Última hora

La transformación de las carreras de Bradley Cooper, Matthew McConaughey y Steve Coogan

By Víctor Muesa - 4 de enero de 2014 5 Comments

Los analistas de premios de The Hollywood Reporter celebran el trabajo en 2013 de un cómico convertido en actor (y guionista) serio, de una estrella de blockbusters que se pasó al indie con éxito, y de un tipo que se ganó el derecho a ser elogiado por algo más que sus abdominales.

The Hollywood Reporter: “El lavado de imagen a una carrera no es ninguna novedad. En los últimos años, Robert Downey Jr. ha pasado de ser una estrella indie ascendente a ser un drogadicto arruinado, y una de las estrellas más rentables del mundo. Mickey Rourke pasó de las grandes ligas al olvido, para ser después nominado al Oscar y olvidado otra vez. Y Bryan Cranston, más conocido por interpretar a un padre tontorrón en una sitcom, se reinventó a sí mismo con uno de los personajes dramáticos más memorables en la historia de la televisión por cable. Lo que convierte a 2013 en un año excepcional son las extraordinarias transformaciones de las carreras de tres actores, que podrían ser recompensados con una nominación al Oscar el 16 de enero. Vamos a repasar sus nombres uno a uno por orden alfabético.

1) Steve Coogan, aspirante a la nominación como Mejor Actor de Reparto/Mejor Guión Adaptado por Philomena


Este británico de 48 años es muy popular en Reino Unido por su trabajo en comedias (especialmente por su interpretación del narcisista Alan Patridge, un presentador de televisión y radio en tres series de televisión, dos de radio y una película por los que consiguió dos premios BAFTA Comedy). En cambio, en Estados Unidos sigue siendo un gran desconocido, o conocido en todo caso por prestar su voz a un personaje en Despicable Me 2. Por eso, el hecho de que haya co-escrito, producido y protagonizado junto a Judi Dench uno de los dramas más aclamdos del año (Philomena de Stephen Frears) ha sido una sorpresa para muchos a ambos lados del Atlántico (pero él insiste en que no debería ser una sorpresa, ya que estudió para actor dramático). En cualquier caso, hay que destacar que Coogan se defiende más que bien interpretando a Martin Sixsmith, un reportero británico convertido en periodista freelance, frente a una Dench que interpreta a una mujer mayor en busca del hijo que perdió medio siglo atrás (aunque fue él como guionista quien le dio a Dench muchas de las frases más divertidas de la película). El objetivo principal de su personaje, además de servir como contrapunto serio a Dench, es ponerse en la piel del público escuchando, observando y reaccionando ante una serie de acontecimientos cada vez más sorprendentes e impactantes hacia el gran clímax final. Esa cadencia que tan buenos resultados le ha dado en sus comedias le ha venido muy bien para este papel. Y si acaba con una nominación como mejor actor secundario y/o en mejor guión adaptado (los Globos de Oro y los Critics’ Choice ya le han nominado como guionista), serán muy merecidas.

2) Bradley Cooper, aspirante a la nominación como Mejor Actor de Reparto por American Hustle


Antes del estreno en 2009 de la primera parte de The Hangover, Cooper era muy poco conocido (o conocido como ‘el tío de Wedding Crashers’). Durante los siguientes años ya se le conocía, aunque sólo por ser ‘el tío principal de las películas de The Hangover’. Pero siempre fue algo más que eso; estudió en el Actors Studio y estuvo impresionante en varios proyectos menores como Limitless. Sin embargo, no fue hasta hace más o menos un año, con el descubrimiento de Silver Linings Playbook de David O. Russell, cuando todos pudimos apreciar que el chico tiene talento de verdad (acabó recibiendo una nominación al Oscar como Mejor Actor por su interpretación). Este año, todo el que creyera que la interpretación de Bradley Cooper en Silver Linings Playbook fue cuestión de suerte, tiene dos interpretaciones del actor de 38 años (muy buenas y muy distintas entre sí) que le abrirán los ojos. En The Place Beyond the Pines, el drama oscuro y tríptico de Derek Cianfrance, interpreta a un hombre en dos etapas de su vida separadas por quince años, y atormentado en la última por los trágicos sucesos vividos en la primera. Y en American Hustle de David O. Russell, Cooper realiza un papel secundario aunque memorable con el que aprovecha al máximo cada momento en pantalla. Con un personaje que habla a la velocidad de la luz y que lleva unos rizos ridículos y un vestuario de los 70s, Cooper consigue llevarse al público de calle con unas cuantas escenas cómicas (especialmente las que comparte con Louis C.K.) y dejarte sin aliento en otras (especialmente tres escenas en las que está solo con Amy Adams, una en una celda y dos en el apartamento de su personaje). Estas interpretaciones, sobre todo la segunda, son una muestra clara de que estamos ante un actor que busca trabajos serios y que está muy capacitado para desarrollarlos. The Hangover por fin quedó atrás.

3) Matthew McConaughey, aspirante a la nominación como Mejor Actor por Dallas Buyers Club


Este tejano elegante comenzó su carrera hace veinte años con apariciones prometedoras en películas serias como Dazed and Confused (Richard Linklater, 1993), Lone Star (John Sayles, 1996) y Amistad (Steven Spielberg, 1997). Sin embargo, poco después empezó a aparecer en un sinfín de comedias románticas lustrosas (por las que le pagaron muy bien) que sólo pueden definirse como basura, y pasó a ser más conocido por sus abdominales que por su talento para la interpretación. Pero hace unos tres años tomó la decisión de reencauzar su carrera, por los motivos que fuera, y centrarse en proyectos realmente importantes…y los resultados han sido absolutamente asombrosos. En 2011 hizo Bernie con Linklater y Kille Joe con William Friedkin. En 2012  hizo The Paperboy con Lee Daniels y Magic Mike con Steven Soderbergh (por la segunda fue nominado como Mejor Actor de Reparto en los Critics’ Choice y premiado por la National Society of Film Critics, la crítica de Nueva York y los Independent Spirit). Este año, el actor de 44 años ha alcanzado el siguiente nivel con títulos como Mud, el éxito del verano de Jeff Nichols; The Wolf of Wall Street de Martin Scorsese (su escena dándose golpes en el pecho es una de las mejores de la película), y en particular con Dallas Buyers Club de Jean-Marc Vallée. En esta última, que transcurre durante los comienzos de la epidemia del SIDA,  McConaughey interpreta a Ron Woodroof, un desenfrenado vaquero de rodeo inspirado en una persona real al que le diagnostican la enfermedad. Woodroof se niega a aceptar la sentencia de muerte y empieza a importar y a vender medicamentos no tóxicos contra el virus, aún sin el consentimiento de la FDA, que resultan ser infinitamente más efectivos que cualquier otro medicamento. La mayoría de la atención que ha captado la interpretación se ha centrado en la impactante pérdida de peso de McConaughey (22 kilos) para interpretar a un hombre muriendo de SIDA. Pero la verdad es que en todos los sentidos, en cuerpo y alma, ésta es la interpretación más lograda de Matthew McConaughey y la que muestra el gran potencial como ‘actor serio’ que realmente tiene. Esperemos que siga aceptando esta clase de papeles y que no vuelva a lo que hacía antes, ¿vale? ¡Vale! ¡Vale! ¡Vale!”

5 comentarios to ''La transformación de las carreras de Bradley Cooper, Matthew McConaughey y Steve Coogan"

ADD COMMENT
  1. De Matthew impresiona su dedicación y esmero pero del care torta de Cooper si que me lo pelan aún pues su nominación en sip no se la merecía pues era para Jhon hawkes es un tipo con suerte que ha tenido un buen director como rusell y punto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si de los 3 (bueno de los 2 porque no he visto Philomena ni nada de Steven) el mejor es Matthew, no estoy deacuerdo con las nominaciones actorales de Slp ya que solo me gustó la de Jacki, ya que Jennifer, Bradley y hasta DeNiro tenían algunas escenas sobreactuadas

      Eliminar
    2. SLP no merecía nada, McConaughey sigue sobreactuando, y Coogan es un recién llegado en el drama.

      Eliminar
    3. CATURRO culo roto no hay poronga que te venga bien a vos pedazo de puto anda a hacerte romper el culo y dejate de joder

      Eliminar