Última hora

San Sebastián 2013: Día 6. Dallas Buyers Club, The Devil's Knot, Club Sandwich

By Daniel Martínez Mantilla - 26 de septiembre de 2013 1 Comment

Fue la última película que vimos en la sexta jornada del festival de San Sebastián, pero también con mucho la más satisfactoria. "Dallas Buyers Club" cuenta la fascinante historia de Ron Woodoorf , un hombre al que pronosticaron erróneamente un mes de vida y que dedicó el resto de su días a luchar contra la enfermedad y las autoridades que aprueban los medicamentos que combaten el SIDA.

Tras tropezar en su debut en inglés con "The Young Victoria", el canadiense Jean-Marc Vallée (revelado con la generacional "C.R.A.Z.Y.") logra su primer gran película hollywoodiense gracias a una propuesta que recuerda más a "Erin Brockovich" que a "Philadelphia". Un héroe atípico y redneck, la lucha contra el sistema y la injusticia, la perfecta mezcla entre comedia y drama y la inspiración en hechos reales son algunos de los elementos que comparte con el film de Steven Soderbergh, pero no nos dejemos engañar por comparaciones fáciles: "Dallas Buyers Club" es una película genuina y llena de alma que llega mucho más allá de lo que se esperaba de ella. 

McConaughey va directo a por el Oscar con una interpretación llena de corazón, encanto y personalidad. Al mismo tiempo es el típico paleto encantador sureño y un cretino, adicto y homófobo que necesita aprender una lección vital. El actor clava ambos registros y lo hace con una naturalidad pasmosa. Pasan los minutos y uno se olvida de que detrás de Ron está una estrella de Hollywood que se ha enfrentado a una transformación física radical para convertirse en la persona, no el personaje. Lo mismo se puede decir de un trágico pero arrebatador Jared Leto en el papel de Rayon, un transexual que se convertirá en socio personal e íntimo amigo de Ron a pesar del inicial choque entre sus fuertes personalidades. Cuidado Fassbender, Leto puede convertirse en un durísimo rival en la carrera de reparto con su primer papel en cuatro años. Jennifer Garner completa el trío protagonista con una buena interpretación que necesita otra gran escena para poder entrar en la carrera de secundarias.

Durante meses temíamos que el film se quedaría simplemente en una serie de buenas interpretaciones, pero hay más donde rascar en el vehículo estrella del año para Focus Features. El férreo guión de Craig Borten y Melissa Wallack presenta un equilibrio perfecto entre comedia y drama mientras construye un interesante relato sobre la lucha contra el SIDA y el sistema farmaceútico en los años ochenta sin cargar excesivamente las tintas dramáticas. La banda sonora y la elegantemente sencilla puesta en escena de Vallée (también montador) se suman a las virtudes de una película brillante y que nos obliga a mirar a un doloroso episodio del pasado. 


Desde México llega la segunda participación latina en la Sección Oficial a competición. Con "Club Sandwich" el realizador Fernando Eimbcke estrena su tercer largometraje, una comedia dramática que aborda la cercana relación entre una mujer separada y su hijo adolescente. Unas vacaciones en la costa serán el escenario en el que las tensiones entre ellos aparezcan después de que el adolescente empiece a juguetear con el primer y el sexo. 

El tono costumbrista y cotidiano de la propuesta que plantea Eimbcke acerca el film a todos los públicos, pero al mismo tiempo se convierte en su principal enemigo: la película, al igual que el mejor de los veranos, está lleno de tiempos muertos, absurdos juegos para pasar el rato y conversaciones tan cotidianas como anodinas. Durante una hora somos testigos de la vida de dos personas durante su semana de vacaciones. Ni más ni menos. Tenemos que esperar a su notable acto final para que el drama estalle en la más divertida y natural de las maneras. Tarda demasiado en arrancar y no cuenta nada  nuevo, pero "Club Sandwich" tiene encanto y todo el mundo puede conectar con ella. Simpática. 


La prensa no ha sido tan benevolente con "The Devil's Knot", el regreso a San Sebastián del armenio Atom Egoyan desde que inaugurase el festival en 2009 con "Chloe". Los ganadores del Oscar Colin Firth y Reese Witherspoon encabezan el reparto de la primera película de ficción hollywoodiense que lleva al cine los sucesos relacionados con los infames crímenes de West Memphins 3, una tragedia que terminó con tres niños asesinados y tres inocentes en la cárcel. Con anterioridad, los documentales de la trilogía "Paradise Lost" y el alabado "West Memphins" ya habían analizado en profundidad el caso... y todo apunta a que con mucho mejores resultados. El director intenta contar en dos horas los que otros tardaron seis y fracasa en su intento. 

Egoyan, muy alejado ya de cintas como "The Sweet Hereafter" o "Exotica", firma aquí un thriller judicial de lo más convencional que no sabe aprovechar su materia prima y que raya lo convencional: sólo el planteamiento del film es realmente interesante. El guión de Scott Derrickson y Paul Harris Boardman es demasiado abrupto en los primeros compases de la investigación y no sabe gestionar con acierto los problemas derivados del trabajo policial. Ni siquiera Firth y Witherspoon pueden exprimir dos jugosos papeles que, sobre la mesa, tenían mucho potencial: investigador que hace todo por lograr justicia y sufrida madre de un niño asesinado. "The Devil's Knot" entretiene como cualquier película de juicios que se precie, pero ya está olvidada en mi cabeza. Una oportunidad desaprovechada. 


En la sección Perlas también hemos visto este miércoles "A Touch of Sin", premio al mejor guión en el último festival de Cannes. Zhangke Jia presenta un retrato de la violencia en la China actual a través de cuatro historias independientes. Un hombre que busca justicia, un emigrante fascinado por las armas, una mujer que trabaja en una saula de noche y un joven que va de trabajo en trabajo son los protagonistas de una película exigente (la duración roza los 150 minutos de duración y el ritmo que imprime Jia al film es lento) y desigual en el interés de sus historias (el segundo episodio aburre y va en contra del discurso del resto de historias). Sin embargo, el cineasta chino obsequia al espectador más paciente con momentos de gran cine. Al final de este intenso viaje, es inevitable sentir cierta admiración por las ambiciosas intenciones del Zia.

1 comentario to ''San Sebastián 2013: Día 6. Dallas Buyers Club, The Devil's Knot, Club Sandwich"

ADD COMMENT
  1. Espero Club Sandwich de mi compatriota Eimbcke, me gusta bastante la simpleza mostrada en sus dos anteriores películas, y por lo que dices, ésta sigue ese camino.

    ResponderEliminar