Última hora

Cannes 2015, día 4: Amy Winehouse y Moretti emocionan en la Croisette

By Daniel Martínez Mantilla - 16 de mayo de 2015 No Comments

La rueda sigue girando en Cannes en el masificado primer fin de semana del festival. Las calles de la ciudad están a reventar y los acreditados nos sentimos pequeños hamsters en unas calles plagadas de gente vestida de etiqueta mientras suplica una invitación para la proyección de turno mientras el sol nos persigue durante las largas colas que hay que hacer para entrar a películas tan cotizadas como 'Carol' o el primero de los tres volúmenes del mastodóntico proyecto de Miguel Gomes, las 'Arabian Nights' que se verán dentro de la Quincena de Realizadores.

Como ya es habitual, empezamos la jornada a las 8.30 de la mañana en el Grand Théâtre Lumière, el espectacular escenario principal del festival por el que cada noche pasan algunas de las mayores estrellas del cine mundial para presentar la película de turno. Los periodistas arrancamos el cuarto día de competición con 'Mia Madre', la séptima participación a concurso de Nanni Moretti, Palma de Oro en 2001 con la indiscutible 'La habitación del hijo'. Después de ambientar sus dos últimos trabajos en el Vaticano y las altas esferas políticas romanas, el actor recupera dos de sus temas favoritos en su nuevo trabajo: las pérdidas en la familia y el cine dentro del cine.

'Mia Madre' es la historia de Margherita (una sensacional Margherita Buy, primera aspirante seria a un premio interpretativo que vemos en el concurso), una mujer que supera de cincuenta años que atraviesa un complicado momento personal (se está separando de su pareja mientras debe lidiar con la grave enfermedad de su anciana madre, ya recluida en un hospital) mientras debe rodar con el rodaje de su ultima película, un proyecto de corte social y reivindicativo en el que participa un caprichoso e insoportable actor extranjero (hilarante John Turturro, pasándoselo como nunca) con el que tendrá más de un roce.

Dos líneas argumentales con tonos muy diferenciados y un único elemento en común: su imperfecta pero luchadora protagonista. Es meritorio que ambas historias puedan funcionar a la perfección como relatos individuales (un emocionante drama sobre los cambios de las dinámicas en las familias y otra un brillante divertimento sobre la lucha de egos y la trinchera en la que puede acabar convertida un rodaje), pero al mismo tiempo no creo que la integración de ambos elementos termine por ser orgánica. La estructura del guion se ha convertido inevitablemente en el principal de punto de debate de la prensa acreditada, aunque las reacciones cosechadas por el filme van desde al trabajo notable hasta la obra maestra. Por si es referente de algo, 'Mia Madre' ha conseguido un gran aplauso en el multitudinario pase de la mañana y la criticada (por un servidor) mezcla de géneros ha acabado con gran parte de los espectadores pasando de las lágrimas a las carcajadas de un momento a otro.


Indiewire la había incluido en su lista de las diez imprescindibles de la 68 edicion del festival y el nuevo trabajo de Asak Kapadia no ha decepcionado en su presentación en Cannes dentro de la sección Especiales de Medianoche. Después de sorprender a la crítica con el emocionante repaso a la figura del fallecido icono del automovilismo Ayrton Senna, el realizador británico Asif Kapadia ha conquistado a la Croisette con un fascinante retrato sobre la malograda Amy Winehouse. A partir de imágenes inéditas de archivo, entrevistas con la propia artista y nuevas conversaciones con todo su entorno más inmediato, el documentalista ha ejecutado un ejemplar retrato del auge y caída de una cantante que no supo gestionar su éxito global y sus problemas con el alcohol y las drogas.

Si bien el documental no cuenta nada que no se supiese anteriormente de Winehouse, es la forma lo que destaca por encima de todo. Gracias a una serie de imágenes de los paparazzi que perseguían constantemente a la artista, viejos vídeos domésticos con sus familiares y amigos y nuevos testimonios que sólo nos llegan con voz en off (no hay rastro de cabezas parlantes: los entrevistados aparecen en fotografías o vídeos), somos testigos del qué, el quién y el por qué de lo todo lo que sucedió alrededor de la artista más icónica del siglo XXI.

'Amy' retrata a Winehouse como un talento natural que empezó a crear su propia música porque no conectaba con nada de lo que escuchaba por la radio, pero evita convertirse en unos de esos documentales que enaltecen la figura de su protagonista. Kapadia no tiene miedo a reconstruir el lado más oscuro de Winehouse, pero afortunadamente evita regodearse en sus descensos a los infiernos y también refleja su agudo sentido del humor y sus inolvidables aportaciones a la música británica.

Lo nuevo de Kapadia ha llegado a Cannes envuelto de grandes expectativas, pero también de polémica: hace dos semanas el padre de la artista retiraba su apoyo a la obra al considerar que no era del todo fiel a lo que había pasado con su hija. Lo cierto es que el documental deja entrever un par de situaciones en las que Mitchell Winehouse no actúa teniendo en cuenta los mejores intereses de su hija, pero 'Amy' no carga las culpas en el entorno de la artista. En la caída a los infiernos de la genial artista fueron muchas cosas las que fallaron. Entre ellas, la propia Amy Winehouse. Muy recomendable.


De la sección Una Cierta Mirada hemos podido ver 'Maryland', un thriller de Alice Winocour en el que un veterano soldado (imponente Matthias Schoenaerts) que sufre un síndrome de estrés postraumático cuando recibe el encargo de proteger a la mujer (Diane Kruger) y el hijo de un rico hombre de negocios libanés en la ausencia de este. Winocour filma su primera película de género, un título con reminiscencias a la estética, la violencia y la selección musical de 'Drive' y una trama que recuerda inevitablemente a la noventera 'El Guardaespaldas'. Su primera parte es algo tediosa, su guión es basicamente circunstancial y no termina de encajar en un certamen como Cannes, pero 'Maryland' tiene momentos de gran tensión y Schoenaerts sigue igual de magnético que cuando le descubrimos en 'Bullhead' y 'De óxido y hueso'.

Cerramos el día con el fracasado intento de asistir a los dos primeros pases de 'Carol' y una espantada en el primer volumen de 'Arabian Nights', el ambicioso proyecto de seis horas de duración en el que Miguel Gomes intenta retratar la reciente crisis sociopolítica de Portugal a través de breves historias moldeadas a partir de hechos reales que un equipo de periodistas controlados por Gomes ha recopilado durante un año. Hay que reconocer la originalidad de este libérrima versión de 'Las mil y unas noches' (sólo utiliza su estructura), pero no es para mi. Me resulta ajena, aburrida e imposibilita la agenda si quieres reservarle hueco a sus proyecciones en la Quincena de Realizadores. Han sido muchos los que han abandonado la sala durante la proyección, pero no hay duda que habrá muchísimos defensores de esta película cuando acabe el festival (y el año).

¿Conclusiones del día? Las películas de Haynes, Moretti y Kapadia vuelven a reforzar la idea de que las mujeres son las verdaderas protagonistas de la 68 edición del festival. El cineasta italiano cierra las bocas de aquellos que cuestionaron su enésima presencia a competición en Cannes con una emotiva propuesta que ha conquistado a la gran mayoría del público, mientras el director de 'Carol' se postula a la Palma de Oro con una película que aún no hemos podido ver por culpa de la absurda decisión de programar los dos pases de prensa del filme en una de las salas menores del festival. Las primeras críticas han sido extraordinarias y ya hay quien pide premio ex aequo para sus dos protagonistas.

¿Qué llega mañana? El domingo llegará la primera película francesa a competición: 'Mon Roi'. Cate Blanchett y Rooney Mara protagonizan una de las ruedas de prensa más esperadas de la edición y esperamos poder verla finalmente. Primeras proyecciones de 'Louder Than Bombs', la primera película en ingles del director de la aclamada y muy deprimente 'Oslo 31 de agosto'. En las apuestas aparecía entre las primeras para llevarse la Palma de Oro antes del inicio del festival: es el momento de comprobar si está a la altura de las expectativas. 

No Comment to " Cannes 2015, día 4: Amy Winehouse y Moretti emocionan en la Croisette "