Última hora

La delgada línea que separa el drama de la comedia

By Javier Navío - 3 de diciembre de 2014 No Comments

Scott Feinberg, The Hollywood Reporter:

'Birdman' es el oscuro e inquietante retrato de un actor que sufre la crisis de la mediana edad. 'Puro vicio' sigue a un detective privado que busca a una persona desaparecida. 'Begin Again' examina el frío e implacable mundo de la industria discográfica. Naturalmente, todas esas películas (y otras muchas como ellas) compiten en el apartado de comedia o musical en la 72ª edición de los Globos de Oro, cuyas nominaciones se anunciarán el 11 de diciembre.

A diferencia de en los Oscar, donde las películas de todos los géneros compiten por los mismos trofeos, los Globos dividen a las películas en 2 tipos en las categorías de película e interpretación protagonista: musicales y comedias por un lado, dramas serios por el otro. Pero algunas veces (de hecho, a menudo) el límite entre estos dos se hace poroso. Cada año, al menos una pareja de dramas que no tienen muchas risas o demasiadas canciones, de alguna manera acaban compitiendo en la categoría de comedia o musical. Tomen por ejemplo 'Casi famosos' (2000), 'Lost in Translation' (2003), 'Entre copas' (2004) y 'En la cuerda floja' (2005), todas relativamente serias pero que fueron inscritas en la competición como comedias/musicales por sus distribuidoras. Todas ellas acabaron ganando.

Generalmente, se considera una apuesta inteligente situar una película en la categoría de comedia o musical si se tiene la posibilidad. Suele haber más prestigio en el lado del drama, y probablemente por esa razón The Weinstein Co. colocó a 'Malditos bastardos' y a 'Django desencadenado', dos muestras del humor negro de Quentin Tarantino, en la categoría dramática.

Pero los que compran las entradas y los votantes de los Oscar no tienen a hacer distinciones entre categorías: un anuncio adornado con las palabras "Nominada a Mejor Película" funciona con la misma magia aunque la letra pequeña de abajo diga "musical o comedia" o "drama". Más concretamente, la lucha por la categoría de comedia o musical suele ser un camino más claro para lograr la nominación (y ganar) que la competición de drama, que tiende a ser más dura y a estar cargada de películas de temáticas más fuertes. Un ejemplo de esto: 'Los chicos están bien' (2010) ganó mejor comedia o musical ante la floja competencia de 'Alicia en el país de las maravillas', 'Burlesque', 'Red', y 'The Tourist'. Si hubiera entrado como drama, se hubiera topado con 'Cisne negro', 'The Fighter', 'Origen', 'El discurso del rey' y 'La red social', y podría incluso no haber sido nominada.

Este año, además de 'Birdman' y 'Puro vicio', la categoría de comedia o musical incluye algunas dramedias como 'Big Eyes' (dándole a Amy Adams una oportunidad en la categoría de actriz), 'Chef', 'Elsa & Fred' (un vehículo para dos de los favoritos de los Globos: Shirley MacLaine y Christopher Plummer), 'El gran hotel Budapest' ('Moonrise Kingdom' fue nominada en esta categoría hace 2 años), 'Un viaje de diez metros' (atención a Helen Mirren), 'Magia a la luz de la luna' (un año después de que 'Blue Jasmine' compitiera en drama), 'Obvious Child' (Jenny Slate es una amenaza real en mejor actriz), 'Pride', 'The Skeleton Twins' (una buena oportunidad para Bill Hader y Kristen Wiig, alumnos del SNL que retratan a dos hermanos suicidadas), 'St. Vincent' (Esperen  una nominación en mejor actor para Bill Murray), 'This Is WHere I Leave You' y 'Top Five'.

Nadie debería confundir 'Begin Again' con un musical, pero tiene canciones, así que ha sido aceptada en la categoría de comedia o musical. Eso significa que Mark Ruffalo (que interpreta a un productor musical en el paro) y Keira Knightley (una cantante con mala suerte) tienen fuertes oportunidades en mejor actor y actriz respectivamente. Un argumento similar se podría formular para 'Whiplash', otra historia centrada en la música con algunos elementos oscuros, pero Sony Classics ni siquiera lo ha intentado.

'Begin Again' competirá con algunos musicales puros como 'Into the Woods', 'Annie', 'The Last 5 Years' y 'Jersey Boys' (aunque el tres veces ganador del Globo, Clint Eastwood, probablemente tenga más opciones en la categoría dramática con 'El francotirador'). Y en el pasado, los musicales han ganado con frecuencia el premio a la mejor comedia o musical (entre ellos 'Moulin Rouge' (2001), 'Chicago' (2002), 'Dreamgirls' (2006), 'Sweeney Todd' (2007) y 'Los miserables' (2012). También hay algunas comedias reales en la pomada, incluyendo 'Infiltrados en la universidad', 'Dos tontos todavía más tontos', o 'Guardianes de la galaxia', el gran éxito del año. Entre las comedias "LOL" que ganaron esta categoría se incluye 'Resacón en Las Vegas' (2009).

Pero estas estrategias de cruzar géneros tienen un límite, y es posible sobrepasarlo. Hace 4 años, Paramount intentó inscribir 'Valor de ley' como comedia o musical, y Columbia lo intentó con 'The Tourist' como drama, pero en ambas instancias, la HFPA negó con el dedo y dijo: "No tan rápido". Lo mismo pasó este año cuando Universal intentó categorizar 'I Feel Good' como comedia o musical. Pero, a la luz de la historia anteriormente descrita, ¿Se les puede culpar por intentarlo?"

No Comment to " La delgada línea que separa el drama de la comedia "