Última hora

Análisis de categorías: Mejor Fotografía

By Javier Navío - 26 de febrero de 2016 11 Comments

Mejor Fotografía parece una de las categorías más cantadas de la próxima ceremonia de los Oscar. Emmanuel Lubezki tiene el Oscar asegurado prácticamente desde que vio la luz el primer tráiler de 'El renacido' (puede que incluso desde el momento en el que se anunció que el mexicano rodaría la película empleando únicamente iluminación natural). Lubezki está muy cerca de convertirse en el primer director de fotografía que gana tres premios consecutivos, y se quedaría a una estatuilla de igualar a los dos hombres más premiados en esta categoría: Leon Shamroy ('Cleopatra') y Joseph Ruttenberg ('Gigi').

Ese ha sido un año especialmente destacado en esta disciplina. La categoría reúne a cinco grandes nombres del mundo de la Fotografía, incluyendo a uno de los operadores más nominados de la historia (Roger Deakins) y a dos hombres que ya saben lo que es ganar un Oscar: Robert Richardson (doblemente premiado) y John Seale (que este año ha ganado más premios de la crítica que Lubezki). La gran ausencia en el quinteto ha sido Janusz Kaminski por 'El puente de los espías'. El polaco estuvo nominado al BAFTA y a los premios del gremio, pero fue sacrificado en los Oscar para dar cabida a Robert Richardson.

'Carol' (Edward Lachman)


Habitual colaborador de Todd Haynes, Edward Lachman ha conseguido sus dos nominaciones al Oscar gracias a sus colaboraciones con el director de 'Carol'. La primera candidatura fue por 'Lejos del cielo' en 2002, película en la realizó una extraordinaria labor recreando la luz de los melodramas clásicos de Hollywood. En su dilatada carrera, Lachman ha podido colaborar con Sofia Coppola ('Las virgenes suicidas'), Steven Soderbergh ('Erin Brockovich') o Robert Altman ('El útimo show'). Entre sus últimos trabajos está la trilogía 'Paraíso', del alemán Ulrich Seidl.

En 'Carol', Todd Haynes hace gala de una puesta en escena cuidada hasta el último detalle. Como no podía ser de otra manera, la fotografía juega un papel fundamental a la hora de trasladar en imágenes la ambiciosa propuesta estética del realizador norteamericano. Lachman intentó que la atmósfera de la película reflejara el entorno opresor en el que mueven los personajes. Al contrario que en 'Lejos del cielo', en 'Carol' se apuesta por retratar de manera fiel el tiempo y el lugar en el que sitúa la película (el Nueva York de los años 50), y para ello se usaron como referencia fotografías callejeras del periodo (imágenes tomadas por Saul Leiter o Vivien Meier). Lachman optó por rodar en 16 mm (en lugar de en los habituales 35) para conseguir que la imagen tuviera grano y de este modo se asemejara más al aspecto que tenían las fotografías de la época.


'Mad Max: Furia en la carretera' (John Seale)


John Seale ganó un Oscar a la Mejor Fotografía por 'El paciente ingles' y ha sido nominado en otras tres ocasiones (la última por 'Cold Mountain'). 'Mad Max: Furia en la carretera' es su primer trabajo en cinco años (no se había puesto detrás de la cámara desde 'The Tourist' y 'Prince of Persia'). Tuvo que ser George Miller, con el que ya había colaborado en 'El aceite de la vida', el que le convenció para que volviera a la acción.

Seale es uno de los máximos responsables del espectacular look de 'Mad Max: Furia en la carretera'. A sus más de 70 años, el operador abandonó su decisión de retirarse del cine y tuvo la osadía de aceptar la oferta del también veterano George Miller para enfrascarse en un durísimo rodaje. Cuando el director le enseñó los impactantes storyboards que había diseñado para la película, Seale quedó seducido inmediatamente con la idea de trasladar esas imágenes a la realidad. El trabajo fue tremendamente complicado debido a las enormes dificultades que supone tener que rodar en movimiento. Cada uno de los planos de la persecución tenía que estar milimétricamente planificado y exigía una enorme cantidad de ensayos previos. Para lograr esas tomas tan espectaculares se tuvieron que emplear grúas y construir complejas estructuras que permitieran realizar esos complejos movimientos de cámara.


'Los odiosos ocho' (Robert Richardson)


Robert Richardson es uno de los grandes genios de la fotografía y puede presumir de haber logrado ganar el Oscar en tres décadas distintas: 'JFK: Caso abierto' en 1991, 'El aviador' en 2004 y 'La invención de Hugo' en 2011. 'Los odiosos ocho' es la quinta colaboración de Richardson con Quentin Tarantino (o la cuarta si contamos las dos entregas de 'Kill Bill' como una sola película). Por sus dos anteriores trabajos con el texano ('Malditos bastardos' y 'Django desencadenado') también fue candidato al Oscar.

Pese a la fría recepción obtenida por 'Los odiosos ocho' en la temporada de premios, la Academia no ha dejado pasar la oportunidad de reconocer el trabajo de Robert Richardson en la cinta de Tarantino (lo mismo ha ocurrido con Ennio Morricone en Mejor Música). La fotografía ha sido probablemente el aspecto más comentado de la película, debido a que el director optó por rodar en ("gloriosos") 70 mm. En la película se usaron las mismas lentes (Ultra Panavision 70) empleadas en el rodaje de películas épicas como 'Ben-Hur'. Otros cineastas modernos ya habían optado por este formato (por ejemplo, Paul Thomas Anderson en 'The Master') pero, desde 1970, ninguna película había sido estrenada en 70 mm hasta 'Los odiosos ocho'. Más allá de los numerosos problemas surgidos en las proyecciones del film, el resultado en pantalla es espectacular. Los 70 mm se traducen en una resolución de imagen mucho mayor que los génericos 35 que puede apreciarse tanto en los espectaculares planos rodados en exteriores como en el nivel de detalle de las secuencias interiores.


'El renacido' (Emmanuel Lubezki)


Después de perder el premio hasta en cinco ocasiones (hasta con trabajos tan impresionantes como 'Hijos de los hombres' y 'El árbol de la vida'), Emmanuel Lubezki logró su primera estatuilla con 'Gravity' en 2013. Repitió premio el año pasado por su primera colaboración con Alejandro G. Iñárritu ('Birdman') y todo apunta a que este año volverá a subir al escenario para recoger su tercer Oscar. Aunque ganar tres premios consecutivos en esta categoría es un hito que nadie ha logrado hasta ahora, su triunfo por 'El renacido' sería indiscutible.

Lubezki parece estar en una continua competición contra sí mismo. Justo cuando parece que acaba de entregar el mejor trabajo de su carrera, el mexicano logra superarlo con una propuesta todavía más sobresaliente. Su nuevo desafío fue rodar una película con iluminación natural, con todo lo que eso conlleva (complicar muchísimo el rodaje). Tan sólo en una escena en la que la luz proporcionada por una hoguera era insuficiente, Lubezki tuvo que echar mano de iluminación artificial. El mexicano rueda la naturaleza con majestuosidad, sacando el máximo provecho de los paisajes naturales. Se usaron lentes muy anchas para conseguir crear una experiencia mucho más inmersiva para el espectador. Además, estas lentes permitían incluir en el mismo plano a los personajes y al medio ambiente. Al igual que en 'Birdman', Lubezki trabajó mano a mano con Iñárritu en el diseño de largos planos secuencia (un aspecto en el que ha demostrado sobradamente ser un auténtico maestro). Estas tomas largas estaban perfectamente coreografiadas y ensayadas hasta la extenuación.


'Sicario' (Roger Deakins)


Roger Deakins se ha convertido en un auténtico clásico de esta categoría. Acumula trece nominaciones, nueve de ellas en este siglo. Deakins, colaborador habitual de los hermanos Coen, también fue nominado por su anterior colaboración con Denis Villeneuve: 'Prisioneros'. Con su candidatura de este año, esta leyenda viva de los Premios de la Academia ha empatado con George J. Folsey ('Siete novias para siete hermanos') como el director de fotografía que más candidaturas al Oscar ha logrado sin llevarse la estatuilla.

Una vez más, el trabajo de Deakins ha sobrevivido al naufragio de su película. Por cuarto año consecutivo, el operador está nominado por una película que no ha logrado colarse en las categorías principales: 'Skyfall', 'Prisioneros', 'Invencible (Unbroken)' y ahora 'Sicario'. En su segunda colaboración con Denis Villeneuve, Deakins da sobradas muestras de su versatilidad. Su trabajo en este áspero thriller no podría tener menos que ver con, por ejemplo, el preciosismo de 'Invencible'. Huyendo del estilo pseudodocumental, Deakins construye una atmósfera que resulta terriblemente inquietante y que contribuye en gran medida a construir ese clima de tensión que persigue el realizador canadiense. Pero, además, también demuestra su maestría al conseguir extraer belleza plástica incluso de las escenas más turbias (y de esas hay muchas en 'Sicario').


Ganará: 'El renacido'
Podría ganar: 'Mad Max: Furia en la carretera'
Debería ganar: 'El renacido'
Debería estar nominado: 'El puente de los espías'

11 comentarios to ''Análisis de categorías: Mejor Fotografía"

ADD COMMENT
  1. Nada que hacer. Lubezki se lo merece, total.

    ResponderEliminar
  2. Esta categoría el próximo año debería cambiar de nombre a "Mejor Lubezki".

    ResponderEliminar
  3. Lubezky es indiscutible. Si acaso la Academia se pone en plan "no voy a premiar a un mexicano 3 años seguidos", entonces John Seale sería un digno ganador.

    ResponderEliminar
  4. Óscar cantado y probablemente el más merecido que habrá el domingo por la noche.

    ResponderEliminar
  5. Todas las Nóminadas son buenísimas pero El Renacido Mad Max y Carol me enamoran

    ResponderEliminar
  6. No hay más, no sólo por el respaldo sino por la magnificencia del trabajo; Lubezki se corona con El renacido como el mejor cinematógrafo del mundo, y d ella mejores en la historia del cine. Aprecio mucho el trabajo del resto de los nominados, en especial el de Mad Max (que yo daba por ganadora en este apartado antes de que el tráiler de The revensnt saliera a la luz), pero sin duda Lubezki supera cualquiea de sus trabajos y entrega movimientos de cámara, luz, ambientación y estética que superan al resto. Será un gusto volver a verlo ganar.

    ResponderEliminar
  7. El de John Seale me parece el mejor trabajo.

    ResponderEliminar
  8. The Revenant funciona gracias a Lubezki, su trabajo es perfecto y el uso de la luz natural es un detalle que la academia no puede dejar pasar y pensando bien las cosas pues recordemos que los Oscars pocas veces premian paisajes. El premio podría caer en manos de Mad Max y la verdad no me voy a enojar porque el trabajo que Seale hace es espectacular.

    ResponderEliminar
  9. Increíble, pensar que hace años nos arrancábamos los pelos porque no podíamos creer como la Academia no reconocía al Chivo, y ahora está por hacer triplete.

    Desde lo técnico, merece este tercer Oscar, pero a nivel narrativo, es de sus trabajos más flojos. La fotografía contribuye a todo lo abyecto y defenestrable que hace Iñárritu en este horrible film.
    Si fuera académico votaría a Mad Max.

    Saludos

    ResponderEliminar