Última hora

Editorial: La crudeza de 12 years a slave frente a las 'feel-good movies' que triunfan en los Oscar

By Javier Escartín Gómez - 17 de octubre de 2013 3 Comments

¿"12 years a slave" o "Gravity"? ¿Cuál de las dos tiene más opciones de ganar el Oscar? A estas alturas de carrera, la dicotomía establecida parece clara. A falta de tres o cuatro platos fuertes, la lucha por la estatuilla dorada comienza a definirse como una batalla sin tregua entre Cuarón y McQueen. Pero, ¿realmente están tan igualadas? ¿Quién parte con mayor ventaja?

Para contestar a esa pregunta, uno quizá debería esperar al estreno este fin de semana de "12 years a slave" para comparar ingresos en taquilla, poder mediático y respuesta de la crítica. Pero tampoco podemos olvidarnos de la perspectiva histórica, tan importante como falible. ¿En qué punto nos encontramos ahora? En la década de los 90, la Academia siempre tendía a premiar grandes producciones de Hollywood con estrellas en su reparto; películas que habían funcionado bien en taquilla y provocaban en el espectador (y en el académico) un alto grado de complacencia. Por supuesto hay excepciones, como "La lista de Schindler", bañada de una gran crudeza, o "The silence of the lambs", coronado como el primer thriller en ganar la estatuilla de mejor película.

Desde 2004, la Academia entró en una fase de reconversión. Frente a las apuestas grandilocuentes, los académicos han optado en estos últimos años por películas más pequeñas y con pequeñas dosis de riesgo. ¿Quién podía imaginar que una película muda como "The artist" fuera a ganar el Oscar? ¿O que lo fuera a hacer "Slumdog millionaire", rodada fuera de Hollywood con un reparto lleno de caras desconocidas? Tampoco hubiera sido posible una década antes el triunfo de películas tan comprometidas como "No country for old men" o "The hurt locker". 

Sin embargo, en estos últimos tres años la Academia podría haber virado algo su rumbo. Si en algo coinciden las últimas tres ganadoras de la estatuilla ("The King's speech", "The artist" y "Argo") es que las tres son "feel-good movies"; películas muy sentimentales, bien hechas e interpretadas, que dejan un buen sabor de boca al espectador. Es una fórmula clásica, muy similar a la de los noventa, pero en producciones más modestas. Incluso "Slumdog millionaire" entraría en ese apartado. Con esta perspectiva, sólo "The hurt locker" y "No country for old men" se escaparían de esta regla. Pero, ¿qué rival de la cinta de los Coen en su año entraría dentro de este grupo? La que más se aproxima sería "Atonement", pero tiene altas dosis de drama y su final es completamente devastador. ¿Y en el año de "The hurt locker"? Probablemente "The blind side", pero nunca fue una opción real. "Avatar" fue un éxito de taquilla, revolucionó el panorama cinematográfico y tuvo el apoyo de la crítica. Pero como bien señalaba Gregory Ellwood en un artículo publicado hace unos días en PremiosOscar, "ningún académico iba a votar una película como un final como el suyo, donde alienígenas se enfrentaban a máquinas".

Si definitivamente hemos entrado en la era de las "feel-good movies", ¿cuál podría ganar este año? De todas las apuestas que ya conocemos, la respuesta sería "Captain Phillips", que como ya publicamos también en esta web guarda ciertos paralelismos con "Argo". Sin embargo, todas las miradas se centran ahora mismo en "12 years a slave" y "Gravity". Esta misma semana hemos conocido que el pase en la Academia de la cinta de Steve McQueen no había tenido el éxito esperado y muchos académicos dudaban de su triunfo por la crudeza de su historia. Está claro que "12 years a slave" rompería la tendencia de los últimos años puesto que abandona cualquier complacencia para exhibir de forma descarnada el relato real de los esclavos en la Norteamérica del siglo XIX. No hay condescendencia, no hay transigencia. La realidad, tal cual. En un reciente artículo, Sasha Stone afirma que el escaso éxito en el pase para la Academia apenas tendrá trascendencia para la película. "El boca a boca va a llevar a la gente a ver la cinta, aunque eso implique también que por su crudeza muchos académicos no verán el screener que reciban en casa. Yo apuesto a que muchos académicos no vieron "The hurt locker", sino simplemente se posicionaron del lado de Bigelow en la batalla frente a Cameron. Casi nadie vio "The hurt locker". Todos querían ver realmente "Avatar", y de hecho su pase entre los académicos fue un éxito. Pero no nos olvidemos que '12 years a slave' ganó también el premio del público en Toronto, y eso significa que muchas personas que la vean votarán por ella". 

¿Sería en todo caso 'Gravity' la película "feel-good" de este año? No desde luego por el estado de constante ansiedad que el espectador sufre mientras disfruta de la película en la sala de cine, pese a que el envoltorio pueda hacernos creer lo contrario. Ya sabemos que "Gravity" no es "Avatar": tiene un mayor apoyo de la crítica y los actores pueden encontrar menos dudas para votar por ella frente a los "aliens" azules digitalizados de la cinta de Cameron. Sólo por eso, las opciones del film de Cuarón se disparan y bien podríamos estar hablando de nuestra próxima ganadora del Oscar. ¿Pero es una película con altas dosis de sentimentalismo y complacencia? Probablemente, no. 

Este vacío nos lleva a pensar que, quizá, nos estamos adelantando al calendario y todavía queda por descubrir aquella película que puede ajustarse a la tendencia actual de la Academia. ¿Tal vez "Saving Mr. Banks"? ¿"American Hustle"? ¿"The Monuments Men"? Incluso hasta "Her", la gran revelación de la semana, podría en cierto modo ocupar ese hueco tras las buenas reacciones que cosechó en su presentación durante el festival de cine de Nueva York. Lo único claro es que todas las películas, en el fondo, tienen sus pros y sus contras para ganar. "12 years a slave" es demasiado cruda. "Gravity" tendría que rebelarse como la primera película en 3-D en ganar el Oscar. Y "Captain Phillips"... ¿quién realmente da como favorita a "Captain Phillips"?

Lo interesante será ver esta semana qué recaudación consigue "12 years a slave" en su primer fin de semana en taquilla y si consigue el mismo gran éxito entre la crítica que "Gravity". Son esos datos, y no los de un pase en un determinado teatro, los que forjan a nuestra próxima ganadora del Oscar.

3 comentarios to ''Editorial: La crudeza de 12 years a slave frente a las 'feel-good movies' que triunfan en los Oscar"

ADD COMMENT
  1. Si la Academia sigue su tendencia, de premiar una película con altas dosis de sentimentalismo, o que dejen una buena sensación de alegría e inspiración en el espectador, una "crow-pleaser", sería o Captain Philips o Saving Mr. Banks la ganadora. Si de hecho esta última tiene un desempeño decente y aceptable con los críticos y se conquista el "corazón" de los votantes, la carrera podría sufrir un giro bastante interesante.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, efectivamente aún queda mucho, no ya solo por ver por alguna parte de la crítica sino por estrenar, por ver la reacción del público, los premios. Es que parece que a veces estamos dando ya la carrera por terminada a mediados de octubre...pues anda que no queda!
    12 YEARS A SLAVE creo que se estrena en limitado, así es que la taquilla no será comparable con GRAVITY. Que a mí sí me parece super sentimental...
    Ambas creo que son dos pelis que no pueden ser ignoradas este año; una por la importancia del tema (ya es hora de que los AMPAS honren esa parte de la historia) y la otra por los apartados técnicos. Imposible obviarlas.
    Pero claro, falta mucho y no olvidemos que durante la temporada las favoritas van y vienen (ZERO DARK THIRTY, ARGO, LINCOLN y SILVER LININGS PLAYBOOK estuvieron así casi toda la temporada el año pasado).

    ResponderEliminar
  3. Que no es sentimental gravity por Dios si en tres ocasiones lloré cuaron es impresionante como saca lágrima sin manipulación

    ResponderEliminar