Última hora

Análisis de categorías: Mejor Música Original

By Daniel Martínez Mantilla - 19 de febrero de 2019 11 Comentarios


Firma invitada: Adriana Izquierdo 

Quizá debería dejar de sorprender que encontremos tanta variedad y personalidad en los candidatos a la Mejor Música Original del año, pero lo cierto es que sigue siendo grato que sea un pequeño oasis. Esta edición no es precisamente un ejemplo en cuanto a distanciamiento de los títulos protagonistas en el resto de categorías de los Oscar, pero sí lo es en cuanto al eclecticismo del conjunto.

Entre los nominados encontramos una banda sonora de blockbuster de acción con tanta grandilocuencia como carácter idiosincrático; tenemos una partitura cálida y romántica, otra macarra, una melódica que bebe de los musicales clásicos (de la que os habla Daniel Martínez Mantilla porque servidora aún no ha podido verla) y otra arrítmica e impertinente. Este año no hay rastro de música electrónica entre los finalistas, un estilo recurrente durante los últimos años en los premios de la Academia y que en esta edición podría haber sido representado por 'Aniquilación'.

Esta categoría es una de las más abiertas de cara a la noche de los Oscar. Con Justin Hurwitz fuera de la carrera con su premiado trabajo para 'First Man', los números están del lado de Nicholas Brittel y su nueva colaboración con Barry Jenkins, pero su recorrido por la temporada de premios ha sido irregular. Casi todas las nominadas han sido olvidadas en algún premio premio, con la excepción de dos compositores multinominados por la Academia en el pasado: Alexandre Desplat y Marc Shaiman. El resto de los finalistas optan a la estatuilla por primera vez.


'El blues de Beale Street': Nicholas Britell (2ª nominación) 

Melancolía. Es lo que impregna cada plano, cada conversación, cada mirada de KiKi Layne y cada nota de 'El blues de Beale Street'. El compositor Nicholas Britell vuelve a trabajar con Barry Jenkins, enfrentándose de nuevo a una historia fragmentada. Al contrario que en 'Moonlight', donde la composición y orquestación de la música formaba parte de ese relato de madurez en tres actos, Britell sirve aquí como cohesión de una narración que funciona y transmite más en la secuencia individual, en sensaciones escogidas, que como historia global.

La partitura se sustenta en los tres elementos que definen el alma de la película: el amor, la melancolía y Nueva York. Para representar la ciudad, encontramos una orquestación con elementos de Jazz, liderados por los instrumentos de viento metal, acompañados por el pesar que transmite el suave acompañamiento de las cuerdas más graves y salpicados por una reconocible melodía que inyecta luz a los momentos más tristes, representando ese amor entre los dos protagonistas. La música juega además con el impacto potencial que pueden tener un momento de silencio, la intensidad o un instrumento solitario sonando en la distancia. Tiene un sonido tridimensional.

La composición de Britell tiene una de esas orquestaciones que da gusto escuchar. Es tan suave, tan cálida y tan clara, que se distingue cada instrumento, cada emoción. Quizá sea el motivo por el que la Academia se ha inclinado por este trabajo y no por 'El vicio del poder', la otra banda sonora de Britell en 2018 y una más compleja a nivel tanto de composición como de tono.

Tema más representativo: Eros


'Black Panther': Ludwig Göransson  (1ª nominación)

Ninguna película del Universo Cinematográfico de Marvel había estado nominada hasta ahora en la categoría a mejor banda sonora. La música puede ser un elemento inigualable para dar unidad a una saga, y es algo que hemos visto en títulos como 'El Señor de los Anillos', la franquicia 'Star Wars'  (cuya mejor música está en las entregas más recientes gracias a la experiencia de John Williams y a su trabajo refinando los elementos temáticos) o la saga Harry Potter, que es mejor ejemplo ya contó con un abanico variado de compositores que inyectaban su propio estilo a la música sin alejarse de aquellas melodías, instrumentos o tonos que identificamos con la historias del mago.

No es de extrañar que 'Black Panther' sea la primera producción de MCU en optar a esta estatuilla: es la primera que es tan memorable como carismática. Salvo la melodía que identifica a Los Vengadores como grupo, el soundtrack de 'Guardianes de la Galaxia' y alguna otra excepción, hay pocos elementos musicales destacables dentro del amalgama genérico (y efectivo) de la música de este universo. Sin embargo, la identidad cultural afro-futurista se palpa en cada aspecto de 'Black Panther' (diseño de producción, vestuario, maquillaje...) y la música no es una excepción. Ludwig Göransson, que viene de trabajar con Ryan Coogler en 'Fruitvale Station' y 'Creed', viajó a Senegal para colaborar con el artista Baaba Maal y empaparse del sonido senegalés e inyectarlo vía partitura a la esencia de Wakanda.

El tema principal de Wakanda, asociado a T'Challa, se reparte por toda la banda sonora representado por nueve notas que combinan la esencia heroico-grandilocuente esperada pero combinándolas siempre con una percusión que se antoja como un pulso primitivo e instintivo del personaje y la esencia luchadora del pueblo que quiere proteger.

Otro ejemplo del estupendo trabajo temático del compositor (en este caso ayudado por el rapero Kendrick Lamar, nominado en la categoría de Mejor Canción Original con el tema 'All the Stars') lo encontramos en la melodía compuesta para Killmonger, una mezcolanza que combina ritmos Hip Hoperos con una melodía sinfónica trágica, ambos penetrados por instrumentos de viento y percusión que se antoja como la llamada de sus orígenes.  Los momentos más espectaculares de la banda sonora los encontramos cuando ambos conceptos y temas se unen en grandes piezas de acción frenética que juegan con todos los elementos orquestales de la composición (incluso poniéndoles voz).

Tema más representativo: The Great Mound Battle 


'Infiltrado en el KKKlan': Terence Blanchard (1ª nominación)

Tengo sentimientos encontrados con la banda sonora de 'Infiltrado en el Kkklan'. Si una presta atención a las intenciones  y decisiones de Terence Blanchard a la hora de orquestar y de componer las diferentes melodías, es difícil resistirse a lo bien que ha logrado trasladar a la música el tono satírico y la comedia negra de la película. Es imposible no sonreírse escuchando esa melodía tan delicada y amable que acompaña a un grupo definido por el odio y el racismo, como, por ejemplo, en Hatred at Its Best. Esta composición asociada al supremacismo blanco va evolucionando a medida que avanza la historia, y el grupo empieza a amenazar con pasar a la acción, convirtiéndose en un sonido mucho más grave y con tonos de suspense.

El conjunto tiene ciertos toques de jazz y funk que se mezclan con lo sinfónico, todo ello salpicado por el tema principal más prominente: el que representa a Ron y a su misión de destruir el KKK desde dentro.  Es una melodía de ocho notas inicialmente tocadas a la guitarra eléctrica que también evoluciona con la trama y la composición, y que acabamos escuchando también al piano o al viento.  Blanchard juega con todos estos elementos, y con una memorable melodía principal, para crear un trabajo musical carismático que refleja el discurso de Spike Lee y homenajea el cine de Blaxplotation.

Sin embargo, como apuntaba al inicio, es una banda sonora que no acaba de convencer en su propósito de acompañar la película. Es curioso que se disfrute escuchada por sí misma y se aprecien sus valores y su esencia, pero a la hora de apreciarla como complemento a la historia se sienta cierta distancia entre música y relato; sobre todo en las composiciones más satíricas (que suelen coincidir con las más sinfónicas). No acaba de encajar. ¿Será un descoloque intencionado?

Tema más representativo: Blut und Borden (Blood and Soil)


'Isla de perros': Alexandre Desplat (10ª nominación, 2 Oscars)

La mayoría de compositores tienen un "sonido" característico. No es difícil identificar un trabajo de John Williams, Hans Zimmer, Joe Hisaishi o Danny Elfman. No lo digo como crítica (bueno, si hablásemos de Thomas Newman quizá un poco sí), pero a ver quién se atreve a definir "el sonido" de Alexandre Desplat, uno de los compositores mainstream más eclécticos del momento y también uno de los más virtuosos con la orquestación. Quizá el papel de los instrumentos de viento madera (ese omnipresente clarinete <3) en sus partituras podría delatarle, pero su versatilidad es impresionante.

En 'Isla de Perros', Desplat emplea una mezcla entre la música tradicional japonesa, una selección de instrumentos bastante reducida y la prominencia absoluta de la percusión. Es una banda sonora algo machacona que podríamos describir como música excéntrica con la que marchar cual militar japonés. Desplat se aparta los elementos temáticos y la melodías para centrarse en una textura en la que el ritmo lo es todo. Es un pulso constante que combina diferentes sonidos e instrumentos de forma muy peculiar, contribuyendo así a la esencia excéntrica del universo creado por Wes Anderson, un particular lugar musical al que han ido juntos varias veces, desde 'Fantastic Mr. Fox' hasta 'Moonrise Kingdom', pasando por 'The Grand Budapest Hotel'.

Quizá haya sido su peculiar carácter, su juego con los instrumentos, el ritmo y la textura lo que ha hipnotizado al sector de músicos de la academia, pero es un trabajo demasiado conceptual, abstracto e impertinente para que el grueso de la Academia le vote por encima de otros trabajos más melódicos y agradables.

Tema más representativo: End Titles


'El regreso de Mary Poppins': Marc Shaiman (7ª nominación)

Marc Shaiman es el único de los músicos nominados que opta tanto al premio de Mejor Música Original como Mejor Canción Original. El compositor tenía un complejo reto por delante: crear una partitura que no desmerezca a la legendaria música de la 'Mary Poppins' original (con la que los letristas y músicos Richard M. Sherman y Robert B. Sherman ganaron dos Oscars de la Academia en 1965 y tras un accidentado proceso retratado en 'Al encuentro de Mr. Banks') y dotar de una personalidad propia a una secuela estrenada cinco décadas después. El trabajo de Shaiman destaca más en el frente instrumental que en su creación de unas canciones originales que son tan efectivas como carentes de la explosiva personalidad que caracterizaba a la película protagonizada por Julie Andrews.

La banda sonora de Shaiman es una composición de lo más variado, con espacio para temas más orquestrales como el incicial Kite Takes Off, temas más cantarines y livianos como Good Bye Old Friend o grandes fanfarrias (Rescuing Georgie o Race to Big Ben, en la que se hace un gran uso de la melodía de Trip a Little Light Fantastic, una de las mejores canciones de la película) al servicio de las grandes secuencias de acción de la película de Rob Marshall. Shaiman utiliza algunas de las canciones originales de las secuelas para dar forma a los habituales 'main themes' de los personajes. La canción de Mary aparece de forma intermitente en la película para recordar al espectador que, a pesar de la gran coralidad de la historia, la niñera sigue siendo la estrella de la fiesta. La de 'El regreso de Mary Poppins' es  una composición efectiva que, sin embargo, se resiente en los momentos puntuales que el filme rescata breves momentos musicales de la cinta original a través de breves progresiones de cuerda. Las comparaciones son injustas, pero inevitables.

La gran virtud de la música (y también de las canciones) de la película de Disney es que permite que la jovialidad, la emoción y el optimismo se sienta en cada uno de sus temas. Puede que Reino Unido viva uno de sus momentos históricos más oscuros, pero eso no afecta a las aventuras de uno de sus personajes más célebres. La BSO nunca pretende estar por encima de la película que ella sino extender el legado que representa. Con la reciente excepción de 'La La Land', los musicales ya no tienen la efectividad de antaño en los premios de la Academia, pero tampoco sería tan raro ver a Shaiman por fin con un Oscar en la mano. ¿Será la séptima la nominación definitiva?

Tema más representativo: End Title Suite

Ganará: 'El blues de Beale Street'
Podría ganar: 'Black Panther'
Debería ganar: 'El blues de Beale Street'
Debería estar nominado: 'Gorrión rojo' (James Newton Howard), 'Un lugar tranquilo' (Marco Beltrami) y 'Aniquilación' (Geoff Barrow, Ben Salisbury)

11 comentarios to ''Análisis de categorías: Mejor Música Original"

ESCRIBE TU COMENTARIO
  1. El Oscar está entre Black Panther e Isla De Perros, este año Britell tampoco tiene oportunidades.

    ResponderEliminar
  2. Obviamente noo van a dejar ir al fenomeno Black planther en cero, yo aun sigo creyendo que le daran uno de sonido pero si no, ésta categoria es la perfecta para premiarla, su musica no es nala.

    Honestamente no veo a El Blues de Beale Street llevandose 2 oscars sobre otras mejores peliculas y mas queridas como Black Panther o Blakkklansman.. si llegaran a premiar a Regina King, con eso sería mas que suficiente, y en.musica aprovecharian a premiar a otro.

    Aunque en mi opinion, prefiero que premien a El Blues the Beale street a mejor musica que a actriz de reparto.

    ResponderEliminar
  3. Deberian estar nominadas You Were Never Really Here, Suspiria, The Reader y la misma First Man

    ResponderEliminar
  4. Aquí va a ganar Isla de Perros. La música de Desplat es imponente y descriptiva para la atmósfera apocalíptica de la película. Perfecta.
    Junto a mejor película animada, serán los Oscar que se llevará Isla de Perros.

    ResponderEliminar
  5. Por favor, debería estar nominada y ganar First man

    ResponderEliminar
  6. Video con las nominadas a banda sonora: https://youtu.be/iBRBpQcbXPA
    Video con el shortlist de bandas sonoras: https://youtu.be/p_SvwD-FEz4
    Bandas sonoras de 2018: https://youtu.be/agxQKvZ-T-4

    ResponderEliminar
  7. Este año, hablando de BSO, creo que hay dos partituras que están bastante por encima del resto, y que se pueden catalogar de obras maestras. De las dos, curiosamente, una podría perder el Oscar con una BSO notable y más icónica y la otra ni tan siquiera está nominada.

    "Black Panther" supone un antes y un después en lo que se refiere a BSO. Podrá gustar más o menos. Muchos la odian, sobre todo por el peso tan fuerte que está teniendo en esta carrera a los Oscar (personalmente, este odio está injustificado), pero hay unanimidad (o al menos, un gran consenso) que el score de Ludwig Goransson es la mejor BSO de todo el Universo Marvel. Este compositor, por fin, ha logrado lo que parecía imposible: que la música de estas películas no suenen todas iguales y que tenga personalidad propia. Y es que "Black Panther" tiene esta personalidad en su partitura. Es espectacular, combina a la perfección con el tono de la película y es, por momentos, épica. Su tema principal ya es tarareado por todos los fans de este tipo de películas y la melodía que acompaña a Killmonger (el mejor villano con el permiso de Thanos) es perfecto. Seguramente, es la BSO más icónica de la Marvel, y llegará a los Oscar con bastantes papeletas de llevarse la estatuilla, aunque ya digo que hay dos trabajos mejores que "Black Panther".

    Y es que, sin duda, si hay un trabajo que se puede catalogar de Obra de Arte, es lo que hace Nicholas Britell en "If Beale Street Could Talk". En el artículo destacan "Eros" (maravillosa) pero también está "Agape" o "Eden (Harlem)". Es una BSO que no tiene ni un solo pero y que demuestra que Barry Jenkins cuida todos los detalles para la narrativa propia de sus películas, incluida fotografía, edición y, por supuesto, su score. Britell está brillante. Las partes emocionantes de la película son apuntaladas por su música y, sinceramente, estuve varios días sin quitarme su melodía de la cabeza. Debería ganar el Oscar, pero se enfrenta a una partitura más popular.

    Como se ha comentado, Marc Shaiman es el único que ha logrado doblete en el apartado musical. Al contrario que en el artículo, personalmente me gustan más las canciones de "Mary Poppins Returns" que su OST. Cierto que no pasarán a la historia pero "Trip a Little Light Fantasy" es una pequeña joya que acompaña, para mí, a la mejor escena de la película. La BSO, sin duda, es muy Disney, y nada desdeñable. Pero, personalmente, no se me quedó en la memoria. Este año ha habido varios trabajos que sí me han parecido mejores y más recordables. Con esto no digo que sea una mala BSO, al contrario, pero pienso que donde se luce más "Mary Poppins Returns" es en sus números musicales y su BSO es buena, pero sin mas.

    ResponderEliminar
  8. Reconozco que, cuando vi "BlacKkKlansman" no me quede del todo con su BSO. La película me gustó bastante (soy fan del cine de Spike Lee y me maravilla su regreso por todo lo alto) pero apenas recordaba su melodía. Sin embargo, estuve oyéndola, más tarde, y me parece que es bastante buena, por momentos una genialidad. Estoy de acuerdo con el artículo que esto puede utilizarse como elemento negativo de cara a su candidatura (que funcione mejor fuera que dentro de la película). Sin embargo, debo ver otra vez "BlacKkKlansman", esta vez fijándome más en su partitura, para ratificar esta opinión. Blanchard hace una BSO con mucha fuerza y personalidad propia y, para mí, pese a lo dicho, es una nominación muy justa.

    Y llegamos a Alexandre Desplat, posiblemente uno de los grandes compositores del cine actual, algo que vuelve a demostrar en "Isle of Dogs". Creo que no es su mejor trabajo pero, pese a que reconozco que por momentos es "machacona" (como dice el artículo), también va muy acorde a la historia. Hay piezas que me encantan, sobre todo porque adoro los sonidos del tambor japonés, y como todo en Desplat, es una delicia oírla con las escenas que acompañan. Como he comentado, no creo que sea su mejor obra ni tampoco creo que gane el Oscar con "Isle of Dogs", pero Desplat nunca defrauda.

    Ganará: Black Panther.
    Podría Ganar: IF Beale Street Could Talk.
    Debería Ganar: If Beale Street Could Talk.
    Debería Estar Nominada: First Man. La obra maestra que ha compuesto Justin Hurwitz.

    ResponderEliminar
  9. Todavía me cuesta entender como la bso de First Man no esta nominada, es una de las mejores del año lejos, shame on you academy!

    ResponderEliminar
  10. Debería estar nominada, sin ninguna duda, First Man

    ResponderEliminar
  11. Ganará: 'If Beale Street Could Talk'
    Podría ganar: 'Black Panther'
    Debería ganar: 'If Beale Street Could Talk'
    Sorpresa a ganar: 'Isle of Dogs'
    Debería estar nominado: 'A Quiet Place'

    ResponderEliminar