Última hora

GLOBOS DE ORO 2014: 12 years a slave vs. Gravity, duelo de altura con el Oscar como objetivo

By Javier Escartín Gómez - 12 de enero de 2014 4 Comments

Una es un apasionante relato de la historia de una vida extraordinaria, una genialidad sobre la vergüenza de uno de los capítulos más bochornosos de Estados Unidos y un drama humano lleno de azotes de realidad, emoción e impactante injusticia. La otra es una película diferente a todo lo que hemos visto ahora ahora, un acontecimiento audiovisual que amenaza con marcar un antes y un después en el arte de plasmar historias sobre celulosa. Ambas gozan, además, del éxito de la crítica y del cariño de los espectadores, y las dos sueñan con ser la película del año en la alfombra roja de los Oscar.
Para conseguir eso, el primer paso es triunfar en los Globos de Oro. Y «12 years a slave» y «Gravity» pugnan esta noche a cara partida por ser la favorita del casi centenar de cronistas que forman la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. En sus manos (y en sus votos) se decide esta noche buena parte de lo que luego los académicos pueden escribir en su papeleta de votación.
Y eso pese a que los Globos de Oro han comenzado a vivir fuera de la sombra de la Academia. Con una audiencia millonaria (el año pasado reunieron a casi veinte millones de norteamericanos frente al televisor, el mejor dato de las últimas seis ediciones), escandalosos titulares y anfitriones del mayor fiestón de Hollywood, la HFPA se ha tomado demasiado en serio sus premios y ha dejado este año fuera de las nominaciones las excentricidades que en otras ediciones le daban personalidad y algo de locura a sus galardones. Incluso los Oscar adelantaron por sorpresa las candidaturas el año pasado para evitar la excesiva publicidad de los Globos, que poco a poco le come terreno en los medios de comunicación.

Una complicada decisión para sus miembros

Ganar en los Globos no te legitima para el Oscar. En los últimos años, cintas como «Brokeback Mountain», «The social network», «Atonement» o «Avatar» triunfaron en estos premios y, sin embargo, la Academia finalmente optó por otras apuestas. Pero en un año tan competitivo, el premio de esta noche puede marcar sin duda un punto de inflexión en la carrera. Desde que se estrenó en el festival de Telluride allá por finales de agosto, «12 years a slave» se ha erigido como la favorita de los especialistas. A sus espectaculares críticas y su buen rendimiento en taquilla, se une la extraña percepción de quenos encontramos ante un clásico instantáneo que aborda sin artificios ni adornos la esclavitud, un tema tan arraigado entre la sociedad norteamericana como intencionadamente olvidado, basada en hechos reales y con un dúo de galanes que refuerzan su carácter hollywoodiense. La cruda realidad, en carne viva. «12 años de esclavitud» permite que veamos con los ojos abiertos el pecado original de América. Una película con tanta humanidad que el espectador consigue tocar literalmente lo que es la vida. Sin embargo, las principales asociaciones de críticos la han ignorado en sus premios y se teme que la violencia de sus imágenes pueda asustar a más de un académico. Los gremios de Hollywood, de hecho, podrían tampoco estar de su lado. El sindicato de directores apostaría por Alfonso Cuarón («Gravity»), los actores por el gran (en número y en calidad) elenco de «La gran estafa americana» y los productores por cualquiera de las dos. Sin ninguno de estos galardones, el Globo de Oro sería la única credencial con la que la cinta se presentaría en la alfombra roja de los Oscar. Y una oportunidad única para devolver a los medios la extraña convicción de que sigue siendo la gran rival a batir.
Pero enfrente está «Gravity», la gran sensación del año, un filme que ha ingresado más de 250 millones de dólares en Estados Unidos y que está llamada a marcar un antes y un después en el arte de vivir los sueños en pantalla grande. Jamás el espacio ha sido fotografiado con la profundidad e inmensidad que disfrutamos en esta película; planos secuencia que desbordan la abstracta poesía de un lugar desconocido para la inmensa mayoría de seres humanos que, de repente, se muestra tan cercano como imponente. La magia del 3D, una tecnología que al fin encuentra su utilidad para redimensionar el poder visual del cine,refuerza la sensación de encontrarnos en el vacío más absoluto, abandonados a nuestra suerte, mientras bajo nosotros la Tierra sigue girando impertérrita alrededor del Sol. El mexicano Alfonso Cuarón firma su obra más comercial con una película de pocos diálogos y sólo dos personajes; su particular odisea espacial con la que no sólo se ha ganado el favor de los espectadores sino también el de la crítica. «Gravity» lo tiene todo para ganar esta noche: el apoyo popular, dos megaestrellas del cine (Sandra Bullock y George Clooney) y el referente del triunfo de «Avatar» hace tres años frente a «The hurt locker», una película que, como «12 years a slave», también trataba un tema demasiado espinoso para las conciencias norteamericanas.

«American Hustle», clara ganadora

Ganar hoy es esencial para ambas películas. Pero cuesta saber si los Globos de Oro mantendrán la inercia triunfante del film de Steve McQueen o decidirán romper la tendencia en favor de «Gravity». Las otras nominadas en drama («Captain Phillips», «Philomena» y «Rush»), no parecen tener mayor protagonismo que el de candidatas conformes con ser testigos en primera línea de una batalla muy emocionante que se decidirá categoría a categoría.
En el apartado de comedia habrá mucha menos emoción. «American Hustle» tiene todas las papeletas para ganar el premio de mejor film y es muy posible que arañe varios galardones de interpretación y, quizá, guión.El film de David O. Russell no para de sumar elogios y, para muchos, es realmente la gran favorita para los Oscar. Con el triunfo descontado de esta noche, quizá el gran papel de la cinta será saber cuál será su principal rival entre los académicos. Lo decidirán los periodistas extranjeros, en una gala que tendrá de nuevo como maestras de ceremonia a Tina Fey y Amy Poehler. Fey es múltiple ganadora de premios Emmy como actriz, productora y guionista por su serie '30 Rock', que concluyó este año, mientras que Poehler es responsable de la comedia 'Parks and Recreation'. Dos grandes valores de la comedia televisiva norteamericana que prometen muchas risas en una noche cargada de nervios y tensión.

4 comentarios to ''GLOBOS DE ORO 2014: 12 years a slave vs. Gravity, duelo de altura con el Oscar como objetivo"

ADD COMMENT
  1. Gravity>12 Years a Slave>Her>The Wolf of Wall Street>Rush>[Aquí todas las demás]>>>>>>>>>American Hustle

    ResponderEliminar
  2. En cuanto aspectos técnicos (vestuario y dirección artística sobre todo), American Hustle tiene muy mala pinta. No sé si los actores realizarán bien su trabajo, no la he visto. Pero es que me parece que se ve muy falso todo.

    ResponderEliminar
  3. Las peliculas que tiene agregan "Basado en una historia real" son un engaño total, el tema de la esclavitud y del abuso del hombre blanco es un tema ya tratado N veces y si juntas todas las peliculas del tema veras que no se diferencian en mucho, algo que sucedio en el pasado y que los negros de eeuu lo toman como si fuera ayer.

    ResponderEliminar