Última hora

Análisis de categorías: Mejor Guión Adaptado

By Daniel Martínez Mantilla - 23 de febrero de 2016 25 Comments

Durante meses la carrera de Mejor Guión Adaptado parecía un camino de rosas para un Aaron Sorkin que parecía destinado a ganar su segundo Oscar en la categoría por otro retrato de un genio salido de Sillicon Valley. Y entonces, 'Steve Jobs' fracasó estrepitosamente en taquilla, la imagen del proyecto se dañó inexorablemente y se inició su deprimente paso por la temporada de premios. Con la caída de Sorkin, la lucha por la estauilla se convirtió en una carrera de caballos entre seis películas que luchaban a muerte por cinco plazas. Irónicamente, la que se cayó al final fue la primera favorita. La dura competencia y la predominancia de las favoritas en Mejor Película hicieron que joyas como 'Anomalisa' se quedasen sin opciones de candidatura. Algo similar a lo que le pasó a 'Del revés' en la categoría reina. Nunca Mejor Película de Animación había sido tan gueto como este año. 

Charles Randolph y Adam McKay, 'La gran apuesta' (1ª nominación)


No era fácil explicar al público medio cómo el mercado de la vivienda se había ido al traste sin que nadie se diese cuenta. O mejor dicho, sin que absolutamente nadie hiciese nada por evitarlo. Esa fue la intención de Paramount cuando se hizo con los derechos del libro 'The Big Short: Inside The Machine Doomsday', un ensayo de no ficción en en el que Michael Lewis contaba el origen de la burbuja inmobiliaria y la historia de los agentes de Wall Street que habían descubierto la estafa del sistema. Adam McKay, un cineasta experto en comedias adultas como 'Hermanos por pelotas' y 'El reportero', fue la sorprendente opción del estudio para desarrollar un material complejo. La economía y la vivienda no son conceptos cinematográficas. Ni fáciles de explicar. Ni sexys.

'La gran apuesta' no es para todo el mundo, pero lo cierto es que McKay tampoco lo intenta. No simplifica el lenguaje de Wall Street, si no que se saca de la chistera trucos narrativos para que el espectador entienda qué está pasando en todo momento y sea capaz de subirse a la rueda de 'La gran apuesta'. Rupturas de la cuarta pared, miradas a cámara, cameos de famosos para explicar conceptos financieros y diálogos explosivos son las herramientas de McKay y su compañero Charles Randolph, guionista curtido en dramas que los productores contrataron para equilibrar los excesos del director. Los protagonistas son cargantes y a menudo antipáticos, pero el elemento más debatible del libreto es su sobreexposición de datos y números. ¿Es posible contar una historia como esta sin repetir una y otra vez las cosas? ¿Es legítimo parar la película para dar información al espectador? Cada uno tendrá su respuesta.

A favor: 'La gran apuesta' llegará a la noche de los Oscar con opciones en Mejor Película y precisamente Guion Adaptado es su mejor baza para conseguir la estatuilla. Ha ganado todos los precursores importantes. Es una formar de reconocer al responsable de la película sin tener que darle Mejor Director. El voto del drama más tradicional (y femenino) se divide entre tres de sus rivales, sin que haya quedado claro cuál es la alternativa real.
En contra: El problema de siempre con 'La gran apuesta': es una película densa y compleja. El resto de candidatas son mucho más fáciles de "disfrutar".

Nick Hornby, 'Brooklyn' (2ª nominación)


Con 'An Education', 'Alma salvaje' y ahora 'Brooklyn' el inglés Nick Hornby se consagra como el perfecto artesano al que Hollywood puede acudir con tranquilidad para adaptar el best-seller de personajes de turno. Especialmente si son femeninos. En los últimos siete años el escritor ha hecho - con la ayuda de los autores de los libros que adaptaba - más por la igualdad de género que ningún otro guionista. Carey Mulligan, Reese Witherspoon y Saoirse Ronan (todas nominadas al Oscar) han ofrecido las mejores interpretaciones de sus carreras gracias a unos personajes llenos de aristas, conflictos y emociones que generalmente sólo están al alance de los hombres. Resulta encomiable que un escritor que se ha hecho famoso y respetado por trabajos eminentemente masculinos, 100% personales y reconocibles, próximos a la comedia y llenos de referencias a la cultura pop ahora se haya hecho un nombre en Hollywood por todo lo contrario.

Estados Unidos es un lugar construido por inmigrantes. No sorprende la debilidad de los académicos por la historia de una joven irlandesa que emigra al Nueva York de los años cincuenta con la esperanza de empezar una nueva vida y hincarle el diente al sueño americano. Ese era el punto de partida la novela del escritor irlandés Colm Tóibín, un premiado relato a medio camino del romance y de la novela histórica. La película de John Crowley es un efectivo retrato de la emigración y sus ramificaciones humanas y sociales, pero donde sobresale es en ese emocionante 'coming of age' que nos muestra cómo Eilis se convierte en una mujer. Tropezando. Enamorándose. Equivocándose. Eligiendo. Madurando. Y todo ello contado por Tóibín y Hornby con las herramientas de siempre, pero con una destreza envidiable.

A favor: Nick Hornby aúna respeto (por sus adaptaciones cinematográficas) y fanatismo (por sus obras literarias). Es un relato universal y atemporal que puede conquistar a todo el espectro de votantes de la Academia.
En contra: 'Brooklyn' ha tenido una gran recepción universalmente, pero han sido sus formas clásicas y el carismático trabajo de Saoirse Ronan lo que han protagonizado la mayoría de comentarios. Si ni siquiera los BAFTA la reconocieron en esta categoría, ¿va a hacerlo la Academia?

Phylis Nagy, 'Carol' (1ª nominación)


El viaje no ha sido fácil para Therese y Carol. A pesar de que su historia venía firmada por una escritora de éxito como Patricia Highsmith, a la novela 'queer' le costó enormemente llegar a las estanterías. Rechazada por sus editores habituales a causa de su temática lésbica, el relato apareció en 1951 bajo el título de 'El precio de la sal' y el pseudónimo de Claire Morgan. En 1989, la autora reimprimió la novela, cambió su nombre a 'Carol' y la firmó con su verdadero nombre. Highsmith vio necesario añadir un prólogo donde explicaba las razones que entonces la obligaron a ocultarse y su satisfacción porque hubiera ayudado a otras lesbianas. En ese mismo texto, la escritora confesaba que el relato estaba inspirado en un encuentro que tuvo en su juventud, cuando trabajaba en una juguetería y un día cruzó su mirada con una elegante mujer rubia que la dejó sin habla. Al salir del trabajo lo único que pudo hacer es ir a casa y escribir del tirón la historia.

Años después de la exitosa reedición (superó el millón de unidades vendidas), la productora Dorothy Berwin se hizo con los derechos de adaptación de la obra y contrató a Phyllis Nagy, una dramaturga que era amiga de Highsmith y que se propuso no decepcionar a la autora, que había criticado con dureza la mayoría de versiones cinematográficas de sus libros. Inicialmente Nagy decidió mantener al personaje de Carol en un segundo plano, "como si fuera un fantasma". Con el paso del tiempo, la escritora optó por desarrollar en profundidad el personaje de la mujer madura y crearle sus propios conflictos, anclajes y fantasmas. El concepto evolucionó y de repente 'Carol' se había convertido en un drama romántico con dos puntos de vista. Con la llegada de Todd Haynes hubo nuevas sugerencias y reescrituras - incorporando un aura a 'Breve encuentro' de David Lean -, pero la respetuosa y a la vez radical versión que desarrolló Nagy ha sido capaz de sobrevivir a un director tan personal como el de 'Lejos del cielo'.

A favor: Es la adaptación de una celebrada novela que marcó un antes y un después de la literatura 'queer'.
En contra: Es la única candidata que no está también en Mejor Película. Sólo un romance homosexual ha sido premiado por los Oscar en 87 años de historia y ya ha quedado claro que 'Carol' no es 'Brokeback Mountain'. La película de Todd Haynes ha sido catalogada una y otra vez como una película de director, pero ni el filme ni la dirección fueron reconocidos por la Academia. 'Carol' se ha quedado a medio gas en la carrera a pesar de su notable paso por los premios de la crítica.

Drew Goddard, 'Marte' (1ª nominación)


La historia del éxito de la novela 'Marte' es casi más curiosa que la que nos cuenta la película de Ridley Scott. El desconocido Andy Weir empezó a publicar por capítulos y de forma gratuita la historia de supervivencia de un hombre abandonado por la NASA en el planeta rojo. Rápidamente la aventura de Mark Watney generó interés en los foros digitales y los internautas empezaron a reclamar que Weir publicase su libro en otros formatos más sencillos de descargar. El escritor accedió a publicarlo en Amazon en 2012 al menor precio posible (99 centavos de dólar). El resultado es historia: las ventas se dispararon y sucedió algo que difícilmente pasaría en nuestro país. La versión de pago superó en descargas a la gratuita. Las críticas positivas en Amazon y la viralidad de la historia hicieron que el autor tuviese entre manos un éxito global que nunca buscó.

Fox vio el potencial cinematográfico material y compró los derechos. Entonces llegó Drew Goddard al proyecto.  El estudio apostó por un escritor que se había hecho un nombre en Hollywood trabajando a la sombra de Joss Whedon y J.J. Abrams, dos figuras que empezaron en televisión y que ahora están en lo más alto gracias a los éxitos mundiales de 'Los Vengadores' y 'Star Wars'. Goddard decidió mantener los principales elementos de la novela de Weir (algo que han remarcado de forma unánime los críticos y cinéfilos que habían leído el libro antes de pisar la sala de cine) sin olvidarse de las señas habituales de sus trabajos: respeto por la aventura más clásica, mezcla de géneros y un puñado de referencias a la cultura pop. El resultado es un guion sencillo que funciona como un reloj.

A favor: Poca cosa. A Hollywood le gustan las memorables historias sobre el éxito (como la del libro de Andy Weir), pero todo apunta a que la nominación es el premio para Drew Goddard.
En contra: Las películas de ciencia ficción no ganan Oscars por sus guiones. Su presencia en los premios ya es casi un milagro. La ausencia en Dirección y Montaje dejan claro que 'Marte' no ha gustado tanto como algunos pensaron hace meses. Para tener opciones de ganar aquí, tendría que ser la película del año. Y aún así, sería una batalla (prácticamente) perdida.

Emma Donoghue, 'La habitación' (1ª nominación)


Enero, 2015. La escritora y guionista Gillian Flynn se queda sin una cantada nominación al Oscar después de que 'Perdida', la celebrada versión cinematográfica de su negrísima novela, fuese ignorada por la Academia a pesar de las pasiones levantadas entre el gran público y la crítica. Doce meses después, la irlandesa-canadiense Emma Donoghue hace historia y se convierte en la primera mujer que opta a la estatuilla dorada por firmar en solitario la adaptación cinematográfica de su propio libro. Desconocida en Hollywood, la escritora de 46 años había desarrollado hasta entonces una versátil carrera profesional en la que ha habido espacio para novelas, relatos cortos, obras de teatro, radionovelas y, ahora, guiones.

'La habitación' no está basada en hecho reales, pero Donoghue ha reconocido que empezó a desarrollar la historia a partir del terrorífico caso Fritzl. A partir de ahí, la novelista creó un fascinante drama sobre una mujer y su hijo de cinco años que deben sobrevivir a las circunstancias más opresivas y claustrofóbicas. La novela y la película siguen los ojos del joven Jack, pero Donoghue no renuncia en ningún momento a mostrar el terrorífico y complejo viaje al que se enfrenta una mujer que debe crear una realidad paralela para su inocente hijo mientras lucha con las heridas que supone llevar una vida de encierro y desesperanza durante siete años. Con el apoyo de un hábil director, Donoghue nos coge de la mano en un emocionante viaje que pasa del terror más asfixiante al amor puro en un par de detalles.

A favor: 'La habitación' podría ser la 'Precious' de este año. La película de Abrahamson es una minúscula producción que tenía todas las papeletas para pasar desapercibida a pesar de llevar al cine un best-seller. Sin embargo, es el 'underdog' que ha emocionado a la crítica y el público durante esta temporada de premios. Se llevará muchos votos por su impacto emocional
En contra: 'La gran apuesta' es la favorita y encima sí está escrita por su director. Con Brie Larson como absoluta favorita en Mejor Actriz, no existe un voto compensatorio para 'La habitación'. Dos factores clave que juegan a favor de la 'frontrunner' de la categoría.

Ganará: 'La gran apuesta'
Quién podría ganar'La habitación'
Debería ganar: 'Brooklyn'
Debería estar nominado: 'Steve Jobs'. La historia de auge y caída de la película de Danny Boyle será recordada durante años. Su ausencia en Mejor Guión con el Globo de Oro recién ganado es su punto más bajo.

25 comentarios to ''Análisis de categorías: Mejor Guión Adaptado "

ADD COMMENT
  1. Debería ganar Room; es el mejor guión de los cinco nominados.

    ResponderEliminar
  2. Room es un peliculon, como veo que en película no tiene opciones me gustaría que ganara a mejor guión adaptado, también pienso que es el mejor de los cinco.

    ResponderEliminar
  3. Debería ganar 'Room'. Ojalá se marque un 'Precious' éste domingo. (Lo dudo).

    ResponderEliminar
  4. Me encanta que se reconozca a Room como lo que es. Un puto peliculón. Si gana La gran apuesta sería predecible e injustísimo.

    ResponderEliminar
  5. En contra de Marte es que no está nominada a mejor película? Es claro que no va a ganar, pero está nominada a mejor película

    ResponderEliminar
  6. Pues yo estoy de acuerdo. El guión de Brooklyn es el mejor. Nada como hacer entretenido y emotivo lo natural y cotidiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo. A mí me ha encantado Brooklyn, y su guion me parece de lo mejor.

      Eliminar
  7. Debería ganar CAROL. Nagy demostró que adaptar a Highsmith como es debido, sólo es cuestión de querer hacerlo y respetar al cien la idea de la autora. No necesariamente estoy diciendo que las pelis de Ripley se alejan del libro, sino que adquieren demasiada independencia y mucho estilo externo. Carol tiene estilo propio, pero magnificado por la solemnidad y seriedad de la narración de Patrice.

    No me molestará que gane The Big Short, tiene mucho mérito el combinar risas con bastante odio por la raza humana. Me indignaría que gane ROOM, una telenovela facilona e inverosímil, chantajista y demasiado estirada.

    P.D: Como que Marte no está nominada en Película?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Room no es una telenovela, no busca la lágrima fácil, en realidad en ningún momento pretende ser un drama puro. La película empieza como un thriller intenso y se convierte perfectamente en una historia de amor, más allá de países, más allá de esperanzas de volver a la Tierra, más allá de sexos "ROOM" demuestras que el verdadero amor es de una madre a un hijo, yo me enamoré de la película antes incluso de verla, pero sinceramente pienso que la adaptación es exquisita, y sabes por que? Porque leí el primer capítulo del libro y de paso miré los comentarios de las personas que habían terminado el libro, la mayoría decía que el personaje de Jack era muy pequeño (5 años) como para relatar de tal forma cada suceso que le ocurre el la claustrofóbica habitación. Sin embargo, la propia Emma se supera al escribir el guion de la película, ya que cada frase y diaálogo que entabla Jack con su mamá es muy ingenioso y bien preparado gracias al guion y por supuesto a la gran actuación.

      Eliminar
  8. El guion de TBS es bastante flojo, asi de facil lo pongo, no puede ser que una pelicula que se esfuerza por sobre explicar lo que quiere contar y fracase en su intento sea considerado bueno, y es que como mínimo es una pelicula para ver tres o cuatro veces para poder coger todo el rollete económico, lo terrible es que no es una película que te den ganas de repetir.
    Como peli es bastante mierda, pero es necesaria, el gran problema es que el espectador promedio difícilmente lograra enterarse de que es lo que pasa, y da la impresión del que principal objetivo de esta pelicula es llegar al publico medio. Creo que es una lastima ya que tal vez en forma de documental hubiera logrado ser mas impactante.
    Bueno sobre quien debería ganar, para mi no hay duda es Room, peliculón.
    Sobre la no nominación de Sorkin, fatal sin ser su mejor trabajo esta bastante mejor que otros nominados, sobre auge y caida, es mas bien caida, caida y redencion, sobre si sera recordado?, pues con un director como Fincher o B. Miller detrás estoy seguro se marcaban una pieza, ya lo comente es su momento, Boyle(que no me parece un mal director) no sincroniza con Sorkin.

    ResponderEliminar
  9. Por desgracia ganara: The big short
    Sorpresa y espero que la de: Room

    ¿Deberia ganar: Brooklyn?

    ResponderEliminar
  10. Para mi también debería ganar Brooklyn. Una graaan película que debería tener más reconocimientos de los que tuvo.

    ResponderEliminar
  11. ¿Por desgracia ganará The Big Short? Gracias a dios por algo de comedia entre tanto dramón lacrimógeno oscarizable. Ganará y con justicia. Y debería estar nominado Sorkin, no es tan buen guión como el de The Social Network, pero es patético que no esté entre los 5 nominados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo; sacaría a The Martian y pondría el guión de Sorkin. Le robaron.

      Eliminar
  12. Sí, se echa en falta Steve Jobs, pero el guión adaptado del año es Anomalisa. La ausencia de Kaufman es imperdonable.

    ResponderEliminar
  13. Debería ganar Room, sin dudas una de las mejores películas del año

    ResponderEliminar
  14. Ojalá que Room dé la sorpresa este domingo y gane el Oscar a mejor guion adaptado. Respecto a las nominadas, no entiendo qué hace el guion de The martian entre los 5 finalistas...

    ResponderEliminar
  15. Debería estar nominado el guión de Kaufman para "Anomalisa". Es la ausencia más notable, incluso mayor que la Sorkin.

    ResponderEliminar
  16. Es la categoría más impactante para mi, todo menos TBS que no sé por qué está ganando todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más seguro es que gane en ésta categoría "The big short" pero, lo peor no es eso sino que gané a mejor película o de la sorpresa en actor secundario, no me parece mala pero en un mundo justo no debería salir triunfadora el domingo.

      Eliminar
  17. Que no entiendan la película no significa que sea mala, por favor! pedazo de trabajo hicieron con el guión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es relativo, THe Big Short no intenta ser una pelicula de David Lynch, al contrario intenta ser cine comercial apta para todo el publico, muchos son los que se quejan de que la peli no se entiende del todo y se pierden en la narración, creo que seguramente los duchados en el tema les fascinara, pero si haces cine de masas tienes que hacer que la pelicula llegue al publico y eso es algo en lo que el Guion de TBS fracasa.

      Eliminar
  18. Mejor Guión Adaptado: The Big Short

    ¿Por qué va a ganar?: Es un guión que con sentido del humor y valiéndose de todos los recursos cinematográficos logra volver verosímil y digerible el cómo y el porqué de la crisis financiera de 2008. Su apuesta de contar una historia relevante en la América moderna pondrá la balanza a su favor.

    ¿Quién podría dañarlo todo?: El texto de "Room" ha conseguido de manera inmejorable narrar en tres actos el sentido de ser alguien en el mundo.

    El olvidado: Aaron Sorkin logra trasladar impecablemente de la voluminosa biografía de Walter Isaacson al lenguaje cinematográfico la fascinante figura de Steve Jobs.

    ResponderEliminar
  19. No tengo verdadero favorito en esta categoría, siento que a todos los guiones les falto algo. El de Aron Sorkin fue mi favorito este año.

    ResponderEliminar