Última hora

#NoOscarFest5: 'Honey Boy', de Alma Har'el

By Javier Navío - 8 de abril de 2020 5 Comentarios

Definitivamente, se ha puesto de moda que los cineastas lleven a la pantalla episodios muy personales de sus vidas: Alfonso Cuarón en 'Roma', Pedro Almodóvar en 'Dolor y gloria', Noah Baumbach en 'Historia de un matrimonio'... En esta lista podemos incluir también a 'Honey Boy', ya que la película es fruto de la necesidad de Shia LaBeouf de contar la explosiva relación que mantuvo con su padre. LaBeouf se estrena como guionista y se reivindica como intérprete en esta conmovedora película que también ha supuesto otras dos revelaciones: la de Alma Har'el como directora y la de Noah Jupe en su primer papel protagonista. Jupe, al que ya habíamos visto en 'Un lugar tranquilo' o 'Le Man's 66', está increíble en el rol de Otis (el personaje inspirado en Shia Labeouf), mientras que el protagonista de la saga 'Transformers' realiza la que seguramente sea la mejor interpretación de su carrera metiéndose en la piel de su propio padre. El trío de grandes actuaciones se completa con la de Lucas Hedges, que se encarga de dar vida a Otis en su edad adulta cuando ya se ha convertido en una estrella del cine y tiene que empezar a lidiar con sus propias adicciones. Entre los reconocimientos cosechados por 'Honey Boy' están un Premio Especial del Jurado en el Festival de Sundance y el DGA a la Mejor Dirección Novel.

Sinopsis

Otis (Noah Jupe) es un niño de 12 años que descubre desde muy joven la fama de Hollywood. Su padre (Shia Labeouf) es un antiguo payaso de rodeo con problemas de adicciones y sin trabajo que se dedica a administrar la carrera de su hijo. La convivencia entre ambos es muy compleja: Otis se ve obligado a sufrir sus abusos mientras ambos intentan dar sentido a una relación que se reproduce en el tiempo a lo largo de más de una década.

Críticas

Luis Martínez (El Mundo): "'Honey Boy' tiene mucho de confesión en el diván. O lo tiene todo. Sobre un guión del actor, la directora Alma Har'el se esfuerza en que nos importe algo por qué ha sufrido tanto este hombre. Y, la verdad, lo consigue. Nunca queda claro si los méritos son del planteamiento descarnado de la película o de, simplemente, el poder de atracción de un actor delante del cual, y desde que se paseó por la Berlinale con una bolsa de papel en la cabeza, es imposible mantenerse indiferente. La película hace presa sobre todo en la infancia de un niño maltratado por un padre alcohólico, payaso (en el sentido literal) y fundamentalmente errático. Cuando no sólo maltratador. Y es ahí, cuando LaBeouf interpreta a su padre cuando la cinta es, como la anterior, sólo terapia; una estridente, trágica y desesperanzada autopsia a sí mismo del actor. De nuevo, no queda en ningún momento claro cuánto hay de madurez en todo esto y cuánto de simple exhibicionismo. Pero lo que hay, aunque sea a ratos fulgurantes, desarma. No es tanta sinceridad como simple y hasta bello suicidio. No es 'biopic', es sacrificio."

Daniel M. Mantilla (Fotogramas): "'Honey Boy' funciona a la perfección como si fuera una sesión de terapia audiovisual que LaBeouf usa para liberarse de los demonios personales que le persiguen desde su problemática infancia. La apuesta del actor va un paso más allá, interpretando en la versión cinematográfica de su propia vida a su padre en una audaz decisión que aporta al drama de una capa extra de resonancia emocional. (...) El impacto del relato radica en la honestidad de LaBeouf detrás de las cámaras creando un ejercicio que, en sus propias palabras, solo busca ayudarle a lidiar con sus orígenes y no hablar de la experiencia de los niños actores en Hollywood ni ayudar a la gente. Sin embargo, Alma Har'el es la otra gran ganadora detrás de esta conmovedora historia: a pesar de ser una ópera prima, 'Honey Boy' es un drama sólido en el que, además de dibujarse como una estupenda directora de actores, crea tan imágenes tan poderosas como ese montaje paralelo que muestra la brutal diferencia entre los dos gritos (uno jovial, el otro desesperado) que sueltan las dos versiones de Otis, el álter ego en la ficción del actor y ahora guionista."

Jorge Negrete (Premiere): "Alma Har'el enfatiza en 'Honey Boy' la forma en la que la fantasía y el goce infantil se transforman en un lucrativo medio que corrompe los vínculos familiares. Noah Jupe presenta un rango verdaderamente notable. Tras la ternura que despertó en 'Wonder', el actor deja ver desde sus primeras escenas la amargura y la rabia, pero también la necesidad afectiva que lo ata a James Lort (LaBeouf). Los únicos momentos en los que el pequeño parece estar feliz suceden en medio de dos palabras: acción y corte. Dicha complejidad también está presente en la actuación de LaBeouf, quien no sataniza a su padre: a través de su interpretación trata de acercarse a él, cosa que quizá no pudo lograr de niño. En otra línea temporal, Lucas Hedges es hábil para mostrar el enorme hueco dejado por su padre, el cual ha llenado con adicciones y un estilo de vida caótico. Un acierto de Har’el es no hacer una distinción entre los dos tiempos en los que se narra Honey Boy. A través de un hábil montaje busca conectarlos constantemente y entender que ambos se necesitan el uno al otro."

For Your Consideration

Mejor Película, Mejor Dirección (Alma Har'El), Mejor Actor (Noah Jupe), Mejor Actor Secundario (Shia LaBeouf, Lucas Hedges), Mejor Actriz Secundaria (FKA Twigs), Mejor Guion (Shia LaBeouf), Mejor Fotografía (Natasha Braier), Mejor Montaje (Dominic LaPerriere, Monica Salazar), Mejor Música (Alex Somers), Mejor Reparto.

Dónde verla

Movistar+
Rakuten

5 comentarios to ''#NoOscarFest5: 'Honey Boy', de Alma Har'el"

ESCRIBE TU COMENTARIO
  1. Mi favorita del festival, aunque creo que no recibirá mucho apoyo. Me llegó mucho la historia de Otis y la relación con su padre, interpretados los 2 por Noah Jupe + Lucas Hedges y Shia Labeouf. Ellos 3 tienen mi voto asegurado, así como Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Guión. En los técnicos no creo que sea tan buena (dudo que consiga alguna nominación, quizás fotografía), pero como película me parece la mejor de todas.

    ResponderEliminar
  2. Ummm... por mi parte creo que no se llevará ningún voto. Hay al menos 8 o 9 películas en este festival que me gustan más y que impedirán que este filme se lleve alguna mención por mi parte. Algún actor como mucho.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Noah Jupe. De la peli esperaba más, pero es interesante.

    ResponderEliminar
  4. Shia LaBeouf es un actor que ha sido siempre más famoso por sus noticias extracinematográficas que por sus papeles. Pese a no ser un mal actor, ha tenido una carrera bastante irregular debido a sus problemas con las drogas, el alcohol, el sexo, etc. Por lo que se entiende, perfectamente, que "Honey Boy" refleje, tal como lo hace, el alma de este curioso actor.

    Y es que la película resulta ser una obra catártica, totalmente personal, que emociona e incomoda a la vez. No creo que LaBeouf busque empatía mostrando los abusos que sufrió por parte de su padre ni que busque justificar por qué se ha convertido en la persona que es. Más bien es un "este soy yo" que necesitaba realizar.

    El guión es, por ello, base de toda la historia. LaBeouf se deja el alma en ella, notándose bastante todas las influencias que ha tenido durante su carrera. Incluso diría que las mayores influencias, en este sentido, son Andrea Arnold y el propio Lars Von Trier. En este sentido, la historia es enigmática, cautivadora, imperfecta, a veces inconexa, pero siempre coherente al espíritu de su autor.

    De este modo, LaBeouf consigue, además, tener un gran apoyo en Alma Harel (la directora) y en Natasha Braier (la directora de fotografía). La primera, afamada documentalista y directora de videoclips, debutaba con esta película (seguramente LaBeouf veía complicado ponerse tras la cámara) y lo hace con mucha vehemencia, estilo y mucha madurez. Como he comentado antes, creo que la influencia de Arnold es evidente. También sorprende la utilización de los colores que realiza Braier (la genial fotógrafa de "The Neon Demon"), mostrando los momentos traumáticos, tristes, felices, etc, a través de ellos. Es una obra muy estudiada para que el fondo no se pierda en la forma.

    Y, como no, hay que destacar al trío de actores que está sobresaliente en "Honey Boy". LaBeouf se queda con el complicado rol del padre. Podría haber caído en lo mórbido de caracterizarse en su propio padre, pero logra darle humanidad a un ser rencoroso, carcomido por la vida y los vicios. Estamos ante uno de sus mejores interpretaciones (junto a "American Honey").

    El "alter-ego" de LaBeouf lo interpretan dos actores: Lucas Hedges y Noah Jupe. Hedges, uno de los mejores actores de su generación está como casi siempre, perfecto. Pese a las diferencias físicas evidentes entre Hedges y LaBeouf, comprede muy bien lo que el libreto pretende de él y refleja ese extraño momento donde el actor pasó de ser una estrella a un juguete roto. No pretende excusarse, solo desnudarse ante el espectador y Hedges cumple con creces.

    Pero la gran estrella, y por mucho, de "Honey Boy" es Noah Jupe. Básicamente se come la pantalla. Se nota que LaBeouf ha escrito con mucho cariño su "yo" infantil. Como si echara de menos esa época, pese a los maltratos físicos y psicológicos que sufrió. Jupe está soberbio, llena la pantalla y, en ningún momento, se deja llevar por la emotividad de las escenas. Una de las mejores interpretaciones de este Festival.

    Para terminar, pese a ciertas irregularidades de ritmo narrativo, "Honey Boy" es, posiblemente, la película más sincera del NotOscarFest. No es de mis favoritas pero si el altamente recomendable.

    En las votaciones, he votado a Noah Jupe en Actor Principal y Shia LaBeouf en Reparto. Espero, sinceramente, que la fotografía esté nominada.

    ResponderEliminar
  5. En "Honey boy" se nota bastante lo personal de su historia y de su planteamiento, pues Shia Labeouf se entrega totalmente a contar sus recuerdos y traumas personales de la infancia. Si bien no es una película perfecta, consigue retratar a la perfección esa tóxica relación del actor con su padre (al que interpreta de forma magistral el propio Labeouf en un juego metanarrativo muy interesante). Cabe destacar también la interpretación protagonista de un joven Noah Jupe, quién merece ser tenido en las nominaciones a Mejor actor.

    ResponderEliminar