Última hora

San Sebastián 2013: Día 5. The Railway Man, Quai D'Orsay, About Time...

By Daniel Martínez Mantilla - 25 de septiembre de 2013 3 Comments

Finalmente no ha venido al festival, pero Colin Firth es uno de los grandes protagonistas de la Sección Oficial de la 61 Edición del Festival de San Sebastián. Ayer se presentó el primero de sus dos trabajos que competirán por la Concha de Oro: "The Railway Man". La flamante adquisición de The Weinstein Company es un drama basado en hechos reales que recrea la traumática experiencia en la Segunda Guerra  Mundial de Eric Lomax, un oficial británico enamorado de los trenes que fue brutalmente torturado por los japoneses, dejándolo marcado de por vida. Los amargos recuerdos del pasado regresan cuando este descubre que un soldado japonés que jugó un papel clave en su sufrimiento sigue vivo. Nicole Kidman, Stellan Skarsgård, Jeremy Irvine y Hiroyuki Sanada completan el reparto del cuatro trabajo como director de Jonathan Teplitzky.

A pesar de su potente pareja protagonista, la película ha sido recibida con frialdad en el Zinemaldia. Colin Firth sabe captar el dolor que arrastra Lomax, pero Teplitzky nunca llega a emocionar a pesar de los terribles acontecimientos que cuenta la película. La estructura del guión y los santos temporales entorpecen el ritmo de una película que no termina de despegar hasta su segunda hora, cuando se produce el reencuentro de torturador y torturado. Nicole Kidman no puede hacer mucho más de lo que hace: "The Railway Man" está tan centrada en el trauma de Lorax que ni siquiera real termina de estar contada con claridad.La fotografía y la música están a la altura de la cuidada producción, pero la sensación de que la historia daba más de sí es inevitable. Y frustrante.


El martes fue también el día del regreso a San Sebastián de Bertrand Tavernier, un habitual del Zinemaldia que ha sido premiado cada vez que ha participado en el festival: con "Holy Lola" y "Hoy empieza todo" se llevó el Premio del Público, mientras que "Capitán Conan" - su única participación en la Sección Oficial hasta este año - se llevó el Premio FIPRESCI. El prestigioso cineasta francés ha presentado "Quai D'Orsay", una sátira política que sigue los pasos de un joven prometedor que es contratado como jefe del departamento de lenguaje del ministerio de Asuntos Exteriores francés. Su principal función será escribir los discursos del Ministro... aunque rápidamente se dará cuenta de que lo más difícil será lidiar con las personalidades de la gente que trabaja ahí, especialmente la de un particular ministro cuyos principales valores democráticos son la legitimidad, la lucidez y la eficacia. O eso cree él.

Los veteranos Thierry Lhermitte ("La Cena de los Idiotas") como el ministro Taillard  y Niels Arestrup ("Un Profeta") en el papel del asesor Maupas se apoderan de la función en una cinta que recuerda poderosamente a las comedias políticas de Armando Ianucci, particularmente la serie "Veep" y la película de culto "In the Loop". Los brillantes diálogos y los efectivos trucos de montaje (especialmente en las escenas protagonizadas por el excéntrico ministro) insuflan de vida a una película que satura por momentos con la endiablada velocidad de su propuesta y sus referencias locales. En cualquier caso, una comedia efectiva y llena de momentos divertidos que podría rascar premio el próximo sábado.

"Quai D'Orsay" es la adaptación de un cómic de Abel Lanzac, pseudónimo de Antonin Baudry, un profesional que trabajó durante la guerra de Irak en el ministerio en el que se enclava la película y que utilizó posteriormente sus experiencias para convertirlo en un cómic y, posteriormente, en un guión cinematográfico.


Saldando cuentas pendienes del fin de semana (organizar la agenda para no perderte ninguna de las películas importantes ni los títulos que podrían sorprender en las secciones paralelas es una labor de chinos), ayer disfruté de "Las Brujas de Zugarramurdi". O más bien, del primer acto de la nueva película de Alex De la Iglesia. La brillantez que caracteriza la primera media hora del film  (desde el prólogo en Sol hasta el paseo en taxi) hace que sea tan decepcionante ver cómo la película se viene abajo en cuanto los ladrones que interpretan Hugo Silva y un notable Mario Casas se adentran en el pueblo de Zugarramurdi.

Al igual que pasa con todas las películas del director vasco (con la excepción de "El día de la bestia" y "La Comunidad"), la irregularidad se apodera del conjunto y los momentos de genio que tiene el director aparecen con cuentagotas. El alocado clímax de la película, un homenaje al cine de brujería que no termina de funcionar, roza incluso lo aburrido. Una pequeña decepción para una cinta que, pese a todo, tiene numerosos gags hilarantes, un prólogo sensacional  e interpretaciones destacadas de Terele PávezMacarena Gómez y el citado Casas. Exhibirse fuera de competición le vendrá bien a un título que, gracias a su reparto lleno de estrellas (y de dos curiosos cameos de Santiago Segura y Carlos Areces) y una acertada promo tiene bastantes opciones de funcionar en taquilla.


Se convirtió en un nombre clave del cine europeo con los guiones de películas como "Four Weddings and a Funeral", "Notting Hill" o "Bridget Jones Diary", pero Richard Curtis vuelve a tomar las riendas de la dirección (como hizo con "The Boat that Rocked" y la icónica "Love, Actually") con una comedia dramática con toques de ciencia ficción que se presentó el mes pasado en el festival de Locarno. "About Time" arranca cuando, en su 21 cumpleaños, Tim descubre  que, como todos los hombres de su familia, puede viajar en el tiempo. No puede cambiar la historia, pero sí puede cambiar lo que ocurre y lo que ha ocurrido en su vida. Por lo tanto decide que su mundo será mejor… y que tendrá novia.

Tras leer la premisa y ver el trailer de la nueva producción de Working Title uno podría pensar que estamos simplemente ante una simple comedia romántica (por mucho que sea del maestro Curtis, el gran especialista del género en las últimas décadas), pero "About Time" va más allá. La historia romántica entre Tim y Mary es una parte importante, pero la verdadera intención del relato es construir una reflexión sobre la vida y cómo decidimos pasar cada uno de nuestros días. Siguiendo la vena optimista y emocional que caracterizan sus trabajos anteriores, Curtis utiliza los viajes en el tiempo como simple excusa para transmitir un mensaje en una película tan adorable como sus personajes que conseguirá hacer reír y llorar a los espectadores. Habrá que seguir muy de cerca la carrera de Domhnall Gleeson, secundario robaescenas de "Anna Karenina" que aquí se adueña de la película con su inspirada y carismática interpretación del feucho pero encantador Tim. Es una gozada ver cada una de sus escenas con el siempre divertido Bill Nighy.

El público de San Sebastián ha recibido calurosamente a la película y la colocó en el segundo puesto de clasificación del premio del público, sólo por detrás de "Like Father, Like Son". No es de extrañar: "About Time" es seguramente la mejor película como director de Curtis y uno de sus mejores trabajos como guionista. El tiempo la pondrá en su lugar.


Gracias al boca a boca surgido tras la proyección del film dentro de la sección Nuevos Directores, la jornada del martes terminó con el pase de prensa de "Wolf". La trama no es nueva (un chico de barrio de buen corazón se ve atraído al lado oscuro por las malas compañías y la esperanza de una vida mejor), pero el prometedor cineasta holandés Jim Taihuttu muestra una solidez y un aplomo impropios de un director novel. A pesar de tirar de clichés, la puesta en escena, la solidez del guión y el trabajo del protagonista (Chico Kenzari) hacen de "Wolf" un título interesante y muy recomendable.

3 comentarios to ''San Sebastián 2013: Día 5. The Railway Man, Quai D'Orsay, About Time..."

ADD COMMENT
  1. About Time me ha despertado cierto interés pues Rachel Mcadams es una actriz por la siento cierta debilidad aunque el argumento se parece curiosamente a otro filme anterior en el que también aparece la actriz, The Time Traveler's Wife

    ResponderEliminar
  2. Que buena noticia y que ansioso me pone saber lo de lo nuevo de Richard Curtis!! "The Boat That Rocked" es una joya añeja: cuanto más tiempo pasa mejor se pone.

    La espero con ansias. Gracias por la crónica.

    ResponderEliminar
  3. Tendré que ver la película, aún así me cuesta mucho creer que una interpretación notable y Mario Casas tengan algo en común.

    ResponderEliminar