Última hora

The Wolf of Wall Street, un reto para su editora y un regalo para los amantes de la improvisación

By Daniel Martínez Mantilla - 11 de diciembre de 2013 2 Comments

The New York Times: A estas alturas la mayoría de los expertos en los Oscar han visto ya "The Wolf o Wall Street", lo que sólo significa una cosa: está a punto de "devorar" la carrera de los Oscar por completo.  Sólo hay una cosa segura: la narración épica que hace Martin Scorsese de la historia de Jordan Belfort, el infame financiero que construyó un imperio construido sobre un fraude, dura ni más ni menos que dos horas y 59 minutos. Su montaje original  era de casi cuatro horas . Eso da para casi dos películas con Leonardo DiCaprio y Jonah Hill portándose mal, muy muy mal, rozando la calificación que prohíbe el acceso a las salas a l os menores de edad en Estados Unidos. Y no todo estaba en el guión de Terence Winter.

Hace poco estuvimos hablando en una fiesta con Thelma Schoonmaker, la montadora de casi todas las películas de Scorsese. La ganadora de tres Oscar nos explicó por qué estamos ante la película más larga de la carrera del cineasta  y las razones por las que ha sido tan difícil de terminar.

"Las improvisaciones eran tan brillantes que la película acabó creciendo hasta las cuatro horas. Dificultan el proceso de montaje, pero a mi me encantan las improvisaciones. Complica el trabajo porque hay cosas que no tienen por qué encajar necesariamente y tienes que buscar la manera de integrarlos dramática y cinematográficamente. Pero son muy divertidas. Me encantaba verlas cada día al final del rodaje (...) Hay algunas escenas que me gustan mucho y que finalmente se han quedado fuera, pero no ha sido un proceso dramático. Ha sido cosa más de ir puliendo. En otras películas, como "After Hours", Marty y yo tuvimos que eliminar algunas de nuestras escenas favoritas para que la película funcionase. Aquí no perdimos demasiado. Fueron ajustes aquí y allá, por eso tardamos tanto".

Aunque las películas más recientes de Scorsese (como "Hugo" o "The Aviator") han sido muy fieles a sus libertos originales, esta no es la primera vez que el cineasta juega con los diálogos improvisados en el rodaje. Según Schoonmaker, cintas como "Raging Bull", "Goodfellas"”, “Casino” o “King of Comedy” también se beneficiaron de la improvisación. Ella lo sabe bien: fue en la encargada de hacer el montaje.

Lo que era novedoso para la prestigiosa montadora era el provocador contenido de la película, casi rozando lo pornográfico. "Hay un montón de drogas y de sexo.  Fue un poco chocante al principio. A veces la gente llegaba a la sala de montaje y yo tenía en pantalla alguna escena escandalosa. Tenía que mover la imagen un momento entonces", reconoce la artista.

Una de las razones para el último remontaje era evitar la calificación NC17: "Marty quería dejar muy claro dónde estaba la censura. Cuando se ve la película puedes intuir qué escenas han sido recortadas para que los censores de la MPAA pudiesen otorgar una R a la película (...) Pero todo funciona bien".

2 comentarios to ''The Wolf of Wall Street, un reto para su editora y un regalo para los amantes de la improvisación"

ADD COMMENT
  1. Sin duda alguna, esta señora se merece todos y cada uno de los reconocimientos de este año, por su trabajo en 'Wolf Of Wall Street'
    No he visto la película, pero no cabe duda su sacrificio durante la tortuosa e interminable post-producción, salvando todo el trabajo, haciendolo ameno, dinamico, y entretenido, a pesar de sus 3 horas de duración.

    No me molestaría su triunfo, en lugar de 'Gravity' y 'Rush'

    ResponderEliminar