Última hora

Análisis de categorías: los candidatos al Oscar a la Mejor Dirección

By Javier Navío - 2 de marzo de 2018 14 Comentarios

La impresionante racha de los directores mexicanos en los Oscar amenaza con prolongarse un año más. Guillermo del Toro llega a la ceremonia del domingo como el máximo aspirante a hacerse con la estatuilla después de haberse impuesto en todos los precursores. Los premios de la crítica se repartieron entre Del Toro, Gerwig, Peele y Nolan pero el director de 'La forma del agua' se ha mostrado intratable desde su victoria en los Globos de Oro. Siguiendo los pasos de sus colegas Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu (los otros dos componentes del grupo denominado "The Three Amigos"), Del Toro sería el tercer mexicano que gana este premio en cinco años.

El invitado sorpresa de este año en la categoría de Mejor Dirección ha sido Paul Thomas Anderson, que ha llegado a los Oscar sin el apoyo previo de ningún premio importante (como ya hicieron Lenny AbrahamsonBennett Miller Benh Zeitlin). La irrupción de Anderson en la lista de nominados es lo único que ha impedido que los cinco candidatos fueran novatos. El gran ausente de la categoría ha sido Martin McDonagh, que hasta el anuncio de las candidaturas había completado la carrera perfecta. Por el camino también se quedaron Steven Spielberg (nominado al Globo y al Critics' Choice) y Luca Guadagnino (presente en BAFTA y Critics').


Paul Thomas Anderson (2ª nominación como director, 8 en total)

Pese a ser considerado uno de los más grandes cineastas norteamericanos de las últimas dos décadas, la de este año solo es la segunda candidatura al Oscar de Paul Thomas Anderson como director. El californiano acumula tantas nominaciones como películas dirigidas (ocho) pero solo dos de ellas han sido recibidas con entusiasmo por parte de la Academia: 'Pozos de ambición' en 2008 y 'El hilo invisible' 10 años después.

El rodaje de 'El hilo invisible' siempre estuvo envuelto en un halo de misterio. Nadie sabía exactamente qué era lo que estaba planeando Paul Thomas Anderson y el primer tráiler (y también la primera sinopsis) se hizo mucho de rogar. Una vez vista la película, queda claro que tanto secretismo fue completamente deliberado: 'El hilo invisible' es una película única en su especie que consigue subyugar y sorprender constantemente al espectador de una manera nada habitual en el cine. La fascinación por la figura de Cristóbal Balenciaga fue lo que llevó a Anderson a querer contar esta historia. Al igual que Reynolds Woodock, el personaje de ficción interpretado por Daniel Day-Lewis, el modisto español era un hombre misterioso que, pese a la enorme notoriedad que consiguió, siguió viviendo por y para su trabajo. El mismo cineasta que en sus inicios era puro nervio y emoción en películas como 'Boogie Nights' y 'Magnolia' se muestra más contemplativo, clásico (el film recuerda al cine de Alfred Hitchcock o Max Ophuls) y reflexivo que nunca. El vestuario, el sonido, las interpretaciones, la música... todo en 'El hilo invisible' parece estar medido hasta el mínimo detalle.

A favor: tiene muchos fans y su trabajo ha gustado lo suficiente como para desbancar a un director que parecía tener el puesto asegurado en la categoría: Martin McDonagh.
En contra: la Academia siempre le ha valorado más como guionista y, en esta ocasión, se ha subido al tren de los premios demasiado tarde.


Guillermo del Toro por 'La forma del agua' (1ª nominación como director, 4 en total)

Un cineasta con un mundo tan personal como Guillermo del Toro corría el riesgo de no llegar a ser nunca reconocido por los premios (como es el caso de Terry Gilliam o Tim Burton). Sin embargo, el mexicano ha logrado entrar a lo grande en los Oscar gracias a 'La forma del agua', que con sus 13 candidaturas ha sobrepasado holgadamente las seis conseguidas por la que hasta ahora era su película más celebrada: 'El laberinto del fauno'.

Desde que se estrenó en Hollywood con 'Mimic' en 1997, la trayectoria de Del Toro ha estado llena de altibajos. El mexicano reconoce haberse agarrado a 'La forma del agua' como a una tabla de salvación después de la decepción que supuso para él el fracaso de 'La cumbre escarlata'. El mexicano lo apostó todo por su último proyecto, incluyendo su dinero, esperando que esta película sí consiguiera conectar con la gente. Del Toro siempre ha hecho gala de una imaginería desbordante y aquí hace su película más preciosista (cuesta asimilar que el presupuesto solo fuera de 19 millones de dólares) pero no deja pasar la oportunidad de salpicar la historia de algunos momentos de puro "gore" (los dedos podridos o el gato decapitado). 'La forma del agua' es, por encima de todo, una carta de amor al cine, no solo a los musicales (el personaje interpretado por Sally Hawkins es una fanática de este género) sino también al cine mudo y al cine negro. Del Toro ha reconocido la influencia en la película de directores como Stanley Donen, Frank Borzage y Douglas Sirk. Pero, por supuesto, 'La forma del agua' también bebe de las películas de monstruos de la Universal y, muy especialmente, de 'La mujer y el monstruo' y sus secuelas.

A favor: nadie ha podido pararle desde que venció en los Globos y su victoria en el DGA se antoja definitiva: desde 1948, el ganador del sindicato de directores solo ha diferido de los Oscar en siete ocasiones.
En contra: el género de la película (y su particular argumento) ya debería echar para atrás a muchos académicos.


Greta Gerwig por 'Lady Bird' (1ª nominación como directora, 2 en total)

Greta Gerwig se ha convertido este año en la quinta mujer que consigue la candidatura al Oscar en el apartado de Mejor Dirección (tras Lina Wertmüller, Jane Campion, Sofia Coppola y Kathryn Bigelow). De este selecto club de mujeres, Gerwig es la única que tenía una trayectoria consagrada como intérprete antes de ponerse delante de las cámaras. La actriz a la que el año pasado pudimos ver en dos películas de la carrera ('Mujeres del siglo XX' y 'Jackie') sigue así los pasos de Robert Redford o Kevin Costner, dos actores que consiguieron la nominación al Oscar en esta categoría por sus primeras películas como directores (aunque Gerwig ya codirigió 'Nights and Weekends' en 2008).

Gerwig pertenece a esa clase de directores y guionistas que prestan mucha más atención al texto y a los actores que al apartado técnico de la película (como Alexander Payne, Richard Linklater o su pareja Noah Baumbach). En 'Lady Bird' se nota la influencia del "mumblecore", ese subgénero del cine independiente que busca la máxima naturalidad en sus diálogos e interpretaciones (y al que pertenecen algunas de las películas en las que ha trabajado como actriz). Sin embargo, y a diferencia de lo que suele ocurrir en estas películas de presupuesto ínfimo, en 'Lady Bird' hay muy poco lugar para la improvisación porque los diálogos están perfectamente definidos. En esta película, Gerwig se destapa como una excelente directora de actores, logrando sacar el máximo de cada uno de los intérpretes que aparecen en pantalla por breve que sea su papel. Además de beber directamente de los cineastas con los que ha trabajado (Woody Allen, Mike Mills o el propio Baumbach), en 'Lady Bird' también se adivina la fascinación que Gerwig siente por el cine de John Hughes (en el pelo y el vestuario de Ronan hay referencias directas a 'La chica de rosa').

A favor: 'Lady Bird' encuentra una virtud en su sencillez: muchos espectadores se verán, de alguna manera, reflejados en ella. Además, 2017 ha sido el año de las mujeres en Hollywood y no habría mejor manera de coronarlo que premiando a una directora con un Oscar.
En contra: la tendencia de la Academia a premiar trabajos visualmente más espectaculares harían de su triunfo una rareza absoluta.


Christopher Nolan (1ª nominación como director, 5 en total)

Tras 19 años de carrera y 10 películas, Christopher Nolan al fin ha logrado su primera candidatura como director. Hasta ahora, el británico solo había logrado nominaciones como guionista (por 'Memento' y 'Origen') y como productor (por la segunda). La complicada relación de la Academia con Nolan tiene dos puntos álgidos: en 2009 cuando fue completamente ignorado por 'El caballero oscuro' (en el último año en el que hubo cinco nominadas en Mejor Película) y en 2011 cuando se quedó fuera de Mejor Dirección por 'Origen'.

Algunos han querido ver en 'Dunkerque' un intento desesperado de Nolan por llamar la atención de la Academia pero lo cierto es que el británico siempre había querido hacer una película que contara este importante episodio histórico que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial. Pero un cineasta como él no lo podía hacer de una manera que fuera tradicional y por eso intentó crear una experiencia cinematográfica única que solo podía ser rodada en IMAX (es la primera vez que Nolan rueda una película íntegramente en este formato). La película también le sirve de excusa para otro más de sus experimentos narrativos. Su decisión de combinar tres temporalidades distintas (una semana en la tierra, un día en el mar y una hora en el aire) exige una máxima atención en el espectador que se verá recompensada con varios golpes de efecto a medida que la historia se desarrolla y las tres líneas argumentales van confluyendo. También resulta encomiable la apuesta de Nolan por evitar la sensiblería barata y las frases lapidarias que son tan comunes en las películas basadas en hechos reales. Tal vez sea la conjunción de estos dos elementos (su ambiciosa estructura que puede resultar confusa para alguno espectadores y la ausencia de escenas lacrimógenas), lo que mejor explica que la película no haya tenido una carrera de premios mucho más exitosa.

A favor: 'Dunkerque' es la clase de desafío técnico que la Academia suele premiar en esta categoría en los últimos años y la relevancia de Christopher Nolan en el cine del siglo XXI está fuera de toda duda.
En contra: no es ningún secreto que Nolan cuenta con muchos detractores (solo así se entiende que esta sea su primera candidatura como director). Incluso los BAFTA, donde jugaba en casa, prefirieron premiar a Del Toro.


Jordan Peele por 'Déjame salir' (1ª nominación como director, 3 en total)

Jordan Peele ha sido guionista, productor y actor en varios programas de televisión (como 'Key and Peele' o 'MAdtv') pero no tenía ninguna experiencia detrás de las cámaras hasta que decidió lanzarse a la dirección con 'Déjame salir'. Fue Jason Blum, el productor nominado al Oscar por 'Whiplash' que se ha hecho famoso por convertir películas de terror de bajo presupuesto en enormes taquillazos, el que se fijó en el potencial del guión escrito por Peele y decidió apadrinar el proyecto bajo su sello Blumhouse.

La Academia siempre ha demostrado tener muchos prejuicios sobre el cine de género pero la historia parece haber cambiado en los útimos tiempos. Como ya hicieran George Miller y Denis Villeneuve en las dos últimas ediciones, Jordan Peele ha conseguido entrar en el quinteto de nominados pese a que su película pertenece a un género (en su caso, el terror) que rara vez es reconocido en este apartado. 'En 'Déjame salir', Peele se revela como un alumno aventajado de M. Night Shyamalan (Blumhose también ha producido las dos últimas películas del director indio) por la forma en la que sabe manejar los resortes del suspense: nadie imaginó que el sonido de una cuchara removiendo una taza de té podía llegar a ser tan desasosegante). Peele también es el responsable de una de las secuencias más potentes del año: la caída de Daniel Kaluuya en el denominado "lugar hundido", que el director emplea como una metáfora de cómo el sistema limita la libertad no solo de la gente negra sino de todas las minorías. Esa escena solo es una de las muchas sorpresas que tiene reservadas esta película que consigue combinar hábilmente la crítica política, el terror y la comedia de trazo grueso.

A favor: Peele es el cineasta más premiado del año por una abrumadora diferencia (si sumamos los premios conseguidos como director y guionista). Ninguna otra película ha dado más que hablar este año que 'Déjame salir' y su mensaje político es muy poderoso.
En contra: el cine de terror solo ha sido premiado una vez en esta categoría: en 1992 con 'El silencio de los corderos'. Solo cuatro debutantes han ganado el Oscar a la Mejor Dirección (el último fue Sam Mendes hace 18 años).

Ganará: Guillermo del Toro por 'La forma del agua'
Podría ganar: Paul Thomas Anderson por 'El hilo invisible'
Debería ganar: Christopher Nolan por 'Dunkerque'
Debería estar nominado: Luca Guadagnino por 'Call Me by Your Name'

14 comentarios to ''Análisis de categorías: los candidatos al Oscar a la Mejor Dirección"

ESCRIBE TU COMENTARIO
  1. Martin McDonagh debería estar nominado!!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad me cuesta entender como la sublime dirección de Nolan no ha ganado ni un solo premio, siendo además que precisamente es el elemento fundamental de una película con un guión austero de palabras y sin prácticamente actores reconocidos. Alguien que me explique por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se estreno hace ya muchos meses y ha perdido impacto. Debieron esperar a Noviembre. Historicamente la ganadora a Mejor Pelicula se estrena ese mes o como minimo Octubre.

      Eliminar
    2. Simple, por qué hay mejores direcciones que las de Nolan este año, cómo Guillermo del Toro y PT Anderson, por eso es que Nolna no ganará

      Eliminar
  3. No hay mucho más que decir, sólo que si gana Paul Thomas Anderson gritaré de emoción absoluta porque en lo personal es una de las mejores direcciones que he visto este año, por tanto, es la alternativa, aunque, no debería serlo ya que considero que puede ganar por encima de Guillermo del Toro. Por otro lado, recordemos que a la academia le gusta premiar las direcciones más académicas como es el caso de Tom Hooper en "The King's Speech" por encima de David Fincher por "The Social Network" y teniendo en cuenta el inminente recelo de los mismos por Nolan, decir que Paul Thomas Anderson se pueda hacer con la estatuilla se convierte al acercarse los días en una amenaza a tener en cuenta.


    Ganará: Guillermo del Toro por 'The Shape Of Water'
    Podría ganar: Paul Thomas Anderson por 'Phantom Thread'
    Debería ganar: Paul Thomas Anderson por "Phantom Thread"
    Debería estar nominado: Martin McDonagh por "Three Billboards Outside Of Ebbing, Missouri"
    Sorpresa a ganar: Christopher Nolan por "Dunkirk" (no nos mintamos, nadie espera que gane Nolan aunque se lo merece a toda leguas, si lo hace nos emocionaremos y sujetaremos la cabeza sin parar).

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo, Martin McDonagh era quien debía tener la nominación. Su trabajo es impecable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que no tiene coherencia es que la Pelicula que tiene mas posibilidades de ganar en la Categoria Reina, no tenga a su Director nominado... el mismo caso de Ben Affleck por Argo y de Bruce Beresford por Driving Miss Daisy. Que alguien me lo explique.

      Eliminar
  5. Ojalá gane PTA por consenso, ya que no tiene los haters de Nolan ni la mediocridad que le cae bien a todo el mundo de Del Toro.

    Pero ya sabemos que al final siempre ganan los peores, y se lo llevará del Toro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peores??? Jajajajaja qué comentario tan más idiota amigo, lo qué hay que leer, y no saber de cine, lo que tú digas campeón

      Eliminar
  6. Guillermo del toro ya tiene el Oscar en el bolsillo. Que mal por Christopher nolan. El que deberia estar nominado es Martin mcdonagh ese olvido fue imperdonable.

    ResponderEliminar
  7. Del Toro entre los peores? Puff, y se quejan de Ben, ni hablar....

    ResponderEliminar
  8. Ganara Del toro aqui que ya se ha llevado todos los premios mas importantes y ademas esta entre los directores mas premiados por la criticasegun yo solo un trabajo tan prodigioso tecnicamente como el de Nolan puede disputarle la estatuilla y se ve muy dificil

    ResponderEliminar
  9. Concuerdo en que les debe de haber gustado muchisimo la labor de Anderson para haber desbancado ha uno de los que se veia mas seguros que era McDonaugh

    ResponderEliminar
  10. posibilidades:

    1.Del Toro

    2.Nolan

    3.Gerwig

    4.Peele

    5.Anderson

    ResponderEliminar