Última hora

Actores para el Oscar (VII): Kate Winslet

By Juan Bautista - 28 de octubre de 2013 13 Comments

Con una predilección por las adaptaciones cinematográficas de aclamadas novelas y obras teatrales, Kate Winslet nos lleva demostrando desde hace casi dos décadas su talento frente a las cámaras desde que fuera descubierta por Peter Jackson con apenas dieciocho años. Junto a las veteranas Judi Dench y Julie Christie, lidera actualmente la lista de actrices británicas con mayor número de nominaciones al Oscar en la categoría de protagonista gracias a sus colaboraciones con James Cameron, Michel Gondry, Todd Field y Stephen Daldry. Un lustro después de “The Reader” vuelve a los circuitos de la carrera de la mano de Jason Reitman, uno de los niños mimados de la academia, con “Labor Day”, un drama por el que ha recogido grandes elogios en los festivales de Telluride, Toronto y Londres. Hoy repasamos la vida de, la que para muchos es, la mejor actriz de su generación.

Kate Elizabeth Winslet nació el 5 de octubre de 1975 en la localidad inglesa de Reading, siendo la segunda de los cuatro hijos de Roger Winslet y Sally Bridges. Sus abuelos maternos, Oliver y Linda, regentaron el teatro de dicha localidad y su tío Robert fue actor del West End londinense. Desde pequeña empezaría a dar muestras de inquietudes artísticas por lo que desde los once años compaginaría sus estudios en la Maidenhead School con clases de interpretación en el Redroofs Theatre School, siendo escogida por el director Tim Pope para unos anuncios de cereales. Sus dos hermanas, Anna y Beth también se han dedicado a la interpretación.

Su carrera profesional no se demoraría en exceso, debutando en 1991 en la televisión con la miniserie juvenil de la BBC “Dark Season” en la que interpretaba a uno de los tres estudiantes que intentaba proteger su instituto de la amenaza de un siniestro personaje. A ella siguieron pequeñas intervenciones en la pequeña pantalla y diversas pruebas para el cine infructuosas hasta que Peter Jackson la seleccionó entre 175 aspirantes para coprotagonizar su cuarto largometraje, “Heavenly Creatures” (1994). Para ello, tuvo que viajar hasta Nueva Zelanda para rodar este drama basado en hechos reales sobre la intensa y destructiva amistad entre dos jóvenes soñadoras que sería presentado en el festival de Venecia y, más tarde, nominado al Oscar en la categoría de Mejor Guión Original. La crítica internacional alabó el debut cinematográfico de esta adolescente lo que le permitió ser escogida para el rol de Marianne Deshwood en la adaptación de la celebérrima novela de Jane Austen "Sense and Sensibility" a cargo de Emma Thompson y que iba a dirigir el taiwanés Ang Lee... a pesar de que su audición fue para el pequeño personaje de Lucy Steele. Su falta de experiencia no fue un hándicap para hacer suyo todo un icono de la literatura inglesa siendo recompensada con su primera nominación al Oscar, el Globo de Oro, venciendo en los Bafta y los SAG, todas ellas en la categoría de Mejor Actriz de Reparto.

A partir de aquí, Winslet continuó explotando la imagen de chica de aspecto débil pero indudable fuerza en producciones de época como la adaptación de la novela decimonónica de Thomas Hardy, "Jude", a las órdenes de Michael Winterbotton, en la que vivía un tórrido romance con Christopher Eccleston, o la enésima (y grandilocuente) versión de "Hamlet", de Kenneth Branagh, para el que fue seleccionada directamente por el propio cineasta para el papel de Ofelia ya que tuvo ocasión de comprobar sus dotes durante durante las pruebas de selección de su anterior película “Frankenstein” (1994).


Sin duda, Rose DeWitt Bukater, la joven heroína salida de la mente de James Cameron sería el personaje que marcaría su carrera. La británica logró imponerse a otras firmes candidatas que iban desde Nicole Kidman, Cameron Díaz, Gwyneth Paltrow, Claire Danes o Gabrielle Anwar, viajando desde Reino Unido hasta Hollywood con la única finalidad de realizar una prueba frente al director  para encabezar junto a Leonardo DiCaprio uno de los proyectos más fastuosos del Hollywood de la década de los noventa. "Titanic" (1997) acabaría arrasando en todo el mundo con sus más de 2.000 millones de dólares y sus catorce nominaciones al Oscar, la segunda para Kate que nada pudo hacer frente a una engrandecida Helen Hunt.

A sus 22 años, experimentó el azote de la fama inmediata siendo requerida por los grandes estudios ("Shakespeare in Love", "Anna and the King") y que produjo el efecto contrario, huyendo del codiciado control de su carrera. En esta nueva etapa de su vida, se casó con el asistente de dirección Jim Threapleton a quien conoció en Marruecos durante el rodaje de la experimental “Hideous Kinky” (1998), de Gillies MacKinnon. Dispuesta a alejarse de los productos comerciales, se embarcó con Harvey Keitel en la nueva propuesta de Jane Campion, “Holly Smoke", una de las grandes decepciones del festival de Venecia de 1999 de las que su pareja protagonista apenas si logró salvarse.

En el 2000 daba a luz a su primera hija, Mia, y ese mismo año presentaba en Telluride la “Quills”, en la que el cineasta Philip Kaufman nos acercaba a los últimos años de la vida del Marqués de Sade y por el que disfrutó de una nueva nominación al SAG. Recelosa de su regreso a Hollywood, se decantó por producciones británicas como el thriller bélico “Enigma”, de Michael Apted, o el biopic de Iris Murdoch, dirigido por Richard Eyre en el que interpretaba a la escritora irlandesa en su juventud, valiéndole su tercera nominación al Oscar. Se animó a prestar su voz en el film de animación "Christmas Carol: The Movie", llegando incluso a interpretar el tema 'What If' de su banda sonora, ganadora del OGAE Song Contest 2002.

Acabado su matrimonio con Threapleton, inició un noviazgo con el director británico Sam Mendes que culminaría en boda en 2003 y con el repetiría la experiencia de la maternidad, naciendo Joe a finales de ese mismo año.


Aceptó regresar a la meca del cine con una coproducción, “The Life of David Gale” (2003), de Alan Parker, un enrevesado drama de intriga al lado de Kevin Spacey que pinchó en taquilla. Esta nueva fase nos descubrió los matices de su talento: fantástica en papeles "idílicos" como en "Finding Neverland" (2004), de Marc Forster o apostando por el más difícil todavía, véase, “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” (2004), de Michel Gondry, donde se comía a todo el reparto (Jim Carrey, Tom Wilkinson, Elijah Wood, Kirsten Dunst, Mark Ruffalo) y por lo que fue, justamente nominada como actriz protagonista al Oscar, perdiendo en detrimento de Hilary Swank en "Million Dollar Baby".

Rechazó la invitación de Woody Allen para participar en "Match Point" para encadenar dos películas con repartos más que sugerentes (en ambas, curiosamente, junto al malogrado James Gandolfini) pero con una fortuna quebrada. Por un lado, la comedia musical “Romance and Cigarettes”, dirigida por su colega John Turturro, fue su tercera película exhibida en la sección oficial de Venecia. Por el otro, el guionista Steven Zaillian la capitaneaba en su tercer largometraje, una nueva (e innecesaria) adaptación de la novela de Robert Penn Warren, “All the King’s Men”.

Todd Field contó con ella para su segunda película, cinco años después de la aclamada “In the Bedroom”. “Little Children” (2006) obtuvo críticas mixtas algo que no fue óbice para que su protagonista se alzase con su quinta nominación al Oscar gracias a su interpretación de una aburrida ama de casa que vive una aventura con su vecino (Patrick Wilson). Ese mismo año pudimos verla en una de sus entonces escasas aproximaciones al cine más comercial con “The Holiday”, una comedia romántica al lado de Cameron Diaz, Jude Law y Jack Black.


Once años después de “Titanic” y gracias a su marido, se reencontraba en la gran pantalla con DiCaprio en la adaptación de la novela de Richard Yates, “Revolutionary Road”, en el que se analizaba la relación de los Wheeler, un matrimonio perfecto sólo en la superficie. La expectación generada de antemano hizo que la crítica fuera especialmente dura en un primer momento. Además, la decisión de la Weinstein de adelantar a ese mismo año el estreno de “The Reader” jugó en contra de este proyecto… y mucho más cuando la película de Stephen Daldry no decepcionó en absoluto. Para no verse perjudicada por su doble candidatura, Harvey promocionó a Winslet en mejor actriz de reparto algo que funcionó en los Globos de Oro (con memorable victoria doble) o los SAG aunque la academia, finalmente, haría oídos sordos y concedió su sexta nominación (la cuarta en protagonista) por su encarnación de Hanna Schmitz, un papel que llegó a sus manos gracias al embarazo de Nicole Kidman. La madrugada del 23 de febrero de 2009 asistimos a como Hollywood hacía justica y coronaba a una de las mejores actrices de su generación.

Pero no todo serían alegrías para su legión de fans… Si el éxito de “Titanic” hizo retrotraer sus aspiraciones hacía una década, el Oscar en su vitrina jugó un papel parecido. Winslet rechazó uno a uno los guiones de cine que se amontonaban en su mesa, tomándose un año sabático en el que sólo participaría como narradora en el documental islandés "A Mother's Courage: Talking Back to Autism", en el que se sensibilizó hasta el extremo de fundar al año siguiente la Golden Hat Foundation, destinada a recaudar fondos para ayudar a los niños con esta patología y en el que ha colaborado con la publicación en 2012 del libro "The Golden Hat: Takling Back to Autism".

En el ámbito interpretativo, confirmaría su participación en la miniserie de la HBO “Mildred Pierce” que dirigiría Todd Haynes, una nueva revisión de la novela de James M. Cain que le valieron críticas entusiastas  materializadas con su tercer Globo de Oro, su tercer SAG y su primer EMMY. En lo personal, sorprendió a lo medios con el inesperado anuncio de su separación de Mendes.

Dispuesta a recuperar su carrera en el cine, regresó al festival de Venecia donde se daría a conocer diecisiete años atrás (y por partida doble). Optó por cuarta vez a la Copa Volpi con “Carnage”, adaptación de Roman Polanski de la obra teatral de Yasmina Reza, y presentaba mundialmente “Contagio”, un fallido thriller apocalíptico cuyo mayor reclamo residía en ver a su titánico reparto guiado por Steven Soderbergh.

Tras un fugaz noviazgo con el modelo Louis Dowler, la actriz se comprometió en el verano de 2012 con el empresario Ned Rocknroll, con el que contraería matrimonio a finales de ese año antes de ser condecorada Comendadora del Imperio Británico. La actriz espera la inminente llegada de su tercer hijo (el primero para su tercer esposo).


Puede que el bebé llegue con la séptima nominación al Oscar para su madre gracias a “Labor Day”, su esperado regreso a una carrera, cinco años después de “The Reader” y “Revolutionary Road”. Su Adele, una madre con tendencia a la depresión y que sufre de agorafobia, ha convencido en los festivales de Telluride, Toronto y Londres aunque ello no sea aval seguro para su inclusión final en el quinteto con una ardua competencia que vencer, necesitará del apoyo en los premios de la crítica y una promoción sin concesiones. ¿Lo conseguirá? Mientras tanto esperamos que medite su incursión en el teatro y luche por el Tony para completar su EGOT antes de cumplir los cuarenta.

Oscar
Mejor Actriz: The Reader
3 Nominaciones Mejor Actriz: Titanic/ Eternal Sunshina of the Spotless Mind/ Little Children
2 Nominaciones Mejor Actriz de Reparto: Sense and Sensiblity/ Iris

Globos de Oro
Mejor Actriz Dramática: Revolutionary Road
Mejor Actriz de Reparto: The Reader
Mejor Actriz Miniserie/Telefilm: Mildred Pierce
2 Nominaciones Mejor Actriz Drama: Titanic/ Little Children
2 Nominaciones Mejor Actriz Comedia/Musical: Eternal Sunshine of the Spotless Mind/ Carnage
2 Nominaciones Mejor Actriz de Reparto: Sense and Sensibility/ Iris

BAFTA Film
Mejor Actriz: The Reader
Mejor Actriz de Reparto: Sense and Sensibility
4 Nominaciones Mejor Actriz: Finding Neverland/ Eternal Sunshine of the Spotless Mind/ Little Children/ Revolutionary Road
1 Nominación Mejor Actriz de Reparto: Iris

SAG
2 Mejor Actriz de Reparto: Sense and Sensibility/ The Reader
Mejor Actriz Miniserie/ Telefilm: Mildred Pierce
4 Nominaciones Mejor Actriz: Titanic/ Eternal Sunshine of the Spotless Mind/ Little Children/ Revolutionary Road
1 Nominación Mejor Actriz de Reparto: Quills
3 Nominaciones Mejor Reparto: Sense and Sensibility/ Titanic/ Finding Neverland

Critics' Choice
Mejor Actriz de Reparto: The Reader
2 Nominaciones Mejor Actriz: Eternal Sunshine of the Spotless Mind/ Little Children
1 Nominación Mejor Actriz de Reparto: Finding Neverland

EMMY
Mejor Actriz Miniserie/Telefilm: Mildred Pierce
1 Nominación Mejor Actriz Invitada Serie Comedia: Extras

European Film Awards
Mejor Actriz: The Reader
1 Nominación Mejor Actriz: Carnage

Gotham Awards
Tribute Award (2006)

Grammy
Mejor Album Grabado para Niños: Listen to the Storyteller

Palm Springs Int. Film Festival
Desert Palm Achievement Award (2007)
Mejor Reparto: Revolutionary Road

Santa Barbara Int. Film Festival
Mejor Actriz: Finding Neverland-Eternal Sunshine of the Spotless Mind
Montecito Award (2009)

13 comentarios to ''Actores para el Oscar (VII): Kate Winslet "

ADD COMMENT
  1. ella debe entrar en el quinteto en detrimento de la francesita problematica esa que esta sonando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Aún no te has enterado? Tanto su nueva película como su interpretación en ella son a lo sumo mediocres

      Eliminar
    2. No son mediocres. Kate tiene buenas críticas, solo que hay otras que también las tienen y con mejores campañas promocionales.

      Eliminar
    3. Y de nuevo hablas solo por hablar Caturro, que tal si la francesita "problemática" -Que nuevamente es su compañera de trabajo Léa Seydoux la de la controversia no ella- hace un mejor trabajo que Winslet, no sería más justa la nominación para la otra, o es que solo por ser Winslet ya tiene pase libre

      ¿Acaso ya vistes ambos filmes para juzgar asi? ¿O solo habla el fanatismo ciego?

      Eliminar
  2. Vanessa Redgrave y Glenda Jackson también tienen 4 nominaciones por rol protagónico así que el artículo está incompleto.

    ResponderEliminar
  3. que sigue para ella? Divergente, maternidad y habia anunciado otra peli, verdad?

    ResponderEliminar
  4. Le tengo fe a Labor Day, me encanta Kate Winslet y me da igual que se acuse a la película de lacrimógena. Cómo si eso fuese un defecto.

    ResponderEliminar
  5. lamentablemente todo pinta para que Labor Day va a pasar sin pena ni gloria, ni trailer tenemos aún.

    ResponderEliminar
  6. Si Blanchett, Dench, Bullock y Thompson tienen un lugar en el quinteto, el quinto puesto se debatiria entre Streep y Winslet..

    ResponderEliminar
  7. Deborah Kerr también era británica y fue candidata al Óscar 6 veces como actriz protagonista.

    ResponderEliminar
  8. la nominada de este año xD

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que Winslet no estará, lo que me preocupa es que ahorita no se habla de Dench D:

    ResponderEliminar
  10. Buen articulo. Esperando que Kate consiga hacerse un hueco entre las nominadas...

    Julian.

    ResponderEliminar