Última hora

#NoOscarFest: 'Lejos del mundanal ruido', de Thomas Vinterberg

By Cinéfagos - 19 de abril de 2016 1 Comment

Este artículo está escrito por Alberto Corona, redactor de Cinéfagos.es

'Lejos del mundanal ruido', película participante en el #NoOscarFest, es una nueva adaptación al cine de la novela de Thomas Hardy publicada en 1874. Teniendo en cuenta que otra de sus adaptaciones más conocidas es la superproducción que en 1967 protagonizaron Julie Christie y Terence Stamp, resulta tentador tejer ciertas comparaciones en torno a ambas películas. No tanto por la mera intención de comparar los resultados artísticos y escoger una ganadora, sino por el interesante paralelismo, de carácter inverso, que podemos establecer entre ambas.

Tanto John Schlesinger como Thomas Vinterberg, que dirige la versión de 2015, son cineastas de carreras enormemente interesantes, pero de las que pocas características en común, inicialmente, podríamos extraer. No obstante, sus respectivas interpretaciones de este drama de época suponen una rara avis dentro de cada filmografía, así como una suerte de prueba de fuego a la que someter su visión cinematográfica. Mientras que Schlesinger rodó su adaptación justo antes de pasar a películas tan urbanitas y deprimentes como 'Cowboy de medianoche' o la extraordinaria 'Marathon Man', Vinterberg ha hecho lo propio luego de una trayectoria agresiva, impactante y llamada a romper moldes, iniciada nada menos que con la primera película adscrita al Dogma 95: 'Celebración' (de hecho, Vinterberg es fundador, junto a Lars von Trier, de tan efímero movimiento). 'La caza', estrenada en 2012 y protagonizada por Mads Mikkelsen, supuso una nueva oportunidad, de estupendos resultados, para que el cineasta danés volviera alzarse como uno de los que mejor saben lidiar con la incomodidad y el mal rollo.  Poco después, tomaría las riendas de 'Lejos del mundanal ruido'.

Así, ambas versiones de la novela de Thomas Hardy surgen en encrucijadas artísticas, de la mano de directores inquietos que se preguntan qué camino han de tomar a continuación. En el caso concreto de Vinterberg, su particular aproximación a las aventuras de Batsheba Everdene acaba saldándose con un filme extraño que tan pronto coquetea con el clasicismo más preciosista (e insoslayable en un argumento con semejantes características), como adopta el tono macabro y perturbador de un cineasta que no se ha vuelto tan dócil, o comercial, como podría parecer en un principio.

La realización de Vinterberg, por tanto, se configura como un sorprendente dechado de técnicas contrapuestas, utilizando por ejemplo una brusca cámara al hombro con el objetivo de subrayar la íntima angustia de los personajes, para a continuación recrearse en espectaculares e idílicas panorámicas de la campiña inglesa. Por otra parte, la exquisita banda sonora de Craig Armstrong, omnipresente a lo largo del filme, parece inclinar por momentos la balanza del lado más academicista e impersonal, y la personalidad de Vinterberg se ve obligada entonces a depositar su atención sobre los personajes para seguir respirando.


David Nicholls se ocupa del libreto de 'Lejos del mundanal ruido', y firma de este modo una adaptación atípica, en sintonía con la bipolar realización de Vinterberg, y que sorprende desde el momento en que reparamos que esta versión dura una hora menos que la película de John Schlesinger. Además de por los presumibles tijeretazos, esto se debe al modo tan particular en que están construidos tanto los personajes como los diálogos y así, el filme tiene como protagonista absoluta a Batsheba Everdene, una joven resuelta pero llena de dudas y fragilidades, mientras que sus distintos pretendientes están definidos a gruesas y arquetípicas pinceladas, sin otra motivación que vagar a su alrededor esperando el momento en que su amada les conceda un poco de su preciada atención. Sus interacciones, en este sentido, se componen de secas y tajantes réplicas, caprichosas elipsis, y una general sensación de desorden que algunos calificarían como propia de un filme con nula intuición dramática.

Puede que, en efecto, 'Lejos del mundanal ruido' carezca de la habilidad de otras superproducciones de características similares (como 'Lo que el viento se llevó', sin ir más lejos) para convencernos de que la historia que nos cuenta es más grande que la vida, y para acabar enterneciéndonos, pero es que Vinterberg tampoco pretende nada parecido. Su propuesta, estrafalaria, inclasificable, recurre a los ingredientes del melodrama más convencional para a partir de ellos construir algo radicalmente nuevo, y proporcionar un visionado lleno de sobresaltos, violencia estética y soluciones formales imprevistas que consiguen camuflar con éxito lo enormemente previsible que es la trama en sí. Y el danés, en efecto, se las apaña para que lo más memorable del conjunto sean imágenes tan macabras y expresionistas como un rebaño de ovejas suicidándose parsimoniosamente por un acantilado, o un militar acomplejado intimidando a su amada con sus habilidades en el combate; todo ello sin dejarnos de maravillar con la belleza más accesible y directa de los pictóricos paisajes, del romance troncal o de, por qué no, el angelical rostro de Carey Mulligan, tan vulnerable como indómito.

Esta última supone por cierto otro de los grandes aciertos del filme de Vinterberg, junto con la mayoría del reparto. A este respecto, y si bien Tom Sturridge resulta excesivo y totalmente fuera de tono como el impetuoso Frank Troy, tanto Michael Sheen como Matthias Schonaerts están espléndidos en sus papeles de pretendientes taciturnos y pacientes, destacando sobre todo al último por su contención y carismática presencia. Gracias a estos intérpretes, 'Lejos del mundanal ruido' se permite finalmente emocionarnos un poco casi como daño colateral, como si no hubiera más remedio, y alcanza su culmen, muy convenientemente, en la escena de clausura: unos pocos minutos sencillos, minimalistas, que resuelven pacíficamente el conflicto y carecen de cualquier tipo de grandilocuencia. Vinterberg no la ha necesitado hasta ahora, y es obvio que tampoco la necesitará una vez descubra qué destino le aguarda tras superar su personal encrucijada.

1 comentario to ''#NoOscarFest: 'Lejos del mundanal ruido', de Thomas Vinterberg"

ADD COMMENT
  1. Y de repente, caen los créditos de "Far from the Madding Crown" y la buena película que prometía su inicio termina convirtiéndose en una empalagosa historia de amor (y de desamor) con la profundidad de una telenovela, con personajes a medio dibujar y con situaciones que rayan lo inverosímil. Y lo más extraño de todo es que no se ven por ningun lado las huellas del realizador danés Thomas Vinterberg, artífice de las notables "La Celebración" y "La Cacería", aquel que filmó ese extrañisímo largometraje titulado "It's All About Love", por lo que, no cabe dudas, se esperaría una historia mucho menos convencional que la que filmó. Esperemos que tan solo se trate de un relato de encargo de uno de los realizadores europeos más valientes del panorama actual.

    ResponderEliminar