Última hora

Análisis de Categorías: Los cinco candidatos a Mejor Dirección

By Javier Navío - 5 de febrero de 2019 31 Comentarios

El dominio mexicano de la categoría de Mejor Dirección amenaza con perpetuarse un año más. Si Alfonso Cuarón consigue este año su segunda estatuilla, cinco de los últimos seis ganadores de este premio serían aztecas. Precisamente fue Cuarón en 2014 (gracias a 'Gravity') el hombre que inició esta impresionante racha a la que después se sumaron Alejandro González Iñárritu ('Birdman' y 'El renacido') y Guillermo del Toro ('La forma del agua'). El director de 'Roma' es el único de los integrantes del trío conocido como 'The Three Amigos' que todavía no tiene un Oscar a la Mejor Película... pero eso podría cambiar este año.

La categoría de Mejor Dirección está marcada este año por la ausencia de Bradley Cooper, que había estado presente en todos los premios clave de la temporada. Tampoco pasó el corte Peter Farrelly, pese a haber recibido el respaldo de DGA, Critics' Choice y Globos de Oro. Los lugares de Cooper y Farrelly en los Oscar fueron ocupados por dos cineastas que se habían quedado fuera de varios precursores: Yorgos Lanthimos (presente solo en Critics' y BAFTA) y Pawel Pawlikowski (rescatado del ostracismo por la Academia Británica).


Alfonso Cuarón por 'Roma' (2ª nominación, un Oscar)

Alfonso Cuarón es el nombre propio de esta edición de los Oscar. Si el director mexicano logró tres candidaturas por 'Gravity' (ganando como director y como montador), este año se ha superado a sí mismo y podría subir al escenario del Dolby Theatre hasta en cinco ocasiones. Tras probar las mieles de Hollywood con tres proyectos tan grandes como 'Harry Potter y el prisionero de Azkaban', 'Hijos de los hombres' y 'Gravity'; 'Roma' supuso el regreso de Cuarón a su país natal 17 años después de 'Y tu mamá también', la película que precisamente le hizo pisar la alfombra roja por primera vez.

Aunque 'Roma' pueda parecer una película más pequeña que los últimos trabajos de Cuarón, el cineasta asegura que se trató del mayor desafío de su carrera tanto a nivel técnico como creativo. En esta ocasión quiso realizar un ejercicio puramente observacional, motivo por el que prescinde de recursos que sugieren algún tipo de subjetividad (como pueden ser los zooms o los primeros planos) y apuesta decididamente por los planos generales con gran profundidad de campo. Sin perder vista el esplendor visual al que el director nos tiene acostumbrados (largos planos secuencia, una suntuosa fotografía), Cuarón hace especial hincapié en los pequeños detalles que hacen avanzar la historia. Como bien es sabido, Cuarón está hablando de su infancia y por ello quería retratar la cotidianeidad de la familia de la forma más realista posible. Una muestra de la búsqueda de ese naturalismo está en la decisión de contar con una actriz no profesional (Yaliza Aparicio), un recurso habitual en el Neorrealismo italiano, movimiento del que la película bebe de forma evidente.


Yorgos Lanthimos por 'La favorita' (1ª nominación)

Era cuestión de tiempo que una película de Yorgos Lanthimos lograra entrar a lo grande en los Oscar. La Academia ya había abrazado previamente a dos de sus películas más extrañas: 'Canino' (candidata a Mejor Película de Habla No Inglesa) y 'Langosta' (nominada a Mejor Guión Original). Con 'La favorita', su película más accesible hasta la fecha, el griego ha conseguido colarse por primera vez entre los candidatos al premio a la Mejor Dirección.

Aunque el guión de 'La favorita' no está escrito por Lanthimos, el trabajo de dirección del griego nos recuerda en todo momento que estamos asistiendo a una película que tiene lugar dentro de su peculiar universo. Este primer acercamiento de Lanthimos al cine de época no tiene ningún interés en llenar los ojos del público. Más bien, todo lo contrario: la película es una burla continua hacia la pomposidad y el preciosismo que suele ser habitual en las películas de este género. Lo que encontramos en 'La favorita' son decisiones que incluso pueden llegar a incomodar a algunos espectadores. El empleo de recursos como el gran angular, el ojo de pez o los planos contrapicados responde a la intención de Lanthimos de distanciarse de sus personajes, reflejando su soledad y sacando a relucir sus miserias. El griego también logra transmitir desasosiego a través de una música repetitiva y de esos largos travellings que recorren las habitaciones de palacio y que recuerdan a otro provocador nato: Stanley Kubrick.


Spike Lee por 'Infiltrado en el KKKlan' (1ª nominación)

Más de 30 años le ha costado a Spike Lee conseguir su primera nominación como director. El cineasta neyorquino solo había sido nominado en dos ocasiones: como guionista por 'Haz lo que debas' y como documentalista por 'Cuatro niñas'. Hace tres años, la Academia decidió otorgarle un Oscar honorífico dejando patente que Lee siempre ha sido considerado una figura fundamental dentro de la historia del cine americano (aunque sus películas llevaban mucho tiempo sin estar a altura de su fama). Tres años después de recuperar el favor de la crítica con 'Chi-Raq', 'Infiltrado en el KKKlan' ha sido la película que finalmente le ha devuelto a la primera línea de fuego.

Lee siempre ha sido un cineasta muy comprometido políticamente pero pocas veces ha canalizado mejor su discurso que en 'Infiltrado en el KKKlan'. Pese a no tratarse de un proyecto personal del cineasta (fue Jordan Peele, productor de la película, el que le hizo interesarse por la historia de Ron Stallworth), la sombra de Spike Lee resulta más que evidente en el guión. En cambio, su trabajo de cámara es enormemente discreto y solo se hace notar en el empleo puntual de planos holandeses y en el extraño travelling que protagonizan John David Washington y Laura Harrier en uno de los últimos planos de la película (un recurso que ya había utilizado, por ejemplo, en 'Plan oculto'). Pese a abordar un tema tan peliagudo como el supremacismo blanco, la película apuesta por un tono decididamente humorístico al retratar a los miembros del Ku Ku Klan como unos auténticos pardillos. Pero la diversión se acaba bruscamente en los últimos minutos del film, cuando el director decide introducir unas impactantes imágenes de archivo que otorgan a la película la fuerza y la urgencia de la que ha carecido durante el resto del metraje.


Adam McKay por 'El vicio del poder' (2ª nominación)

El cine de Adam McKay no existía para los Oscar antes de 'La gran apuesta' (algo comprensible teniendo en cuenta que estaba especializado en comedias de humor absurdo como 'Hermanos por pelotas' o 'Pasado de vueltas'). Con su anterior película McKay logró la doble nominación como guionista y director y, en esta ocasión, ha conseguido la triple candidatura (ya que también es productor de 'El vicio del poder').

Pese a la excelente recepción que han tenido sus dos últimas películas por parte de los premios, McKay está lejos de ser un cineasta 'crowd-pleaser'. Los múltiples detractores de 'El vicio del poder' acusan a la película de ser tendenciosa y demagoga. Bien es cierto que, como consecuencia de su clara vocación didáctica, Adam McKay acaba pecando de tratar a los espectadores como si fueran unos ignorantes que necesitan ser iluminados con la (su) verdad. En cualquier caso, lo que no se puede negar es que el cineasta de Filadelfia ha conseguido crear un lenguaje propio y reconocible -a medio camino entre el ritmo frenético de Martin Scorsese (o de su remedo David O. Russell) y el tono informativo-lúdico del documentalista Michael Moore- que mostró al mundo en 'La gran apuesta' y que ha seguido cultivando y puliendo en 'El vicio del poder'. McKay se lo pasa en grande jugando con elementos metanarrativos, rompiendo la cuarta pared y sorprendiendo al espectador de formas realmente insospechadas.


Pawel Pawlikowski por 'Cold War' (1ª nominación)

La carrera de Pawel Pawlikowski no empezó en 'Ida'. El director polaco se curtió en el cine británico con películas como 'Mi verano de amor' (con Emily Blunt) o 'La mujer del quinto' (con Ethan Hawke). Pero la ganadora del Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa marcó un antes y un después en su trayectoria: la arriesgada propuesta formal de 'Ida' (fotografía en blanco y negro, formato de 4:3 y cámara fija) ha tenido su continuidad en 'Cold War', la película que le ha dado su primera candidatura al Oscar al Mejor Director.

'Cold War' tiene similitudes evidentes con 'Roma'. La primera es que se trata de una película enormemente personal para su director: lo que Pawlikowski cuenta en la película es nada más y nada menos que la historia de amor de sus padres. La segunda tiene que ver con su formato: la película está rodada en blanco y negro porque precisamente remite a una época pretérita en la que las imágenes no tenían color. Así mismo, la escasez de movimientos de cámara y el formato de 4:3 responde a la intención del director de hacer una película intemporal (aunque se adivina la influencia de maestros del cine europeo como Bergman o Tarkovski, 'Cold War' no se puede adscribir a ningún movimiento cinematográfico). Ninguna de las decisiones de Pawlikowski está tomada a la ligera y un ejemplo de esto lo encontramos en el trabajo de cámara: al comienzo y al final de la película hay preponderancia de planos fijos (en la línea de 'Ida') pero, en la parte central -coincidiendo con la etapa más agitada de la vida de la pareja protagonista-, se introducen energéticos movimientos de cámara.

Ganará: Alfonso Cuarón por 'Roma'
Podría ganar: Spike Lee por 'Infiltrado en el KKKlan'
Debería ganar: Alfonso Cuarón por 'Roma'
Debería estar nominado: Damien Chazelle por 'First Man'

Los cinco directores nominados se dieron cita el pasado 1 de febrero en una mesa redonda en el Festival de Santa Barbara. Podéis verla aquí debajo.

31 comentarios to ''Análisis de Categorías: Los cinco candidatos a Mejor Dirección"

ESCRIBE TU COMENTARIO
  1. Con todo respeto chicos pero el que debería estar nominado es Bradley Cooper.

    ResponderEliminar
  2. este año las categorías de mejor director y mejor fotografía son las más justas e interesantes, pues siento que de alguna manera se han quedado con el primer corte y han seleccionado aquellas películas que realmente ofrecen algo memorable y trascendente que contar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, A star is born no ofrecía nada nuevo mas que su fotografía, lo demás es solamente la misma historia contada en mas de una ocación solo que adaptada a la actualidad.

      Eliminar
  3. Buen movimiento de la Academia dejar fuera a Cooper y Farrelly, porque sin menospreciar sus películas, han tenido un trabajo de dirección mas convencional y francamente hay muchos directores que hubieran entregado el mismo resultado.

    En cambio, 4 de los nominados al Oscar (exceptuando a Mckay) han dotado a su película de gran personalidad y han hecho cosas increibles. A modo personal, me hubiera gustado que Paul Schrader hubiese ocupado el lugar de Mckay, pero la verdad la Academia me ha sorprendido entregando el mejor quinteto de director de los premios mas importantes.

    Cuarón será un dignisimo ganador, las escenas del incendio, la matanza, el parto o la playa son simplemente mounstrosas y quedarab en mi memoria por siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual me parece injusto tachar a la película de Mckay sin una gran personalidad. Puede ser desagradable, pero de que la tiene, la tiene.

      Eliminar
    2. Mckay también ofrece personalidad, nadie dirige como él, su estilo es muy reconocible como bien lo ha explicado Javier.

      Eliminar
  4. Espero que Roma le deje algo a Cold War. Pero los premios a los que opta Cold War parece que son los que más seguros tiene Roma. Ojalá la academia vote Roma en la categoría principal y en habla no inglesa a Cold War. Y puestos, La favorita en dirección. Son las tres películas que para mí merecen los premios importantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seas gacho, deja que México al fin gané, es nuestra novena nominación.
      La mayoría de los mexicanos esperamos con mas ansias el Oscar de pelicula extranjera que el de Pelicula :)

      Eliminar
    2. Creo que finalmente en película, en película extranjera, en director y en fotografía vencerá Roma, pero si en todos estos casos venciera Cold War serían unos premios muy merecidos para le peli polaca. A mí me gustarían.

      Eliminar
    3. Mejor que Roma gane película extranjera y pierda dirección y fotografía con Cold War, y mejor película sea para Green Book

      Eliminar
  5. Qué grandes acordándose de Chazelle!

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Pues se tendrá que esperar porque este año otra vez será de un mexicano :)

      Eliminar
    2. ¿En general o por la película de este año? (Yo creo que este año hay mejores direcciones, y en cuanto a su carrera... digamos que hay muchas más películas de Spike Lee flojas que buenas

      Eliminar
  7. Ganará: Alfonso Cuarón por 'Roma'
    Podría ganar: Spike Lee por 'Infiltrado en el KKKlan'
    Debería ganar: Alfonso Cuarón por 'Roma'
    Debería estar nominado: Debra Grani por 'Leave No Trace'
    Sorpresa a ganar: Pawel Pawlikowski por 'Cold War'

    ResponderEliminar
  8. Creo que es la terna con mas variedad en cuanto a nacionalidad y razas de lo que llevamos de ceremonias: un mexicano, un griego, un polaco, un afroamericano y un estadounidense caucásico. ¿Cuándo se hubiera pensado que algo así ocurriera tan sólo hace 10 años?

    ResponderEliminar
  9. La rama de los directores ha hecho un gran trabajo, todos los nominados son autores de verdad cuyo estilo se puede reconocer de inmediato, justo lo que Farrelly y Cooper no lo son. Chazelle ha hecho un film fallido (no malo) que no sabe controlar, no merece la nominación para nada.

    Yo creo que el sexto nominado era el sorprende ganador del DGA para debutantes y favorito de la crítica - Bo Burnham que parece que también será autor con estilo propio. La dirección de Boots Riley también es muy destacada, al igual que la de Barry Jenkins.

    ResponderEliminar
  10. Debería estar nominado Wes Anderson

    ResponderEliminar
  11. O Paul Schrader por First reformed o Chloe Zhao por The rider

    ResponderEliminar
  12. Nadie duda que el genial cineasta Alfonso Cuarón ganará su segundo Oscar en Dirección. ¿Merecido? Totalmente. El regreso de Cuarón a México ha sido por todo lo alto, con una historia muy personal, muy humana y bastante alejada de los proyectos que le han hecho famoso en EEUU. Estoy de acuerdo que bebe mucho del neorrealismo pero también bebe del realismo mágico latino. Cuarón realiza un excelente trabajo técnico, haciéndose cargo él mismo de la fotografía y la edición, y no pierde detalle ni en las interpretaciones ni en la narrativa. Si Cuarón se consagró con "Gravity" como uno de los grandes directores de nuestro tiempo, con "Roma" ha entrado como uno de los grandes cineastas de los últimos 50 años.

    En las quinielas, el único que le hace sombra (solo un poco) al director mexicano es Spike Lee, director que siempre ha sido más reconocido como guionista que por director, pese a ser uno de los cineastas más importantes del cine americano de los últimos 30 años. Lee siempre es fiel a su estilo, para lo bueno y lo malo, y "BlacKkKlansman" no es una excepción. En esta película mezcla, muy bien, la comedia, el policiaco y la denuncia social, además de hacer un retrato fiel de la época y la comparativa con nuestro tiempo es brutal. También es un director que cuida las interpretaciones, haciendo que todos tengan sus momentos de lucimiento, y vuelve a demostrar que la técnica cinematográfica en sus películas es fundamental. Se le puede tachar de "panfletario" pero es algo idiosincrático de su cine. Te puede gustar o no pero es parte de su sello. Personalmente, me encanta este director pero ya no esperaba gran cosa tras su excelente "Plan Oculto". Me alegro de haberme equivocado.

    Aunque las quinielas apuestan como "Runner-Up" con Spike Lee, verdaderamente si hay un trabajo destacado, casi a la altura de "Roma", ese es el de Yorgos Lanthimos, que ha dado un paso más en su carrera y ya nadie duda que es uno de los directores europeos más influyentes de esta década. Estoy de acuerdo que su acercamiento al cine de época es curioso, bastante innovador y, como se ha comentado, le acerca más a Stanley Kubrick que a Richard Attenborough o James Ivory. Tambiés es cierto que es el cine más cercano que ha realizado, pero sigue siendo cine puramente suyo. Personalmente, ya "El Sacrificio de un Ciervo Sagrado" me pareció un salto hacia adelante, con una estetica más cuidada y unas escenas que ya recordaban al Maestro. Pero "The Favourite" se ha superado, acompañado con un grupo de actrices en estado de gracia y un equipo técnico, posiblemente, de lo mejor del año.

    ResponderEliminar

  13. Adam McKay, el director de "Vice", sorprendió a muchos con "La Gran Apuesta", valiente película que hablaba, sin tapujos, del desastre económico que ocurrió a finales de la década pasada, provocada en gran parte por los bancos. McKay escribió un guion audaz, tragicómico y la dirigió con solvencia, originalidad y con una personalidad que, visto sus antecedentes, no me lo esperaba. Por lo tanto, "Vice" era una película muy esperada para mí. ¿Resultado? No se que decir. Es cierto que McKay sigue siendo demostrado que "La Gran Apuesta" no fue un accidente, pero "Vice" me ha dejado bastante indiferente. Personalmente, es una buena película pero poco más. Está bastante lejos de sorprender y se basa, sobre todo, en un excelente reparto más que en su historia y su dirección. Personalmente, no veía este año a McKay nominado. Hay bastantes trabajos mejores que el suyo. Lo que sí admito es la gran conexión que hay entre McKay y su editor, Hank Corwin. Un dúo que puede dar muchas alegrías en el futuro.

    Una nominación que me ha gustado personalmente es la de Pawel Pawlikowski. Es curioso como, tras su nominación a los BAFTA, subió bastante en las apuestas, pese a que "Cold War" no tenía opciones reales para los Oscar. "Cold War", opinión personal, es la mejor película del 2018 y, por supuesto, su dirección es de lo mejor del año. El director polaco hace una lección magistral de como realizar un clásico moderno, una historia de amor de las de antes, con un trabajo técnico brutal y un dúo de protagonistas soberbio. Es cierto que "Ida" ya fue una carta de presentación notable (aunque ya había realizado buenas películas anteriormente) pero "Cold War" es su consagración. Su nominación no es solo merecidísima sino que, en otras circunstancias, podría incluso ser digna de Oscar.

    Ganará: Alfonso Cuarón. Roma.
    Podría Ganar: Va a ganar Alfonso Cuarón pero pondré Spike Lee.
    Debe Ganar: Alfonso Cuarón. Roma.
    Debería Estar Nominado: Bradley Cooper. A Star is Born.

    ResponderEliminar
  14. Pareciera que la rama de directores de la Academia es más diversa que en otras categorías. No es localista para nada como demuestra el hecho que han dejado fuera a dos directores estadounidenses y han incluído dos europeos. El hecho que de los últimos 5 premios hayan Sido 4 para directores no estadounidenses también es llamativo. No dudo que se juzga la calidad, pero a veces en el pasado la Academia barrio para la casa. Veo que ya no es así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, de los 10 ultimos directores ganadores, solo 2 han sido estadounidenses

      Eliminar