Última hora

Pablo Larraín, el chileno que puede hacer historia en los Oscar

By Javier Navío - 18 de octubre de 2016 1 Comment

Pablo Larraín es uno de los nombres propios de 2016. Tan sólo un año después de triunfar en Berlín con la controvertida 'El club', el chileno ha confirmado su extraordinario momento de forma con dos películas que han sido excepcionalmente recibidas en todos los festivales en los que han sido exhibidas y parecen destinadas a protagonizar una gran temporada de premios: 'Jackie' y 'Neruda'. La conjunción de estos dos títulos podría hacer que el chileno escribiera su nombre con letras de oro en la historia de los Oscar. Nunca antes un director ha conseguido colar dos películas distintas en las categorías de Mejor Película y Mejor Película de Habla No Inglesa en una misma edición de los Premios de la Academia.

Larraín no sería un novato en los Oscar puesto que hace cuatro años le dio a a su país la primera nominación al Oscar de su historia con 'No'. Tras tres primeras películas que le sirvieron para hacerse un nombre en el circuito de festivales ('Tony Manero' se vio en la Quincena de Realizadores de Cannes y 'Post Mortem' compitió en Venecia), 'No' marcó un antes y un después en la carrera del chileno. La película protagonizada por Gael García Bernal era, con diferencia, la más accesible de todas sus películas hasta la fecha, al menos en cuanto a tono y temática. El riesgo de este film estaba en la propuesta visual, puesto que el formato en 4:3 y la ínfima calidad de imagen trataban de emular la televisión chilena de los años 80.

Pero Larraín siempre ha sido un provocador nato, y por eso en su siguiente película ('El club') decidió abordar de una manera cruda y sin rodeos un asunto tan desagradable como el de la pederastia en el seno de la Iglesia. La película ganó el Gran Premio del Jurado en Berlín, fue nominada al Globo de Oro y, por supuesto, fue seleccionada por la Academia chilena para competir por el Oscar. Pero finalmente, 'El club' no pudo seguir los pasos de 'No' y ni siquiera puedo hacerse hueco en el listado de nueve finalistas. Eso podría cambiar este año con 'Neruda' una película que debería funcionar mucho mejor entre los votantes que un título tan conflictivo como 'El club'.

En 'Neruda', estrenada la pasada semana en España, Larraín destroza las convenciones del biopic tradicional. Su ambición va muchos más allá de trasladar a la pantalla una sucesión de hechos reales. El director toma un momento muy concreto de la vida del poeta chileno -cuando empieza a ser perseguido por el gobierno al que aún pertenecía- y a partir de ahí construye un relato en el que realidad y ficción se confunden de un modo insólito. Esta combinación de película histórica y cine de autor podría convertir a 'Neruda' en una de las principales candidatas al Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa, aunque hay que tener en cuenta que esta categoría siempre es terriblemente impredecible y que este año la carrera está llena de grandes nombres (Verhoeven, Farhadi, Wajda, Almodóvar, Tanovic...).


'Jackie', al igual que 'Neruda', sigue los pasos de una figura icónica del siglo XX: en este caso, la primera dama Jackie Kennedy. En su primera película en Hollywood, Larraín también apuesta por esa nueva fórmula de abordar el biopic: su objetivo no es contar la vida del personaje, sino estudiarlo a fondo y extraer la esencia del mismo. Los que ya han podido ver la película en Venecia y Toronto -de ambos festivales salió premiada-, destacan la originalidad de la propuesta y el trabajo de Larraín, que logra dejar su impronta pese a no ser el responsable del guión (tampoco lo es en 'Neruda'). El chileno ha salido muy reforzado de un proyecto que sobre el papel no parecía especialmente atractivo (tal vez porque los desastres de 'Diana' y 'Grace of Monaco' están aún muy frescos en la memoria) o que podría haber sido únicamente un vehículo para el lucimiento de Natalie Portman.

Pero, por supuesto, 'Jackie' también es una exhibición  interpretativa de la actriz que ganó el Oscar por 'Cisne negro'. Y no se puede decir que esto sea una sorpresa porque, a lo largo de su carrera, Larraín ha demostrado sobradamente ser un magnífico director de actores que ha sacado petróleo de todo aquel que ha pasado por sus manos. Por ejemplo, ha convertido a Alfredo Castro -presente en todas sus películas chilenas- en uno de los mejores actores latinoamericanos, y ha ayudado a Gael García Bernal a construir dos de los mejores papeles de su carrera: el publicista de 'No' y el policía de 'Neruda'.

Pase lo que pase en los Oscar, el 2016 ya ha sido un año tremendamente exitoso para Larraín. Si 'El club' le confirmó como uno de los cineastas más interesantes de Latinoamérica, su díptico de "falsos biopics" le han hecho ganarse el título de "autor" con mayúsculas. Larraín está en racha, y prueba de ello es que fue capaz de adueñarse de la ceremonia de premios del Festival de Toronto pese a que se encontraba al otro lado del Atlántico. Habrá que seguirle muy de cerca.

1 comentario to ''Pablo Larraín, el chileno que puede hacer historia en los Oscar"

ADD COMMENT
  1. De que va a estar nominado por las dos peliculas lo va a estar,principalmente porque creo que se esta marcando una tendencia de nominar a peliculas latinoamericanas en la categoria de mejor pelicula extranjera y este año la mas destacada es Neruda,es una tendencia que anteriormente no existia y hoy ver a una pelicula latinoamericana en competencia no es sorpresa mayor.
    Y con Jackie sorprende lo mucho que ha gustado,generalmente los biopics no son de gustar mucho,muchas veces rescatan alguna que otra actuacion pero en este caso gusto en dos festivales con publicos muy distintos uno del otro,jackie esta pisando fuerte para meterse en competicion por mejor pelicula y al no haber otro tipo de pelicula biografica este año que le haga competencia seguramente entrara en mejor pelicula tambien.

    ResponderEliminar