Última hora

Análisis de Categorías: Mejores Efectos Visuales

By Víctor Muesa - 11 de febrero de 2014 7 Comments

MEJORES EFECTOS VISUALES
Tim Webber, Chris Lawrence, David Shirk y Neil Corbould, “Gravity”
Joe Letteri, Eric Saindon, David Clayton y Eric Reynolds, “The Hobbit: The Desolation of Smaug”
Christopher Townsend, Guy Williams, Erik Nash y Dan Sudick,  “Iron Man 3”
Tim Alexander, Gary Brozenich, Edson Williams y John Frazier, “The Lone Ranger”
Roger Guyett, Patrick Tubach, Ben Grossmann y Burt Dalton, “Star Trek Into Darkness”

PRESENTACIÓN

Siguiendo en la línea de análisis de categorías técnicas (o los mal llamados “Oscars menores”) con la que arrancamos el pasado domingo, tras los análisis de las categorías de Mejor Montaje de Sonido y Mejor Sonido hoy toca hacer parada en la categoría de Mejores Efectos Visuales.

Cualquier seguidor de los Oscars sabe perfectamente que cada categoría de los premios de la Academia tiende a fijarse casi por costumbre en un perfil concreto de películas. Así, por ejemplo las rarezas indies suelen ser la niña bonita de Mejor Guión Original, las cintas de época (y con “cintas de época” me refiero a la filmografía de Keira Knightley) son la debilidad de los diseñadores de vestuario, y un largo etc. Pues bien, la categoría que analizaremos hoy tiene por lo general dos perfiles preferidos, tan opuestos entre sí, como presentes cada año. El primero suele ser ese desastre comercial (y comercial no es sinónimo de éxito en taquilla necesariamente) que, aun siendo carne de Razzie, la Academia le da cobijo en esta categoría por contar, al fin y al cabo, con unos efectos visuales apabullantes. Mientras que el segundo perfil son esas películas que han revolucionado (queramos o no) para siempre la historia del Cine. Todos las conocemos: “Star Wars”, “Aliens”, “Jurassic Park”, “The Matrix”, “The Lord of the Rings”, “Avatar”…y aunque todos sabemos qué cinta tiene este año todas las papeletas para unirse a esa lista, esperaremos al 2 de marzo para hacerlo oficial.

Este año contamos con 20 nominados (cuatro por cada película nominada) en la categoría. Ellos han sido los magos que han colocado a dos estrellas terrenales entre las estrellas del espacio, los que nos han llevado de viaje por quinta vez y sin perder un ápice de espectacularidad por la Tierra Media, y los que han conseguido lo imposible: que veamos a “The Lone Ranger” en los Oscars.

Para conocer un poco mejor a estos coleccionistas de estatuillas doradas, pasemos al repaso a las películas nominadas en la categoría de Mejores Efectos Visuales.

Y LOS NOMINADOS SON…

Tim Webber, Chris Lawrence, David Shirk y Neil Corbould por “Gravity”

“Me dejó anonadado, totalmente pasmado. Creo que es la mejor película sobre el espacio de la historia, y la película que deseaba ver desde hace muchísimo tiempo.” Cuando el director de “Aliens”, “The Abyss”, “Terminator 2: Judgment Day”, “Titanic” y “Avatar” (todas ellas ganadoras del Oscar en esta categoría) le dedica esas palabras a tu película, no es pecar de confiado si le vas haciendo sitio en la estantería a la(s) estatuilla(s) de efectos especiales. Y es que a James Cameron se le podrá criticar por algunas cosas, pero no por los efectos especiales de sus películas precisamente. El equipo de efectos visuales nominado por “Gravity” incluye especialistas que consiguen este año su primera nominación al Oscar (Chris Lawrence y David Shirk), otro que repite nominación tras la conseguida hace 5 años con “The Dark Knight” (Tim Webber) y a un ganador del Oscar en esta categoría (Neil Corbould por “Gladiator” en 2001). Con un rodaje en el que utilizaron desde robots empleados para la fabricación de coches, construyeron plataformas específicamente para una mayor libertad de movimiento y hasta aislaron a Sandra Bullock en la ya famosa “light box” durante horas y horas rodeada de pantallas LED, los resultados de los efectos visuales tenían que estar a la altura del proyecto. Y salta a la vista que así es. La cinta de Alfonso Cuarón hace el uso más inteligente del 3D desde “Avatar”. No es un 3D pensado para sacar más dinero con el suplemento de las entradas en taquilla, sino un 3D que aporta la profundidad necesaria para contar una historia como esta. “Gravity” es una de esas películas que marcará un antes y un después en el uso del 3D y de los efectos visuales, como lo hicieron en su día tantas y tantas otras. Y como tal, este Oscar debería ser suyo sin demasiadas complicaciones.


Joe Letteri, Eric Saindon, David Clayton y Eric Reynolds por “The Hobbit: The Desolation of Smaug”



Y hablando de películas que marcaron un antes y un después en el uso de los efectos visuales, volvamos durante unos minutos a la Tierra Media. Venir con la carta de referencia de una trilogía como The Lord of the Rings bajo el brazo juega tanto a favor como en contra de The Hobbit. ¿Qué mejor referente que una trilogía que ha marcado al Cine del S.XXI?, cabría pensar. Claro que viendo cómo arrasó de forma absoluta (y merecida) en esta categoría durante tres años seguidos, ¿qué más puede aportar esta nueva trilogía al campo de los efectos visuales? El año pasado, “An Unexpected Journey” ya salió perjudicada en esta categoría por eso mismo (básicamente lo mismo que le ocurrió a los episodios I y II de Star Wars en 2000 y 2003 respectivamente –el tercero ni siquiera estuvo nominado en esta categoría–). Pero para luchar contra esa sensación de déjà vu que tienen los académicos ante sus efectos visuales, el equipo nominado tenía un arma (ya no tan) secreta: Smaug. Eric Saindon y David Clayton (nominados por primera vez el año pasado por los efectos visuales de la primera parte de The Hobbit), Eric Reynolds (nominado por primera vez este año) y Joe Letteri (toda una eminencia del gremio con 4 Oscars, un premio especial y 8 nominaciones en su haber) tenían el reto de crear al dragón que dejaría a todos los dragones vistos anteriormente en la gran pantalla como meras lagartijas aladas. “Es enorme. Es el doble de grande que un 747.  Peter quería que su tamaño físico fuera predominante. Después tuvimos que idear cómo construir el entorno a su alrededor, para que tuviese espacio para moverse,” comenta el propio Letteri en un artículo de The Hollywood Reporter. Otro de los momentos clave para los nominados fue el descenso en barril por los rápidos de un río por la cantidad de agua que tuvieron que simular. “Encontramos partes de un río que podíamos usar y lo hicimos en un canal que construimos, pero gran parte de la acción tuvo que ser creada digitalmente,” comenta Letteri. Parece difícil que ocurra pero desde luego, si alguien puede arrebatarle el triunfo a “Gravity” en esta categoría, es este dragón con acento inglés.


Christopher Townsend, Guy Williams, Erik Nash y Dan Sudick por “Iron Man 3”



Siguiendo los pasos de las dos primeras partes de la trilogía, “Iron Man 3” ha conseguido colarse en la categoría de Mejores Efectos Visuales este año. Claro que, como le ocurrió a su predecesora hace tres años, o a “Rise of the Planet of the Apes” hace dos, que esta sea la única nominación que ha conseguido la película de Shane Black (no ha logrado estar presente en los apartados de sonido) no es buena señal para una hipotética victoria. Las películas de superhéroes suelen ser una apuesta segura para la nominación en esta categoría, como demuestran los ejemplos de “Marvel’s The Avengers” en 2013, “The Dark Knight” en 2009 o “Superman Returns” en 2007. Pero la última en ganar la estatuilla fue “Spider-Man 2” hace ya 9 años, arrebatándoselo precisamente a una película de Alfonso Cuarón: “Harry Potter and the Prisoner of Azkaban”. Este año, el equipo nominado de “Iron Man 3” lo forman Christopher Townsend, que consigue su primera nominación, Guy Williams, con su segunda nominación consecutiva tras la lograda el año pasado por “Marvel’s The Avengers”, Eric Nash, que suma con la de este año 3 nominaciones al Oscar, y Dan Sudick, que con esta nominación cuenta ya con 6 en total en los últimos diez años. La compañía de efectos visuales se encargó desde la creación de más de una treintena de trajes de Iron Man o de dar forma a entornos digitales que sirven de escenario para batallas perfectamente coreografiadas, hasta la creación de un Air Force One totalmente digital. Sobre esto último, el nominado Erik Nash comenta en un artículo de Los Angeles Times: “El Air Force One es probablemente el avión más limpio que existe. Estuvimos de acuerdo en que, lo que provocaba esa sensación de irreal, era que estuviera tan limpio. Lo que aporta ese toque de realidad son las imperfecciones (manchas de carburante, suciedad). Así que en realidad hicimos nuestro Air Force One bastante más sucio que el verdadero.” Como veis, el equipo formado por Townsend, Williams, Nash y Sudick ha cuidado hasta el más mínimo detalle de los efectos visuales de la película. ¿Será la nominación reconocimiento suficiente para todo ese trabajo?


Tim Alexander, Gary Brozenich, Edson Williams y John Frazier por “The Lone Ranger”



Con “The Lone Ranger” llegamos a ese primer perfil de película del que hablábamos en la introducción, que también suele estar presente en esta categoría. Y es que a veces no importa que tu película no haya sido el éxito que se esperaba en taquilla, ni que la crítica la haya hecho pedazos (el 30% en Rotten Tomatoes o la puntuación de 37 de 100 en Metacritic demuestran que no han tenido piedad alguna con la cinta de Gore Verbinski), ni siquiera que esos pedazos hayan sido un festín para los cuervos de los Razzies, que la han convertido en una de las… ¿cintas del año? Con 5 nominaciones incluidas Peor Película, Peor Director y Peor Actor. Nada de eso importa para conseguir una o dos nominaciones en los Oscars si, al menos, cuentas con un equipo de efectos visuales que hace su trabajo en condiciones. Ese equipo está formado por tres profesionales que logran este año su primera nominación al Oscar (Tim Alexander, Gary Brozenich y Edson Williams) y liderado por todo un experto en la materia, John Frazier, que tiene en su haber un total de 11 nominaciones al Oscar, una estatuilla por los efectos visuales de “Spider-Man 2” y ha sido reconocido en dos ocasiones por los premios Científicos y Técnicos por su diseño y creación de nuevos sistemas que han contribuido a la seguridad en el campo de los efectos visuales. Como comenta el nominado Tim Alexander en una entrevista, la idea original era buscar localizaciones en las que poder colocar los trenes, rodar con los actores, etc. Pero se dieron cuenta de que, aunque pudieran hacerlo, tendrían que modificar digitalmente muchos aspectos del resultado final por lo complicado y arriesgado de las escenas. Al tener que trabajar con trenes en movimiento, cada toma cuenta con un entorno distinto, por lo que los nominados tuvieron que tratar cada elemento (como por ejemplo montañas y árboles que creasen la ilusión del movimiento al pasar los trenes tan cerca de ellos) para que no desentonasen en ese entorno natural que va cambiando con la velocidad de los trenes, ni por supuesto con el trabajo de los actores. Una tarea complicada y muy laboriosa que, a pesar de los decepcionantes resultados que ha obtenido la película finalmente, bien merece la nominación en esta categoría.


Roger Guyett, Patrick Tubach, Ben Grossmann y Burt Dalton por “Star Trek Into Darkness”



Cerrando el quinteto de nominadas en la categoría de Mejores Efectos Visuales aparece otra película con sólo una nominación este año: “Star Trek Into Darkness”. A diferencia de su predecesora, que logró 4 nominaciones y un Oscar al Mejor Maquillaje hace cuatro años, esta continuación del reboot de la serie de películas preferidas del doctor que atendió a Phoebe Buffay en el parto de los trillizos de su hermano Frank de ciencia-ficción, ha tenido que conformarse con una sola nominación para su equipo de efectos visuales. Un equipo que cuenta con un recién llegado a los Oscar (Patrick Tubach), un tres veces nominado (Roger Guyett) y dos anteriores ganadores del Oscar (Ben Grossmann por “Hugo”, en 2012, y Burt Dalton por “The Curious Case of Benjamin Button” en 2009). La idea con un proyecto como “Star Trek Into Darkness” era buscar la mejor formar posible de fusionar ese respeto por el legado de las películas anteriores, pero exprimiendo al máximo las infinitas posibilidades que ofrecen los efectos visuales con los que cuentan en la actualidad. Según declaraciones del propio J.J. Abrams, “esta película está a años luz en cuanto a la acción y el tamaño de la primera película.” Sus palabras nos valen para hacernos una idea del reto que supondría para el equipo encargado de los efectos visuales, que tuvieron que crear desde efectos visuales invisibles (efectos tan sutiles que el público no puede distinguir lo artificial de lo real) hasta el diseño íntegro del aspecto que debería tener un planeta al que llegan. Por poner un ejemplo sacado de la película, para la escena en la que la nave Enterprise empieza a dar vueltas al entrar en la atmósfera, el equipo de efectos visuales tuvo que crear digitalmente hasta el último detalle del interior de la sala de máquinas de la nave. Sin embargo, el nominado Roger Guyett describe la experiencia de trabajar con J.J. Abrams como un proceso guiado por las historias de los personajes. Incluso considera los efectos visuales de la cinta como “un telón de fondo en esa aventura espacial de los personajes”. Vamos, que lo principal son los personajes y los efectos visuales son secundarios. Pues cualquiera lo diría viendo el espectacular resultado de su trabajo...


RESOLUCIÓN

Gravity”, “The Hobbit: The Desolation of Smaug”, “Iron Man 3” y “Star Trek Into Darkness” están nominadas en la categoría reina de los premios del gremio de efectos visuales. Además, en dichos premios, “Gravity” lidera las nominaciones con hasta 8 menciones, algunas de ellas tan curiosas como “mejor personaje creado mediante efectos visuales en una película de acción real”… ¡para la doctora Ryan Stone! (intentar distinguir hasta dónde llega el trabajo de Sandra Bullock y dónde empieza el del equipo de efectos visuales sería como intentar distinguir al Richard Parker real del creado por CGI en “Life of Pi”). Por otra parte, sorprende que “Pacific Rim”, que sigue a “Gravity” con 6 nominaciones por parte del gremio, se haya quedado fuera del quinteto de los Oscar en favor de “The Lone Ranger”. Pero en un principio parece que el único que cuenta con opciones reales de aguarle (o mejor dicho quemarle) la fiesta a “Gravity” en esta categoría es el poderoso Smaug.

Quién debería estar nominado: John Knoll, Susan Greenhow, Chris Raimo, Hal Hickel, “Pacific Rim”
Quién ganará: Tim Webber, Chris Lawrence, David Shirk y Neil Corbould, “Gravity”
Quién podría ganar: Joe Letteri, Eric Saindon, David Clayton y Eric Reynolds, “The Hobbit: The Desolation of Smaug”

7 comentarios to ''Análisis de Categorías: Mejores Efectos Visuales"

ADD COMMENT
  1. Pienso que es un Oscar bastante cantado ya que "Gravity" en los apartados Sonido y Edición de Sonido tiene a "Captain Phillips" como alternativa bastante fuerte... pero en Efectos Especiales es la gran favorita... pienso que ni Smaug podrá con la película dirigida por Alfonso Cuarón.

    Sobre las ausencias, creo que "Pacific Rim" debería haber estado pero siempre hay alguna olvidada en los Oscar... al día de hoy, veo esta categoría así:

    1. "Gravity" (muy favorita).
    2. "The Hobbit: The Desolation of Smaug" (única alternativa real).
    3. "Star Trek into Darkness".
    4. "Iron Man 3".
    5. "The Lone Ranger". (la nominada que me sobra).
    Sexta Nominada: "Pacific Rim".

    ResponderEliminar
  2. Yo siento que este premio es mucho más seguro para Gravity que los de sonido. No se si gané los 2 de sonido, quizás uno, pero no los 2.

    ResponderEliminar
  3. Aquí no hay alternativa, ni real ni ficticia. Este Oscar es para Gravity. En los últimos años ha imperado la regla de que las películas nominadas aquí y en la categoría grande tienen más opciones (esa fue la razón por la que gano Hugo sobre Rise of the Planet of the Apes), y aunado a eso sumemos el éxito en taquilla, crítica y la calidad misma de los efectos, Gravity no tiene rival o duda alguna.

    La única que le daba seria competencia no está nominada (Pacific Rim).

    ResponderEliminar
  4. si hay un Oscar que ya tiene nombre, es este para Gravity

    ResponderEliminar
  5. La principal característica de un gran trabajo de efectos visuales es que desaparezcan de la pantalla, que la barrera que separa lo digital de lo real sea menos evidente. De acuerdo con eso, "Gravity" es una apuesta segura en esta categoría, no solo porque nos convence por completo de todo lo que sucede en la pantalla, de todo lo que vemos, sino porque los efectos son complemento de la historia sin sobrepoblarla.

    ResponderEliminar
  6. Bien, en mi opinión, los efectos de "Pacific Rim" son 5 veces mejor que los de "Gravity", es muy triste que no haya estado nominada, pero bueno, no se puede hacer nada para cambiarlo.

    ResponderEliminar