Última hora

#NoOscarFest2: 'Paterson', de Jim Jarmusch

By Cinéfagos - 12 de abril de 2017 6 Comments

Este artículo ha sido escrito por Alberto Corona, redactor de Cinéfagos.es

Existe en 'Paterson', una de las 18 integrantes del #NoOscarFest2, una constante reticencia al conflicto que podría pasar por desdeñosa, e incluso molesta para el espectador, si en todo momento no se sintiera tan juguetona. Si por cada vez que se nos negara un mínimo asomo de drama humano o narrativa –y se nos niega muchas veces–, no tuviéramos en mente la sonrisa tímida de Adam Driver, encogiéndose de hombros, disculpándose, para contrarrestarlo.

'Paterson' es la enésima película de Jim Jarmusch donde no pasando nada, pasa de todo. Multitud de voces la han erigido como una de las mejores de la temporada, pero los premios le han dado la espalda, y parece condenada al culto íntimo en el que, plácidamente, se ha ido sumiendo gran parte de la filmografía del director –que este mismo año, por cierto, también estrenó un documental sobre Iggy Pop, 'Gimme Danger', sin tanto respaldo crítico. Nada importan esas nociones exteriores, mundanas, capaces de generar amagos de indignación o pena, cuando uno se sumerge en 'Paterson' y se deja hipnotizar.

La acción de la película –entiéndase "acción" con la sorna más cariñosa del universo– se desarrolla a lo largo de una semana en la vida de Paterson (Adam Driver), conductor de autobuses en la ciudad de Nueva Jersey del mismo nombre, y su novia Laura (Golshifteh Farahani). En todo el metraje, a la pareja no le sucede nada especial más allá del hecho de que se quieren, se respetan, y se lo pasan bien juntos, dejando espacio para las personales aficiones de cada uno. A él le gusta escribir poesía, y ella dice que es bueno, que debería lanzarse a publicarla. A ella le gusta el color blanco, el color negro y cocinar cosas exóticas que él probará con entusiasmo y un vaso bien surtido de agua al lado, por si las moscas. El martes, a ella se le ocurrirá que sería una idea estupenda aprender a tocar la guitarra. El viernes, ya tendrá su guitarra.  Y así. Ah bueno, y también tienen un perro. Marvin.


Ese es, a grandes rasgos, el argumento de 'Paterson', que podría pasar por inexistente si no nos absorbiera sin remedio desde el segundo uno, con ese plano cenital de la pareja que sufrirá leves pero significativas modificaciones a lo largo de los días siguientes. La sencillez de sus personajes, su pacífica humanidad, seduce por sí sola y provoca que quieras seguirles hasta el final del mundo –o hasta el límite municipal de Paterson, que viene a ser lo mismo–, pero lo que acaba de conquistar es su reiterada huida del conflicto. Un juego con el que se nota que Jarmusch disfruta enormemente,  y que unos podrían calificar como delicioso, otros como metacinematográfico, y otros como simplemente chorra. Otros también se podrían venir arriba, y decir que no hay tal juego. Que sólo hay realidad… y una pizca de poesía, sobreimpresa de manera bastante cutre en la pantalla y leída con la voz de un Adam Driver como no se ha visto en otra.

Aunque, claro está, de vez en cuando el drama surge, porque siempre está a la vuelta de la esquina. Un autobús que se estropea, un amante despechado cuyas "intensitas" razones sin embargo sólo merecen del barman un acertadísimo "podrías ser actor", un perro que no puede dejar de ser un perro… La cotidianeidad de 'Paterson' trata de esquivarlos con mayor o menor fortuna, pero esta misma cotidianeidad acaba empujando al filme, de manera natural, a una asombrosa e indescriptible excelencia que nos emociona en silencio, que nos hace sonreír ruidosamente.

El espectador se siente tan acunado por la rutina que cuando "algo", sea lo que sea, ocurre, se siente sobresaltado, vulnerable. Una niña que también escribe poesía. Un encuentro fortuito con un rapero aficionado, o con un desconocido al que también le encanta William Carlos Williams. La poesía se infiltra en la vida de Paterson sin que este pueda hacer nada más que ser su catalizador. El catalizador que asimismo, más allá de su persona, deviene el cine, y que con tanta pasmosa facilidad hace pasar por fascinante nuestra propia vida.

6 comentarios to ''#NoOscarFest2: 'Paterson', de Jim Jarmusch"

ADD COMMENT
  1. Una de las mejores películas del NOF2. De las de mi grupo de cabeza, formado por 4 (La doncella, Sing Street, Espías desde el cielo, Paterson)

    A algunos el argumento les parece anodino y dicen que es de esas en las q "no pasa nada", pero en ese transcurrir rutinario de un conductor de autobús en una pequeña ciudad norteamericana disfrutamos con la manera de contar y las ideas de Jarmusch, así como de actuaciones, personajes y diálogos. Y además poesía.

    Le doy 5 nominaciones:

    Película
    Director
    Actor
    Actriz secundaria (la actriz iraní, claro)
    Guión

    Y la votaré como Mejor guión. En parte por dar a mis 4 favoritas algunos de los premios gordos.

    Mi nota: 8


    ResponderEliminar
  2. Como he dicho anteriormente, "Paterson" es una de mis cinco películas favoritas de este año y, posiblemente, lo mejor que ha realizado Jim Jarmusch desde "Flores Rotas".

    Jarmusch siempre ha sido un director que ha hecho lo que le ha dado la gana, siendo más intimista en unos momentos y, en otros, intentando experimentar tanto con el lenguaje cinematográfico como en el narrativo (en realidad, incluso en su cine más "sencillo" no deja de jugar con los límites de ambos). Posiblemente, sea de los pocos directores que aun pueden defender con orgullo esa etiqueta (en muchas ocasiones falsa) de cineasta "indie".

    "Solo los Amantes Sobreviven" era una fascinante pero irregular historia de vampiros decadentes que enamoró a algunos y enervó a bastantes. Era puro Jarmusch pero del Jarmusch más hermético. Sin embargo, en "Paterson" vuelve el "poeta de lo cotidiano", el cineasta que es capaz de no contar nada durante más de 100 minutos y, sin embargo, lograr que el espectador en ningún momento se aburra.

    Posiblemente la clave está, precisamente, en lo que me dijo un amigo al salir del cine: la poesía americana. "Paterson" juega con el ritmo narrativo y apuesta, a propósito, con emular el ritmo poético de los autores de la época de William Carlos Williams, desnudando de una lógica argumental a "Paterson" y señalando lo bello de lo cotidiano y mundano. Esto da como resultado una película de una sencillez deslumbrante, con hechos que pasarían de largo de cualquier ciudadano pero que, en la película, resulta curioso e interesante (como las conversaciones en el bus; los breves y comunes diálogos con los compañeros de trabajo; los conflictos habituales y sencillos en las parejas, etc).

    De la historia resalta dos momentos, para mí, hermosos: el primero es la conversación del protagonista con una niña también poetisa y, como él, con una visión muy personal de lo cotidiano. La lectura del poema donde la joven describe la lluvia de una forma tan sencilla es, posiblemente, una de las escenas del año. La segunda escena es el encuentro con el japonés (tras un evento que pone "patas arriba" el mundo de Paterson). Dos personas tan distintas y con unos intereses tan parecidos se encuentran, seguramente, en dos momentos importantes de su vida. La conversación es complicada debido a las dificultades lingüísticas. Sin embargo, la poesía les une.

    Si la dirección y el guión de Jim Jarmusch es incuestionable, la interpretación de Adam Driver lo es más aún. Tanto que debería ganar, sin paliativos, el premio en Actor y debería haber tenido mucha más presencia en la temporada de premios. Su actuación tiene el tono justo de la historia. La tranquilidad y la paciencia que tiene su personaje es transmitido con un hieratismo feroz en ciertas escenas pero que, sin embargo, transmite confianza con la mirada y la voz. Es un rol muy complicado que resuelve Driver perfectamente.

    Es evidente que, al ser Adam Driver el protagonista, el resto del reparto está bastante por debajo. Golshifteh Farahani complementa bien como pareja a Adam Driver pero su papel es demasiado plano aunque no desentona en ningún momento. Destacaría a Masatoshi Nagase, el japonés que se encuentra casi al final. Como he dicho, su escena es de las mejores de "Paterson" y Nagase tiene pocos minutos pero están muy bien aprovechados.

    Respecto a las votaciones, votaré a "Paterson" en Actor. Sin Duda, Adam Driver es la mejor interpretación masculina de este certamen. Del resto, siendo uno de mis "Top 5", "La Doncella" y "Sing Street" son mis preferidas, teniendo dudas en Guión aunque, posiblemente, termine votando a "Love & Friendship".

    ResponderEliminar
  3. Debo decir que no me gustó la película, no la considero para nada mala, solo no me gustó. No porque crea que no suceda nada en la película, porque si que pasa, simplemente no me llegó, aun pesar de Adam Driver esta genial. Suena ridículo pero quizás deba ser porque me sentí muy identificado con el protagonista.

    ResponderEliminar
  4. Sencilla y bien actuará, Adam Driver impecable en su papel, me gusto mucho, la vi gracias al festival xq no sabía de su existencia. Me gustó!

    ResponderEliminar
  5. Con un guión excelente y un ritmo pausado pero para nada aburrido, "Paterson" se postula como una de las mejores películas del festival (y del pasado año sin duda) con un contenido Adam Driver y la revelación Golshifteh Fahrani (ahora habrá que ver si va como principal o como secundaria). Sencillamente apasionante esta película que realza la poesía de lo cotidiano y que es una de mis favoritas del festival la votaré si o si en película

    ResponderEliminar
  6. Tengo sentimientos encontrados con esta película; ya que tiene muchos ""defectos"" que terminan por no molestarme.
    Puede parecer repetitiva inclusive monótona, pero es una película muy real, nada extraordinario, una historia muy cotidiana, con un ritmo pausado, mantenido que carece de altas y bajas, muy lineal; en otras películas quizá odiaría eso; por laguna extraña razón en esta película no, creo que es el "encanto" de esta.
    Adam Driver muy bien, sin duda debe estar entre las nominaciones a Actor, creo que hasta el momento ha sido su mejor interpretación.

    ResponderEliminar