Última hora

Mejor actor secundario: J.K. Simmons contra todos

By Javier Navío - 4 de noviembre de 2014 No Comments

Eddie Redmayne, Benedict Cumberbatch, Michael Keaton, Steve Carell, Timothy Spall, Bradley Cooper, David Oyelowo, Jake Gyllenhaal... Hay mucho donde elegir en la categoría de mejor actor protagonista, pero... ¿Qué sucede en la categoría de mejor actor secundario? Pues que los nombres que aparecen en todas las quinielas son siempre los mismos. Hay un par de puestos que parecen fijos, unos cuantos nombres con posibilidades y una gran cantidad de incógnitas por resolver.

J. K. Simmons es ahora mismo el favorito de la categoría. Un actor secundario de toda la vida que nunca ha recibido la atención de los premios. Lo más cerca que ha estado nunca de llegar a los Oscar fue por interpretar al padre de 'Juno', un papel divertido pero que no tenía la suficiente enjundia como para meterle en la carrera. 'Whiplash' por fin le ha dado la oportunidad de brillar. Desde su primer pase en el festival del Sundance, todo el mundo que ha visto la película ha destacado el trabajo de Simmons. Precisamente, éste podría ser su punto débil: que el liderato de J.K. venga desde tan lejos que se le acabe agotando la gasolina. Sin embargo, no da la sensación de que 'Whiplash' haya caído en el olvido. Más bien, todo lo contrario: muchos gurús apuestan por que la ópera prima de Damien Chazelle podría entrar en las nominaciones por la puerta grande, y está claro que eso es una muy buena noticia para Simmons.

'Birdman' no sólo es la película de "la resurrección" de Michael Keaton, también lo es de la de Edward Norton. Norton tenía sólo 27 años cuando logró su primera nominación por 'Las dos caras de la verdad' (1996). Dos años después, se volvería a quedar a las puertas del Oscar con su memorable personaje de 'American history X'. Por aquel entonces daba la impresión de que Norton ganaría un Oscar más pronto que tarde (conseguir 2 nominaciones antes de los 30 no es una tarea fácil), pero la realidad es que su carrera ha dejado mucho que desear en los últimos 15 años. Esta vez parece que nada puede interponerse en el camino hacia su tercera candidatura. Está en la película adecuada para conseguirlo.

Cuando 'Foxcatcher' se vio en el festival de Cannes, Mark Ruffalo entró de pleno en la carrera por el Oscar. Incluso llegó a competirle el liderato a J.K. Simmons, pero sus opciones se han ido desinflando a medida que avanzaban los meses. Ruffalo podría haber logrado su primera nominación en el año 2000 por 'You can count on me' (fue uno de los favoritos de la crítica) pero no consiguió entrar en el radar de los Oscar hasta 2010 por 'Los chicos están bien' (por un personaje mucho menos memorable). No hay duda de que el actor atraviesa el mejor momento de su carrera, y una segunda nominación así lo atestiguaría.

Trece años han pasado desde la única nominación al Oscar (como actor) de Ethan Hawke. Fue como secundario por su papel (protagonista) en 'Training day' (2001). Desde entonces, lo más destacado de su filmografía, con diferencia, son las dos últimas entregas de la "trilogía Before". Sus colaboraciones con Richard Linklater le han valido nominaciones como guionista, pero no como actor. Esto podría cambiar con 'Boyhood', por la que Linklater podría entrar por primera vez en las categorías principales. Esa presumible presencia masiva de 'Boyhood' en las nominaciones haría que las opciones de Hawke subieran como la espuma. Su interpretación no es ni tan vistosa ni tan exigente como la de Patricia Arquette, pero no cabe duda de que su personaje es un auténtico robaescenas.

Robert Duvall (1 Oscar y otras 5 nominaciones) era otro de los fijos de la categoría... hasta que se vio su película. Aunque el veterano actor ha sobrevivido al naufragio de 'El juez', se antoja difícil que Duvall pueda llegar a los Oscar sin el soporte de la película. A su favor está el hecho de que éste puede ser su último gran papel y que la Academia pueda querer subsanar lo ocurrido en 2010, cuando Javier Bardem le birló su nominación por 'Get low'. Otros nombres que sonaron como candidatos pero que han perdido algo de fuerza una vez vistas sus películas son los de Logan Lerman ('Corazones de acero') y Josh Brolin ('Puro vicio'). Sus interpretaciones han sido bien recibidas, pero les puede perjudicar que sus películas tengan muy complicado el acceso a las categorías principales.

A partir de aquí, se abre un abismo. Es difícil encontrar otros candidatos más o menos sólidos, y por eso es habitual recurrir a 'Invencible'. El último tráiler de la esperada película de Angelina Jolie daba mucho protagonismo a Miyavi, un actor sin ninguna experiencia en el cine que interpreta al villano de la cinta (un perfil que recuerda mucho al de Barkhad Abdi, con la diferencia de que Miyavi es un cantante popularísimo en su país de origen). Las opciones de Miyavi van ligadas al recibimiento que tenga la cinta, y lo mismo sucede en el caso de Domhnall Gleeson, que interpreta al compañero de fatigas del protagonista (Jack O'Connell).

Todavía no se han visto sus películas, pero muchos esperan grandes cosas del doblemente nominado Tom Wilkinson ('Selma'), y de Albert Brooks por 'A most violent year' (aún colea su ausencia por 'Drive'). También se habla de John Goodman por 'The gambler' (Suena todos los años y siempre se acaba cayendo). Y, por supuesto, nunca se puede descartar a un actor que ha ganado 2 premios en esta categoría: Christoph Waltz, especialmente si 'Big eyes' se acaba convirtiendo en una de las películas importantes de la temporada.

No Comment to " Mejor actor secundario: J.K. Simmons contra todos "