Última hora

Cannes 2015, día 9: Audiard salva el honor; 'feel good' rumana y el Noé X

By Daniel Martínez Mantilla - 23 de mayo de 2015 2 Comments

No ha sido un buen año para el cine francés en la Sección Oficial de su festival más internacional. Se criticó a Thierry Frémaux, director del Festival de Cannes, cuando anunció que hasta cinco producciones locales competirían este año por la Palma de Oro, con la también francesa 'La cabeza alta' inaugurando el certamen fuera de concurso. Las acusaciones de chovinismo no tardaron en aparecer, pero esos malintencionados comentarios no tenían entonces base. Una vez vistas todas las películas a competición, queda claro que se quedaron cortos.

Ha tenido que venir Jacques Audiard a salvar el honor francés. El cineasta aspira por cuarta vez a la Palma de Oro (con 'El profeta' logró el Gran Premio del Jurado, mientras 'Un héroe muy discreto' vio reconocido su guión) con la potente historia de un guerrillero de Sri Lanka que huye a Francia y acaba trabajando de cuidador a las afueras de París. Una mujer y una niña a las que no conoce de nada se hacen pasar por su familia con un objetivo claro: pasar desapercibidos hasta que llegue una nueva llamada a filas por los rebeldes de su país.

Hemos visto muchos dramas sobre la inmigración fuera y dentro de Francia, pero 'Dheepan' da una sugerente vuelta de tuerca al subgénero al retratar a los refugiados políticos como figuras más cercanos a los verdugos que a las propias víctimas de un conflicto civil. Tampoco tiene problemas en mostrar a su personaje central femenino como una persona egoísta y dispuesta a abandonar a una niña si su futuro está en juegos. Sus personajes son amorales, pero a pesar de ello (o precisamente por eso) resultan arrebatadores. También ayuda que vuelva a aparecer uno de los temas estrella del cine de Audiard: el eterno fracaso de sus protagonistas a la hora de huir de la violencia que condiciona sus vidas. Pasaba con el preso de 'El profeta' y también con el boxeador de 'De óxido y hueso'. El lado más salvaje de sus antihéroes se abre camino en un mar lleno de buenas intenciones.

Lamentablemente, un innecesario y atonal epílogo está a punto de echar por tierra los méritos de este interesante título. Mejor no entrar en terreno spoilers, pero el director se traiciona a sí mismo y firma un final más complaciente que poco tiene que ver con lo que hemos visto en los noventa minutos anteriores. Un decepcionante cierre para un, por lo demás, notable trabajo.



Si Audiard es un grande del cine francés, ¿qué podemos decir de dos históricos como Isabelle Huppert y Gérard Depardieu? Dos de los mayores iconos de la cinematografía vecina (entre los dos suman 29 candidaturas a los premios César) se ponen a las órdenes del director Guillaume Nicloux en 'Valley of Love', la peor película local en esta edición. Los actores dan vida a una ex pareja de actores - llamados también Isabelle y Gérard - que llevan varios años separados y que perdieron al hijo que tenían en común seis meses atrás. Antes de suicidarse, este último les envío una carta en la que les citaba en el valle de la muerte, en pleno corazón de los Estados Unidos. A pesar de lo ridículo de la situación, ambos deciden acudir al encuentro de su hijo fallecido.

A medio camino del drama familiar y el misterio esotérico, 'Valley of Love' se erige como un despropósito que ni siquiera sus protagonistas pueden salvar en esa reinterpretación de sus respectivas 'personas' públicas. El espectador se entrega a la historia con la esperanza de que vaya a algún sitio, pero cuándo te quieres dar cuenta del engaño de Nicloux ya es demasiado tarde y has perdido noventa minutos en el camino. Frémaux puede decir lo que quiera, pero estamos sin duda ante una película menor (por no decir mala) que ha pasado por la Croisette única y exclusivamente como señal de respeto a sus protagonistas. Menudo año de fiascos para Huppert en Cannes: si 'Louder than Bombs' era fallida, esta es aún peor.

Sólo Audiard y, siendo generosos, 'Mon Roi' (con tantos defensores como detractores que la califican de falsa e histérica) se han salvado de la quema por parte de la crítica. Un triste bagaje para la siempre interesante cinematografía francesa, cuyo último gran premio en el certamen llegó en el 2013 con la Palma de Oro a 'La vida de Adele'. ¿Habrá recuperación en 2016?


Saltamos de sección y nos vamos a Una Cierta Mirada con 'The Treasure', una sorprendente película de Corneliu Porumboiu que rompe radicalmente con la imagen del cine rumano contemporáneo. Acostumbrados a historias intentas con '4 meses, 3 semanas y 2 días' y 'Madre e hijo', el director de '12:08 al oeste de Bucarest' divierte y emociona con una pequeña película sobre un joven padre de familia que decide jugarse sus ahorros y alquilar un detector de metales con un particular objetivo: ayudar a su vecino a buscar un tesoro enterrado en el jardín de sus abuelos con la promesa de que ambos se repartirán equitativamente todo lo que encuentren.

Con el costumbrismo y la ingenuidad como principales herramientas, 'The Treasure' se acaba convirtiendo en uno de los mayores placeres de Cannes 2015. ¿Quién iba a esperar este giro de los rumanos al género de las 'feel good movies'? Yo desde luego que no.


Cerramos la jornada con 'Love', la esperada película de Gaspar Noé con la que el director de 'Irreversible' firmaba la primera película (cuasi) pornográfica y en tres dimensiones de su breve, pero inclasificable filmografía. El sexo, la pasión, las drogas, el romanticismo o la infidelidad son algunos de los temas que desfilan por una historia que ha causado sorprendente indiferencia a su paso por la Croisette. Tan arriesgada como provocadora, 'Love' se queda a medio camino de sus ambiciosos planes y, por momentos, aburre más que conmociona y excita. Ni es tan erótica como un 'Juegos salvajes' de la vida, ni tan íntima como la trilogía de 'Antes de...'. Incluso a medio gas, Noé ha vuelto a demostrar ser un cineasta único. Sólo falta que la próxima vez le ponga más mimo a la historia que a sus artimañas publicitarias.

2 comentarios to ''Cannes 2015, día 9: Audiard salva el honor; 'feel good' rumana y el Noé X"

ADD COMMENT
  1. Bueno es un festival internacional... y bueno deben dar oportunidad a todas las propuestas....si el anfitrion no esta ala altura ocea francia bueno ya mejoraran... siempre hay desensos y no todo es perfecto...!!!Ademas al ser el festival de cannes de francia no siempre francia debe ser la ganadora si no dar una buena cara y una buena presentacion y con este blog que publican se salava NO HAY QUE CRITICARLOS MUCHO....!!ADEMAS ELLOS YA TIENEN 10 PALMAS DE ORO... Y UNA RECIENTE CON LA VIDA DE ADELE..!!CREO QUE ESTAN BIEN POSICIONADOS...!!

    ResponderEliminar
  2. Thierry Frémaux se olvidó del cine latinoamericano en la sección oficial, mientras en la secciones paralelas estamos acaparando premios tanto en la semana de lacrítica como en la quincena de realizadores........entonces ¿Cuál es el criterio ?

    ResponderEliminar