Última hora

Mejor Actor de Reparto, un primer vistazo

By Víctor Muesa - 5 de septiembre de 2013 8 Comments

Benicio Del Toro, ganador del Oscar en esta categoría en 2001 por “Traffic”, nos ofreció una serie de definiciones de la palabra “support” (verbo inglés que significa “apoyar”/“respaldar”, y que en el contexto de los Oscar hace referencia a las interpretaciones secundarias) cuando presentó el Oscar de Mejor Actriz de Reparto al año siguiente. Entre ellas estaban pensión alimenticia, un cartón de tabaco en un centro de rehabilitación, o un sostén. Como diría Mrs. Patmore en Downton Abbey, Querido, ¿te has tragado un diccionario? El sentido del humor del puertorriqueño abría el reparto de premios de una gala, la de 2002, marcada por la tragedia de las Torres Gemelas.

Sin embargo, entre las definiciones de la palabra “support” que Del Toro no mencionó se encuentran “actor protagonista que tendrá más opciones en secundario”, “niño protagonista que tendrá más opciones en secundario”, “anciano protagonista que tendrá más opciones en secundario”, “actor poco conocido que tendrá más opciones en secundario”, y así podríamos seguir un buen rato. Evidentemente, no son definiciones de secundario como tal, aunque a veces la Academia (¿o son las campañas?) nos quieran hacer creer lo contrario. Dependiendo del año, la categoría de Mejor Actor de Reparto parece un… no nos atrevemos a usar la palabra “contenedor”, porque en ningún momento se debe entender que consideramos “basura” ni muchísimo menos los trabajos que aparecen tanto en esta categoría, como en su equivalente femenina. Pero realmente esa es la palabra idónea para definir esta categoría por la forma en la que la Academia, según lo abarrotadas que estén las categorías protagonistas, arroja y mezcla interpretaciones totalmente protagonistas, con interpretaciones de niños, o con interpretaciones que han sido metidas con calzador en la categoría por la campaña tan agresiva que llevaban detrás (aunque eso no siempre de el resultado esperado, ¿verdad Harvey?).

En definitiva, ni la propia Academia sabe muy bien en muchos casos qué es realmente una interpretación secundaria. Y para muestra, el ganador más reciente en esta categoría, Christoph Waltz por “Django Unchained”. Si sus 97 minutos de interpretación en el spaghetti western de Tarantino son una “interpretación secundaria”, yo presentaré la próxima ceremonia de los Oscar. Pero ya está bien de definiciones. A continuación os ofrecemos una veintena de nombres entre los que, si hemos afinado medio bien la puntería, podrían encontrarse los próximos cinco nominados como Mejor Actor de Reparto (signifique lo que signifique ese support…).

Su cara te suena



Si eres amante del Cine europeo, es geográficamente imposible que no hayas visto al menos una vez a Daniel Brühl en la pantalla. Las alemanas “Good Bye Lenin!” o “Was nützt die Liebe in Gedanken”; la británica “Ladies in Lavender”; las españolas “Salvador Puig Antich” o “Un Poco de Chocolate”; o la co-producción que representó a Francia en los Oscar de 2006, “Joyeux Noël”, son sólo ejemplos de la versatilidad interpretativa (¡y lingüística!) de este actor hispano-alemán. En los últimos años se ha dejado caer un poco más por el otro lado del charco (en “Inglorious Basterds” cumplió su deseo de trabajar con Quentin Tarantino), y por eso su nombre suena ya para la nominación como Mejor Actor de Reparto, y por dos títulos: “The Fifth Estate”, thriller sobre el caso WikiLeaks dirigido por Bill Condon, y “Rush”, el drama biográfico dirigido por Ron Howard en el que Brühl interpreta al piloto de Fórmula 1 Niki Lauda. Tanto Condon, como Howard han llevado a muchos de sus actores a los Oscars. Así que no deberíamos sorprendernos demasiado si la próxima gala en la que veamos a Daniel Brühl es una de los Oscar, y no de los Goya.

Precisamente de Daniel Brühl es compañero de reparto Benedict Cumberbatch en “The Fifth Estate”. Pero es por otro film por el que el británico podría lograr la nominación al Oscar en esta categoría: “August: Osage County”. El problema con títulos como este “August” es que cuentan con repartos tan extensos que, hasta que la carrera no lleva un tiempo en marcha, es difícil predecir sobre quién recaerá toda la atención…y los premios. Cumberbatch ya tiene una buena competencia dentro de su propio reparto, no digamos ya con el resto de estrenos de la temporada. Pero que no se preocupe el londinense. Su recientemente diagnosticado síndrome de Jessica Chastain le reportará más de una nominación al Oscar en un futuro próximo al homólogo televisivo de Robert Downey Jr.

Y si no te suena la cara del siguiente actor, tal vez te suene su música. Bien es cierto que Jared Leto llevaba cuatro años sin añadir ningún título a su filmografía. Pero Leto no ha estado de vacaciones todo el tiempo; el actor de “Requiem for a Dream” o “Fight Club” es también el líder de la banda 30 Seconds to Mars. Este año, Jared ha soltado la guitarra y se ha puesto la peluca. No, no es ninguna frase hecha ni va con segundas. El americano interpreta en “Dallas Buyers Club” a un travesti enfermo de SIDA amigo del protagonista de la cinta; un personaje de lo más… almodovariano, permitidme que use el adjetivo, que sumado al brutal cambio físico para interpretarlo podrían llevar a Leto a su primera nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto.

A por la segunda nominación



A diferencia de Brühl, Cumberbatch y Leto, varios de los nombres que empiezan a sonar en estos primeros días de carrera por el Oscar vienen reclamando su segunda nominación. Y, por el momento, quien parece estar más cerca de conseguirla es Josh Brolin. Decimos que es quien parece estar más cerca porque las buenas críticas que ha levantado “Labor Day”en Telluride le colocan en muy buena posición para empezar la carrera por el Oscar. Además, por las descripciones que hemos podido leer de su personaje (ya que aún no se ha visto el tráiler de la cinta), el papel de Brolin parece que será de esos que rozan la frontera entre lo protagonista y lo secundario. Por tanto, de acabar siendo promocionado para esta categoría (como se espera que ocurra), Brolin contaría con la ventaja extra de todo co-protagonista que acaba como secundario.

Diez años han pasado desde que Alec Baldwin optase al Oscar por primera y única vez hasta el momento en esta categoría con “The Cooler”. Claro que los siete años consecutivos que lleva ganando el premio SAG de los actores por la serie de televisión “30 Rock”  le habrán ayudado a no pensar demasiado en el tiempo que ha pasado desde aquella nominación. Con “Blue Jasmine”, y con el aval que supone para un actor venir con una interpretación dirigida por Woody Allen, Baldwin podría volver a una ceremonia de los Oscar (esta vez, y por suerte para la audiencia, como nominado y no junto a Steve Martin) por interpretar al marido liante y embaucador de la Jasmine del título. Lamentablemente para Alec, su peor enemiga puede ser la propia Jasmine. Y es que ¿alguien ha oído alguna opinión sobre la película que no se centre en destacar la magistral interpretación de Cate Blanchett?...

Mucho menos de diez años lleva esperando Bradley Cooper su segunda nominación al Oscar. De hecho, no ha pasado ni un año todavía de su primera nominación como Mejor Actor por “Silver Linings Playbook”, y ya suena su posible segunda nominación por “American Hustle”, lo nuevo de David O. Russell. Cooper parece estar siguiendo los pasos de Sandra Bullock (con quien compartió pantalla en “All About Steve” y Razzie como Peor Pareja en Pantalla) demostrando que no es sólo un actor de comedias del montón. Y su colega David está ahí para ayudarle ofreciéndole papeles como el agente del FBI Richie DiMaso que interpreta en “American Hustle”. Claro que Cooper se puede encontrar, como muchos otros actores este año, con la competencia en su propia casa: Jeremy Renner podría conseguir su segunda nominación en esta categoría (tercera en total) por interpretar a Carmine Polito en esta misma cinta. Vista la cantidad de intérpretes que han conseguido la nominación y/o el Oscar en los últimos años gracias a un título de David O. Russell, sería más sencillo crear la categoría de Mejor Reparto en los Oscar para deleite del cineasta neoyorquino.

Y de un cineasta neoyorquino a un Maestro neoyorquino, porque “The Wolf of Wall Street” de Martin Scorsese es el título con el que Jonah Hill podría ir a por la segunda nominación al Oscar. Parece que Jonah nació para interpretar el típico papel de amigo/asesor/mano derecha del protagonista. Ya lo hizo en “Moneyball” con Brad Pitt, y por ello tuvo su primera nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto el año pasado. En esta ocasión, Hill se pone a las órdenes de Scorsese para interpretar al amigo íntimo y socio del protagonista, en este caso, Leonardo DiCaprio. Tranquilo Jonah, si te sirve de consuelo, piensa que debe haber una realidad paralela en la que tú eres el protagonista y las estrellas como Pitt o DiCaprio están a tu servicio. El actor podría seguir los pasos de Mark Wahlberg, último actor nominado en esta categoría por un film de Martin Scorsese, y sumar una segunda nominación al Oscar con la treintena recién estrenada.

Otros nombres a tener en cuenta ahora que empieza la carrera, y que también vienen con una nominación anterior bajo el brazo, son Jake Gyllenhaal, Terrence Howard y Mark Ruffalo. Los dos primeros están en la carrera este año por “Prisoners”, el drama de Denis Villeneuve protagonizado por Hugh Jackman. Gyllenhaal, nominado al Oscar en esta misma categoría en 2006 por su romántico pastor y cowboy enamorado en “Brokeback Mountain”, ha recibido críticas muy positivas por su interpretación en “Prisoners” en Telluride, en las que hemos llegado a leer que se trata de “una de las mejores interpretaciones de su carrera.” Ruffalo, por su parte, interpreta al luchador Dave Schultz en “Foxcatcher”, el film de Bennet Miller del que aún no hemos visto tráiler. Terrence Howard también aparece en el reparto de “Lee Daniels’ The Butler”. Pero como ocurre con el reparto de “August: Osage County”, es cuestión de esperar y ver en qué miembro del reparto centran sus opciones las campañas.

Best Supporting… Star



¿Recordáis aquel quinteto de Mejor Actor de Reparto de 1999 con Tom Cruise nominado por “Magnolia”?... Así es. Se puede ser la estrella masculina más grande de los 90s (tal vez sólo superado por el otro Tom –Hanks–) y no perder ni una pizca de tu brillo por ser nominado como secundario. Eso deben pensar los siguientes nombres que podrían optar a una plaza como Mejor Actor de Reparto de 2013. Y si no, en el peor de los casos, siempre pueden estrenar otra “Oblivion”, “Elysium” o cualquier otro blockbuster con nombre de discoteca gay que les ayude a superar el mal trago de quedarse fuera de las nominaciones.

Hablando de “Elysium”, su protagonista, Matt Damon, tiene en “The Monuments Men” su mejor baza para conseguir su segunda nominación al Oscar como Mejor Actor Secundario (la última la logró hace cuatro años con “Invictus”) y cuarta en total. Matt, al igual que su amigo Bat…Ben, nunca ha sido reconocido como actor con una estatuilla. El extenso cartel de “The Monuments Men” (Bill Murray, John Goodman, Jean Dujardin…) se puede encargar de que eso no cambie. Pero si el nuevo esfuerzo de George Clooney como director tiene finalmente madera de Oscar, con semejante reparto no le costaría demasiado asegurarse una nominación en esta categoría. Y tal vez Matt Damon pueda ser, al menos, el Alan Arkin de este año…

Y no dejamos a George Clooney porque, aunque su plato fuerte para este año sea la citada “The Monuments Men”, el bueno de George siempre tiene un plan B. De hecho, ese plan B le funcionó a las mil maravillas en 2006, cuando su “Good Night and Good Luck” se fue de vacío de la gala, pero él se fue acompañado de una estatuilla al Mejor Actor Secundario por “Syriana”, esa película que pasaba por allí sin más. Clooney es como aquel capítulo de “Friends” en el que los seis amigos compraban lotería entre todos, pero Mónica compraba más cupones aparte sólo para ella y para Chandler. Él mira por todos, pero por él siempre un poco más. Su plan B para este año es su interpretación en Gravity” de Alfonso Cuarón. La película ha gustado y mucho en Venecia, y las ocho nominaciones al Oscar (en distintos apartados) que ha ido recolectando Clooney… ¡en ocho años! nos indican que no debemos descartar su nombre para la nominación ni siquiera como Mejor Corto de Ficción por su último anuncio de Nespresso.

Otro buen amigo de Clooney es Brad Pitt, que este año, además de luchar en la Guerra Mundial Z y de protagonizar en su vida diaria un remake andante de “Con 8 basta”, ha tenido tiempo de dejarse caer por los repartos de “12 Years A Slave” de Steve McQueen y “The Counselor” de Ridley Scott. Pitt consiguió su primera nominación al Oscar precisamente en esta categoría en 1996 con “Twelve Monkeys”, cuando el mayor logro de su carrera aún era su desnudo en “Thelma & Louise”. Y en 2007, muchos daban por asegurada su nominación también como secundario por su buen trabajo a las órdenes de Alejandro González Iñárritu en la desgarradora “Babel”. Pero no fue hasta 2009 cuando Brad Pitt volvió a estar nominado al Oscar (eso sí, como protagonista) por “The Curious Case of Benjamin Button”.

Y de estrellas internacionales, nos pasamos a una estrella más patria. Sintiéndolo mucho por Antonio Banderas, la etiqueta de “nuestra estrella más internacional” hace tiempo que le abandonó para instalarse con los Bardem-Cruz. Javier Bardem ha conseguido en años lo que Banderas no ha conseguido en décadas. Y no hablamos sólo de ganar un Oscar, sino a ir más allá de ser “el latino que trabaja en Hollywood”, y hacer que tu nombre despierte de por sí atención en la carrera por cualquier premio que se precie. El año pasado con “Skyfall” fue un sexto nominado en todo momento, y este año puede volver a tener opciones de nominación con su trabajo en la antes mencionada “The Counselor”. De conseguirla, estaríamos hablando de la cuarta nominación al Oscar para Bardem…

Si Tom Cruise abría este apartado, el encargado de cerrarlo es su tocayo, Tom Hanks. Y es que el (ya no tan) niño mimado de Hollywood podría protagonizar en 2014 uno de los comebacks más ansiados por todos los que crecimos viendo a este gran actor en los 90s. “Saving Mr. Banks” de John Lee Hancock podría suponer para Hanks la primera nominación de su carrera como actor secundario por interpretar al mismísimo Walt Disney. Este tipo de papeles en los que los actores hacen de otros actores o personalidades del mundo del Cine suelen ser un bombón de cara a los Oscars; un caso muy parecido al de Hanks fue Kenneth Branagh, nominado en 2011 en esta categoría por interpretar a su admirado Laurence Olivier en “My Week with Marilyn”. Tom Hanks no pisa una ceremonia de los Oscars como nominado desde 2001. Sólo el desarrollo de los premios previos al Oscar nos dirán si Forrest Gump vuelve a correr la carrera por el Oscar.

Con el marcador aún a cero



Ewan McGregor es uno de esos actores que, el año que consiga su primera nominación al Oscar, algunos dirán “¿pero no tenía ninguna nominación hasta ahora?”. En sus veinte años de carrera, la Academia no se ha molestado todavía en reconocer ni una sola vez el trabajo del escocés. En lo últimos años pudo haber tenido alguna opción con “Beginners” o “Lo Imposible”, pero nunca demasiadas realmente. Y si alguien me puede explicar por qué demonios no le nominaron al Oscar por “Moulin Rouge!”, cantaré personalmente el “Elephant Love Medley”, que para algo me lo sé entero. La suerte de Ewan en cuanto a los Oscar podría cambiar este año gracias a “August: Osage County”. Si es promocionado como Mejor Actor de Reparto, McGregor podría tener que competir con sus mismos compañeros de reparto (Benedict Cumberbatch, Chris Cooper) por la nominación. Sólo el tiempo nos dirá qué pasa con Ewan.

Nominaciones al Oscar aún no tiene, pero si hubiera un premio al lavado de imagen más espectacular de una carrera en los últimos años, Matthew McConaughey no tendría rival. De la noche a la mañana ha pasado de ser… pues eso, ¡Matthew McConaughey! a sumar títulos y más títulos que no le sacan de la carrera por el Oscar. Y por el que podría estar nominado este año, como secundario, es “The Wolf of Wall Street” de Martin Scorsese. McConaughey interpreta a Mark Hanna, el antiguo mentor del protagonista Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio). El tejano puede ir este año a por todas. Y si algo aprendimos del Oscar de Bullock es que nadie, tenga la filmografía que tenga, merece ser apartado de la conversación.

¿Qué tienen en común “The Artist” y “Argo”? Así es. Ambas son las últimas ganadoras el Oscar a Mejor Película, y ambas tienen en su reparto a John Goodman. En cambio, el buen hombre de Goodman (¿valga la redundancia?) no tiene ninguna nominación al Oscar todavía. Ese pequeño detalle puede solucionarse este año por fin gracias a títulos como “Inside Llewyn Davis” de los Hermanos Coen, o “The Monuments Men” del polifacético George Clooney. Es sólo cuestión de tiempo que la Academia se fije en John Goodman por primera vez. Lo que será algo más difícil es que el público deje de recordarlo como Pedro Picapiedra, a pesar de sus múltiples esfuerzos.

Otro que tampoco sabe aún lo que es estar nominado a un Oscar, a pesar de contar con más de cien títulos a sus espaldas, es Steve Coogan. En su caso, no nos sorprende ya que este actor de 47 años ha centrado gran parte de su carrera en la televisión, o en pequeños papeles en comedias principalmente. Dicha carrera podría dar un cambio radical en caso de colocar su nombre este año en la carrera por el Oscar de Mejor Actor de Reparto. Y el título que podría darle su primera nominación es “Philomena”, de Stephen Frears, película en la que Coogan da la réplica a una aclamada Judi Dench. Coogan interpreta a Martin Sixsmith, un hastiado periodista de la BBC muy interesado en contar la historia de Philomena Lee. Si finalmente el británico no tiene su hueco como actor secundario, puede que lo consiga por su labor como guionista de esta dramedy.

Y para terminar con este primer vistazo a los nombres que podrían estar en la carrera por el Oscar de Mejor Actor de Reparto, hablamos de Michael Fassbender. Su cara te suena… de hecho, te sonará toda su anatomía entera si le has visto en “Shame” o “Hunger”. Este año, el irlandés debería estar luchando por su segunda nominación; su ausencia entre los nominados como Mejor Actor de 2011 fue tan impactante como su trabajo en “Shame”. Y además se está convirtiendo en una estrella nada secundaria a pasos agigantados, mezclando con toda naturalidad pequeños proyectos para lucir su talento con grandes taquillazos en los que luce su…magnetismo. Pero a pesar de todo eso, su marcador de nominaciones al Oscar sigue a cero. Su tercera colaboración con el director Steve McQueen (empiezan a parecer los Scorsese y DiCaprio europeos), 12 Years A Slave”, ha sido ovacionada en Telluride, y podría servir para que la Academia se reconcilie con McQueen después de lo poco que les gustó “Shame”. Por su parte, la interpretación de Edwin Epps, un sádico dueño de una plantación, que ofrece Fassbender ha sido descrita por Gregory Elwood de hitfix.com como “la encarnación pura de la maldad”. Lo que sí que sería pura maldad es volver a dejar sin nominación al Oscar a Michael Fassbender.

Muchos de estos nombres habrán sido olvidados antes incluso de que acabe septiembre. Otros sonarán más de una vez, en más de una ceremonia de premios, de aquí al 2 de marzo de 2014. Para averiguar quiénes se caen y qué nombres continúan, pónganse cómodos delante del ordenador y sigan con atención a Premios Oscar. La carrera no ha hecho más que empezar…

8 comentarios to ''Mejor Actor de Reparto, un primer vistazo"

ADD COMMENT
  1. Muy buen artículo. Solo un apunte. Jonah Hill fue nominado hace dos años, no el año pasado.

    ResponderEliminar
  2. Sólo espero que la Academia rectifique el monumental error que supuso no haber nominado a Michael Fassbender por "Shame" y que este año le nominen (y gane) por "12 years a slave".

    Por otra parte, espero que Jonah Hill no sea candidato, su intervención en "MoneyBall" me pareció del montón...

    También me encantaría ver nominados a Josh Brolin, Matthew MacConaughey (aunque a éste como protagonista por Dallas Buyer's Club) y a Benedict Cumberbatch (aunque a éste como protagonista por "The fifth state").

    Este año la carrera en las categorías interpretativas me parece realmente interesante! (Y aprovecho, aunque no sea el post oportuno, para pedir nominación para Nicole Kidman por "Grace of Monaco" jejee)

    ResponderEliminar
  3. Ojalá nominen de una vez por todas a John Goodman. Si bien ha hecho mierda por un tubo, no podemos olvidar que tiene en su trayectoria papeles geniales como los de "Barton Fink" o "El gran Lebowski", por las que debería haber sido nominado.

    ResponderEliminar
  4. A mi me gustó Baldwin y Martin como conductores de los Oscar. Que Victor hable solo por su gusto y no hable por los televidentes. Por favor feliz no somos como él.

    ResponderEliminar
  5. Recordemos que los roles de villanos son siempre merecedores de oscar, ya tuvimos el caso de Bardem, Heath Ledger o Waltz, asi que dentro de esto. Michael Fassbender entra perfectamente .

    ResponderEliminar
  6. Joe macho, estas en racha. Desopilante artículo.
    Suscribo lo de categoria contenedor. Te faltó añadir el Oscar honorífico secundario: Dícese del premio que se entrega a un actor o actriz veterano que nunca antes había estado nominado (o lo fue hace mucho tiempo) o aquel que ya acumula varias nominaciones infructuosas y empieza a cundir el pánico por si nunca lo consigue.
    Hay una variante que es el Oscar secundario de compensación, que es cuando has perdido el año anterior por muyyyy poco y se quedaron con las ganas de premiarte.
    Por último está el Oscar secundario de "nos gusta mucho la película y no queremos que se quede sin ningún premio".
    A pesar de todo lo anterior, muchas veces estos premios han sido totalmente justos
    Luisfer

    ResponderEliminar
  7. Por ningún lado veo a jared leto ojo que está causando conmoción y eso huele a oscar

    ResponderEliminar