Última hora

Las mentiras de "Argo"

By Javier Escartín Gómez - 17 de octubre de 2012 12 Comments


Slate.com: "Argo", la nueva película de Ben Affleck como director, ha recibido numerosos elogios desde su presentación en el festival de Telluride. Pero varios críticos también han analizado hasta qué punto la película es fiel a la historia real. A continuación detallamos las "mentiras" de "Argo" BAJO LA ALERTA DE SPOILERS sobre el argumento y desenlace de la trama:

La Premisa

"Argo" es una película sobre la producción falsa de una película que la CIA pone marcha para rescatar a seis estadounidenses que se encuentran encerrados en la embajada canadiense de Teherán tras la revolución en el país. Hasta se llegaron a publicar anuncios en revistas como "Variety" y "The Hollywood Reporter" para dar mayor veracidad a la historia que habían montado para el rescate. La película se basa, en gran parte, en un excelente artículo de Joshuah Bearman publicado hace cinco años en "Wired". (El guión también se basa en las memorias de Antonio Méndez, el hombre que Affleck interpreta en la película.) Como Bearman explicó en una charla, la primera persona que le habló de esta historia fue un productor de cine independiente llamado David Klawans, que esperaba que Bearman escribiera una bonita historia que pudiera derivar en una película. Sorprendentemente", dijo Bearman "fue así", (Klawans es el productor ejecutivo de "Argo")

La participación de Canadá

El aspecto más controvertido de la versión de la película sobre los hechos tiene que ver con el papel de Canadá en la huida. La película minimiza el alcance real de la participación canadiense, que fue considerable. Los estadounidenses fueron alojados por dos canadienses: el embajador Taylor Ken, y un empleado de la embajada canadiense, John Sheardown. (En la película Sheardown no aparece). Fue Taylor quien cablegrafió a Washington para comenzar impulsar el plan de huída. Una vez que se trazó, diplomáticos canadienses se preocuparon de obtener copias de los visados ​​de entrada y salida, compraron los billetes de avión e incluso les enseñaron a hablar con acento canadiense. Pero casi ninguno aparece en "Argo". Taylor tiene una protagonismo importante en la historia y se presenta como un hombre simpático y valiente que tomó grandes riesgos personales para salvar a los estadounidenses. Pero su papel real fue aún mayor. Él estuvo "espiando" para los EE.UU. durante la crisis a petición de Jimmy Carter. Tras la premiére de Toronto, el propio Taylor se mostró molesto por la imagen de que los canadienses se mantuvieron inmóviles esperando la acción de la CIA. Entonces Affleck introdujo en los créditos una mención alabando la "misión Argo" como un modelo de cooperación internacional.

La huída

Pero lo que más ha cabreado a muchos es el trepidante viaje hacia el aeropuerto que sirve como clímax de la película. Affleck introduce elementos inventados para darle mayor emoción a la película (¡Y funciona! El final es emocionante.) En el film, el gobierno de EE.UU. revoca su aprobación del plan en el último minuto, lo que significa que puede que no haya billetes de avión para cuando los norteamericanos lleguen al aeropuerto. En realidad, los billetes de avión fueron adquiridos con anterioridad por los canadienses. En el film, los guardias de seguridad detienen a los estadounidenses, lo que lleva a una escena tensa y terrible en la que uno de ellos tiene que hablar en farsi con uno de los guardias para poder salir del país. En realidad, sin embargo, la estancia en el aeropuerto fue "suave como la seda", como el propio Méndez ha escrito. Tampoco hubo una persecución del avión cuando comenzó su despegue. Nada de eso sucedió.

La película "de mentira"

Una vez que Méndez recibió el visto bueno para el plan falso de la película, necesitaba ideas para la producción que jamás se iba a hacer.. En "Argo", Méndez y el artista de maquillaje ganador del Oscar John Chambers, interpretado por John Goodman, revisan docenas de guiones junto a un veterano productor de Hollywood interpretado por Alan Arkin. Lo cierto es que Chambers pensó en un guión poco después de conocer el plan de Mendez. Se llamaba "Señor de la Luz", basada de la exitosa novela de ciencia ficción de Roger Zelazny. Además, lo que se vendió fue la idea de crear un parque temático de la ciencia ficción a raíz de la película. Con el fin de hacer realidad ese sueño, el autor del guión, Barry Ira Geller, no sólo consiguió el apoyo de Chambers, sino también el de Buckminster Fuller, Ray Bradbury, Soleri Paolo, y Jack Kirby-quien hizo los dibujos de producción de la película. Usted puede ver uno de ellos a continuación. (En "Argo", es el mismo Méndez quien realiza los storyboards del film, muy diferentes a los dibujos de Kirby).


Tags:

12 comentarios to ''Las mentiras de "Argo""

ADD COMMENT
  1. ¿Y eso que? una pelicula "basada en hechos reales" no está obligada a ser 100% fiel a lo que ocurrió en la realidad, finalmente lo que debe apreciarse es la manera como se cuenta la historia desde la interacción de los personajes hasta el manejo audiovisual y la estructura de un buen guion; de lo contrario, para ver filmes apegados a hechos reales es mejor buscar un documental.

    ResponderEliminar
  2. Creo que esta historia de las mentiras fue esparcida por las productoras de otras películas que compiten por el Oscar. Muy al estilo de The King's Speech y el rol que jugó el rey George VI en la Segunda Guerra Mundial donde se le cuestionaría su apoyo o no a los judíos en la Europa Nazi.
    Pero finalmente The King's Speech superó esas historias, a veces rumores, y ganó el Oscar de todos modos. Y creo que Argo podría salir beneficiada de estas historias ataque.





    Felipe.

    ResponderEliminar
  3. Película americana, de hazaña americana...como no tener mentiras, la historia es contada por los vencedores y no por los perdedores.
    No solo EUA lo hace, si no muchos países.

    PD: Anónimo, si cuentas películas basadas en hechos reales es por que te estas "basando" en lo sucedido, es como cuando ponen a parir adaptaciones por no ser fieles en detalles cruciales, existen cambios de espacio pero jamás puedes cambiar la esencia real de una historia y los detalles claves por que la vuelves en algo ficticio.

    ResponderEliminar
  4. Luis, el cine se divide esencialmente en 2 generos: "Ficción" y "No Ficción" (documental para que lo entiendas mejor), ésto quiere decir que cualquier film "basado" en hechos reales, a menos que sea un trabajo TESTIMONIAL sobre el evento, inevitablemente es ficticio por más que intentes ser fiel a la realidad.

    ResponderEliminar
  5. Una película más de la mitomanía compulsiva serial estadounidense que transforma en exitos virtuales las derrotas que sufren en la realidad.
    Después de la victoria del Vietcong en Vietnam sobre las tropas invasoras estadounidenses, la victoria de la Revolución Islámica iraní les sigue doliendo después de mas de 30 años de acaecida y en la actualidad los aniquila el tener que ceder su patio trasero latinoamericano ante el avance de la alianza entre Irán y Venezuela. Debe ser bueno para sus perturbadas y desiquilibradas psiquis
    construir fantasias virtuales donde aun siguen ganando como a medidados del siglo XX. La realidad es muy otra: Palestina sigue resistiendo, se tuvieron que ir de Irak,en Afganistan estan preparando la mudanza y en Latinoamerica han perdido el control de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina. ¡¡¡ comó entonces no van a fabricar ilusiones triunfalistas !!! Si hasta los denostados latinos los estan hechando de sudamerica

    ResponderEliminar
  6. Bueno es como el 99% de las películas basadas en hechos reales, vende mucho esto de basada en hechos reales, solo hay alguna películas que intentan ser fieles a la realidad como es zodiac y esto hace que a algunos les resulte un peñazo, a mi me encanto por cierto, esta peli de argo me parece genial y sin mentir es difícil conseguir tensión en la película, pero una cosa es mentir o exagerar la realidad para hacer mas atractiva la película y otra es como siempre o casi siempre hacen es falsear datos para siempre se pongan ellos como los mejores del mundo mundial y encima como quitándose meritos, menuda falsa modestia..........
    Por cierto os recomiendo una buena película basada en hechos reales también, Abraham lincoln cazador de vampiros, por lo visto el tal Abraham existió en realidad ;)

    ResponderEliminar
  7. Es basada en hechos reales solamente...no tiene que ser al 100%, es muy buena y puede que en la historia Mendez haya cambiado unas cosas ala hora de contarlas...solo el sabe

    ResponderEliminar
  8. voz crees que los yankis se fueron de irak realmente, si lo crees sos un idiota.Las grandes corporaciones petroleras ya están realizando sus estudos de campo y negocios, los equipamientos del nuevo ejercito Irakí son de procedencia estadounidense, etc.

    ResponderEliminar
  9. Si hubiera sido fiel al 100% de lo que realmente ocurrió, estaría destinada a ser un telefilme y no habría quien se la tragara.
    .

    ResponderEliminar
  10. Argo mejor pelicula, felicidades ben!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Película de segunda, "Argo", que como es usual en este tipo de películas intenta destacar "la inteligencia y astucia de los angelitos de la CIA frente a la ingenuidad y neurastenia de los revolucionarios iraníes" y de paso tratan de lavarle la cara a la tenebrosa CIA, falseando los hechos con una película patriotera tan anodina como la del año pasado, cuyo nombre nadie recuerda, pero a quien se impuso para cerrarle el paso a "AVATAR", ya que ésta iba contra la ideología capitalista de las inversiones a toda costa y el irrespeto al medio ambiente y consulta a las poblaciones aborígenes. Bueno, todo al estilo de Hollywood. No se puede esperar más.

    ResponderEliminar
  12. Cuando empieza parece que va a establecer una crítica coherente. En 5 min. comienza a falsear los hechos históricos en favor de un color político bien reconocible: el caqui. Los iraníes son salvajes y estúpidos que no consiguen siquiera hablar bien su propio idioma, se dan órdenes de no matar a nadie, la CIA es un grupete de buenos muchachos, la estoicidad moral en concordancia con la determinación individual te convierte en un heroe de leyenda, etc etc.
    Una basuda de hollywood que pretende maquillarse de progre (qué malos esos inserts de tv!), y que termina con el panoli de affleck preguntando si el presidente va a despedirlo.
    Para colmo de males, al finalizar habla de un ejemplo de cooparticipacion de las naciones en pos de la paz (claro, de la propia porque al genocida le seguían dando asilo), luego de haber caracterizado al embajador canadiense como si representara a un país de 15 personas ingenuas. Y luego el remate, las fotos comparativas de los personajes con su figura histórica, que dejan un sabor a: esas eran las personas reales, pero... los de la película se parecen al tío roberto cuando se disfraza borracho en las fiestas...


    ResponderEliminar