Última hora

Cannes 2015, día 1: el Garrone más WTF y la fría apertura local

By Daniel Martínez Mantilla - 15 de mayo de 2015 2 Comments

La 68 edición del Festival Internacional de Cine de Cannes ya está aquí. El certamen dirigido por Thierry Frémaux puede presumir de ser el mayor mercado cinematográfico del mundo, pero también de ser la cita más codiciada por los cineastas de mayor 'pedigree'. Puede parecer contradictorio, pero Cannes históricamente ha sido sinónimo de buen cine y de dinero. Y por mucho que lo intenten Toronto o Roma, no hay indicios de que eso vaya a cambiar a medio plazo.

En diez días sabremos qué conclusiones y películas para el recuerdo nos deja el festival este año, pero para nuestra web siempre será una edición especial. Por primera vez en nuestros nueve años en la red, PremiosOscar.net asiste a Cannes para cubrir la cita cinematográfica más importante del mundo. En el blog podréis encontrar crónicas diarias y uno o varios episodios de La Sexta Nominada en los que repasaré lo visto en el festival con la ayuda de otros acreditados en el festival.

La presentación del festival el pasado mes de abril dejó claras las líneas editoriales que tendría la edición. Volverían a concursar varios de sus cineastas fetiches (Sorrentino, Audiard, Van Sant, Garrone, Moretti), pero la Croisette no parecería en 2015 el repetitivo desfile de vacas sagradas en el que sabía convertido Cannes en sus últimas ediciones. La apuesta de Frémaux por las nuevas generaciones quedó evidenciada con la decisión de inaugurar la Sección Oficial del certamen con 'La cabeza alta' (Sección Oficial fuera de concurso), la ópera prima de la hasta ahora guionista y actriz Emmanuelle Bercot.

Tras la gélida recepción que tuvo el pasado año 'Grace de Monaco', los organizadores confiaron la apertura del festival a "una película especial" que, según ellos, merecía ser descubierta. Bercot se estrena en la dirección poniendo en imágenes diez años de vida de un conflictivo adolescente a través de sus constantes idas y venidas de juzgados de menores, centros educativos y el resto de instituciones que intentan enderezar el camino del joven. Malony tiene buen corazón, pero la desatención familiar y sus graves problemas de irascibilidad le convierten en una bomba de relojería que estalla cada dos por tres. Una juez que siente debilidad por el chico y un tutor que también tuvo una infancia complicada se convierten en los principales aliados de alguien que no se quiere dejar ayudar.

Una vez vista, no termina por quedar claro qué encontró de particular el comité de selección en 'La cabeza alta'. Aplaudo la decisión de apostar por una narración dilatada en el tiempo, pero todo lo que vemos en la película nos lo hemos encontrado antes en decenas de propuestas similares. Tampoco los avances emocionales del interesante personaje central están justificados narrativamente. Hay secuencias con fuerza (una madre abandonando en las instituciones a su hijo de seis años, los arrebatos de un adolescente que es incapaz de controlarse a sí mismo) y un grupo de veteranos actores que elevan el conjunto y acompañan al carismático debutante Rod Paradot, pero no es suficiente. Dentro de un año no nos acordaremos de ella de 'La cabeza alta'.

Es injusto comparar películas, especialmente cuando sus intenciones y temas no son estrictamente los mismos, pero el pasado año se estrenó en la Croisette otro drama de adolescente conflictivo que brillaba por todo lo que le falta a la película de Bercot: valentía, personalidad, garra. Claro está, hablamos de 'Mommy'.


La esperada 'The Tale of Tales' (Sección Oficial a concurso) fue la segunda y última película que pude ver en la jornada de inauguración. Matteo Garrone vuelve al festival francés con un bagaje envidiable en su currículum: con sus dos únicas participaciones ('Gomorra', 2008 y 'Reality', 2012), el italiano se llevó el Gran Premio del Jurado. La tendencia del festival a otorgar la Palma de Oro a cineastas con una trayectoria destacada en el propio certamen convirtió automáticamente a 'The Tale of Tales' en una de las grandes favoritas para el preciado galardón, llegando a liderar las apuestas en varias semanas. Con tales expectativas, lo más fácil era decepcionar a la crítica. No lo hizo. El cineasta romano vuelve a demostrar que es uno de los autores más inclasificables y versátiles de su generación con esta libre adaptación de 'El cuento de los cuentos', una obra del destacado autor de relatos cortos del siglo XVII Giambattista Basile. Ambientada en el Barroco, la película narra la historia de tres reinos y sus respectivos monarcas: un matrimonio dispuesto a todo por tener un hijo, un seductor libertino y un monarca tan insatisfecho como aburrido.

Si en sus anteriores trabajos Garrone retrataba el día a día de la mafia napolitana o hacía una brutal sátira sobre la fama y la telerrealidad, en 'The Tale of Tales' nos encontramos un fascinante pastiche en el que hay cabida para monstruos marinos, pactos con hechiceras, terroríficos gigantes, sacrificios y un largo etcétera de elementos que pasan con una pasmosa naturalidad de lo mágico a lo bizarro, de lo mordaz a lo perturbador. Como buena historia de cuentos, sus historias son de lo más simple, pero la reflexión sobre la obsesión y el precio a pagar por ella y sus personajes femeninos (los verdaderos protagonistas de la historia) la convierten en una de las joyas del cine de género en 2015.

'The Tale of Tales' es una película irregular, por momentos torpe y que no es para todo el mundo, pero hay algo magnético en ella que impide que alejes los ojos (y oídos, la banda sonora es de Alexandre Desplat) de la pantalla. Difícilmente será la película que dé la Palma a Garrone, pero esta incómoda vuelta de tuerca a 'Into the Woods' le confirma como un director capaz de todo y que no tiene miedo de saltar al vacío sin red que le proteja. Chapeau por su valentía.

¿Conclusiones del día? Extracinemátograficamente el primer día en la Croisette ha servido para hacerse a los locos ritmos de las proyecciones, a las eternas colas antes de las películas y al razonable - pero frustrante - sistema de clases que hay dentro el vasto grupo de periodistas acreditados.

¿Qué llega mañana? A lo largo del día publicaremos la segunda crónica del festival (se ha visto ya 'Mad Max', las inaguraciones de las secciones paralelas y la posible primera aspirante a la Palma de Oro) y veremos los esperados nuevos trabajos de Yorgos Lanthimos y Woody Allen, entre otros.

2 comentarios to ''Cannes 2015, día 1: el Garrone más WTF y la fría apertura local"

ADD COMMENT