Última hora

Análisis de categorías: Mejor Actriz Protagonista

By Daniel Martínez Mantilla - 4 de febrero de 2020 25 Comentarios

En 2019 la excelente racha en la categoría de Mejor Actriz Protagonista llegó a su fin tras varios años en los que las mujeres habían adelantado por la derecha a sus colegas masculinos, disfrutando de una serie de personajes complejos, variados y numerosos que permitieron que intérpretes como Olivia Colman, Glenn Close, Margot Robbie, Frances McDormand, Natalie Portman, Isabelle Huppert o Emma Stone dejaran su huella permanente en la historia de la cultura pop. Desgraciadamente, en la 92 edición de los Oscar los grandes roles femeninos han vuelto a escasear, formando parte de películas menores o siendo la punta de lanza de aspirantes que finalmente se quedarían fuera de Mejor Película. 

Los festivales de septiembre dejaron claro los nombres de las dos actrices que liderarían la categoría desde el principio hasta el final: Renée Zellweger y Scarlett Johansson. El resto del quinteto presentó un incómodo y mediático duelo entre algunas de las intérpretes favoritas de la Academia (Charlie Theron y Saoirse Ronan, protagonistas de dos vehículos escritos para su mayor lucimiento) y una serie de intérpretes no caucásicas (Awkwafina, Lupita Nyong'o, Cynthia Erivo Alfre Woodard) que, para desgracia de expertos en los Oscar como Mark Harris, parecían estar disputándose el último hueco del quinteto entre ellas.   

La ausencia de Nyong'o y su sensacional interpretación en 'Nosotros' de Jordan Peele es particularmente frustrante. Al igual que le pasó Toni Collette el año pasado por su enorme trabajo en 'Hereditary', Lupita fue ignorada por los Oscar pese a a haber dominado holgadamente los premios de la crítica. A la Academia pareció darle igual el titánico esfuerzo de dar vida a dos personajes diferentes, exigentes y transformativos: sus prejuicios por el cine de terror fueron más fuertes. 


Cynthia Erivo por 'Harriet' (1ª nominación) 

Cynthia Erivo es la última revelación fulgurante de Hollywood. Su nombre, sin embargo, es más conocido en los circuitos teatrales gracias a su extraordinaria interpretación en el revival del musical de 'El color púrpura' (que personalmente tuve la oportunidad de admirar en Nueva York en noviembre de 2015), donde incluso conseguía borrar del escenario a una ganadora del Oscar como Jennifer Hudson. Su interpretación como Celie (el personaje que ya le dio la nominación al Oscar a Whoopi Goldberg por la versión que Steven Spielberg dirigió en 1985) le valió un Tony y un Grammy a la inglesa, impulsando así un previsible salto al cine que llegó en 2018 con apariciones en 'Viudas' de Steve McQueen y 'Malos tiempos en el Royale' de Drew Goddard.

La demostración de que su fuerza sobrevivía aunque tuviera una cámara delante fue suficiente para que Kasi Lemmons la escogiera para protagonizar la primera película centrada en la figura de Harriet Tubman, un icono en la lucha de los derechos civiles de los negros en Estados Unidos cuya historia, extrañamente, no había sido contada por Hollywood. Su elección estuvo cargada de polémica: fueron muchos los que alzaron la voz al descubrir que una intérprete británica iba a dar vida a un icono estadounidense que ganó popularidad en América durante la presidencia de Obama. Tubman había sido escogida para ser la nueva imagen del billete de 20 dólares... hasta que Donald Trump decidió retrasar, al menos hasta 2028, la impresión de esos nuevos billetes por "motivos técnicos".

A pesar de que la propuesta de Lemmons cae tristemente en el lugar común, la naftalina y un frustrante feísmo formal, Erivo sale airosa aportando el carisma, la tenacidad y la rebeldía que han hecho inmortal a Tubman. Sin embargo, su presencia en los Oscar parece excesiva en una carrera en la que había competidoras igual o más solventes en películas mucho mejores. Aunque Erivo solo subirá al escenario para interpretar la canción nominada de 'Harriet', tiene más motivos que suficientes para estar satisfecha: siguiendo los pasos de Mary J. Blige y Lady Gaga, es la tercera intérprete que es nominada como actriz y compositora en la misma edición.


Scarlett Johansson por 'Historia de un matrimonio' (2ª nominación) 

La segunda candidatura de Scarlett Johansson en 2020 llegó gracias a 'Historias de un matrimonio', un poderoso drama familiar de Noah Baumbach inspirado en su propio divorcio de Jennifer Jason Leigh y con el que Johansson ha podido explotar todo lo que aprendió sobre las tablas de Broadway con 'Panorama desde el puente' (por la que se hizo con el Tony a la Mejor Actriz Secundaria) y 'La gata sobre el tejado de zinc' (en la que heredaba el mítico personaje inmortalizado en el cine por Elizabeth Taylor). Las larguísimas secuencias y el endiablado ritmo de los extraordinarios diálogos de Baumbach están tan influenciados por Woody Allen e Ingmar Bergman como por viejos melodramas teatrales, una combinación que ya había sido superada previamente (salvo en el caso del director sueco, claro) con nota por la actriz.

A pesar de que desde un punto de vista narrativo el guion acaba centrándose más en el personaje de Charlie, Johansson nunca es devorada en la pantalla por su compañero de reparto, Adam Driver. Por separado hacen un trabajo sensacional pero, cuando están juntos, son dinamita. y así lo evidencia el fenómeno surgido alrededor de la famosa e impactante escena de la discusión de ese matrimonio que es incapaz de ponerse de acuerdo hasta en las condiciones de su divorcio. Johansson no necesita de su 'partenaire' para comerse la pantalla y firmar la mejor interpretación de su carrera. El monólogo en el que Nicole resume su matrimonio a su abogada es una de los momentos audiovisuales más catárticos y brillantes del 2019, con una interpretación descarnada y sutil que coge de la mano al espectador para darle a conocer los orígenes de la historia de amor con Charlie y, posteriormente, hacerle entender de forma orgánica y sorprendentemente natural, las razones del fin de su relación. Esa secuencia es la perfecta síntesis de la gran evolución de la actriz los últimos años, además de uno de los Oscar clips más obvios y potentes de la edición.

A dos semanas de la ceremonia, el Oscar de Johansson parece inalcanzable por varios motivos: la poderosa narrativa (e interpretación) de una de sus rivales, la resistencia de la actriz a hacer más campaña de la estrictamente necesaria y su indudable problema de relaciones públicas derivado de sus descuidadas y a menudo desafortunadas declaraciones en el pasado. Pase lo que pase, Scarlett sería una ganadora dignísima.


Saoirse Ronan por 'Mujercitas' (4ª nominación) 

Si en el análisis de las finalistas al Oscar a la mejor Actriz Secundaria hablábamos de cómo los medios habían empezado a bautizar a su compañera de reparto en 'Mujercitas' como la nueva Kate Winslet, también hay que hablar de las voces que insisten en que Saoirse Ronan será la Meryl Streep de su generación. Son palabras mayores, pero la extraordinaria e ilusionante trayectoria de la actriz irlandesa invitan a la esperanza. Hasta los números están de su lado: su cuarta nominación a los premios de la Academia con solo 25 años es un hito superado únicamente por Jennifer Lawrence, que lo consiguió con solo unos meses menos de edad que la actriz de 'Expiación', 'Brooklyn' y 'Lady Bird'. Hasta ahora, no obstante, Ronan nunca ha parecido tener opciones series de llevarse el premio a casa y no parece que Jo March vaya a cambiar la situación.

La enésima revisión del clásico de Louisa May Alcott ya estuvo a punto de darle el Oscar a Winona Ryder hace exactamente 25 años, aunque es curioso que con una novela tan popular y un personaje tan emblemático como Jo March esta sea solo la segunda ocasión que la actriz que lo interpreta es nominada al Oscar. En 'Mujercitas', Ronan vuelve a ejercer de musa en la ficción de Greta Gerwig con una especie de continuación espiritual y lógica a los temas tratados en su primera colaboración: la extraordinaria 'Lady Bird'. Ronan se luce una vez más (como casi siempre, vaya) con un personaje que sirve para hablar de las ansias de libertad, la búsqueda de la independencia (económica y sentimental) y la lucha por mantener la integridad creativa con más madurez y matices que nunca en una adaptación de la novela de Alcott.

La irlandesa es una de esas interpretes superlativas que sabe adaptarse a lo que demanda cada una de esas escenas, ya sea la tensión latente que hay en la relación de Jo y su hermana Amy; la complicada dinámica no-sentimental con su mejor amigo (una trama que nos recuerda la explosiva química que tienen Ronan y Timothée Chalamet, firmes aspirantes a ser la pareja en la ficción más importante para la generación Z) y la guerra creativa y económica que simbolizan las conversaciones entre la aspirante a escritora y su editor. Con una naturalidad apabullante, Ronan enamora a la audiencia y a la cámara una vez más. Nadie se quejaría al ver a Ronan con un Oscar en la mano, pero todo apunta a que ese momento todavía se hará esperar.


Charlize Theron por 'El escándalo' (3ª nominación, un Oscar)

'El escándalo' jamás hubiera llegado a los cines sin la perseverancia de Charlize Theron. No es una forma de hablar: a días de que comenzara el rodaje de esta historia de abusos sexuales en los despachos de la conservadora Fox News, Annapurna (en profunda crisis económica por culpa de la dirección de Megan Ellison) decidió retirarse de este proyecto que la estrella sudafricana llevaba desarrollando varios meses. En lugar de dejarse llevar por la adversidad, Theron convirtió en misión personal que la película saliera adelante... y lo consiguió gracias al apoyo de Lionsgate. Una vez superada la compleja preproducción de la película, a la ganadora del Oscar por 'Monster' todavía le quedaba un reto mayúsculo por delante: convertirse en Megyn Kelly, una presentadora conservadora y polémica que no se parecía en absoluto a Theron, una estrella que ha conseguido enterrar su pasado como modelo y 'chica Martini' con una trayectoria más versátil y completa de lo que nadie esperó jamás.

En el mismo año en el que nos ha convencido (al mismo tiempo que nos hacía reír) de que estaba enamorada de Seth Rogen en la reivindicable 'Casi imposible', Theron nos ha dejado con la boca abierta con un cambio radical fruto del sensacional trabajo de caracterización de la producción (favorito en la categoría de Maquillaje y Peluquería) y de la revolución vocal de la actriz. Esos cambios son el punto de partida para que la actriz cree un personaje fascinante a partir de las contradicciones de la mediática periodista. Kelly es una mujer arrogante, inteligente, egoísta, conservadora, a veces ignorante y otras tantas valiente. Es un personaje desafiante que el guion prefiere no subrayar demasiado (el único exabrupto famoso de la periodista que aparece en la película es su insistencia de que Jesús y Papa Noel eran blancos y solo podían ser blancos) para no emborronar el verdadero objetivo de la historia: contar la poderosa historia de estas mujeres en un entorno hostil. A pesar de su condición de productora, Theron permite que 'El escándalo' sea una historia coral en la que Margot Robbie, John Lithgow, Nicole Kidman y hasta Kate McKinnon tengan su momento de gloria.

La tercera presencia de Theron en los Oscar (que se antojan pocas teniendo en cuenta que la actriz también mereció nominaciones por 'Young Adult' o 'Mad Max: Furia en la carretera') no se va a materializar en una segunda estatuilla. Sin embargo, su interpretación en 'El escándalo' funciona como recordatorio de su estatus de actriz superlativa.


Renée Zellweger por 'Judy' (4ª nominación, 1 Oscar)

Nada le gusta tanto a Hollywood (y al gran público) como una historia de ascenso, caída en los infiernos y regreso a la cima. Difícilmente encontraremos una mejor en la década que acaba de llegar a su fin que el 'comeback' que se ha marcado Renée Zellweger, la chica de al lado que enamoró a medio mundo entre 1996 ('Jerry Maguire') y 2005 ('Cinderella Man'). La actriz texana había encadenado tres nominaciones al Oscar y una estatuilla dorada por 'Cold Mountain' (la menos brillante de todas sus interpretaciones finalistas) pero una serie de proyectos equivocados y la presión mediática llevaron a Zellweger a dejar el cine voluntariamente entre 2010 y 2016. Cuando la actriz volvió a la primera línea mediática, lo hizo por los motivos equivocados: después de unas imágenes que mostraban un cambio físico notable (o unas hipotéticas operaciones de cirugía estética que en realidad no deberían ser relevantes), la Bridget Jones del cine se convirtió en la moraleja de un cuento que en realidad nunca había querido protagonizar.

Y entonces en 2016 Zellweger inició, paso a paso y con su irresistible encanto sureño, la venganza y reconquista de una industria que la había dejado de lado en el mejor de los casos, o que se había reído de ella en el peor. 'Bridget Jones' Baby' fue un inesperado éxito de taquilla y el recordatorio de la popularidad de la actriz que necesitaron los productores de 'Judy' para terminar de abrazar su idea de que Zellweger protagonizara una película sobre los últimos meses de vida de la legendaria y trágica Judy Garland. La actriz se dejó embaucar y, tras una primera reunión en los míticos estudios de Abbey Road, dio el sí. El primer objetivo era claro: dar la nota vocalmente. 'Chicago' dejó claro que Renée podía cantar, pero alcanzar el nivel de la madre de Liza Minnelli era imposible. Por suerte para Zellweger, el director Rupert Gold buscaba conseguir la voz rota, emocionante y agotada de Judy durante su última gira en Londres, donde tuvo que huir para buscarse la vida después de una crisis económica y familiar.

Con la ayuda del maquillaje de Jeremy Woodhead (el otro apartado de 'Judy' que ha sido reconocido en los Oscar), Zellweger se convirtió en Garland y construyó una interpretación a medio camino de la imitación del icono y el reconocible estilo interpretativo de la texana. Es un trabajo que recrea, homenajea y transforma la figura de Judy Garland, pero que afortunadamente evita ser una caricatura de un personaje irrepetible. La entrega total de Zellweger se aprecia tanto en los dramas domésticos (sus escenas al teléfono con sus hijos o su encuentro con su exmarido) como, sobre todo, en los números musicales. Conviene prestar especial atención a la evolución de la voz y, especialmente, la mirada de la actriz durante cada una de sus interpretaciones. Esos momentos son más que suficientes para entender el viaje que está atravesando el personaje, un mérito de una interpretación sensacional que siempre vuela por encima del funcional pero formulaico guion de 'Judy'.

Aunque ganar un segundo Oscar siempre es más difícil, Zellweger ha completado la carrera perfecta en los premios televisados y tiene una narrativa irresistible para los votantes. Su derrota sería una sorpresa mayúscula... pero el año pasado también pensábamos que Glenn Close tenía el Oscar hecho. El duelo entre Johansson y Zellweger es extraordinario y ambas serían justas vencedoras, pero el agotador empacho de premios a biopics en la última década y el injusto vacío que se ha hecho en la temporada de premios a la película de Noah Baumbach hace que nuestra balanza se decante finalmente por la protagonista de 'Historia de un matrimonio'.

Ganará: Renée Zellweger por 'Judy'
Podría ganar: Scarlett Johansson por 'Historia de un matrimonio'
Debería ganar: Scarlett Johansson por 'Historia de un matrimonio'
Debería estar nominado: Lupita Nyong'o por 'Nosotros'

25 comentarios to ''Análisis de categorías: Mejor Actriz Protagonista"

ESCRIBE TU COMENTARIO
  1. deberia ganar scarlet
    2 oscar para rene que la dejaria a la altura de cate blanchett o a uno de meryl....es un increible

    ResponderEliminar
  2. La explicación de que solo Jo March haya sido nominada 2 veces está en:

    1. Sólo hay 4 adaptaciones de Hollywood. No son pocas pero no tantas si lo comparas con Hamket, Macbeth (nunca ha sido Lady Macbeth nominada, por cierto).

    2. La primera que pudo ser nominada fue Katherine Hepburn PERO ese año interpretó Morning Glory que le valió su primer Óscar.

    3.Tampoco es tan común ver un personaje muchas veces nominado. Solo hay 4 que han sido nominados 3 veces (Enrique VIII, Isabel I y los dos protagonistas de Ha nacido una estrella).

    ResponderEliminar
  3. Veremos que pasa, Olivia fue la sorpresa el año pasado, pero venia de ganar el Globo de oro y Bafta, eso le deba todavía posibilidades de ganar el Oscars, caso contrario a Scarlett que no ha ganado ningún premio importante. Igual ambas serian justas ganadoras, de todas maneras ya Renee tiene un Oscars y seria lindo ver a Scarlett con uno, ademas no se sabe cuando las vuelvan a nominar, tiene carreras muy inconsistentes las dos.

    De las otras nominadas, creo que Saoirse va por el mismo camino de Amy Adams y Glenn Close

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saoirse ganará su primer Óscar más temprano que tarde...

      Eliminar
  4. Adhiero a lo de Lupita, tremendo ol ido, la pondría en lugar de la zelweger jaja, eso demuestra lo que me pareció su actuación.

    ResponderEliminar
  5. 100% de acuerdo con que debería ganar Scarlett. Si bien Reneé está muy bien, en ningún momento (a pesar del maquillaje) me olvido que es ella. Es un actriz llena de tics, la forma de mover la boca, su forma de hablar bajito y con la voz casi afónica y eso no lo deja de lado en sus personajes.
    Cada vez que se sube a buscar un premio y le ponías la peluca de Judy era lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese comentario no puede ser menos cierto... Si Reneé sigue ganado es precisamente porque en sus discursos NO tiene NADA que ver con Judy, su tono de voz, la forma en la que vocaliza, di acento, TODO es distinto. Pero lo más diferente son sus ojos, parece otra persona con otra mirada. Sería un Oscar muy merecido.

      Eliminar
  6. Aunque me gusta mucho Zellweger, la realidad como ustedes plantean es que Scarlett hace un trabajo extraordinario y desde mi punto de vista tiene un reto mucho más interesante.

    Si hay una sorpresa en esta edición, espero que sea aquí y que gane Johansson. Hay de dos, que se haga un Julianne Moore en 2003 y se quede sentada en la butaca en dos momentos; o que la Academia finalmente se desencante por marcar un Steven Sodebergh y no se resista ante las dos nominaciones el mismo año aún habiendo un favorito.

    Todo parece indicar que será la primera opción, pero de corazón espero que el pronóstico falle.

    ResponderEliminar
  7. Johansson es la alternativa en las categorías que tiene, eso habla demasiado del potencial que siempre ha tenido y muchos negaban por su condición de "sex symbol".
    Personalmente en verdad quiero que de la sorpresa en cualquiera de las 2 categorías, lo merece, me parece mejor que Laura Dern, y a falta de ver Judy me parece la mejor actuación femenina del año.

    ResponderEliminar
  8. Me niego a creer que estemos ante EL SEGUNDO OSCAR de Renée, cuando otras figuras mucho más destacadas no lo han conseguido, como Nicole Kidman y esa dificultad de conseguir nominaciones al igual que Charlize Theron y que en su caso sería todavía una ganadora más digna.
    He visto Judy dos veces y la verdad me parece que su trabajo se acerca más a una imitación al estilo de Rami Malek que recrear no solo las maneras sino la psicología de una figura reconocida en la cultura popular (que, si logran, por ejemplo, Marion Cotillard y Michelle Williams).
    Espero y el próximo domingo tengamos una sorpresa agradable y se lo otorguen a Scarlett Johansson que con el potente monologo y el crecimiento de su personaje en pantalla (a pesar de factores como el tiempo en pantalla y un guion que llega a favorecer a Driver) logra una interpretación brillante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debería sorprenderte, Hilary Swank tiene dos premios en Mejor Actriz y luego no hizo nada más en su carrera.

      Eliminar
    2. Renée no es figura destacada??? No sabía que él Óscar era un premio a la popularidad.

      Eliminar
  9. Ojalá haya 1 sorpresa!!! Que gane Scarlett y no la sobreactuada e insoportable imitación de Renee. Pero... parece que las cartas están echadas.

    ResponderEliminar
  10. Si hay una sorpresa en las categorías de actuación, creo que puede venir de aquí.

    ResponderEliminar
  11. De acuerdo, especialmente con "Me niego a creer que estemos ante EL SEGUNDO OSCAR de Renée, cuando otras figuras mucho más destacadas no lo han conseguido, como Nicole Kidman y esa dificultad de conseguir nominaciones". Increíble, incluso considerando que su Oscar por Cold Mountain fue un regalo por sus dos nominaciones previas. Ver hoy la actuación de Renée en Cold Mountain es comprobar ese desastre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un segundo Oscar a Mejor Actriz ! Si lo fuera te comprendería !

      Eliminar
  12. No habra sorpresa ganara Renee zellweger. Seamos realista el 2019 no fue un buen año para las Actrices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que decís. Podrían haber nominación a cate Blanchett.

      Eliminar
  13. Renee está extraordinaria. Muy merecido. Scarlett sin duda tb lo merece, pero me despierta mucha simpatía Renee tras haber sido humillada por su aspecto fisico

    ResponderEliminar
  14. De las cinco nominadas, destaco sobre todo a tres de ellas (Scarlett Johansson, Renee Zellweger y Saoirse Ronan). Tres actuaciones, a mi parecer, más que dignas de ganar el Oscar. Sobre Charlize Theron y Cynthia Erivo, pienso que, pese a sus interpretaciones, tanto Lupita Nyong'o como Awkwafina deberían haber tenido presencia en los Oscar, sobre todo la primera.

    De las tres mencionadas, mi favorita es Scarlett Johansson. Si hay en una cosa que destaca "Marriage Story" (y destaca en varias) es en sus interpretaciones. Personalmente, me gusta más Johansson y Driver que los favoritos a ganar el Oscar. Y es que ambos desbordan carisma, química y emotividad en cada una de las escenas de la película dirigida por Baumbach. Cierto que Driver tiene más peso pero Johansson realiza, seguramente, una de las mejores interpretaciones de su vida (la mejor, para mí, es "Lost in Translation"). Sería una gran ganadora del Oscar, pero este año es el año de otra gran interpretación.

    Y es que, pese a que me gusta más Johansson, decir que sería injusto que Zellweger logre su segundo Oscar, sería una tontería. Y es que la actriz se mete, íntegramente, en el papel de Judy Garland, gracias también a un gran trabajo de caracterización. Personalmente, "Judy" me parece una buena película pero sin el arrollador regreso de Zellweger a las pantallas, sería posiblemente del montón. Como he comentado antes, Zellweger, sin duda, será una merecida ganadora.

    Y tampoco sería una mala oscarizada, la nueva Jo March de "Little Women". Y es que Saoirse Ronan es un talento brutal, de los pocos que aparecen cada x generaciones. Ronan hace suyo la adaptación que hace Gerwig del personaje y logra una química brutal con el resto de los actores, destacando Chalamet, Pugh y, sobre todo, Eliza Scanlen. La actriz irlandesa terminará, tarde o temprano, ganando el Oscar.

    Como he escrito antes, para mí hay tres interpretaciones por encima del resto entre las nominadas. Sobre Theron, "Bombshell" sin duda merece ser vista por las interpretaciones femeninas. Theron tenía un papel complicado ya que podría haber caído en el tópico y haberse convertido en un estereotipo. Sin embargo, la actriz sudafricana siempre le da bastante credibilidad a sus personajes, sean dramáticos o cómicos y "Bombshell", apoyada en una gran caracterización (seguramente ganará el Oscar) es una muestra de ello. Sin embargo, no la considero como de mis actuaciones favoritas, básicamente porque este tipo de rol ya lo hemos visto y pienso que Lupita Nyong'o (por su atrevimiento) como Awkwafina (que lastima como ha sido olvidada "The Farewell") son interpretaciones más valorables a mi gusto. En ese sentido, creo que el gran oficio que siempre tiene Theron me parece insuficiente.

    Al igual también lo digo de Cynthia Erivo, que está muy bien como Harriet Tubman pero que, a mi parecer, está demasiado lastrada por los errores cinematográficos y narrativos de "Harriet". Sin duda, ella es lo mejor de la película (y de largo) y, personalmente, su nominación en Canción Original es muy justa, pero no tanto en Actriz Principal.

    Ganará: Renee Zellweger.
    Podría Ganar: Scarlett Johansson.
    Debería Ganar: Scarlett Johansson.
    Debería Estar Nominada: Lupita Nyong'o

    ResponderEliminar
  15. Otro personaje convencional el de Harriet , Lupita hace un personaje genial que se aleja de ver a las personas de color como tipicos actores con personajes inclusivos ! Personajes como el de Lupita deben abundar de esa manera las actores de color seran vistos no como defensores de su raza si no como cualquier persona sin importar su aspecto fisico ! Personalmente anhelaba la nominacion de Awkwafina otro personaje exquisito !

    ResponderEliminar
  16. Saoirse Ronan está muy bien, como siempre, pero a mí al menos no me robó el corazón como en "Broadway" y "Mujercitas" (opinión personal) me parece una peli que no me generó interés y con bastante desbarajuste temporal.
    Me alegro de la nominación de Charlize que ya al menos 3 veces fue olvidada con bastante injusticia.

    ResponderEliminar
  17. Es frustrante hablar de esta categoría sin Lupita Nyong'o que merece ganar o al menos estar nominada por encima de Theron y Erivo, un hecho innegable. Zellweger, Johansson y Ronan casi están al mismo nivel, pero yo también me quedo con Johansson que para mí consiguió transmitir todas las emociones posibles. Ronan es una máquina, siempre desaparece bajo todos sus personajes. Zellweger hizo casi lo imposible, la gente que subestima me da asco, sobre todo los que critican su voz cuando es obvio que cantó como una fiera, en vivo, y eso que en todo momento sonaba como Garland, si lo podéis hacer mejor - adelante. Además Judy es una buena película, sala en la que yo estuve aplaudió en pie, claro, si os gusta Garland, aunque por lo que leo, muchos ni la conociais.

    ResponderEliminar
  18. Mejor actriz ha tenido como candidatas a tres actrices prácticamente fijas desde el inicio de la carrera y en la que Reene Zellweger pese a no liderear ni de cerca los premios de la critica ha sido la favorita desde el principio de la carrera, las ausencias mas importantes en la categoría han sido Lupita Nyongo que ha sufrido por el rechazo de la academia al cine del terroro Akwafina ganadora del globo de oro y muy destacada por lo premios de la critica pero ha sido dejada de lado junto a su película.

    Reene Zellweger autentica estrella de finales de los noventa hasta mediados de la década pasada donde la actriz recivio 3 nominaciones consecutivas de 2001 a 2003 año en el que se hizo con el oscar como mejor actriz de reparto, ha vuelto después de 16 años encarnando a Judy Garland, Zellweger logra la combinación perfecta entre su comeback, su status como estrella y la vida de Garland, la actriz tiene casi todo a su favor en especial su gran comeback por el que es muy difícil resistirse a premiarla.



    Sairoise Ronan consigue su cuarta nominación al oscar con menos de 25 años volviéndose la mas joven en hacerlo detrás de Jennifer Lawrence, Roanan vuelve a demostrar su enorme como actriz talento con su segunda colaboración con Greta Gerwig al dar vida al mítico personaje de la literatura Jo March en el que Ronan logra dotar al personaje de gran valentía asi como logra transmitir los deseos que tiene el personaje de superarse a si misma, es muy difícil que Ronan gane su primera estatuilla por la cinta de Greta Gerwig sin embargo vuelve a demostrar su enorme vesatibilidad como una actriz que tarde o temprano se hara con el oscar.


    Scarlett Johansson ha logrado su segunda nominación al oscar este año por marriage story encarnando a Nicole una actriz de teatro que se enfrenta al divorcio con su esposo director de teatro, Johansson logra mostrar los matices de su personaje incluyendo la difícil relación con su esposo y los defectos de su matrimonio, la actriz ha sido la segunda mas premiada en la categoría en los premios de la critica y aunque ha quedo relegada en los premios mas importantes si los académicos desean recompensar a una actriz que ha demostrado que puede hacer mucho mas de lo que se le encasilla por su físico seria na excelente categoría para hacerlo.


    Charlize Theron consigue su tercera nominación, además de haber ganado en esta categoría por su rol en Monster en 2003, en esta ocasión lo ha hecho actuando a Megan Kelly en bombshell, Theron lucho por que la película saliera delante al ser rechazada por numerosas estudios y además de la que ha sido productora, la actriz demuestra que es mucho mas que su físico y apoyada por el increíble maquillaje logra desparecer en su actuación, debido a la gran competencia y la poca presencia de la cinta en general la protagonista de monster tiene muy difícil conseguir su segundo oscar.


    Cynthia Erivo ha sido la única actriz/actor negra en ser nominada este año por su encarnar al icono de Harriet Tubman en la cinta harriet, Erivo también esta nominada como compositora de la canción principal de la cinta con la que tiene muchas mas posibilidades de triunfar, la actriz británica sonó mucho mas al principio de la temporada de premios pero debido a las malas criticas de la cinta la actriz acabo perdiendo muchísimas posibilidades e incluso su favoritismo en la categoría por lo que es imposible verla alzándose con el premio.


    Ganara: Reene Zellweger por judy
    Podria ganar: Scarlett Johansson por marriage story
    Deberia ganar: Sairoise Ronan por little women
    Deberia ganar: Jessie Buckley por wild rose


    ResponderEliminar