Última hora

5 razones por las que 'Verano 1993' debe representar a España

By Javier Navío - 31 de agosto de 2017 4 Comments

'Abracadabra', '1898. Los últimos de Filipinas' o 'Verano 1993'. Una de estas tres candidatas será la encargada de representar a España en la próxima carrera por el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa. El 7 de septiembre conoceremos el titulo de la cinta que intentará devolver a nuestro país a una categoría que no pisa desde que 'Mar adentro' consiguió hacerse con la estatuilla hace ya la friolera de 13 años. 'Verano 1993' (Biznaga de Oro en el Festival de Málaga) parte como la gran favorita y, salvo sorpresa mayúscula, será (y debería ser) la elegida. No obstante, no conviene olvidar que la Academia ha cometido varios errores en el pasado así que no está de más repasar los motivos que convierten a la película de Carla Simón en la mejor opción para representar a nuestro país en los Oscar.

1. Es la mejor película española del año
Esto ya debería ser suficiente motivo: ninguna otra película española ha recibido mejores críticas en lo que llevamos de año que 'Verano 1993'. Además, la otra película de 2017 que ha logrado despertar un fervor crítico similar ni siquiera ha logrado entrar en la terna: 'Incierta gloria', de Agustí Villaronga. Otro título que podría haber supuesto una amenaza para 'Verano 1993' es la nominada al Goya 'Que Dios nos perdone' que se estrenó a finales de 2016 pero que perfectamente podría haber entrado en la terna de este año (del mismo modo que ha ocurrido con '1898. Los últimos de Filipinas').

2. Su proyección internacional
'Verano 1993' arrancó su exitosa trayectoria de manera inmejorable en Berlín, de donde salió con dos galardones (uno de ellos a la Mejor Ópera Prima) y posteriormente ha sido proyectada en festivales de todo el mundo cosechando premios en Buenos Aires, Estambul o incluso Cannes (donde fue nombrada mejor película de la Sección Écrans Juniors). Además, la semana pasada supimos que 'Verano 1993' es una de las 51 películas que competirán en los European Film Awards.

3. El factor emocional
No es ninguna novedad que a los miembros de la Academia de Hollywood les encanta emocionarse con las películas y resulta muy complicado no hacerlo con 'Verano 1993'. Pese a tratarse de una historia muy personal, la película está repleta de situaciones con las que todo el mundo puede sentirse identificado. Bien es cierto que en los últimos años los votantes de la categoría de Habla No Inglesa parecen apostar por un cine menos emocional y más intelectual (así lo acreditan las victorias de 'El viajante''Ida' o 'La gran belleza') pero sigue siendo habitual que entre las cinco nominadas suelan aparecer películas que, como 'Verano 1993', apuntan directamente al corazón.

4. La deuda pendiente de la Academia con las directoras
De las 59 películas enviadas por España a los Oscar, solo dos estaban dirigidas por mujeres: 'También la lluvia', de Icíar Bollaín (la última representante española que logró colarse en la 'shorlist' de nueve candidatas) y '15 años y un día', de Gracia Querejeta (la elección más marciana de los últimos tiempos). El año pasado, Paula Ortiz se quedó a las puertas con 'La novia' pero la Academia acabó decantándose por 'Julieta', de Pedro Almodóvar. Este año, Carla Simón debería convertirse en la tercera realizadora que tiene la oportunidad de representar a España en los Oscar.

5. La falta de competencia
Las dos rivales de 'Verano 1993' son una película de 2016 de la que no se acuerda nadie y una de las mayores decepciones de 2017. '1898. Los últimos de Filipinas' se estrenó a finales del año pasado cosechando críticas positivas pero pasó muy desapercibida en la taquilla. La ópera prima de Salvador Calvo ni siquiera fue una de las cinco candidatas al Goya a la Mejor Película pero se convirtió en la cuarta película más nominada de la edición al conseguir hasta nueve candidaturas. Por su parte, 'Abracadabra' llegó a las pantallas hace unas semanas rodeada de unas críticas bastante generosas que parecen haber perdonado a Pablo Berger por este más que evidente paso atrás respecto a su anterior película: la aclamada 'Blancanieves'.

En los últimos años hemos visto cómo España ha fracasado tanto cuando ha apostado por propuestas más académicas/rancias ('Vivir es fácil con los ojos cerrados', 'Los girasoles ciegos', 'El baile de la Victoria') como cuando ha elegido opciones más singulares ('Pa negre', 'Loreak', 'Blancanieves'). Como pudo comprobarse (otra vez) el año pasado, ni siquiera escoger una película de Almodóvar es sinónimo de éxito. Pero, aunque finalmente 'Julieta' ni siquiera lograra pasar el primer corte, no cabe duda de que los académicos españoles supieron escoger la opción más adecuada. Confiemos en que este año hagan lo mismo.

4 comentarios to ''5 razones por las que 'Verano 1993' debe representar a España"

ADD COMMENT
  1. España debe elegir a 'Verano 1993'. Una película muy bien recibida aquí en mi país, Colombia.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento, pero en mi opinión es un película muy sobrevalorada. Creo que ninguna de las tres tiene opciones de llegar a la nominación y nuestra mejor opción es "los últimos de Filipinas".

    ResponderEliminar
  3. Sería la candidata idónea, pero me temo que la Academia a tropezar de nuevo. Está dirigida por una mujer, es en catalán y además una ópera prima. Son demasiados hándicaps para una Academia conservadora que no suele arriesgar mucho a la hora de escoger. Muy a mi pesar, se decantarán por Los últimos de Filipinas.

    ResponderEliminar
  4. La mejor opción era Que Dios nos perdone. Otro año más sin ser nominados.

    ResponderEliminar