Última hora

Actores para el Oscar (V): Sandra Bullock

By Juan Bautista - 17 de octubre de 2013 11 Comments

La reina de blockbuster, Sandra Bullock, lleva dos décadas ininterrumpidas ocupando por derecho propio un lugar privilegiado en la meca del cine con 39  películas, 10 nº 1 en el box office y más de 3.300 millones de dólares recaudados en todo el mundo. Por si fuera poco, muchos pensaban que su Oscar por "The Blind Side" (considerado por un amplio sector más como un reconocimiento a su dedicación total que a la interpretación en sí) era la guinda del pastel. Craso error. "Gravity" es vivo testimonio de que nunca hay que subestimar su ambición y sus cualidades interpretativas que tantas veces quedaron en entredicho, regalándonos un trabajo de una gran exigencia física a caballo entre la acción y el drama. El espectador empatiza con Ryan Stone, sufre con ella, la idolatra. A Sandra Bullock, también.

Sandra Annette Bullock nació el 26 de julio de 1964 en Arlington, Virginia, siendo la mayor de las dos hijas del estadounidense John W. Bullock, miembro de la armada y profesor de canto, y  la alemana Helga Mathilde Meyer, cantante de ópera. Sus padres se habían conocido en Nuremberg donde había sido enviado su padre como empleado del servicio postal de la armada y allí se casaron para trasladar al poco tiempo su residencia en las inmediaciones de Washington, donde John llegaría a trabajar en el Pentágono.

Durante su infancia, Sandra pasó varias temporadas en la ciudad natal de su madre, así como en Salzburgo, perfeccionando su alemán y asistiendo a menudo a recitales de ópera, llegando a tomar clases en la Staatstheater Nürnberg. Ya en su adolescencia, estudió en el Washington-Lee High School, donde además de cheerleader participó en varias funciones teatrales. Motivada en su perfeccionamiento como actriz, ingresó en la East Carolina University, graduándose en 1986. A partir de aquí, se trasladó a Manhattan donde compaginaba sus clases con el prestigioso Sanford Meisner que pagaba trabajando esporádicamente como camarera.

Su primera oportunidad llegaría en el Off-Broadway, consiguiendo el papel protagonista en la obra “No Time Flat”, a la que seguirían participaciones en películas independientes y, sobre todo, la televisión, como el telefilm de ciencia ficción “Bionic Showdown: The Six Million Dollar Man and the Bionic Woman” (1989), de A. J. Levi, o la primera y única temporada de “Working Girl” (19990), la serie de la NBC basada en el popular film de Mike Nichols estrenada apenas dos años antes. Sandra consiguió interpretar a Tess McGuill, a quien había dado vida en el cine Melanie Griffith, gracias a la renuncia de Nancy McKeon.


Requerida por el cine, se embarcó en productos de escaso valor ya fueran comedias (“Love Potion # 9”, de D. Launer, con su compañero de reparto, Tate Donovan, iniciaría un relación que los llevó a comprometerse para romper definitivamente en 1995) o thrillers (“The Vanishing”, de G. Sluizer). Consiguió estar en el reparto de dos dramedias como “The Thing Called Love”, de P. Bogdanovich, -y última película protagonizada por River Phoenix- y “Wrestling Ernest Hemingway”, de R. Haines, eclipsada por los veteranos Robert Duvall, Richard Harris y Shirley MacLaine.

Su fortuna estaba a paso de dar un giro de 180º: por un lado, sustituyó en el último momento a Lori Petty como la teniente Lenina Huxley en la futurista “Demolition Man” (1993), de M. Bambrilla, su primer nº 1 en la taquilla estadounidense que, por el contrario, le hizo merecedora de su primera nominación al Razzie a la peor actriz de reparto. Por el otro, la 20Th Century Fox confió en ella para coprotagonizar junto a Keanu Reeves la emblemática “Speed” (1994), de J. De Bont, pese a que el personaje fue escrito para Ellen Degeneres, Bullock superó su propia marca, recogiendo críticas más que aceptables y recaudando 350 millones de dólares en todo el mundo. Hollywood tenía un diamante sin pulir entre las manos.

Al año siguiente llegaría el thriller informático “The Net”, de I. Winkler, trabajo que no consiguió acercarse en cifras a los dos títulos que la precedieron. Temerosa de verse abocada a películas de acción en el que su vida estaba constantemente en peligro, la ascendente estrella buscó la alternativa en la comedia romántica con la olvidable “Two If by Sea”, de B. Bennett, acertando al aceptar el rol de Lucy Moderatz, la joven que finge ser la prometida de un comatoso Bill Pullman en “While You Were Sleeping”, de J. Tutletaub. A pesar de que fue la tercera opción de los productores -tras Demi Moore y Julia Roberts- el film fue todo un éxito, permaneciendo dos semanas consecutivas en el nº 1, valiéndole a su protagonista su primera nominación al Globo de Oro.

Sandra daba muestras de poseer un olfato infalible a la hora de escoger proyectos como siguió demostrando al estar en el reparto de dos de los títulos más esperados de 1996: “A Time to Kill”, de J. Schumacher, la adaptación de la novela homónima de John Grisham, que la colocaba al lado de otro valor emergente de Hollywood como era Matthew McConaughey. Este thriller judicial con la xenofobia de transfondo fue un nuevo éxito de taquilla consecutivo con el que consolidó su status de estrellas absoluta de los 90 y que quedó demostrado al cobrar once millones de dólares por su siguiente film, el drama bélico-romántico “In Love and War”, de R. Attenborough, en el que se aproximaba a la relación amorosa entre un joven Ernest Hemingway (Chris O’Donnell) y Agnes, la enfermera que lo cuidó en Milán durante la I Guerra Mundial. La película fue vapuleada por crítica y público recaudando unos irrisorios catorce millones de dólares en el país.


Intentó borrar este mal sabor de boca, aventurándose a rodar la secuela de “Speed” al año siguiente, de nuevo bajo las órdenes de De Bont y recibiendo por sus servicios un talón de doce millones. Como clausula de su contrato, 20Th Century Fox se comprometía a financiar el siguiente proyecto de Sandra, “Hope Floats” (1998), que suponía el segundo largometraje dirigido por Forest Whitaker y la incursión de la actriz como productora (había fundado Fortis Films ese mismo año). McConaughey, con el que había iniciado un fugaz noviazgo, sería considerado para sustituir a Keanu, siendo finalmente Jason Patric su partenaire en este bodrio que apenas si recaudó la cuarta parte de lo que costó y del que ella misma pidió disculpas en el 2000 en una entrevista calificándola como “la mayor mierda jamás rodada”. Faltaban doce años para que se estrenase “All About Steve”.

Requerida por Universal Pictures para coprotagonizar con George Clooney "Out of Sight" fue reemplazada por Jennifer Lopez por deseo expreso de su director, Steven Soderbergh. Aún así, volvió a contar con dos nº 1 en la taquilla USA con “Practical Magic” (1998), de G. Dunne, adaptación de la novela de Alice Hoffman en el que compartía hechizos y pantalla con una aún desaprovechada Nicole Kidman y “Forces of Nature” (1999), de B. Hughes, en el que se enamoraba irremediablemente de Ben Affleck y que marcaría el inicio de su fructífera relación profesional con el guionista Marc Lawrence. Paralelamente, prestaría su voz al personaje de Miriam, la hermana de Moisés, en “The Prince of Egypt”.

En los albores del siglo XXI, estrenó, junto a un desconocido Viggo Mortensen, “28 Days”, de B. Thomas. Además, se afianzó en su labor como productora con dos comedias: el fiasco “Gun Shy”, de E. Blakeney, reservando el  papel secundario de Judy, la atractiva enfermera que cuida y de paso se enamora de Liam Neeson. Resarciéndose con “Miss Congeniality”, de D. Petrie, que, si llegar al liderar el box office, recaudó sólo en EE.UU. más de cien millones de dólares gracias a sus veinte semanas en cartel y a pesar de sus críticas mixtas. Su rol como la desgarbada agente de policía Gracie Hart infiltrada en la vorágine del certamen de Miss Estados Unidos le valió su segunda nominación al Globo de Oro.

Vio aumentar su salario por película hasta los quince millones dólares con “Murder by Numbers” (2002), de B. Schroeder, un thriller convencional junto a los incipientes Michael Pitt y Ryan Gosling (con este último mantendría un fugaz noviazgo). Ese mismo año estrenaría su nueva película como productora-protagonista, “Two Weeks Notice”, opera prima del ya citado Lawrence, y participó en la coral “Divine Secrets of the Ya-Ya Sisterhood”, de C. Khouri. Debutó como productora ejecutiva en televisión en veintitrés episodios de la comedia “George Lopez”, en el que llegó a intervenir como actriz invitada en cuatro episodios.


A sus cuarenta años, inauguró su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, contrajo matrimonio en Santa Barbara con el empresario Jesse James (su novio inmediatamente después a Gosling) y pudo haber interpretado a Maggie Fitzgerald en "Million Dollar Baby" a las órdenes de Shekhar Kapur pero sus compromisos laborales con la secuela de "Miss Congeniality" le obligaron a abandonar un proyecto que según ella misma ha confirmado varias veces era "increíble". Tampoco pudimos verla al lado de Meryl Streep en "Prime" ya que varias disputas con su director, Ben Younger, le llevaron a la renuncia dos semanas antes del inicio del rodaje. Finalmente, “Miss Congeniality 2: Armed and Fabulous”, dirigida por J. Pasquin, se sumó a los despropósitos de su filmografía aunque pudo eclipsarlo con el boom de la coral “Crash”, opera prima del guionista Paul Haggis, presentada en el festival de Toronto un año antes y con el que a pesar de estar menos de seis minutos en pantalla sigue siendo uno de sus trabajos más recordados gracias a la (polémica) victoria del film en los Oscar de 2006.

Sustituyó a Samantha Morton para encarnar a la escritora Harper Lee en el biopic de Truman Capote “Infamous”, de D. McGrath. La cinta llegó a las salas meses después del exitoso “Capote”, de B. Miller, y aunque fue salvada de la quema por la crítica (con elogios para ella y su sólido reparto) nada pudo hacer entre el público, recaudando poco más de un millón de dólares. Tuvo el escaparate perfecto para contentar a sus fans con el drama romántico “The Lake House” (2006), del argentino A. Agresti, que suponía su reencuentro con Keanu Reeves doce años después de “Speed” o el thriller “Premonition” (2007), del alemán M. Yapo.

La superestrella Bullock veía como avanzaba el siglo y no lograba recuperar su reinado en la taquilla USA
(su último nº 1 había sido en el 1999 con "Forces of Nature”). Es cierto que el Oscar de “Crash” había legitimado sus intentos para el drama pero necesitaba un nuevo golpe de efecto y lo encontró con un proyecto modesto al que llegó gracias a la renuncia de Julia Roberts: “The Blind Side”, de J. Lee Hancock, un manipulador y sensiblero título en el que quedaba exaltado el arquetipo de la familia norteamericana con sus buenas y desinteresadas intenciones hacia el prójimo, todo ello envuelto en el universo del fútbol americano y cuyas máximas era estar basado en hechos reales y contar con un reclamo para el gran público tan incuestionable como ofrecía su protagonista. El resultado se saldó con la friolera cifra de 255 millones de dólares (frente a los 29 que costó) de recaudación sólo en el país con sus casi treinta semanas en cartelera, convirtiéndose hasta la fecha en su film más taquillero (a la espera del avance imparable de “Gravity”) y el primero protagonizado por una mujer en sobrepasar la barrera de los 200. Leigh Anne Tuohy, su personaje, le colocó directamente en una carrera ya en marcha -a mediados de noviembre- ganando sin ningún problema el Globo de Oro, el SAG, el Critics’ Choice y el Oscar. A pesar de no ser productora del film, Sandra cobró más de veinte millones de dólares en beneficios.

 Por si fuera poco, meses antes había logrado un meritorio éxito con “The Proposal”, de A. Fletcher, algo que no pudo repetir con “All About Steve”, de Ph. Trail, una tomadura de pelo por el que fue merecedora del Razzie, sólo un día antes de ganar la estatuilla dorada.

Como si de una maldición se tratase, apenas semanas después de ganar el Oscar tuvo que soportar estoicamente que se hiciera público la infidelidad de su marido con una actriz porno. Desde que se casaron, la pareja había iniciado los trámites para la adopción de un niño. En enero de 2010 había nacido el pequeño Louis Bardo al que acogieron en el hogar familiar y al que acabó adoptando ella en solitario tras su irremediable divorcio en junio de ese mismo año.

Las consecuencias de su Oscar no se hicieron esperar estando vinculada desde el principio al incipiente proyecto del aclamado Stephen Daldry “Extremely Loud & Incredibly Close” basada en la novela de Jonathan Safran Foer en el que interpretaba a la madre de un niño con síndrome de Asperger que sufrían la pérdida del cabeza de familia (Tom Hanks) en los atentandos del 11-S. La película fue atacada de pretenciosa y, aunque su interpretación pasó sin pena ni gloria, el film acabó colándose  para sorpresa de muchos en la categoría reina.


Dos años después, Sandra Bullock mantiene intactas las virtudes que le han convertido en todo un referente dentro de la industria a base de taquillazos: “The Heat”, de P. Feig, la ha unido a otro símbolo de la comedia yanqui como es Melissa McCarthy pero es con “Gravity”, de A. Cuarón, con el que se fija el mayor reto profesional de su carrera a un paso de cumplir el medio siglo. Warner Bros barajó varios nombres para encarnar a la doctora Ryan Stone en su primera (y accidentada) misión espacial: Marion Cotillard, Naomi Watts, Rachel Weisz, Scarlett Johansson, Carey Mulligan, Angelina Jolie o Natalie Portman (que tuvo que renunciar al quedarse embarazada). Finalmente, apostaron por Bullock, obligada a llevar sobre sus hombros todo el peso de una película que marcará un antes y un después en la historia del cine. Sin duda, "Gravity" será su cuarta película nominada al Oscar pero... ¿Y ella? ¿no está demasiado reciente el reconocimiento que experimentó con "The Blind Side" para volver a imponerse en una categoría que este año cuenta con aspirantes en igualdad de condiciones? ¿Podrán los académicos nominar por primera vez un papel femenino en una película de ciencia ficción?


Vitrina de premios 

Oscar Mejor Actriz: The Blind Side

Globo de Oro Mejor Actriz Drama: The Blind Side
3 Nominaciones Globo de Oro Mejor Actriz Comedia/Musical: While You Were Sleeping/ Miss Congeniality/ The Proposal

SAG Mejor Actriz: The Blind Side
SAG Mejor Reparto: Crash

Critics’ Choice Mejor Actriz: The Blind Side
Critics’ Choice Mejor Reparto: Crash

Santa Barbara Int. Film Festival – Riviera Award

1 Nominación Gotham Award Mejor Reparto: Crash

11 comentarios to ''Actores para el Oscar (V): Sandra Bullock"

ADD COMMENT
  1. ¿Podrán los académicos nominar por primera vez un papel femenino en una película de ciencia ficción?

    Se olvidan de la nominación de Sigourney Weaver por Aliens en 1986

    ResponderEliminar
  2. Sandra Bullock estará nominada, está realmente bien en "Gravity". Es toda una estrella, le pese a quien le pese.

    ResponderEliminar
  3. ojala y gane el oscar se lo merece es la pelicula del año es una superestrella y superactriz ojala y gane se lo merece

    ResponderEliminar
  4. no ganara, a lo mucho nominada

    ResponderEliminar
  5. "¿Podrán los académicos nominar por primera vez un papel femenino en una película de ciencia ficción?"

    Primero que, como ya han comentado ahí arriba, la primera fue la INIGUALABLE Sigourney Weaver. Segundo, Gravity es una película de acción en el espacio, no es ciencia ficción; parece tontería, pero una confusión así de género puede llevar a problemas...

    ResponderEliminar
  6. Hay mucha controversia, no porque sea una buena pelicula ganara, hay que recordar Titanic, la pelicula del año 97 sin duda, y no ganó en las categorias de actuacion

    ResponderEliminar
  7. Que el comatoso es Peter Gallagher, su compañero romatico si es Bill pullman.

    ResponderEliminar
  8. No sera nominada.

    Felipe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y daaale con lo mismo... Bullock está en todas las quinelas como la segunda tras Blanchett. Te guste o no, estará en los Oscar.

      Eliminar
    2. La neta Felipe, tu nivel de negación ya ha llegado a niveles irrisorios de fantasía. Tu mismo dijiste que solo lograría la nominación si:

      a. Las posteriores criticas eran mejores - Lo cual sucedió
      b. Si el filme tenía impacto - Lo cual también sucedió
      c. Si el filme era un exito de taquilla - Lo cual hasta REBASÓ expectativas

      No solo eso, sino que ya comenzó la campaña. El segundo Oscar es otra cosa y sigue en el aire, pero la nominación es ya UN HECHO Felipe, TE GUSTE O NO. De verdad crees que rechazarán a la mujer más exitosa en taquilla con 10 filmes de más de 100 millones de dolares, a sus 49 años y en una industria machista. No se necesita un genio para saber que su nominación es casi 100% seguro

      Eliminar
  9. Gravity es un peliculonazo inolvidable y la mejor película de su filmografía donde ella está espectacular,,después estaría Crash.Una pena que no protagonizara Million dollar baby.La verdad que Speed 2 arruinó su carrera durante años,Crash fue la que le hizo salir y los éxitos de La proposición y The blind side.A mi me parece una muy buena actriz,excelente con el director adecuado,véase Gravity,esperemos q sus siguientes films vayan por ésta línea de calidad

    ResponderEliminar