Última hora

Análisis de categorías: Los candidatos al Oscar al Mejor Director

By Javier Navío - 21 de febrero de 2017 25 Comments

Por primera vez desde 2010, el Oscar a la Mejor Dirección se quedará en casa: tanto el gran favorito a hacerse con el premio (Damien Chazelle) como el único aspirante que ha podido plantarle cara en la temporada de premios (Barry Jenkins) nacieron en Estados Unidos. La Academia romperá así esa racha de premiar a realizadores extranjeros que arrancó con Tom Hooper y acabó (por partida doble) con Alejandro González Iñárritu. Este año, la categoría reúne a cuatro debutantes en este apartado y a un veterano que ya sabe lo que es ganar el premio: la irrupción de Mel Gibson en la lista de nominados es lo único que ha impedido que los cinco nominados de esta edición fueran novatos.

Damien Chazelle y Kenneth Lonergan son los únicos directores que han hecho la carrera perfecta. Jenkins fue sorprendentemente ignorado en los BAFTA, Gibson falló en BAFTA y DGA y Denis Villeneuve faltó en los Globos. Por el camino se han quedado Tom Ford (presente en BAFTA y Globos) y Garth Davis (mencionado en el gremio de directores). Todos esos premios tuvieron un mismo ganador: Damien Chazelle. Si el máximo responsable de 'La La Land' consigue prolongar su racha triunfal en los Oscar, haría historia al convertirse en el ganador más joven del premio al Mejor Director (superando por unos meses a Norman Taurog, que también tenía 32 años cuando venció por 'Las peripecias de Skippy' en 1931).


Damien Chazelle (1ª nominación)

Aunque Damien Chazelle debutó en 2009 con 'Guy and Madeline on a Park Bench' (su proyecto final de carrera), la película que le puso en el mapa fue 'Whiplash', la gran triunfadora del Festival de Sundance de 2014. Esta historia sobre un músico de jazz (una constante en su carrera) acabó logrando cinco nominaciones al Oscar y tres estatuillas. En aquella ocasión, Chazelle no puedo entrar en el quinteto de candidatos al premio al Mejor Director pero en esta edición llega como el máximo aspirante a llevarse la estatuilla.

Chazelle escribió 'La La Land' antes incluso de que 'Whiplash' fuera un cortometraje. Fue el éxito de la película homónima lo que le ayudó a conseguir el presupuesto necesario para poder cumplir su sueño de rodar una película que fuera un homenaje a los grandes clásicos del cine musical. Aunque en la película hay guiños a un sinfín de títulos (como 'Melodias de Broadway' o 'Cantando bajo la lluvia'), las dos grandes referencias fueron dos películas del francés Jacques Demy: 'Los paraguas de Cherburgo' (la película favorita de Chazelle) y 'Las señoritas de Rochefort'. Aunque el director empieza a mostrar algunas señas de identidad que pueden observarse en todas sus películas (como la "whip pan" deudora de Paul Thomas Anderson), su trabajo de dirección en 'La La Land' tiene muy poco que ver con el de su anterior película. Si 'Whiplash' era una película adrenalítica y de montaje frenético; en este musical de estilo clásico, Chazelle deja que la cámara fluya con elegancia y apuesta deliberadamente por los planos secuencia (tal como se hacía en el cine que homenajea).

A favor: es el director más laureado de la temporada y su película llega a los Oscar como la gran favorita de la noche.
En contra: aún hay una posibilidad de que 'La La Land' no haya gustado lo suficiente entre los académicos y decidan repartir los premios de Película y Dirección (algo muy frecuente en los últimos años). Su insultante juventud también podría ser un hándicap.


Mel Gibson (2ª nominación, 1 Oscar)

Mel Gibson regresa a los Oscar 21 años después de conseguir las dos estatuillas principales por la que fue su segunda película como director: 'Braveheart'. Aunque nadie duda del talento del australiano como realizador, su más que comprobada facilidad para meter la pata reiteradamente le habían mantenido alejado de las cámaras desde 'Apocalypto' (2006). 'Hasta el último hombre', la película basada en la historia real del primer objetor de conciencia de la historia de Estados Unidos, ha significado el pasaporte de vuelta de Gibson a Hollywood cuando muchos pensaban ya que su resurrección era imposible.

Es difícil aproximarse a 'Hasta el último hombre' sin tener la impresión de que la película tiene mucho de autobiográfica. Es muy probable que Gibson viera un alma gemela en ese mártir que se sobrepone a una interminable serie de humillaciones y vejaciones y acaba logrando salir adelante gracias al poder de la fe. En la primera hora, el realizador apuesta por un clasicismo formal que no había exhibido desde su película de debut ('El hombre sin rostro'). Pero cuando la historia llega al campo de batalla, entra en juego la violencia más cruda y visceral con la que Gibson siempre ha mostrado sentirse más que cómodo. Las escenas bélicas le permiten demostrar un soberbio manejo de la cámara y un dominio absoluto de la puesta en escena. Tanto en la brutalidad de las imágenes como en esa facilidad para crear orden dentro del caos, el realizador demuestra ser un alumno aventajado de su maestro George Miller (que le dirigió en las tres primeras películas de la saga 'Mad Max').

A favor: es el cineasta más contrastado del quinteto y podría concentrar el voto del sector más conservador de la Academia.
En contra: sigue siendo una "persona non grata" para muchos. Teniendo en cuenta su largo historial de salidas de tono, Gibson ya debería estar más que satisfecho con la nominación.


Barry Jenkins (1ª nominación)

Ocho años ha tardado Barry Jenkins en confirmar las buenas sensaciones que dejó su ópera prima: 'Medicine for Melancholy'. Por aquella película, Jenkins consiguió la atención de los premios del cine independiente logrando dos candidaturas a los Spirit Awards y una a los Gotham. La productora Adele Romanski fue la primera persona que le ayudó a sacar adelante su segunda película (después llegarían Plan B y A24). El director decidió que su siguiente proyecto debía una ser historia que le resultaba enormemente personal pese a estar basada en un trabajo ajeno: la obra de teatro 'In Moonlight Black Boys Look Blue', escrita por Tarell Alvin McCraney.

Al igual que Chiron, el protagonista de 'Moonlight', Jenkins se crió en Liberty City (Miami) y es hijo de una adicta al crack. En todo momento queda muy claro que el realizador conoce a la perfección el mundo en el que se mueven sus personajes. Jenkins trata asuntos muy truculentos con una naturalidad pasmosa y consigue llevar un paso más allá el clásico relato 'coming-of-age'. La historia de Chiron (que es interpretado por tres actores distintos que forman un arco evolutivo sin fisuras), sirve al director para construir un retrato sobre la identidad de la persona independientemente de su contexto social. Pero la película no habría generado tanto entusiasmo sin su ambiciosa propuesta formal: Jenkins rueda el gueto intentando sacar luminosidad y belleza de cada imagen, creando un plano icónico tras otro. Aunque resulta tentador hablar de 'Moonlight' como la respuesta negra y gay a 'Boyhood' (y Jenkins ha reconocido la influencia del film de Richard Linklater), su trabajo de puesta en escena bebe más de autores europeos (Lynne Ramsay o Claire Denis) y asiáticos (Wong Kar-wai Hou Hsiao-hsien).

A favor: su trabajo es el más personal de todos y su premio sería histórico ya que se convertiría en la primera persona negra que consigue el Oscar al Mejor Director.
En contra: Damien Chazelle ha ganado todos los precursores importantes y no parece que vaya a romper su racha en los Oscar. Además, 'La La Land' es una propuesta mucho más "académica" que 'Moonlight'.


Kenneth Lonergan (1ª nominación)

Kenneth Lonergan no es un novato en los Oscar. Logró su primera nominación por el guión de su ópera prima ('Puedes contar conmigo') y volvió a ser candidato por el de 'Gangs of New Yok'. Por 'Manchester frente al mar' ha conseguido su tercera candidatura como guionista y la primera en la categoría de Mejor Dirección. La película producida por Matt Damon debería haber sido la ópera prima del actor, que contrató a Lonergan únicamente para que escribiera el guión partiendo de la premisa ideada por él mismo y su colega John Krasisnki. Una vez leído el libreto, Damon decidió que la película no podía ser dirigida por otra persona que no fuera el cineasta con el que ya había coincidido en 'Margaret'.

Viendo 'Manchester frente al mar', uno no puede hacer otra cosa que lamentar que Kenneth Lonergan llevara tanto tiempo apartado de la dirección ('Margaret' se rodó en 2005 pero no pudo estrenarse hasta 2011 por problemas legales). El neoyorquino admite que esta experiencia traumática le influyó a la hora de abordar esta amarga historia de un hombre en conflicto consigo mismo. El trabajo del neoyorquino es sutil y elegante, con escasos movimientos de cámara, dejando que todo el peso recaiga sobre el guión y el extraordinario reparto (no en vano, Lonergan tiene una amplia y exitosa trayectoria en el mundo del teatro). Pese a la gran intensidad dramática de la película, 'Manchester frente al mar' evita caer en los excesos y Lonergan apuesta deliberadamente por mantener la cámara lejos de los actores incrementando la sensación de desamparo de los personajes. Sus mayores florituras son el empleo de la cámara lenta y la música clásica en dos de las escenas más importantes de la película.

A favor: pese al fiasco de 'Margaret', Lonergan es un autor muy respetado y también es esa clase de director con el que a todo actor le gustaría trabajar.
En contra: es un trabajo de dirección demasiado sutil.


Denis Villeneuve (1ª nominación)

Pocos directores han aprovechado mejor una candidatura al Oscar en la categoría de Mejor Película de Habla No Inglesa que Denis Villeneuve. El canadiense pisó por primera vez la alfombra roja por 'Incendies' (2010) y tres años más tarde estaba debutando en Hollywood con 'Prisioneros'. Su siguiente film, 'Sicario', ya le reportó numerosos halagos pero las puertas de los Oscar permanecían cerradas para él. Eso ha cambiado con 'La llegada', su ambicioso estreno en la ciencia-ficción, que para Villeneuve ha supuesto un entrenamiento de lujo para su próximo proyecto: 'Bade Runner 2049'.

El canadiense siempre ha sido un gran fan de la ciencia-ficción pero no había encontrado un material que le convenciera lo suficiente como para trasladarlo a la pantalla hasta que cayó en sus manos un ejemplar de 'La historia de tu vida' (el relato corto escrito por Ted Chiang en el que se basa 'La llegada'). Villenueve siempre ha tenido facilidad para crear imágenes de gran belleza plástica y para crear atmósferas perturbadoras. Durante su primera hora, 'La llegada' sume al espectador en una sensación de incertidumbre e incomodidad que ya estaba en 'Prisioneros' o 'Enemy'. Pero además, esta película le permite abrazar la emoción de una forma aún inédita en su filmografía. El resultado es una mezcla de reflexión filosófica y sentimentalismo que no es nueva ('La llegada' ha sido frecuentemente comparada con 'Contact' o 'Interstellar') pero que aquí consigue fluir con una enorme facilidad. En su afán por controlar al milímetro todos los aspectos de la película, Villenueve participó activamente en el diseño de los heptápodos (la decisión de no mostrarlos en su totalidad hasta bien avanzada la cinta proviene de 'Tiburón', de Steven Spielberg).

A favor: podría conseguir mucho apoyo por parte de los fans de la ciencia-ficción que muy pocas veces tienen la oportunidad de premiar a ese género en esta categoría
En contra: precisamente, el género: haber llegado hasta aquí por una película como 'La llegada' ya es todo un logro para Villenueve.


Ganará: Damien Chazelle por 'La La Land'
Podría ganar: Barry Jenkins por 'Mooonlight'
Debería ganar: Damien Chazelle por 'La La Land'
Debería estar nominado: Park Chan-wook por 'La doncella'

25 comentarios to ''Análisis de categorías: Los candidatos al Oscar al Mejor Director"

ADD COMMENT
  1. Este es un premio cantado, como algún otro...

    Lamentablemente la academia no será imparcial en cuanto a Mel Gibson. Si se pide para uno de los actores, lo tiene que ser para él también..

    Igual estoy segura que ganara Damien Chazelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gibson es el peor de los nominados, así que sí que son parciales.

      Eliminar
    2. Gibson el peor? Ni de broma vaya. Hacksaw Ridge tiene varias escenas tan terriblemente sobrecogedoras que muy pocos directores hoy día serísn capaces de lograr.

      Eliminar
    3. Para tí es el peor, para mi y para mucha gente no lo es.

      Y no hablo de ser imparcial en cuanto a su trabajo, sino a todo lo demás...

      Eliminar
    4. Gibson es el mejor director de los nominados, los otros cuatro son novatos al lado del maestro, así que mas respeto manantial que pareces ignorante.

      Eliminar
    5. Estoy con Misael Tomar, Gibson es el que más ha demostrado de los cinco. Me parece,en lo personal,poco respetable. No así en lo profesional.Cómo director tiene personalidad y ha demostrado que sabe como enganchar con propuestas arriesgadas.

      De los demás creo que son 4 notables directores aunque un poco verdes para tener una estatuailla. De entre éstos el que más me gusta es Villeneuve, pero en Arrival me ha decepcionado.
      Ya tendrán tiempo de demostrar que son grandes directores.

      Eliminar
    6. Gibson el peor?? JAJAJA

      No bueno

      Eliminar
  2. Chazelle es el mejor, lo que ha conseguido es impresionante, los planos secuenca me dejaron boquiabierto en el cine. Me encanta que los tres favoritos sean representantes del cine de autor, ya que también son guionistas de sus películas, sin duda esos son los autores que merecen más respeto, y creo que los tres ganarán un merecido Oscar durante la ceremonia (director, guión adaptado, guión original).

    ResponderEliminar
  3. Damien chazelle ganara seguramente y creo seria el Director mas joven en ganar el Oscar a Mejor Director.

    ResponderEliminar
  4. Ganará Damien Chazzell merecidamente pero dios!!!! Estoy tan contento de ver a Villeneuve con Nominacion q me muero por verle con Oscar

    ResponderEliminar
  5. Sin duda alguna mi voto va para Villeneuve. No obstante, me resulta bien merecida una victoria por parte de Chazelle. Mientras no gane Jenkins (no me pareció para nada buena "Moonlight"), no voy a quejarme del ganador de esta categoría.

    Eso sí, me hubiera gustado ver nominado a Tom Ford. Después de "Arrival" y junto a "The Handmaiden", su película es la mejor del año.

    ResponderEliminar
  6. Ganará: Damien Chazelle por 'La La Land'
    Podría ganar: Barry Jenkins por 'Mooonlight'
    Debería ganar: Denis Villeneuve por 'La Llegada'
    Sorpresa a Ganar: Denis Villeneuve por 'La Llegada'
    Debería estar nominado: David Mackenzie 'Hell or High Water'

    ResponderEliminar
  7. Ganará: Chazelle
    Podría ganar: Jenkins
    Debería ganar: Villenueve.

    ResponderEliminar
  8. Damien Chazelle ha corroborado lo visto en "Whiplash" y se postula como uno de los directores con más talento del nuevo cine americano. Ha demostrado que es capaz de realizar una película más clásica, más cinéfila y con un estilo narrativo más pausado. En "La La Land" se muestra más como un cineasta completo que se siente más cómodo en su estilo visual que en el narrativo. Sus carencias como guionista las salva con solvencia con una técnica perfeccionista, tanto en los números musicales como en las escenas más dramáticas. Chazelle se puede convertir, en un futuro, en director clave de la primera mitad de este siglo.

    Kenneth Lonergan, con "Manchester by the Sea", demuestra que no es solo un guionista con talento pero con carencias como director, evidenciando ciertas "manías" de la que adolece el cine "indie" (sacrificar el aspecto técnico en favor de la narrativa y las interpretaciones. Con "Manchester by the Sea" rueda su mejor película como director, completando un excelente guión. Es la más visual y es donde demuestra que Lonergan puede ser un director interesante. Aún así, "Manchester by the Sea" sigue siendo una dirección inferior a sus contrincantes ya que Lonergan se muestra algo patoso en la resolución de ciertos momentos dramáticos.

    A Barry Jenkins no lo conocía, siendo "Moonlight" ha sido una de las sorpresas del año y su director ha saltado a la primera plana del cine. Pese al escaso presupuesto que ha tenido, Jenkins demuestra ser un gran director, con un estilo bastante definido (notable utilización de la fotografía, la música y el montaje), siendo un gran narrador y un notable director de actores. Si ganara no pasaría nada aunque tiene en contra ser el candidato con menos "caché" del quinteto.

    Denis Villeneuve lleva mucho tiempo haciendo gran cine. "Maelstrom" y "Polytechnique" ya lo hacían digno de ser uno de los mejores directores fracófonos de Canadá, aunque saltó a la fama por la excelente "Incendies". su periplo por el cine del país vecino es una demostración que Villeneuve no da pasos en falso y, gracias a su solvencia, se ha ganado la confianza de Hollywood para proyectos cada vez más ambiciosos en lo visual. Si "Sicario" ya fue una demostración de que el cineasta canadiense es, al día de hoy, un director con un estilo técnico bastante depurado (posiblemente, lo mejor de ese año en el aspecto visual), "Arrival" ya lo eleva como "visionario", dando posiblemente uno de los títulos más importantes de la ciencia-ficción de los últimos años y referente obligatorio para el cine de este género en el futuro. Muchos ya lo tachan del "nuevo Nolan" (manías de la gente de catalogar todo). Sin embargo, "Arrival" triunfa donde el Maestro falló en "Interstellar", un acto final donde la historia quede bien cerrada, gracias a unos 15 min de pura emoción, sin llegar al ridículo. Lástima que cineasta como Nolan, Villeneuve o Fincher tengan tan complicado ganar el Oscar.

    Y que decir de Mel Gibson. Como persona tendrá sus defectos (personalmente, no lo juzgo pero, en ocasiones, debería saber quien le da de comer) pero como cineasta es pieza clave del cine de los últimos 20 años, pese a no ser un director prolífico (debido a sus evidentes problemas). El director australiano ha demostrado, varias veces, que pocos le pueden igualar en su faceta de rodar escenas de acción y de lucha. Su perfeccionismo en este aspecto es insuperable, utilizando notablemente el montaje y el sonido para dar la sensación audiovisual de estar en medio de una batalla. Además, con "Hacksaw Ridge" demuestra que puede llevar un ritmo más clásico y pausado, sin que por ello su cualidades bajen. Del quinteto, es el director con más peso aunque, está claro, que su rol en los Oscar es presencial.

    Ganará: Damien Chazelle.
    Podría ganar: Kenneth Lonergan.
    Debe ganar: Damien Chazelle.
    Debería estar nominado: David MacKenzie.

    ResponderEliminar
  9. Mejor Director: Damien Chazelle

    ¿Por qué va a ganar?: Ganó el DGA, premio clave para la victoria, ha reciclado de la mejor manera posible un par de clásicos de Hollywood y consigue hacer relevante en tiempos de Trump, la premisa de perseguir los sueños.

    ¿Quién podría dañarlo todo?: Nadie. El de Chazelle es uno de esos premios por lo que se puede apostar de forma segura.

    En un mundo justo: Pablo Larraín, el gran director de las injustamente infravaloradas "Jackie" y "Neruda", sería un serio candidato en esta categoría.

    ResponderEliminar
  10. Lástima que de mis 3 direcciones favoritas del año solo estén nominados Villeneuve y Jenkins y que ninguno de los tenga opciones. Premio cantado (y merecido) para Chazelle.

    ResponderEliminar
  11. Creo que hay que ser cauto a la hora de premiar con un premio tan importante a un director que haya demostrado hasta ahora "lo justo" para ello.

    Recordemos que se ha entregado oscar a directores tan "reguleros" como Tom Hopper o Barry Levinson, que luego no han demostrado nada.
    Mientras grandes como David Lynch o James Ivory se han quedado únicamente en nominaciones.

    Creo que todos los nominados este año excepto Gibson han demostrado aún poco para tan importante premio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo. Villeneuve no solo tiene ya bastante trayectoria contrastada, sino que en "Arrival" va muy lejos. Posiblemente sea la dirección del año.
      Chazalle, pese a su juventud, ya ha demostrado tener un sentido del cine muy personal (muy musical en su concepción) y en "La la land" (que no es una película que me guste mucho precisamente) se luce en varios aspectos.
      Lonergan es una persona tan respetada como lo era Todd McCarthy el año pasado (aunque finalmente no ganara, si lo hubiera hecho tampoco me hubiese parecido precipitado), mientras que Jenkins, al que sí hace falta ver por dónde tira, hace bastante más que lo que hacía Hooper en "El discurso del rey". De hecho, en el caso de Hooper, ni era nadie entonces ni en ese momento estaba demostrando absolutamente nada. Igual que Hazanavicious por "The artist". Esos sí fueron Oscars precipitados. En el caso de Levinson no es un premio con el que esté de acuerdo (aunque quitando a Scorsese tampoco es que hubiera gran competencia entre los nominados ya que increíblemente no nominaron a Frears por "Las amistades peligrosas"), y no tiene un gran estilo palpable ni mucho menos admirable, pero creo que sí tiene una filmografía como para merecer un nombre en la historia.

      Eliminar
  12. Chazelle viene demostrando que llegó a Hollywood para quedarse, no es un grande todavía obviamente, pero ya está dejando su marca. Será un justo ganador.

    ResponderEliminar
  13. Me mata la cantidad de prejuicios que hay al hablar de una persona. Menos mal que hay personas que hablan solo de lo profesional (como debería ser).

    Cuando se habla de Casey Affleck se deja a un lado los problemas personales que tuvo o tiene (digo asi porque desconozco), ahi sí saben separar, verdad?.
    Ahora en el caso de Gibson pesa mas su personalidad que su trabajo?. Si en la academia también pesa eso no creo que lo hubieran nominado, y si finalmente pesa de nuevo lo personal a la hora de votar, son unos hipócritas e idiotas.

    A mi me importa un comino lo que Mel Gibson sea como persona y también sus opiniones, lo que me gusta es sentarme a ver una película y ver algo bueno.



    ResponderEliminar
  14. Ganará: Chazelle.
    Debería ganar: Chazelle.
    Debería estar nominado: Verhoeven por "Elle" y Chan-wook por "Agassi" en lugar de Gibson y Jenkins.

    ResponderEliminar
  15. Al final de todo, fue un gran año para la dirección de una película. Si quitamos a todo este quinteto, perfectamente podríamos meter a Tom Ford (combinación de elegancia y brutalidad), a Martin Scorsese (reflexivo, intenso, y ante lo que opinan los demás, nunca hará una cinta aburrida), a Pablo Larraín (sensible, respetuoso y muy cercano ante un hecho que podría haberle parecido mucho más distante) y a Paul Verhoeven y Chan Park-Wook (seductores, agresivos, con un estilo muy personal y totalemente impredecibles).

    Preferiría que gane Villeneuve, por sus arriesgues y completa entrega hacia cualquier género que le toque, pero esto está más que cantado para Chazelle. Como consolación por sus derrotas por Whiplash, y porque controla la cámara como un dios.

    ResponderEliminar
  16. Debería de ganar Mel Gibson ... 'Hasta el último hombre' gran pelicula!

    ResponderEliminar