Última hora

Análisis de categorías: Mejor Fotografía y Mejor Montaje

By Javier Navío - 30 de marzo de 2021 29 Comentarios


Las primeras categorías técnicas en las que nos vamos a fijar en nuestros análisis son dos apartados que, salvo contadas excepciones, suelen estar reservados para las candidatas al Oscar a la Mejor Película: Mejor Fotografía y Mejor Montaje. Joshua James Richards, director de fotografía de 'Nomadland', ha dominado de forma apabullante los premios de la crítica y no parece que los dos galardones principales que aún faltan por anunciarse (ASC y BAFTA) vayan a romper esa inercia. En cambio, Mejor Montaje es una categoría mucho más abierta: 'Nomadland' y 'El juicio de los 7 de Chicago' han acaparado los premios en este apartado pero 'Sound of Metal' ya dio la sorpresa en los Critics' Choice. 


 MEJOR FOTOGRAFÍA

'Judas y el mesías negro' (Sean Bobbitt)

'El juicio de los 7 de Chicago' (Phedon Papamichael)

'Mank' (Erik Messerschmidt)
'Nomadland' (Joshua James Richards)

'Noticias del gran mundo' (Dariusz Wolski)


En seis de las últimas diez ediciones de los Oscar, el premio a la Mejor Fotografía ha ido de la mano del de Mejor Dirección. Todo apunta a que ambos premios volverán a coincidir este año porque el máximo favorito a llevarse la estatuilla es Joshua James Richards, la mano derecha de Chlóe Zhao en 'Nomadland'. Richards, pareja sentimental de la directora, ya había colaborado con ella en sus dos anteriores películas: 'Songs My Brother Taught Me' y 'The Rider'. El operador de cámara domina a la perfección el terrero en el que se está moviendo ya que las tres películas se han rodado en las mismas localizaciones de Dakota del Sur. Por su forma de retratar los espacios naturales y su rechazo al uso de la luz artificial, el trabajo de Richards recuerda al de Emmanuel Lubezki en 'El renacido' o en sus colaboraciones con Terrence Malick.

Erik Messerschmidt nunca antes se había encargado de la fotografía de un largometraje de ficción pero David Fincher decidió darle la alternativa después de haber trabajado con él en la serie 'Mindhunter'. Su trabajo para 'Mank' destila amor por el cine clásico y es claramente deudor de la impresionante labor que Gregg Toland realizó en 'Ciudadano Kane'. La elegante fotografía en blanco y negro de 'Mank' es uno de los aspectos más destacados de la película de Fincher y habría sido una justa vencedora del Oscar pero, lamentablemente para Messerschmidt, la estatuilla parece ya adjudicada a 'Nomadland'.

Dariusz Wolski consigue su primera nominación tras una larga carrera que incluye numerosas colaboraciones con Ridley Scott ('Marte', 'Prometheus', 'Todo el dinero del mundo'...) y algún trabajo puntual para Tim Burton ('Sweeney Todd' y 'Alicia en el país de las maravillas'). En 'Noticias del gran mundo' Paul Greengrass optó por un trabajo de cámara mucho más calmado de lo habitual en su filmografía, lo que permite al polaco diseñar escenas de una belleza plástica brutal, con ecos a los grandes clásicos del western: el cine de John Ford y, en particular, 'Centauros del desierto' fue la mayor inspiración de Wolski para esta película.

Otro operador que lleva mucho tiempo haciendo muy bien las cosas pero que todavía no había conseguido ninguna nominación al Oscar es Sean Bobbitt, colaborador habitual de Steve McQueen (se ha encargado de la fotografía de todas sus películas). En 'Judas y el mesías negro', Bobbitt intenta emular la saturación de colores y el alto contraste propios de las diapositivas, obteniendo así un look "retro" que hace que la película de Shaka King parezca un thriller rodado en la década de los 70. El sindicato de directores no supo apreciar su trabajo (prefirieron apostar por 'Cherry') pero Academia ha decidido otorgar a Bobbitt su primera nominación al Oscar siete año después de haberle dejado fuera por 'Doce años de esclavitud'.


La categoría se completa con Phedon Papamichael, el único de los nominados que tiene experiencia en este apartado (fue candidato por 'Nebraska'). Papamichael solamente ha sido nominado a dos premios por su trabajo en 'El juicio de los 7 de Chicago': el del sindicato de directores de fotografía y el Oscar. Dos menciones bastante sorprendentes teniendo en cuenta que la cinta de Aaron Sorkin no destaca especialmente en este apartado. Papamichael no tiene mucho que hacer en aquellas escenas que se desarrollan dentro del tribunal  (que conforman la mayoría del metraje) pero sí exhibe cierto poderío visual en aquellas escenas en las que la acción se desarrolla fuera de esas cuatro paredes (especialmente en los enfrentamientos de los manifestantes con la policía).


Ganará: 'Nomadland'

Podría ganar: 'Mank'

Debería ganar: 'Mank'

Debería estar nominada: 'Minari'



MEJOR MONTAJE

'Una joven prometedora' (Frédéric Thoraval)

'El juicio de los 7 de Chicago' (Alan Baumgarten)

'Nomadland' (Chloé Zhao)

'El padre' (Yorgos Lamprinos)

'Sound of Metal' (Mikkel E.G. Nielsen)


Mejor Montaje se ha llenado este año de candidatas que no suelen ser las clásicas películas que solemos encontrar en este apartado. Ninguna de las aspirantes hace gala de un montaje tan vertiginoso como el que tenían las últimas ganadoras de este premio: 'Le Mans '66', 'Bohemian Rhapsody', 'Dunkerque', etc. Tal vez el trabajo de Alan Baumgarten en 'El juicio de los 7 de Chicago' sea el más llamativo de los cinco nominados. Baumgarten, que ya fue nominado por 'La gran estafa americana', consigue dar mucha fluidez a las escenas que tienen lugar dentro del tribunal y tiene la oportunidad de lucirse en varias secuencias de montaje (como la que se encarga de abrir la película). 'El juicio de los 7 de Chicago' siempre ha parecido la ganadora lógica de este apartado pero llega muy debilitada a los Oscar y la posibilidad de que se vaya de vacío de la ceremonia es cada vez más real.


Chloé Zhao ha hecho historia al conseguir cuatro nominaciones en esta edición y no es descabellado pensar que puede acabar haciéndose con todas las estatuillas a las que opta. Mejor Montaje es, a priori, la categoría en la que tiene menos opciones de victoria pero la película ha sido muy reconocida en este apartado por los premios de la crítica. El ritmo reposado de 'Nomadland' podría ser un impedimento en esta categoría pero la labor de Zhao logra destacar en las numerosas secuencias de montaje en las que decide prescindir de los diálogos y deja que el peso narración recaiga sobre unas imágenes bellamente filmadas y musicadas.


Es muy habitual que el premio al Mejor Montaje venga acompañado de una estatuilla en un apartado sonoro (así ha ocurrido siempre desde 2014). Esa estadística convierte a 'Sound of Metal', máxima favorita al Oscar al Mejor Sonido, en una seria aspirante a llevarse el premio también en Mejor Montaje. Sin embargo, la labor de edición del danés Mikkel E.G. Nielsen ('Un asunto real', 'Beasts of No Nation') tiene poco que ver con los trabajos que suelen ser premiados en esta categoría. Aunque el protagonista de 'Sound of Metal' sea un batería, las secuencias musicales están reducidas a la mínima expresión y el director Darius Marder casi siempre apuesta por resolver las escenas con muy pocos planos.


El montaje de 'Una joven prometedora' viene firmado por Frédéric Thoraval, editor especializado en cine de acción ('Venganza', 'Safe', 'Matar o morir (Peppermint)'). El francés está acostumbrado a lidiar con películas de un ritmo endiablado pero en la ópera prima de Emerald Fennell realiza un trabajo mucho más sosegado y sabe adecuarse en todo momento a las necesidades de la narración. Si 'Una joven prometedora' ha logrado hacerse con este candidatura es principalmente gracias a sus montajes musicales y a esa poderosa escena final en la que la edición juega un papel fundamental.


El montaje de 'El padre' es uno de los motivos por los que la película de Florian Zeller se eleva por encima de las otras dos adaptaciones teatrales del año: 'La madre del blues' y 'Una noche en Miami...'. El trabajo del griego Yorgos Lamprinos (ganador del César por 'Custodia compartida') no fue mencionado en el sindicato de editores pero tanto los BAFTA como los Oscar han sabido apreciar un aspecto que se revela esencial en la película de Zeller. A través de una narración fragmentada, con continuos saltos en el tiempo y en el espacio, la película arrastra al espectador dentro de la mente del protagonista y le hace experimentar el desconcierto que debe sentir un enfermo de alzheimer.


Ganará: 'El juicio de los 7 de Chicago'

Podría ganar: 'Sound of Metal'

Debería ganar: 'El juicio de los 7 de Chicago'

Debería estar nominada: 'Mank'

29 comentarios to ''Análisis de categorías: Mejor Fotografía y Mejor Montaje"

ESCRIBE TU COMENTARIO
  1. No estoy de acuerdo. Montaje debería ganar El padre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, de hecho el montaje de el juicio de los 7 de Chicago en ciertos momentos está bastante mal

      Eliminar
  2. El montaje de “El padre” es el mejor montaje del año

    ResponderEliminar
  3. FOTOGRAFÍA

    Ganará: 'Nomadland'
    Podría ganar: 'Mank'
    Debería ganar: 'Mank'
    Debería estar nominada: 'First Cow'

    ResponderEliminar
  4. MONTAJE

    Ganará: 'El juicio de los 7 de Chicago'
    Podría ganar: 'Nomadland'
    Debería ganar: 'El juicio de los 7 de Chicago'
    Debería estar nominada: 'Palm Springs'

    ResponderEliminar
  5. En montaje debería ganar 'El padre', ninguna otra película le hace sombra en este apartado.

    ResponderEliminar
  6. Corrijo, Baumgarten no fue nominado por la edición de la gran estafa americana sino por American Sniper y el editor de The Father no es el mismo que de The Favourite, el de The Favourite es Yorgos Mavropsaridis y el de The Father es Yorgos Lamprinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo de un montador te equivocas. Baumgaren sí que fue nominado por La gran estafa americana... es decir, American Hustle.

      Eliminar
    2. Gracias, ya enmende mi error. Pero lo de the favourite si hay un error y en lo que me equivoque fue en lo de fotografía no en montaje. Pero gracias de todos modos.

      Eliminar
  7. No acabo de ver a "El juicio de los 7 de Chicago" ganando sólo el Oscar a mejor montaje y creo que "Sound of metal" puede obtener los premios a mejor montaje y sonido.

    ResponderEliminar
  8. En desacuerdo con deberia ganar en fotografía. Incluso si quitamos a Nomadland, yo no le daría el premio a Mank. Solo porque sea una fotografía en blanco y negro significa que sea mejor. De hecho, si no fuera por Papamichael, sería la fotografía más insipida y plana del quinteto (Es como hacer copia de inspiración). No hace nada nuevo y se queda corta ante otros trabajos mejor realizados en blanco y negro. De hecho, la misma película rusa Dear Comrades! hace mejor trabajo.

    ResponderEliminar
  9. Si Bohemian Rhapsody ganó en montaje cualquiera puede ganar.

    ResponderEliminar
  10. Cinéfilo: de las q he visto, para fotografía Nomadland y Montaje los 7 de Chicago, en montaje debieran estar nominadas Mank y El tigre blanco

    ResponderEliminar
  11. para mí debiera ganar en montaje: Los 7 de Chicago y debieron estar nominadas: El tigre blanco y Mank

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. La rama de directores de fotografía (como todas las ramas de la Academia) adora una cara familiar: allí tenemos a Lubezki, Richarson, Deakins, Miranda, Pfister, Kaminski, entre otros. El producto de un año cinematográfico inusual, en su mayoría sin grandes producciones y sospechosos habituales, ha dado como resultado la presencia fulgurante de nombres pocos conocidos o familiares para el espectador medio dentro de las denominadas “categorías artesanales”. Los cinco nominados a mejor cinematografía están compuestos por: un nominado que regresa; un veterano de la industria que finalmente recibe lo que le corresponde; un joven prometedor de la escena indie; un recién llegado que ha cosechado aplausos por su debut y un individuo para quien (sorprendentemente) es su primera nominación, pese a fotografiar una de las ganadoras en la categoría reina más pintorescas de los últimos años.

    Ordeno las candidatas a mejor cinematografía en orden ascendente según mi preferencia:

    5. EL JUICIO DE LOS 7 DE CHICAGO (DoP. Phedon Papamichael).

    “La cinematografía como conducto simple”

    Nada que hacer, es el nadir de la categoría, un ejemplo de una nominación de faldas de abrigo, si es que alguna vez hubo una. Phedon Papamichael fue nominado anteriormente por “Nebraska” (2013) de Alexander Payne, muy superior estilísticamente hablando al título por el que aspira actualmente. Sólo puedo imaginar que las razones por las que ha llegado aquí son: 1) es uno de los pocos nombres reconocibles en la papeleta de votación y 2) su trabajo se adhiere y sirve para reforzar a una de las candidatas en la categoría reina, o lo que es lo mismo, por efecto arrastre. No hay nada particularmente malo en el trabajo de Papamichael, está perfectamente pulido y es agradable de ver, sólo que es completamente anecdótico y su contribución al metraje está al servicio de llevar el libreto del guionista/director Aaron Sorkin a la gran pantalla, sin crear una recordación o un estilismo visual/sensorial por la que se le recuerde unos meses después de la ceremonia de los Oscars.

    Tome las escenas de la sala del tribunal que se rodaron casi exclusivamente en un ángulo medio o en dos tomas con un ángulo ligeramente bajo para encontrar que no hay nada extra en el lenguaje visual para dar vida adicional a las palabras de Sorkin y al discurso de los actores. Si bien se podría perdonar a Papamichael por tal vez no querer “Exagerar” estos pasajes, uno sólo tiene que observar los segmentos de los disturbios para descubrir que los resultados son desiguales por no mencionar las escenas en interiores donde los artefactos de iluminación no destacan precisamente mucho. Hay una clara falta de movimiento e inmediatez en estas escenas, particularmente en el altercado en la colina. Los actores están ahí, poniendo toda la carne interpretativa en el asador, con valentía, pero hay una bidimensionalidad en la forma en que todo está representado. Hay una clara ausencia de profundidad que recuerda a la estética de una película de televisión de HBO de principios de la década de 2000, lo suficiente atractiva pero poco interesante.

    Quizá gran parte de la culpa debería recaer en Sorkin, pero ¿es una nominación al Oscar realmente una recompensa adecuada para un director de fotografía que lucha valientemente contra un director mal equipado para dirigir su propio guion?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otto, tú y yo tenemos que hablar. Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro mail o alguna de nuestras redes sociales.

      Eliminar
    2. Es una traducción de The Film Experience

      Eliminar
  14. 4. MANK (DoP. Erik Messerschmidt)

    “La cinematografía como imitador estilístico”

    Erik Messerschmidt recibe su primera nominación por lo que en realidad es su primer trabajo acreditado como director de fotografía en un largometraje. Antes de filmar la oda de David Fincher al viejo Hollywood, Messerschmidt trabajó como operador de segunda unidad en “Perdida” (2014) y filmó la mayoría de los episodios de la saga “Mindhunter” (2017-2019) para Netflix. Messerschmidt toma el relevo de Jeff Cronenweth, director de fotografía habitual en el cine de Fincher (“El Club de la Lucha”, “La Red Social”, “La chica del Dragón tatuado” y “Perdida”) por lo que es inevitable preguntarse que podría haber agregado un talento como Cronenweth a las imágenes de “Mank” más allá de la imitación visual en exhibición.

    A simple vista, todos los elementos están integrados en el viaje de regreso a la Edad de Oro del cine: blanco y negro, alto contraste, rostros suaves, composición tipo tableau y un uso gráfico de luces y sombras, sin embargo, a estos principios se le echa en falta corazón. La película sólo cobra vida visualmente durante las escenas en Hearst Castle, aunque gran parte del mérito se reduce a los exquisitos y elaborados decorados y al diseño de vestuario más que a la cinematografía en sí misma. Hay una frialdad en todo esto, un extraño destello metálico que pudo haber surgido de la decisión de filmar en formato digital, en lugar de película. También existe la sensación de que las elecciones estilísticas nunca van más allá de los esperado. Cada escena está filmada como cabría esperar en una recreación del cine en la era de “Ciudadano Kane”, sin riesgo artístico. Por no entrar en terreno pantanoso relacionado con la relación de aspecto del filme.

    3. JUDAS Y EL MESÍAS NEGRO (DoP. Sean Bobbit)

    “La cinematografía como un ojo que explora”

    A veces se piensa que Sean Bobbit perdió el Oscar por “12 años de esclavitud” (2013) como erróneamente mencionan algunas páginas, pero es que ni siquiera fue nominado a pesar de su impresionante trabajo y de que la película ganó el eunuco dorado a la mejor producción de aquella temporada (generalmente una receta para el éxito en todas las categorías de artesanía, al menos en lo que respecta al juego de las nominaciones). Nada arreglará ese descuido, pero es genial ver a Bobbit finalmente honrado por su talento.

    El arte de Bobbit contribuye exponencialmente para mejorar el éxito de “Judas y el Mesías Negro”. Por un lado, están esos prominentes primeros planos de una nitidez exquisita, gloriosamente iluminados y detallados que resaltan cada leve contracción y matiz en los rostros de las personas detrás de la causa de las “Panteras negras”. Por otro lado, están los negros como la tinta que parecen deslizarse desde el borde del marco y ahogar la vida cuando las tensiones están en su máximo apogeo, sin olvidar los cambios sutiles en el enfoque y la composición que siempre mantienen a O’Neal de Lakeith Stanfield como “ese otro” cuando las cosas parecen ponerse demasiado cómodas. Especial atención al contraste entre el mundo verde y ámbar en tonos de joyas dentro de las panteras y la monótona normalidad de los que están afuera; es como si la vida encubierta de O’Neal tuviera lugar en otro espectro de la realidad.

    Lo más notable considerando estos elementos, es cómo se siente todo en una sola pieza y cómo la cinematografía nunca la llama la atención sobre sí misma. Bobbit probablemente pueda agradecer su nominación a la disparada y apasionante acogida que tuvo el filme en las semanas previas a las nominaciones, ya que su trabajo no grita “Aquí estoy”, pero esto no puede quitar lo merecido que es su reconocimiento tardío.

    ResponderEliminar
  15. 2. NOMADLAND (DoP. Joshua James Richards)

    “La cinematografía como Ventana a la vida”

    Joshua James Richards se encuentra en su primera cita con los Oscars gracias a “Nomadland” de Chloe Zhao. Para los aficionados a la trivia, Zhao es su socia romántica y creativa.

    Rodada en su gran mayoría durante la hora mágica, utilizando principalmente luz natural, la película tiene una energía etérea, onírica y melancólica general que se cierne sobre cada uno de sus fotogramas. Esta cualidad se presta obviamente a los paisajes deslumbrantes, resaltando la riqueza del entorno, pero también se suma al estudio más íntimo de los seres humanos que pupulan aquí y allá. Se puede apreciar cada arruga y brote en el rostro de Fern y de los nómadas que se cruzan en su camino: el triunfo y la tragedia de sus vidas está escrito en sus rostros. Las sombras profundas revelan un dolor imposible, mientras que el resplandor naranja emite la esperanza de un futuro mejor. En la carretera hay frialdad, aislamiento. Soledad, pero un poco más allá del horizonte hay luz. Cuando el sol de pone en el aquí y ahora se eleva en algún lugar o a lo largo del camino. Este extraño tira y afloja entre lo que es temáticamente real y visualmente hipnótico coloca a “Nomadland” en un reino de poesía visual, aparentemente simple pero engañosamente estratificado. Es tan notable de contemplar, pero al mismo tiempo tan discreto.

    Este tipo de texturas en el trabajo es lo que sucede cuando los roles de escritor/director y cinematógrafo están tan estrechamente vinculados: es difícil ver donde termino uno y comienza el otro y no habría nada sin el otro. Parece ser el trabajo favorito en la noche de los Oscars a merced de los premios que ha cosechado entre la crítica.

    ResponderEliminar
  16. 1. NOTICIAS DEL MUNDO (DoP. Dariusz Wolski)

    “La cinematografía como Setter of Mood”

    El veterano operador Dariusz Wolski está nominado por primera vez para los Oscars a pesar de cosechar una candidatura en los premios del Gremio de cinematógrafos ASC por “Marea Roja” (1995) de Tony Scott y de haber puesto en imágenes obras de remarcado poderío visual reconocidas en otras categorías artesanales en los Oscars como la saga “Piratas del Caribe” (2003, 2006, 2007, 2011), “Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle fleet” (2007), “Alicia en el país de las maravillas” (2010), así como una nominada en la categoría reina de gran éxito “Marte” (2015). Wolski finalmente es reconocido por sus compañeros de oficio por su trabajo en el filme neo-western de Paul Greengrass.

    Gran parte de lo que se puede esperar del género es probablemente lo que le valió al operador polaco la nominación: fabulosas panorámicas de paisajes salvajes, impresionantes tomas aéreas de fronteras indómitas, hermosas vistas de pueblos de la época, es decir, hierba gatera al volante. Estos fotogramas jamás decepcionan.

    Los momentos donde se producen los contraste más tranquilos en el filme pueden llevarle a obtener los suficientes votos como para salir victorioso de la ceremonia: la lectura de los titulares noticiosos frente a un mar de rostros ansiosos, iluminados única y exclusivamente por lámparas de gas, captados sublimemente por lentes Panavision Vintage Primes; Kidd dejando la ciudad a caballo en las primeras horas de la mañana después de una tormenta rodada íntegramente con luz natural disponible; el disparo sorprendente al inicio del filme que muestra la silueta de una iglesia contra un atardecer rosado y oscuro, rodado con una gran luna de luz artificial; la tormenta de arena que presenta la procesión de nativos americanos; Kidd y Johanna en la fogata al anochecer insinuando tentativamente un vínculo fututo. Es durante estas escenas que Wolski muestra su dominio de la luz y sombra.

    El paroxismo de “Noticias del mundo” se transmite en gran medida sin diálogos ni simbolismos manifiestos, por lo que la cinematografía tiene que hacer gran parte del trabajo pesado. Sólo hay que volver a recuperar la escena en la que Kidd regresa a su hogar conyugal (ahora vacío) para comprobar el talento de Wolski. La cámara se desliza a una ligera distancia, siguiendo lentamente a un Kidd silencioso, a través de habitaciones desoladas llenas de luz suave y difusa y sombras granulosas que se yuxtaponen con la potente luz proveniente del exterior. Es una escena corta pero prodigiosa.

    ResponderEliminar
  17. En la categoría de Fotografía, en las quinielas, se veía venir este quinteto pese a que el Gremio nominara a "Cherry" y algunos apostaran más por "Minari". Personalmente, me habría gustado más la nominación de Hoyte Van Hoytema ("Tenet") y Christopher Blauveilt ("First Cow").

    Tras las nominaciones, se confirma el favoritismo de Joshua James Richards y "Nomadland". Este director de fotografía ya impresionó con su trabajo en "The Rider" (para mí, superior a "Nomadland") y con esta nominación ratifica su exquisito trabajo. Si la película dirigida por Chloe Zhao es lo que es es, en buena parte, por el retrato que hace J.J. Richards de la América nómada, de los olvidados. Por momentos, "Nomadland" se transforma en un hermoso western que, gracias a su fotografía y a la mirada de McDormand, podemos comprender un poco más desde este lado del "charco". Parece un Oscar bastante cantado y merecido aunque, personalmente, me gusta más otro trabajo.

    Y este trabajo es el de Erik Messerschmidt, la única alternativa a "Nomadland". Personalmente, desconocía su trabajo (al parecer, lleva haciendo trabajos técnicos de distinto tipo desde hace años) pero muchos han destacado su labor en "Mindhunter". En "Mank" hace un trabajo soberbio. No solo tiene como referencia la fotografía de "Ciudadano Kane" de Gregg Toland, sino le da profundidad y personalidad a la propia narrativa de la película. Juega con todos los elementos de la fotografía del cine de la época pero sin olvidar que es una obra del siglo XXI, creando un B/N moderno, muy limpio y elegante. Muchos criticarán a "Mank" por diversos motivos pero, sin duda, la película es la más cinematográfica de este año y esto es, en buena parte, al trabajo de Erik Messerschmidt.

    Otro trabajo esplendido que se inspira en los clásicos, es el de Dariusz Wolski, director de fotografía que logra su primera nominación pero que ya realizó trabajos notables como "Sweeney Todd", "Marte", "The Walk" o "Marea Roja" (por esta, debería haber sido nominado hace décadas). Si Erik Messerschmidt tiene como referencia el cine de los 30-40, Wolski tiene claramente en mente a Ford y Hawks, fotografiando un western tan hermoso como el de "Nomadland" pero bastante más inhóspito. "News of the World" tiene imágenes preciosas, como la escena de la tormenta de arena o el momento de la niña gritando en plena lluvia para que unos indios la lleven con ella. Wolski le da humanidad a esta obra (parece compenetrarse a la perfección con las miradas de Hanks y Zengel) y, sin duda, "News of the World" no podía irse de vacío de estas nominaciones.

    ResponderEliminar

  18. Sean Bobbitt siempre ha realizado sus mejores trabajos con Steve McQueen. Con "12 Años de Esclavitud" ya mereció la nominación pero "Shame", "Hunger" y "Viudas" son ejemplos de lo bien que se entienden ambos autores. Sin embargo, su primera nominación ha sido con Shaka King y "Judas & the Black Messiah". Dicho trabajo recuerda, y bastante, al thriller político de los 70. Bobbitt se desliza muy bien entre las escenas íntimas y las de acción, luciéndose, sobre todo, en los brutales discursos de Fred Hampton. Es un trabajo que, sin duda, tiene fuerza pero, personalmente, me gusta más el Bobbitt de McQueen o de "Cruce de Caminos". Me gustó, y mucho, "Judas & the Black Messiah" y me gusta bastante el trabajo de Bobbitt pero este año, a mi parecer, habían mejores candidatos.

    Lo mismo me pasa con Phedon Papamichael y "The Trial of the Chicago 7". Mira que me gusta su trabajo en "Nebraska" y "Ford v Ferrari" (Merecida nominación la primera. Debía haber sido nominado con la segunda) pero "Chicago 7" no es un trabajo, precisamente, de fotografía (al contrario con la edición). Cierto que contrasta muy bien la luz del juicio con los flashback de la manifestación pero, más allá de esto, poco más. Creo que, aunque era previsible su nominación, me sobra en el quinteto.

    Ganará: "Nomadland".
    Podría ganar: "Mank".
    Debería ganar: "Mank".
    Debería estar nominada: "Tenet" y "First Cow"

    ResponderEliminar
  19. En Edición, la mayor sorpresa no fue "la presencia..." sino la ausencia de Kirk Baxter ("Mank"). Personalmente, es una de las ausencias más sorprendentes de esta edición ya que considero que el trabajo de Baxter (uno de los mejores editores del cine americano) es impecable. Con esto, y tras las nominaciones, Edición es una de las categorías que aún no están cerradas, habiendo dos candidatas claras al Oscar.

    Es cierto que, como se ha comentado, "Chicago 7" ha bajado mucho en las apuestas. Ha pasado de ser una alternativa a "Nomadland" a, posiblemente, irse de vacío de la Gala. Categorías que parecían Oscar "fijos", como Guion Original o Edición, ahora tiene contendientes bastante duros. Pero, a mi parecer, Edición todavía mantiene un cierto favoritismo, aunque "Sound of Metal" apriete las tuercas. Alan Baumgarten ya trabajó con Aaron Sorkin en "Molly's Game" (realizando también un gran trabajo) y su experiencia con David O. Russell hace que sea un editor capacitado para los montajes rápidos. La edición en "The Trial of the Chicago 7" es fundamental (al contrario que la fotografía más bien plana de Papamichael). Eso se refleja, como se ha dicho, en la escena inicial pero, sobre todo, en los testimonios de cada uno de los acusados, con flashbacks continuos de los hechos ocurridos. La edición es dinámica y deja al espectador una idea clara de lo que ocurrió en la manifestación y en el juicio. Está claro que "Chicago 7" resalta por su reparto y su guion (menos por su dirección) pero el trabajo de Baumgarten está a la altura. Debería ganar el Oscar.

    Pero si "Chicago 7" no gana el Oscar es porque tiene una contendiente bastante dura, "Sound of Metal". Personalmente, no termino de entender el cariño a la edición de Mikkel E.G. Nielsen. Su nominación es comprensible (aunque me gustó bastante más su trabajo en "Bestias sin Nación") pero no es "Whiplash", donde el trabajo de la edición y el sonido se mezclaban haciendo una narrativa brutal. En "Sound of Metal", el trabajo de edición de sonido es, directamente, perfecto (debe ganar el Oscar de forma aplastante) pero es edición de sonido. La edición de Nielsen es bastante más calmada. Es cierto que acompaña muy bien al trauma de su protagonista (espléndido Riz Ahmed) por su pérdida de audición. Es una edición muy personal y complementaria a su actuación. Pero, narrativamente, aporta menos que otros trabajos de este año y, ni mucho menos, la veo como el trabajo a ganar el Oscar. Pero está claro que otros sí lo ven así y, por lo tanto, hay que tenerla en consideración como alternativa a "Chicago 7".

    Otra alternativa es "Nomadland", que podría redondear un año espléndido de Chloe Zhao con un cuarto Oscar (la veo muy favorita para ganar en Película, Dirección y Guion Adaptado). Sin duda, esta categoría es donde lo va a tener bastante más complicado pero, sin duda, Chloe Zhao también realiza un trabajo excelente. "Nomadland" destaca, y mucho, por su labor técnica. De su hermosa fotografía ya se ha hablado pero Zhao también brilla en la edición de sus escenas. "Nomadland" tiene una narrativa muy lenta, muy personal y contemplativa. Muchos han visto similitudes con el Malick de los 70 (es mucho decir porque "Malas Tierras" es una obra de arte), pero es cierto que "Nomadland" fascina por dicho retrato, potenciando por su fotografía y su montaje. Zhao, sin duda, es el gran personaje cinematográfico del año. Sus cuatro nominaciones son muy justas. Habrá que ver si logra el 4/4.

    ResponderEliminar
  20. Y si hablamos de como una edición afecta a la narrativa de una película, debemos hablar de Yorgos Lamprinos y "The Father". Lamprinos parece tener un don para entender las emociones de la película y de sus personajes. Cuando vi "Custodia Compartida" me fascinó y horrorizó como el montaje transformaba un drama familiar en una soberbia película de horror cotidiano en sus últimos 30 minutos. Era tremendo ver como, por el montaje, Lamprinos transmitía el miedo de esa madre y su hijo. En "The Father", lo vuelve a lograr. Hopkins y Colman realizan una interpretación notable (sobre todo el primero) pero sus actuaciones son ensalzadas por un montaje que incrementa la sensación de confusión de su protagonista. Pocas veces una obra sobre la demencia hace que nos metamos en la piel de su protagonista, no solo por su interpretación sino también por su narrativa y edición. Lamprinos ayuda a ver la angustia de Hopkins al no saber que es real y lo que no. Pero también la tristeza de Colman al ver el deterioro de su padre. "The Father" debe mucho a sus actores pero también debe, y mucho, a Yorgos Lamprinos.

    De "Promising Young Woman", me encanta Carey Mulligan y la valentía de Fennell de narrar una historia que le importa poco el "que dirán". Es una película ácida, en ocasiones ambiguas, pero, sobre todo, sincera con su mensaje. Pero, personalmente, no creo que resalte en lo técnico, aunque es cierto que tiene algunas escenas muy potentes. Thoraval hace un buen trabajo pero lo he visto mejor en otros títulos como "Sinister" (obra de terror muy a reivindicar). Es cierto que, como he dicho, tiene momentos impactantes, sobre todo el final o la ya icónica escena con "Toxic" (de forma instrumental) sonando de fondo. Sin embargo, no creo que su edición sea fundamental para la narrativa de "Promising Young Woman". En lo personal, me parece la nominada más floja.

    Ganará: "The Trial of the Chicago 7".
    Podría ganar: "Sound of Metal".
    Debería ganar: "The Trial of the Chicago 7".
    Debería estar nominada: "Mank" y "Tenet".

    ResponderEliminar
  21. 0 de acuerdo.

    Deberían ganar Nomadland y The Father.

    ResponderEliminar