos están marcados por la fatalidad, ya que Julieta pierde a una persona importante de su vida en cada una de esas tres épocas. No es casualidad que, en su etapa de juventud, la protagonista aparezca leyendo 'La tragedia griega', como si fuera una especie de premonición de lo que va a ser su vida.


La película descansa sobre los hombros de dos actrices: Adriana Ugarte y la multipremiada Emma Suárez (en un papel que estuvo cerca de ser interpretado por Meryl Streep). En ambos casos asistimos a las mejores interpretaciones de su carrera. La de Suárez, ganadora del Goya a la Mejor Actriz, es una actuación desgarradora desde el principio hasta el final, logrando transmitir con pasmosa facilidad la absoluta tristeza que siente la protagonista. Hasta en los momentos más felices que Julieta vive con Lorenzo, la mirada de Suárez parece lanzar un grito ahogado que nos dice que la vida de esa mujer está incompleta.

El trabajo de puesta en escena de Almodóvar resulta extremadamente discreto salvo por ese arrebato de genio (que aparece representado en el póster de la película) que se produce cuando Ugarte se despide de la película y cede el testigo a Suárez. Los clásicos toques de humor "almodovariano" son extirpados casi por completo (las únicas risas son proporcionadas, a cuentagotas, por el personaje encarnado por Rossy De Palma). Como resultado, 'Julieta' es la película más sobria de su realizador.

Como otras muchas películas de Almodóvar, 'Julieta' habla de la identidad femenina y pone su foco de atención en la relación entre madres e hijas. Pero en esta ocasión lo hace de una forma tan sutil como profundamente desgarradora. La protagonista tuvo una relación complicada con su madre y no puede evitar que la historia se repita con su hija. Como si se tratara de la heroína de una tragedia griega, Julieta lucha por superar los traumas del pasado en un presente que la condena a vagar eternamente. Pero Almodóvar evita en todo momento mitificar a esta mujer y opta deliberadamente por hacerla lo suficientemente terrenal para que el público acabe empatizando con ella. Como consecuencia de ello, la sensación final que deja 'Julieta' en el espectador es la de una desolación solo comparable a la que experimenta el propio personaje.

7 comentarios to ''#NoOscarFest2: 'Julieta', de Pedro Almodóvar"

ADD COMMENT
  1. Tras el lamentable y bochornoso engendro que supuso Los amantes pasajeros, muchos confiábamos aun pese a ese resbalón en que el hombre que había creado y filmado maravillas como Hable con ella, pudiera aun entregar buenas obras. Y no nos equivocábamos: Julieta lo es, aunque no esté a la altura de sus más grandes trabajos.

    la nomino a varios de los premios del NOF2 pero no le daré ninguno. Pese a ello, me la he planteado en hasta 7 categorías:

    Película
    Director
    Actriz (Suárez)
    Actor sec. (Grandinetti)
    Guion
    Montaje
    Música

    Mi nota: 7,5

    ResponderEliminar
  2. Personalmente, siendo que me gusta mucho Almodóvar, esta película no me gustó mucho. Creo que Suárez y Ugarte son dos personajes diferentes, no me cuadran como si fuesen la misma persona, lo que genera un problema de continuidad.
    Las elipsis son tantas y suceden tan rápido que esto no deja tiempo para ver al personaje ni a la historia de una manera más comprensible.
    Me pareció un acierto la puesta en escena... El tema lo ameritaba, pero creo que la película no me llega por que falla en casting y en esas deliberadas transiciones temporales.

    ResponderEliminar
  3. Buena película, Emma suarez impecable. Merece nominación x su actuación , al igual que Pedro en dirección montaje guión y película.

    ResponderEliminar
  4. Excelente película, está dentro de mi Top 5 del festival, a parte de drama la incluiría dentro del genero de intriga que es lo que me hizo estar pegado a la pantalla queriendo descubrir el motivo del distanciamiento de la hija. El desenlace final me dejo satisfecho ya que pensé que no lograrían un final coherente pero lo logran. Sin duda muy recomendable, yo a lo menos la voy a ver mas de una vez.

    ResponderEliminar
  5. "Julieta" supone el regreso de Pedro Almodóvar tanto al género del melodrada (que tanto le gusta) como al Universo Almodovariano de mujeres sufridas (que tan bien maneja), tras, como se ha dicho, el esperpento que supuso "Los Amantes Pasajeros" (un burdo intento de volver a la comedia de sus inicios) y el oscuro-erótico thriller de "La Piel que Habito" (tan fascinante como incomprendida).

    Almodóvar se ha ganado ser considerado uno de los directores más influyentes de la historia del cine español. Posiblemente el mejor director español de los últimos 40 años. Por eso cada proyecto suyo es esperado con ansías tanto por sus seguidores como por festivales (sobre todo Cannes) y, a causa de ello, en ocasiones decepciona pese a que su película, ni mucho, sea mala.

    Y es que "Julieta" no es, ni mucho menos, una mala película. Almodóvar vuelve a ser Almodóvar tras varios años y vuelve haciendo lo que mejor sabe. El problema está que, tras tantos años, el director manchego ya no sorprende y, en ocasiones, da la sensación de rodar "con el piloto puesto".

    "Julieta" narra la historia de una mujer en dos momentos claves de su vida, interpretadas por Adriana Ugarte y Emma Suárez. Ambas realizan una actuación bastante buena aunque es cierto que, como se ha dicho, en ocasiones da la sensación de encontrarnos con dos personajes distintos (no se si es culpa de las interpretaciones o de un montaje algo confuso). Sin embargo, esto se convierte en algo anecdótico. Almodóvar sigue mostrando una gran facultad para escribir guiones (este adaptando relatos de Alice Munro) con más recovecos de los pensados y, pese a la sencillez del inicio, va transformando la historia en un doloroso drama sobre la pérdida y la culpa, siendo la relación materno-filial la verdadera piedra angular de la trama. No es de los mejores guiones de Almodóvar pero si bastante efectivo (aunque poco arriesgado).

    Las interpretaciones, como se ha dicho, se basan en Adriana Ugarte y Emma Suárez. La primera debe llevar el peso de la primera parte de la historia (la que provoca la causa de tanto dolor posterior) y lo hace bien. Posiblemente sea de sus actuaciones más complejas que quedó, sin embargo, fuera de los Goya. Pero lo que si es cierto es que es Emma Suárez la que se come la pantalla. Su interpretación fácilmente puede ser de las mejores de este año del certamen y el 2016 ha sido un año mágico para la actriz (doble Goya). Sus transiciones desde el dolor a la rabia, desde la resignación a la desesperación, desde la superación a la recaída, etc, son de una sutileza que pocas actrices son capaces de hacerlo. Suárez borda su papel.

    Del resto, es curioso que "Julieta" no tenga muchas más interpretaciones memorables. Cierto que Rossy de Palma está soberbia en las 2-3 escenas que tiene. Pero es una pena que actores como Dario Grandinetti, Inma Cuesta o Daniel Grao estén supeditados a sus protagonistas.

    En lo técnico, Almodóvar, como siempre, es impecable, siendo sus puestas en escenas muy de su estilo. Destacaría, esta vez, la fotografía de Jean-Claude Larrieu que, gracias a la utilización de distintos colores, reflejas los distintos momentos de emoción de Julieta. Alberto Iglesias hace una buena partitura pero, a lo mejor, algo repetitiva y que recuerda a otras películas de Almodóvar.

    En cuanto a las votaciones, es cierto que "Julieta" es un regreso a un buen Almodóvar, pero está lejos de sus mejores películas (y, personalmente, prefiero "La Piel que Habito"). Sin embargo, creo que Emma Suárez tiene opciones a ganar en Actriz (aunque yo votaré a Kate Beckinsale). Sin duda alguna, la actriz ya entra en el Olimpo de grandes interpretaciones almodovarianas.

    ResponderEliminar
  6. No es la mejor de almodovar pero es un film bastante bueno con unas interpretaciones muy a tener en cuenta.

    ResponderEliminar