Última hora

¿Dónde está el listón para Neil Patrick Harris? Los peores antecesores (I)

By Javier Navío - 21 de octubre de 2014 3 Comments

Hace tan sólo unos días conocíamos la noticia de que Neil Patrick Harris será el próximo maestro de ceremonias de los Oscar. Harris se une así a la larga lista de propuestas que la Academia ha ido lanzando en los últimos años. Presentar los Oscar está lejos de ser una tarea fácil, y prueba de ello es que son muy pocas las personas que se salvan de la quema. En este artículo separado en dos entregas, vamos a repasar todos los presentadores que han tenido los premios durante este siglo, empezando por los más desacertados y finalizando por los que estuvieron más inspirados.

10. James Franco y Anne Hathaway (2011).
La apuesta de la Academia en esta ocasión fue distinta a todo lo visto con anterioridad. La intención era conectar con el público joven, pero el resultado final estuvo muy lejos de ser satisfactorio. James Franco, nominado ese año por su interpretación en '127 horas', parecía más preocupado por tuitear fotos y vídeos de todo lo que ocurría en el backstage que por presentar la gala. A Anne Hathaway, por su parte, le sobraba toda la energía que le faltaba a Franco.
La gala fue, en una palabra, incómoda. No sólo para los espectadores sino para la propia Anne Hathaway, que tuvo que lidiar con un James Franco que a duras penas fue capaz de abrir los ojos durante toda la ceremonia. Especialmente patético y sintomático del nivel de la gala fue el momento en el que Franco apareció en el escenario vestido de mujer. Roger Ebert definió la emisión como "la peor que había visto nunca".
Audiencia: 37.919 millones.

 

9. Seth MacFarlane (2013). 
La suya fue una elección sorprendente. Desde el momento en que se anunció, se empezó a temer que su humor irreverente podía dinamitar la ceremonia. Al final vimos a un MacFarlane más comedido de lo habitual, pero que no pudo evitar dejar algunas píldoras de su humor. Por ejemplo, con un número musical tan desacertado como 'We saw your boobs' y con algunas bromas de mal gusto entre las que destacaron las que tuvieron como protagonistas a Chris Brown y al asesino de Abraham Lincoln.
Pero la inefable canción de MacFarlane no fue el único momento musical de la noche, ya que pudimos ver a varios actores cantando y bailando en el escenario. Después de las múltiples críticas recibidas, MacFarlane no tardó en anunciar que jamás volvería a presentar los Oscar.
Audiencia: 40.376 millones.

   

8. Chris Rock (2005). 
En una maniobra evidente por ganarse el favor del público afroamericano, la Academia optó por Chris Rock, un actor y humorista difícilmente soportable para aquellos que no estén familiarizados con su estilo agresivo, directo y sin pelos en la lengua.
El presentador atacó sin piedad a los actores ("Sólo hay cuatro estrellas reales en Hollywood. Los demás sólo son famosos") y se ganó una reprimenda de Sean Penn por su broma sobre Jude Law ("¿Quién es ese tío? ¡Está en todas las películas!"). Rock siguió con su corrosivo humor incluso varias semanas después de la ceremonia cuando declaró que "sólo los gays ven los Oscar". Probablemente la comunidad negra se lo pasara en grande, pero también hubo muchos espectadores que consideraron su actuación estridente y carente de gracia. 
Audiencia: 42.139 millones.

   

7. Alec Baldwin y Steve Martin (2010). 
Acababan de coincidir en 'No es tan fácil', y por momentos pareció que la gala formaba parte de la campaña publicitaria de la película de Nancy Meyers. Se trataba de la primera vez que una pareja presentaba los Oscar desde 1957. Sobre el papel, el dúo cómico podría haber funcionado, pero el resultado final fue decepcionante. A Alec Baldwin  se le notó muy nervioso, y Steve Martin estuvo mucho más incómodo que en sus actuaciones en solitario. El monólogo inicial fue divertido ("Por aquí está la sección de malditos bastardos. Y por aquí está la gente que hizo la película"), pero después desaparecieron de la gala.
En esta ceremonia se produjo la primera aparición en los Oscar  del recientemente anunciado como próximo presentador de la ceremonia: Neil Patrick Harris. Fue con un número musical de apertura que dio paso a la primera aparición de Baldwin y Martin, y que supo a poco.
Audiencia: 41.699 millones.

   

6. Whoopi Goldberg (2002). 
Toda una institución de los Oscar por ser la primera mujer y la primera persona de color en presentar los premios en solitario, Whoopi Godlberg fue la alternativa a Billy Crystal en los 90. Su última actuación fue solvente pero dejó síntomas de que sus mejores tiempos ya habían pasado. El papel de Goldberg era complicado puesto que estamos hablando de la gala que se celebró después del 11-S. Los atentados motivaron la presencia, por primera vez en la Historia, de Woody Allen en una gala de los Oscar.
Whoopi sabía cómo impactar, y prueba de ello es su recordada aparición en escena en la que emulaba a la Satine de 'Moulin Rouge' y se autodefinía como "la auténtica bestia sexy" (En alusión a la película protagonizada por Ben Kingsley).
Audiencia: 41.782 millones.

   

3 comentarios to ''¿Dónde está el listón para Neil Patrick Harris? Los peores antecesores (I)"

ADD COMMENT
  1. Lo de "happy" de Pharrell con las actrices bailando no fue con MacFarlane fue este año con Ellen DeGeneres.

    ResponderEliminar
  2. Que bello MacFarlane ,ha sido mi favorito.

    ResponderEliminar
  3. Espero con ansiedad los 5 restantes; este es mi orden: 5) Steve Martin -en solitario-; 4) Jon Stewart; 3) Billy Cristal -por su desempeño en los 2000-; 2) Ellen DeGeneres; 1) Hugh Jackman, una actuación histórica y definitiva.

    ResponderEliminar