Última hora

Tres películas con nominaciones al Oscar que deberían tener remakes

By Premios Oscar - 10 de febrero de 2020

Desde 1929, año en que se celebró la primera gala de los Oscar, la Academia nos ha brindado numerosas nominaciones. Este año hemos podido ver varios filmes en la lista que han sido aplaudidos tanto por los expertos como por el público, como por ejemplo Joker o Parásitos, que probablemente sigan triunfando a lo largo del 2020. Sin embargo, es bien sabido que dichas nominaciones no aseguran la anhelada estatuilla. Aun así, varias de las películas que no obtuvieron dicho premio consiguieron pasar a la historia, por lo que sería interesante saber qué pasaría si se estrenaran en la actualidad. Por ello, te presentamos a continuación tres reconocidos filmes que merecen tener una nueva adaptación.

Regreso al futuro

Comenzamos con Regreso al futuro, película producida por Steven Spielberg que obtuvo el Oscar a la “Mejor edición de sonido”, pero perdió el de “Mejor guion original”. Aun así, su historia sigue viva 35 años después de su estreno, dejando más huella que otras que obtuvieron el premio en cuestión. En la actualidad se pueden encontrar múltiples productos basados en la película, tal y como un videojuego desarrollado por la empresa Telltale o una serie de cómics disponible en Norma Editorial que ha sido creada por Bob GaleJohn Barber y otros artistas. Así pues, parece evidente que esta película que en su día protagonizaron Michael J. Fox Christopher Lloyd podría tener una exitosa adaptación.


Terminator, cinta con inmensa recepción que fue ignorada por la Academia, nos mostró en 1984 que se podían crear creativos filmes utilizando viajes en el tiempo, algo que Regreso al futuro llevó un paso más adelante. Por ende, si se idease una nueva versión, podría ser interesante que Marty McFly perteneciese a la época actual, lo cual modificaría en gran parte su estética y su forma de ver la década de los cincuenta. No obstante, debido a la diferencia de años, en esta ocasión debería encontrarse con sus abuelos, que cumplirían el mismo rol que sus padres en el filme original. Otra posibilidad sería que el nuevo Marty viajase a 1985 y no a 1955, lo cual sería un guiño a la época de la película de Spielberg y le permitiría encontrarse con sus padres, aunque cambiaría de forma más drástica el guion original.

Casino

La segunda película de la lista es Casino, el drama dirigido por Martin Scorsese que se estrenó en 1995. Sharon Stone, por su papel interpretando a Gingen McKenna, fue nominada al Oscar por “Mejor actriz” y obtuvo un Globo de Oro, mientras que Scorsese quedó nominado como “Mejor director” en los Globos de Oro. Si bien el último no se llevó ningún premio por su labor, el público y la crítica recibieron con los brazos abiertos el filme, puesto que ofrecía una casi poética forma de narrar las vivencias de los caóticos protagonistas. El diario El Mundo la definió como “Obra maestra”, y The New York Times elogió sus efectos especiales y su elegancia.

El filme está inspirado en el libro Casino de Nicholas Pileggi y narra la historia de un equipo “perfecto” de criminales. Con ello en mente, si se crease una adaptación de la historia al año 2020, se debería respetar el máximo posible la personalidad de los personajes. Aun así, podrían modificarse varias escenas teniendo en cuenta la tecnología del presente. Por ejemplo, hoy en día existen numerosos casinos online con éxito considerable, en los que se pueden probar centenares de tragamonedas y juegos como el blackjack, tal y como se puede observar en el casino online Betway, que también cuenta con la clásica ruleta. En consecuencia, le daría realismo a la historia si existiese una versión en línea del negocio de los protagonistas.

Grease

Finalmente, proponemos el clásico Grease, que fue nominado a “Mejor canción” en los Oscar por Hopelessly Devoted to You, pero no consiguió la estatuilla. Pese a que no obtuvo premios de notable relevancia, fue la película más taquillera de 1978 con casi 400 millones de dólares recaudados, y en el presente presume de un extenso legado televisivo y de varios musicales de relevancia internacional. Aunque John Travolta se llevó el año pasado el premio Razzie al peor actor, brilló especialmente como Danny al lado de Sandy, que fue interpretada con acierto por Olivia Newton-John.


A pesar de que la película se ambienta en los años cincuenta, se puede trasladar fácilmente a la actualidad. Una versión basada en esta década, en la que se respetasen las actitudes de los protagonistas originales y parte de su característico estilismo, podría darle un enfoque totalmente distinto, ya que veríamos a Sandy y Danny intercambiar mensajes con smartphones mientras pasean por las calles del siglo XXI. En definitiva, aunque las versiones originales de los mencionados filmes son excelentes, todas ellas merecen una adaptación donde las nuevas generaciones conozcan sus historias.

Tags: